Sarah señala a los obispos africanos como «defensores de la fe» y critica a los obispos occidentales «paralizados ante la idea de oponerse al mundo»

Cardenal Sarah Cardenal Sarah
|

El cardenal Robert Sarah está de visita estos días en Camerún donde ha sido recibido por el nuncio apostólico y los obispos del país africano.

Además de ordenar a doce sacerdotes cameruneses, el purpurado guineano está aprovechando su gira por Camerún para impartir charlas y conferencias. La más destacada es las que recoge en su blog personal el vaticanista Sandro Magister de Sarah a los obispos de Camerún.

El ex prefecto del Culto Divino es una especie de voz que clama en el desierto occidental adormecido y que ha encontrado su apoyo en sus colegas del episcopado africano. En palabras del propio Francisco, Sarah es verdaderamente «un hombre bueno y de oración» y que está realmente preocupado por el devenir de la Iglesia.

En su mensaje a los obispos de Camerún, el cardenal Sarah aplaude el posicionamiento de estos obispos contra Fiducia supplicans; avisa sobre la agenda que persiguen muchos participantes del Sínodo de la sinodalidad y lanza un dardo a los obispos europeos quienes «han perdido la voluntad de ser signo de contradicción».

Por su interés, reproducimos el mensaje del cardenal Sarah a los obispos de Camerún publicado por Sandro Magister en Diakonos.be:

Queridos hermanos obispos de Camerún, en vuestra valiente y profética declaración del 21 de diciembre sobre el tema de la homosexualidad y la bendición de las «parejas homosexuales», recordando la doctrina católica sobre este tema, habéis servido grande y profundamente a la unidad de la Iglesia. Habéis realizado una obra de caridad pastoral recordando la verdad. […]

Algunos en Occidente querían hacer creer a la gente que actuaban en nombre de un particularismo cultural africano. ¡Es falso y ridículo atribuirte tales propósitos! Algunos afirmaban, en una lógica de neocolonialismo intelectual, que los africanos no estaban «todavía» preparados para bendecir a las parejas homosexuales por razones culturales. Como si Occidente estuviera por delante de los africanos atrasados. ¡No! Habló en nombre de toda la Iglesia «en nombre de la verdad del Evangelio y de la dignidad humana y de la salvación de toda la humanidad en Jesucristo». Hablaste en nombre del único Señor, de la única fe de la Iglesia. ¿Cuándo debe someterse la verdad de la fe, la enseñanza del Evangelio, a determinadas culturas? Esta visión de una fe adaptada a las culturas revela hasta qué punto el relativismo divide y corrompe la unidad de la Iglesia.

Queridos hermanos obispos, este es un punto que es necesario vigilar con gran vigilancia de cara a la próxima sesión del Sínodo. Sabemos que algunos, aunque digan lo contrario, se están preparando para defender un programa de reformas en él. Entre ellas está la idea destructiva de que la verdad de la fe debe recibirse de manera diferente según los lugares, las culturas y los pueblos.

Esta idea no es más que una tergiversación de la dictadura del relativismo, tan fuertemente denunciada por Benedicto XVI. Su objetivo es permitir violaciones de la doctrina y la moral en ciertos lugares bajo el pretexto de una adaptación cultural. Les gustaría permitir el diaconado femenino en Alemania, los sacerdotes casados ​​en Bélgica, la confusión entre sacerdocio ordenado y sacerdocio bautismal en la Amazonía. Algunos expertos teólogos nombrados recientemente no ocultan sus planes. Y os dirán con falsa amabilidad: “Tened la seguridad de que en África no os impondremos este tipo de innovación. No estás preparado culturalmente».

¡Pero nosotros, sucesores de los apóstoles, fuimos ordenados no para promover y defender nuestras culturas, sino la unidad universal de la fe! Actuamos, en sus palabras, obispos de Camerún, “en nombre de la verdad del Evangelio y por la dignidad humana y la salvación de toda la humanidad en Jesucristo”. Esta verdad es la misma en todas partes, en Europa como en África y en los Estados Unidos. Porque la dignidad humana es la misma en todas partes.

Parece que, por un misterioso plan de la providencia, los episcopados africanos son ahora los defensores de la universalidad de la fe contra los defensores de una verdad fragmentada, los defensores de la unidad de la fe contra los defensores del relativismo cultural. Sin embargo, Jesús fue explícito en el mandato dado a los apóstoles: «Id y haced discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado» ( Mt 28,19-20). De hecho, los apóstoles fueron enviados a todas las naciones para predicar la fe y la moral evangélica.

En la próxima sesión del Sínodo, es esencial que los obispos africanos hablen en nombre de la unidad de la fe y no en nombre de culturas particulares. En la sesión anterior, la Iglesia de África defendió enérgicamente la dignidad del hombre y la mujer creados por Dios, pero su voz fue ignorada y despreciada por aquellos cuya única obsesión es complacer a los lobbies occidentales. La Iglesia de África pronto tendrá que defender la verdad del sacerdocio y la unidad de la fe. La Iglesia de África es la voz de los pobres, los sencillos y los pequeños. Tiene la tarea de anunciar la Palabra de Dios a los cristianos occidentales que, por ser ricos, se creen evolucionados, modernos y sabios en la sabiduría del mundo. Pero “lo que es la necedad de Dios es más sabio que los hombres” (1 Cor 1,25).

No sorprende, por tanto, que los obispos de África, en su pobreza, sean hoy los heraldos de esta verdad divina frente al poder y a la riqueza de ciertos episcopados occidentales, porque «lo que es una tontería para el mundo, Dios lo ha elegido para confundir a los sabios». ; el que es débil para el mundo, Dios lo ha elegido para confundir a los fuertes; Lo que es innoble y despreciado por el mundo, lo que es nada, Dios ha querido deshacer lo que es” (1 Cor 1,28).

Pero ¿tendremos el valor de escucharlos en la próxima sesión del Sínodo sobre la sinodalidad? ¿O deberíamos pensar que, a pesar de las promesas de escucha y respeto, no se tendrán en cuenta sus advertencias, como ya vemos hoy? ¿Deberíamos pensar que el Sínodo será explotado por aquellos que, bajo el pretexto de la escucha mutua y la “conversación en el Espíritu”, sirven a una agenda de reforma mundana? Todo sucesor de los apóstoles debe tener la valentía de tomar en serio las palabras de Jesús: “Que vuestra palabra sea: ‘Sí, sí’, ‘No, no’; todo lo demás viene del Maligno” (Mt 5,37).

Queridos hermanos obispos, a veces nos dicen que no hemos comprendido el espíritu del Concilio Vaticano II que impondría un nuevo enfoque a la objetividad de la fe. Algunos nos dicen que el Vaticano II, sin cambiar la fe misma, habría cambiado la relación con la fe. Nos dicen que de ahora en adelante lo más importante para un obispo es la acogida de las personas en su subjetividad más que el anuncio del contenido del mensaje revelado. Todo debe ser relación y diálogo y debemos relegar a un segundo plano el anuncio del «kérygma» y el anuncio de la fe, como si estas realidades fueran contrarias al bien de las personas. […]

Creo que aclarar definitivamente esta cuestión será una tarea importante para los próximos años y, ciertamente, para un futuro pontificado. En verdad ya sabemos la respuesta. Pero el Magisterio deberá enseñarlo con una solemnidad definitiva. Detrás de esta pregunta se esconde una especie de miedo psicológico que se ha extendido en Occidente: el miedo a estar en contradicción con el mundo. Como dijo Benedicto XVI: “En nuestro tiempo, la Iglesia sigue siendo un ‘signo de contradicción’” (Lc 2,34). No en vano el Papa Juan Pablo II, cuando aún era cardenal, dio este título a los ejercicios espirituales predicados en 1976 al Papa Pablo VI y a la Curia Romana. El Concilio no podría haber tenido la intención de abolir esta contradicción en el Evangelio sobre los peligros y errores del hombre. En efecto, «fue ciertamente su intención dejar de lado las contradicciones erróneas o superfluas, para presentar a este mundo nuestro la necesidad del Evangelio en toda su grandeza y pureza» (Benedicto XVI, 22 de diciembre de 2005).

Pero muchos prelados occidentales están paralizados ante la idea de oponerse al mundo. Del mundo sueñan con ser amados. Han perdido la voluntad de ser signo de contradicción. Quizás la riqueza material excesiva conduzca a compromisos con los asuntos mundanos. La pobreza es garantía de ser libres para Dios. Creo que la Iglesia de nuestro tiempo experimenta la tentación del ateísmo. No el ateísmo intelectual, sino esta condición sutil y peligrosa del espíritu: el ateísmo fluido y práctico. Esta última es una enfermedad peligrosa incluso si sus primeros síntomas parecen benignos. […]

Debemos tomar conciencia de esto: este ateísmo fluido corre por las venas de la cultura contemporánea. Nunca dice su nombre pero se infiltra por todas partes, incluso en los discursos eclesiásticos. Su primer efecto es una forma de somnolencia de la fe. Anestesia nuestra capacidad de reaccionar, de reconocer el error, el peligro. Se extendió por toda la Iglesia. […]

¿Qué debemos hacer? Quizás te digan que así es como está hecho el mundo y no puedes escapar de ello. Quizás les digan que la Iglesia debe adaptarse o morir. Quizás le digan que, dado que lo esencial está seguro, debe ser flexible con los detalles. Tal vez le digan que la verdad es teórica pero que casos particulares se le escapan. ¡Muchas máximas que confirman la grave enfermedad que nos afecta a todos!

Prefiero invitarte a pensar diferente. ¡No debemos ceder a las mentiras! La esencia del ateísmo fluido es la promesa de un acuerdo entre la verdad y la falsedad. ¡Es la mayor tentación de nuestro tiempo! ¡Todos somos culpables de acomodaciones, de complicidad con esta gran mentira que es el ateísmo fluido! Nos hacemos pasar por cristianos creyentes y hombres de fe, celebramos ritos religiosos, pero en realidad vivimos como paganos y no creyentes. No te engañes, no luchas contra este enemigo, siempre termina llevándote. El ateísmo fluido es resbaladizo y viscoso. Si lo atacas, te atrapará en sus sutiles compromisos. Es como una telaraña: cuanto más luchas contra ella, más se cierra a tu alrededor. El ateísmo fluido es la última trampa del Tentador, de Satanás.

Él te atrae a su propio terreno. Si lo sigues, te verás inducido a utilizar sus armas: la mentira, el disimulo y el compromiso. Fomenta la confusión, la división, el resentimiento, la amargura y el faccionalismo a su alrededor. ¡Mira el estado en que se encuentra la Iglesia! En todas partes no hay más que desacuerdos y sospechas. El ateísmo fluido vive y se alimenta de todas nuestras pequeñas debilidades, de todas nuestras capitulaciones y compromisos con su mentira. […]

De todo corazón de pastor quiero invitarte hoy a tomar esta decisión. No debemos crear partidos en la Iglesia. No debemos proclamarnos salvadores de tal o cual institución. Todo esto contribuiría al juego del rival. Pero cada uno de nosotros puede decidir hoy: la mentira del ateísmo ya no encontrará lugar en mí. Ya no quiero renunciar a la luz de la fe, ya no quiero, por conveniencia, por pereza o por conformismo, hacer convivir en mí la luz y las tinieblas. Es una decisión muy sencilla, tanto interna como concreta. Cambiará nuestras vidas. No se trata de ir a la guerra. No se trata de denunciar a los enemigos. Cuando no podemos cambiar el mundo, podemos cambiarnos a nosotros mismos. Si cada uno lo decidiera humildemente, el sistema de mentiras se derrumbaría por sí solo, porque su única fuerza es el lugar que le damos dentro de nosotros mismos. […]

Queridos hermanos obispos, al ofrecernos la fe, Dios abre su mano para que pongamos allí la nuestra y nos dejemos llevar por Él. ¿A qué tendremos miedo? ¡Lo esencial es mantener nuestra mano firmemente en la suya! Nuestra fe es esta conexión profunda con Dios mismo. “Sé en quién he puesto mi fe”, dice san Pablo (2 Tim 1,12). Frente al ateísmo fluido, la fe adquiere una importancia esencial. Es al mismo tiempo el tesoro que queremos defender y la fuerza que nos permite defendernos.

Conservar el espíritu de fe es renunciar a cualquier compromiso, es negarse a ver las cosas de otra manera que no sea la fe. Significa tomar nuestra mano de la mano de Dios, creo profundamente que ésta es la única fuente posible de paz y dulzura. Tomar nuestra mano de la de Dios es garantía de verdadera benevolencia sin complicidad, de verdadera dulzura sin cobardía, de verdadera fuerza sin violencia.

También quiero subrayar que la fe es fuente de alegría. ¿Cómo no estar gozosos cuando nos hemos confiado a Aquel que es la fuente del gozo? Una actitud de fe es exigente, pero no rígida ni tensa. Intentemos ser felices al acercarnos a Él. La fe genera fuerza y ​​alegría juntas. “El Señor es mi fortaleza, ¿a quién temeré?” (Sal 27,1). La Iglesia está muriendo, infestada de amargura y de espíritu partidista, y sólo el espíritu de fe puede fundar una auténtica benevolencia fraterna. El mundo está muriendo, devorado por la mentira y la rivalidad, y sólo el espíritu de fe puede traerle la paz.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
55 comentarios en “Sarah señala a los obispos africanos como «defensores de la fe» y critica a los obispos occidentales «paralizados ante la idea de oponerse al mundo»
  1. Le sugiero al cardenal Sarah que no generalice. Los obispos occidentales no están paralizados por la idea de oponerse al mundo, si acaso algunos «obispos» como el sr. Bergoglio y pocos más, que arman mucho ruido.

    1. Giorgeta, Sarah tiene mas razón que un santo, no es que los obispos estén paralizados por la idea de oponerse al mundo, no, que va, es que son el mismo mundo, son parte de su engranaje, de su ideología, de sus intereses, y de su mafia. Se han aliado por tanto a los enemigos clásicos del hombre, Mundo, demonio y carne y ya son una sola cosa. La iglesia católica occidental como jerarquía son masonería pura, son secta diabólica, y renunciaron a Cristo desde el Concilio de marras. Hay que ir separando ya las espigas de trigo de la cizaña, antes de que sea imposible.

      1. Los obispos africanos hacen lo mismo que los europeo, mimetizarse con su entorno para vivir tranquilitos. Cuando cambie su entorno ellos cambiaran pero mientras tanto, mejor no provocar

        1. Si, sí, va a ser ese el motivo: por eso han rechazado la «Sodoma lubricans», entre otros, las conferencias episcopales de países como Francia o Países Bajos (países africanos de toda la vida) y las asociaciones de clérigos mayoritarias de EE.UU. y Australia (países súper africanos desde siempre, como todo troll leído sabe): para mimetizarse con su entorno y vivir tranquilitos, pues todo el mundo sabe que la homosexualidad está perseguidísima en ellos y los queman vivos. Ande troll, váyase a paseo con sus catetadas y póngase a estudiar, que se le van a atrofiar las neuronas de no usarlas.

          1. Eso dígaselo a su amigo Sarah que es quien dice que los obispos occidentales están paralizados y los africanos son unos héroes. Yo solo aventuro una explicación de porqué, pero quien hace la afirmación es él. Realmente con su comentario está dejando a su amigo como un indigente intelectual

          2. «Eso dígaselo a su amigo Sarah que es quien dice que los obispos occidentales están paralizados y los africanos son unos héroes»

            No tengo que decirle nada al cardenal Sarah, a quien no tengo el gusto de conocer. Entre otras cosas, porque tiene razón: mientras que la mayoría de los obispos occidentales están callados, los africanos han hablado todos. Pero, no por ser africanos, ni por ser su cultura diferente, ya que hay muchos obispos europeos (y occidentales, en general) que también han hablado, aunque no sean la mayoría, y no son africanos, ni se persigue la homosexualidad en sus países, ni ninguna de las chorradas que a usted se le han ocurrido (afirmar que las conferencias episcopales que rechazaron la «Sodoma lubricans» fue porque en su cultura queman vivos a los homosexuales, cuando una de las que la ha rechazado es la de Países Bajos –una de las mecas gays del mundo– sólo se le ocurre a un indigente intelectual).

          3. Tiene usted una fértil imaginación y una escasa capacidad de razonamiento. Le auguro una brillante carrera como guionista en Netflix, puede que su capacidad de razonar deje mucho que desear pero tiene usted un talento natural para confundir las cosas e imaginar tonterías, como guionista de Netflix no tendría rival.

          4. «Tiene usted una fértil imaginación y una escasa capacidad de razonamiento»

            Menos mal que está usted aquí para «razonar» por todos los demás. Claro, que con «razonamientos» de niño de cinco años o de persona con trastornos mentales, como el que ha efectuado en otra noticia, diciendo que Francisco es el que más ha hecho por la misa tradicional y que eso es un mérito para su futura beatificación. Y, como ya le ha respondido: ¿beatificamos también a los asesinos en serie por el gran mérito de mandar a gente al cielo? Con razón está todo el día presumiendo justamente de lo que carece (de raciocinio), haciendo cierto el dicho. Además, no es que sea usted muy original con lo de Netflix, cuando previamente le he dicho que se dedique a ser guionista de plataformas digitales (que es lo que es Netflix), dada su imaginación calenturienta y su vis cómica.

          5. Ya le digo yo que se candidate, el giro de guión que ha hecho usted diciendo que lo que yo decía eran chorradas y cuando le he hecho notar que no era yo quien lo decía sino Sarah, el giro de 180 grados alabando lo bien dicho que estaba se merece un auténtico Oscar. El culmen sería que fueran chorradas y palabras acertadísimas al mismo tiempo, ahí ya lo bordaría. Ánimo, su capacidad de hacer continuamente el ridículo sin que dañe su autoestima, le hace capaz de eso, es la ventaja de ser un necio, uno no se da cuenta de cuando hace el ridículo y su autoestima no se ve afectada.

          6. «el giro de guión que ha hecho usted diciendo que lo que yo decía eran chorradas…»

            ¿Giro de guión? Usted no dice más que chorradas o mentiras. No ha cambiado absolutamente nada de esa afirmación. Vamos, que afirmar que sus memeces no son de su autoría, sino lo dicho por el cardenal Sarah, es para hacérselo mirar: ¿ha dicho él que los obispos que rechazaron la «Sodoma lubricans» era porque en su país llegan en un jeep y queman vivos a los homosexuales? Esa idiotez, más que refutada, no la ha dicho ni insinuado el él, sino usted (el «indigente intelectual»).

            «es la ventaja de ser un necio, uno no se da cuenta de cuando hace el ridículo y su autoestima no se ve afectada»

            Que se lo sigan a usted, que debe de creerse Séneca redivivo, y no hay una sola deposición suya que no sea digna de una «Antología del Disparate». Sólo puede explicarlo eso… o su probado masoquismo (le encanta que le llamen ignorante (lo es) y que le pillen mintiendo.

    2. Giorgeta, si no tuviera razòn el cardenal Sarah, la reacciòn contra Traditiones Custodes, contra Fiducia Supplicans, contra Amoris Laetitia y contra la adoraciòn a la Pachamama en los jardines vaticanos, hubiera sido general y mundial… Es cierto que hay obispos y cardenales que se han opuesto, pero la grandìsima mayorìa ha preferido no hacer olas, y asì estamos.

      1. Ustedes son bien tontos, ese mercader de la fe juega a ser controversial para vender sus libros mediocres. Ustedes los supuestos tradis son su mercado y caen redonditos en su marketing.

        1. «Ustedes son bien tontos, ese mercader de la fe juega a ser controversial para vender sus libros mediocres»

          ¿Otra vez metiéndose con Francisco y sus 5 ó 6 autobiografías? Qué bárbaro: usted no pierde ripio. Aprovecha cualquier noticia para atacarle. ¿Cuándo va pedir perdón públicamente por haberle llamado mentiroso (por decir algo cierto que a usted no le gustaba)? Cada día está usted peor y urge que se someta a un exorcismo, farsante.

  2. San Estanislao (cuya memoria hoy celebramos) fue mártir por corregir al Rey de Polonia en sus inmoralidades. Y eso es lo que necesitamos actualmente, católicos valientes que combatan los errores de los poderesosos del NOM.
    Por eso, igual que gran parte del episcopado se opuso a Fiducia Supplicans, es necesario reprobar ahora Dignitas Infinita, por los muchos errores que contiene, pues se opone a la doctrina católica en el tema del juicio divino, la guerra justa, la pena de muerte, la libertad religiosa, etc., e incurre en numerosos errores al apoyar la falacia del cambio climático, la invasión inmigratoria musulmana, el discurso feminista, etc. Además, DI no aborda adecuadamente el aborto ni la ideología de género (de esta última ni condena la homosexualidad).

    1. Qué arrogancia, qué soberbia por Dios, ¿te crees Torquemada? A cuenta de qué te atreves a censurar un documento pontificio que seguramente ni has leído, eres peor que protestante, eres el vivo diablo, porque tu afán es hacer daño, nunca edificar así tengas que mentir descaradamente como lo haces en tu tutor y abusiva respuesta.

      1. «A cuenta de qué te atreves a censurar un documento pontificio que seguramente ni has leído»

        Hombre, troll, espere al menos a que Francisco estire la pata antes de tratar al Trucho de «pontífice», que sus malos deseos –los de usted– le pierden: el documento, justamente criticado por Sacerdote Católico, es de la autoría del Trucho, quien no es que goce, precisamente, de «infalibilidad».

        En vez de desear ansiosamente que el Trucho sea papa (cosa harto difícil), lo que debería hacer usted es pedir públicamente perdón a Francisco (por decir algo cierto que a usted no le gustaba), dejar de perseguir a los sacerdotes que escriben en esta página, y, lo fundamental: someterse a un exorcismo, farsante.

        1. Donde dice: «pedir públicamente perdón a Francisco (por decir algo cierto que a usted no le gustaba)»,

          debe decir: «pedir públicamente perdón a Francisco por llamarle mentiroso (por decir algo cierto que a usted no le gustaba)».

          1. Gracias Catholicvs.
            Y a Kiko le planteo una pregunta. Si no me he leído «Dignitas Infinita» como usted supone, entonces ¿cómo explica que entre el día 8 y el 9 yo rebatiera con detalle veintisiete puntos del mismo?

          2. Y por cierto, Kiko, deje de insultar a los comentaristas. Porque la controversia es legítima, pero el insulto es pecado.

          3. Al Kiko no se le discute, es un pagado de los obispos para torpedear aquí, por un bocadillo de mortadela que le dan mira que da la matraca

      2. No sabemos si es de la autoría de Trucho o de su secretaria. Pero al igual que en la época de Juan Pablo II la mayoría de escritos eran del cardenal Ratzinger pero al firmarlos el Papa eran de autoridad pontificia. Para están ahí los colaboradores del Papa. No importa quien rellena los datos del cheque, lo que importa es quien estampa la firma.

        1. «No sabemos si es de la autoría de Trucho o de su secretaria»

          La infumable rueda de prensa en la que presentó el panfleto, en la que respondió a preguntas de los periodistas, ¿tampoco fue de su autoría? ¿Le poseyó el espíritu de su secretaria (a la que usted conoce desde la infancia, claro), la cual respondía por su boca? No sé qué hace usted aquí perdiendo el tiempo, pudiéndose dedicar a escribir guiones de ciencia-ficción para plataformas digitales, porque entre ésto y su «descubrimiento» de que los obispos holandeses rechazan la «Sodoma lubricans» porque, al ser los Países Bajos un país africano donde la homosexualidad está perseguidísima, no quieren que lleguen en jeep a sus palacios episcopales a quemarlos vivos. Si se hubiera postulado usted al mejor guionista en los Óscar (no digamos en el Festival de Cine Fantástico de Sitges), habría ganado de calle.

    1. El problema es que pone a los africanos como ejemplo de fe y nos critica a todos los occidentales. Yo le preguntaría al Sr. Cardenal ¿por qué no dice nada del poco o nulo celibato sacerdotal en África, y no solo se trata de concubinato con una mujer sino con varias. ¿Por qué su Eminencia no se va a África con su pobreza? Ahhh porque su Eminencia prefiere la Europa pecadora con su riqueza material, lo cual evidencia que a Su Eminencia le interesa más lo material que lo espiritual.

      1. «El problema es que pone a los africanos como ejemplo de fe y nos critica a todos los occidentales»

        ¿Qué parte de «critica a los OBISPOS occidentales» no ha entendido usted? Si quiere se lo dibujo o le hago un mapa. Porque, ¿acaso es usted obispo? ¡Si ni siquiera es católico!

        Y, encima, tras soltar unas cuantas trolas y calumnias, remata usted con «lo cual evidencia que a Su Eminencia le interesa más lo material que lo espiritual.». Sí, sí: se lo «evidencia» a usted, que es el Rey de la Lógica y que jamás miente. Y aún finge sorpresa (malamente, pues es un pésimo actor) cuando le digo que lo de usted sólo se arregla sometiéndose a un exorcismo, farsante.

      2. Kiko, el eterno problema de los «defensores de la opción preferencial por los pobres», es que son ricos con mala conciencia (heterodoxia LGBTI estadounidense o germana) que en cuanto unos pobres (católicos africanos) les recuerdan la fe salvadora, expiden un odio desenfrenado por esos mismos pobres, a los que acusan de «estar culturalmente retrasados».

        Escudarse uno en los mismos a los que desprecio, he ahí su problema insalvable.

  3. No vendría mal un cisma africano con todas las consecuencias, dirigido si es posible por el cardenal Saráh, sería el tiro de gracia a la mafia eclesial modernista que dirige Francisco y sus esbirros. Si no ocurre algo así de gordo, estamos vencidos en Europa. 50 años de propaganda modernista y liberal ha deformado las conciencias convirtiendo lo bueno en malo y lo malo en bueno. Las consecuencias son un pueblo sin formación, adocenado y envilecido, claudicante ante todas las perversiones contrarias a la ley de Dios, y sobornables ante cualquier tentación materialista. La destrucción del patrimonio espiritual del pueblo español era el objetivo de la masonería, y esto ya se ha conseguido. La iglesia ha sido tomada por las fuerzas ocultas de la revolución, y ya solo nos queda contemplar la destrucción definitiva del mas inmenso de los tesoros, la iglesia Esposa de Cristo. LAUS DEO

      1. ¿Otra vez atacando usted a Francisco, (tras llamarme mentiroso por decir algo cierto que a usted no le gustaba), que es quien, ante la posibilidad de un cisma provocado por él planteada por un periodista, dijo que no temía que lo hubiera (dando a entender que si no decir y hacer lo que dice y hace fuera la única forma de evitarlo, le importa un pito si lo hay, pues no piensa rectificar ni un gramo).

        En vez de atacar a Francisco con esa pose de «defensor» que nadie se cree (con «amigos» como usted, ¿quién necesita enemigos?), lo que tendría que hacer usted es dejar de trollear en una web católica (sin ser usted católico siquiera), dejar insultar a todo lo que se mueve, y someterse a un exorcismo, farsante.

        1. tomate tu pastilla, se ve que no sabes leer, acaso estoy mencionando al Santo Padre en mi comentario, el cual por cierto va dirigido a otra persona, no a tí, pero como pareces vieja chismosa que te gusta meterte donde no te llaman, haz los malavares que quieras, y haz el ridículo que quieras, a mí tus muladas me vienen sobrando.

          1. «acaso estoy mencionando al Santo Padre en mi comentario»

            Naturalmente: si sólo una persona provoca un cisma y dice no importarle que lo haya, y usted llama «descerebrado» a quien hace tal cosa, ¿a quien se iba a estar refiriendo, si sólo hay un candidato que cumpla lo que usted dice? Usted nunca pierde ocasión de atacar a Francisco: básicamente por el cargo que ocupa, no porque sus erradas ideas personales no coincidan con la de usted (en caso contrario, aunque sea verdad lo que dice, le llama mentiroso y se queda tan ancho).

            En vez de pasarse aquí la vida chismorreando e insultando a quienes profesan la fe católica, de forma anónima y cobarde (y luego lloriqueando porque le cantan las verdades del barquero por ser tan hipócrita y mentiroso), debería ponerse a estudiar urgentemente (por ejemplo, para no escribir «malabares» con V o cometer otras tropecientas faltas ortográficas), y someterse a un exorcismo, farsante.

          2. Kiko, lo tuyo raya en lo enfermizo, y como ya te han comentado, roza la falta al prójimo . Solo sabes meterte con todos, y ofender a veces. Hay que debatir limpiamente, con orden ,paz y argumentos, porque si no se cumple que el «que porfia, fácilmente peca». Y hay que saber dejarlo . Saludos en cordialidad.

      2. Escucha Kiko, Tú no lo sabes, pero eres un acólito de los filósofos que trajeron las filosofías de la ilustración. Has tragado tanta mierda liberal que ya no sabes lo que dices. Eres un esclavo del mal. Voltaire en su Batalla contra la infame (la iglesia), dijo; Aplastar a la iglesia en nombre de la razón ilustrada, por la tolerancia y contra la superstición. La iglesia es el obstáculo para la libertad del hombre. Y ahí se fundó la nueva religión que reemplazó a Cristo. La iglesia resistió unos siglos, tuvo sus mártires y sus filósofos que defendieron la Causa de Cristo, hasta caer rendidos estrepitosamente en la estafa conciliar. Desde entonces la iglesia ha ido evolucionando hasta parecerse tanto al liberalismo masónico que son ya la misma cosa. Tú solo eres un peón mas que acabarás como has elegido, ardiendo en el infierno. Quién será el descerebrado.

    1. No sería mala idea si Dios lo quisiera. Lo peor es la persecución de los buenos y del Bien que tantos padecen. Tal vez el Señor suscite a alguien y le ilumine.

  4. Sr Cardenal, Os llevamos lo mejor de nuestro Señor Jesucristo, el Espíritu Santo os acompaño para ser los mejores y ahora nos lo demostrais a los occidentales y europeos. Parece que aquí, en occidente, se quedo lo peor, los residuos. Os esperamos con emoción contenida, amor y toda nuestra admiración. Enviadnos misioneros, los necesitamos.

  5. Todo ello está muy bien, pero no creo que haya que darle tanta importancia a un punto doctrinal que carece de relieve en la vida cristiana. Si se bendice un coche echándole agua bendita, ¿cómo no se va a bendecir a una persona (o dos), que se preocupan por vivir su vida cristiana? ¿Desde cuándo se pide el carnet de identidad sexual a quien desea la bendición de Dios? Es absurdo. Más bien el conflicto de la Iglesia jerárquica va por los lados del seguimiento de Cristo en cuanto a la aceptación de la cruz de cada uno y la entrega a la misión que a cada uno corresponde, según el Evangelio y la propia conciencia. El lugar de la presencia de Dios para cada uno es el pobre que tenemos cerca o tropezamos por la calle o acude a nosotros en demanda de alguna ayuda.

    1. «un punto doctrinal que carece de relieve en la vida cristiana»

      Fingir que se «bendice» lo que Dios maldice (y la Palabra de Dios, que tiene un «pelín» más de autoridad que los disparates del Trucho, es explícita al respecto), ¿carece de relieve en la vida cristiana? Que se lo digan a las parejas de adúlteros, concubinarios y sodomitas que van a que les reafirmen en su pecado con una «bendición» ascendente y descendiente, en vez de instarles a arrepentirse y cambiar de vida, como hacía el propio Cristo y siempre ha hecho la Iglesia. Sobre todo si mueren en tal estado de pecado. No creo que consideren su permanente estancia en el infierno como «carente de relieve» en su ya inamovible vida de tormentos eternos y alejados de Dios. Usted, como siempre, tan «caritativo».

    2. Tostón, la misma falacia «aut aut», o servir al pobre o procurar castidad, como si ambas fueran excluyentes.

      Lo siento, lo católico es et-et, ayuda al pobre y procurar la castidad, no hay que elegir entre lo uno y lo otro, ambas son escenario para la presencia de Dios.

      Cuando se pretende oposición entre Amor y Verdad, entre Caridad y Verdad, y se nos dice que para amar al prójimo hay que esconder la Verdad revelada, allí reina Satanás.

  6. El discurso del Cardenal Sarah contiene verdades como puños. Nuestro Occidente, creyéndose rico, ha sido seducido por el mundo y se ha comprometido con él, dejando de adorar a Dios en sus santos mandamientos. Bendita sea la Iglesia de los pobres y sencillos africanos a los que se dirigen las palabras de Sarah. Dios quiera que nos dejemos evangelizar por ellos, yo el primero.

  7. Cardenal Sarah, lo mejor para usted y por dignidad es que regrese a África a vivir sus últimos días de vida. Crítica al cristianismo católico y a sus Pastores, pero le ENCANTA VIVIR EN EL PRIMER MUNDO, QUE INCOHERENCIA DE ESTE CARDENALE.

    1. ¿Más incoherente que Francisco (o que usted mismo)? ¿Por qué no sugiere usted a Francisco, por dignidad y por el bien de la Iglesia, que abandone Roma y se vuelva a Argentina, a sus queridas «villas miseria»? ¿Será porque le encanta vivir en el hotel de lujo «Santa Marta»? De paso, le podría acompañar usted, que está tan preocupado por los pobres, en vez de perder el tiempo aquí trolleando y calumniando a un cardenal, al que usted no llega ni a la altura de los zapatos en ningún aspecto con el que se compare con él. Está claro que el dicho que mejor define a los rojelios iletrados, valga la redundancia (aparte del de «calumnia, que algo queda»), es el de «consejos vendo, que para mí no tengo».

      1. Respeta las opiniones de otros, busca oficio y deja de estar fastidiando a los demás vieja chismosa. Bien haría infovaticana en bloquearte, eres un lastre para esta página.

        1. Kiko, el troll multicuentas dando lecciones sobre respeto, cuando no puede prescindir de su dosis diaria de persecución anticatólica.

          El colmo, vamos.

  8. Muy clara explicación de la actualidad en la situación general de la Iglesia. Pero me gustaría explicar que ese esfuerzo por mantenerse fieles y coherentes con la fe del Evangelio, existe también en occidente, ese «ateísmo fluido», ataca a todos los estratos de la sociedad. Rezo x África y agradecemos su compromiso con la Verdad. Recen por los cristianos del mundo que estamos inmersos en esta realidad.

    1. Triste ver como el Cardenal Sarah y el continente Africano es tratado de forma despectiva y falta de caridad por algunos obispos del sinodo Aleman al oponerse en aceptar en africa las bendiciones de fidulias Suplia, luego la forma despectiva que se refirio a el el Papa Francisco en su autobiografìa y en un video que circula por alli donde ni la mano le quiere dar.
      Mis mayores respetos al cardenal Sarah por mantenerse fiel a Jesús y a su Iglesia.
      Occidente no es lo que era antes , objetivamente hay una crisis de fe . Ciertamente van quedando pocos obispos que se apegan a las enseñanzas de nuestro Senor Jesús y de su Iglesia.
      En el sinodo Aleman muchos son los teologos que solo el nombre tienen por que en la practica son ateos. No creen en los mandamientos , no creen en el pecado , no creen en la biblia , no creen en Jesus pero les hace falta ser honestos consigo mismo para reconocerlo.
      Nos quieren robar nuestra fe y dejarla en manos de personas que no aman ni respetan a Jesús.

  9. Todos los Trolls maleducados y anti catolicos han salido en tromba contra el Cardenal Sarah. Señal clara de que este Cardenal va por el buen camino.

    Estos trolls tiene aires luciferinos.

  10. Gracias DIOS mio por esta iglesia Africana y negra, que se enfrenta a todos, por el bien de tu iglesia , y que es perseguida hasta la muerte , en la que los obispos apostatas (vaticanistas que procuran acorralar y entregar a sus verdugos) , enciclopedista y sujetos a la paga del estado (X), le importa un comino ser fieles a TI, Esperamos de ellos nuestra sanación

  11. A todo esto creo que la Iglesia Católica perdió su rol trascendental en la vida de todo ser humano y se convirtió en una ONG que depende de la ONU !!!!! Igualmente creo en la buena voluntad del Santo Padre !!!! Creo que tiene muchas presiones dentro y fuera del Vaticano !!!!! Como siempre digo, pelear por la Verdad desde dentro y no desde afuera de la Iglesia !!!! No caer en el error de Lutero es fundamental !!!!!

    1. ¿,Se refiere usted al mismo Lutero al que Francisco declaró «Testigo del Evangelio», cuya efigie coronada con una guirnalda de flores colocó en el Aula Pablo VI del Vaticano, y al que dedicó una serie conmemorativa de sellos de correos de la Santa Sede? Se ve que usted no está muy en sintonía con Francisco, que opina justo lo contrario que usted en cuanto a lo «errático» de Lutero. Por cierto, la buena voluntad se le presupone a todo el mundo mientras no demuestre otra cosa. Pero, cuando los errores no son aislados, sino sostenidos en el tiempo, repetidos pertinazmente, y defenestrados quienes osen decir algo en contra, ya no se puede sostener eso (no indica buena voluntad, precisamente).

      1. Felicito a INFOVATICANA por la publicación del texto del cardenal Sarah. ¡Magnífico! Desde el Papa hasta un cristiano corriente como yo lo leerá con provecho. Hay dos o tres breves expresiones que se podrían haber cuidado aún más para no dar a nadie ocasión, ni siquiera pretexto, para que se interpretaran erróneamente como fundamentalistas. Si no fuera por eso, sería perfecto. Muchas gracias.

  12. Comparto con el magnífico Cardenal Sarah, Sucesor de los Apóstoles de Sana Doctrina. El tema también lo enmarco en que la mayoría ni se da cuenta de este funesto «magisterio» y, los que saben, tienen silencio de jirafa 🦒 o contra argumentan, dando vigencia a este «pontificado». Ya se ha llegado al punto de quiebre: se precisa rechazar a una voz este «magisterio» FALLIDO para que nos ilumine nuevamente la Luz de Cristo. Jn.3,16-21. Porque los «modernistas» son cobardes y jamás se atreven a decir que el Señor es el atrasado, el antiprogresista, el mediaval; a nosotros, sus seguidores, es a quien encasillan: más Jesucristo, Señor de Cielo y Tierra, «es el mismo, ayer, hoy y siempre». Por eso las palabras del Cardenal Sarah provienen de los mismos Apóstoles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles