El Papa felicita al sacerdote José Pedro Manglano por su trabajo con Hakuna

Papa y José Pedro Manglano El Papa con miembros de Hakuna en el año 2018 (Hakuna)
|

Un breve vídeo de apenas 22 segundos corre por grupos de Hakuna, la Asociación privada de fieles que nació de la mano del sacerdote José Pedro Manglano, cuando todavía estaba incardinado en el Opus Dei.

En el vídeo aparece el Papa Francisco sentado en una silla mientras le graban con un móvil. Le envía un mensaje a José Pedro Manglano afirmando que «tuve noticias de su trabajo con los jóvenes y Hakuna. Sigue trabajando, vale la pena y no pierdas esa creatividad. Qué Dios lo bendiga y la Virgen lo cuide. Rece por mí, gracias».

¿Qué es Hakuna?

«Cristianos que juntos seguimos a Cristo, compartiendo un estilo de vida que aprendemos arrodillados ante Cristo Hostia. Y así aprendemos a vivir arrodillados ante el prójimo, ante la vida y ante el mundo», es como se definen en su página web.

Su filosofía se basa en «crear espacios de vida en los que contagiamos la Vida. Disfrutamos de todo -aun de lo que el mundo desprecia- porque todo es bueno, y así glorificamos a Dios. Deseamos colaborar con el Espíritu para transfigurar todas las realidades. Tenemos el empeño de vivir con alegre cara de resucitados. Queremos hacer de la vida una fiesta, y hacer de las fiestas momentos de vida».

Su carisma se basa en expresarse habitualmente con música: «vivimos lo que cantamos y cantamos lo que vivimos. También con música queremos recordar al mundo la belleza de la vida, y mostrarles la belleza de Cristo».

Jurídicamente, Hakuna es una Asociación privada de fieles, aprobada por el Cardenal Arzobispo de Madrid, Carlos Osoro. El Código de Derecho Canónico contempla las Asociaciones de fieles públicas y privadas. Las Asociaciones privadas de fieles son las que promueven los fieles, y las Asociaciones públicas de Fieles que son las que promueve y erige la Jerarquía Eclesiástica.

Hakuna en la actualidad

Hakuna comenzó en el año 2013 como un grupo de música originado en torno a las adoraciones al Santísimo convocadas por José Pedro Manglano en la parroquia san Josemaría Escrivá de Aravaca cuando todavía era sacerdote numerario del Opus Dei, Manglano era conocido por ser el autor de decenas de libros de espiritualidad. Lo que empezó como un pequeño grupo de música acabó convirtiéndose en un movimiento apostólico que aglutina a cientos de jóvenes.

Manglano dejó la Prelatura en el año 2020 de mutuo acuerdo con el Opus Dei para dedicarse expresamente a la labor de Hakuna. Debido al rápido crecimiento que experimentó este grupo, resultó incompatible compatibilizar sus tareas dentro de la Obra y liderar este nuevo movimiento.

En la actualidad esta Asociación está formada por socios a los que llaman «pringados», que son generalmente jóvenes que se comprometen a llevar un estilo de vida según las costumbres de Hakuna. La base de operaciones es un convento situado en Las Rozas, conocido como «el Estudio», donde vive Manglano acompañado de miembros de Hakuna.

Hakuna se ha ido implantando en numerosas ciudades de España. Es notoria su presencia en ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia, Valladolid, Sevilla o Murcia, donde gozan de buenas relaciones con sus respectivos obispos. Por ahora, José Pedro Manglano se apoya especialmente en sacerdotes diocesanos que ceden sus parroquias a Hakuna para que puedan hacer sus adoraciones. Además, esta Asociación ya tiene varios miembros en distintos seminarios, especialmente en el Conciliar de Madrid.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
18 comentarios en “El Papa felicita al sacerdote José Pedro Manglano por su trabajo con Hakuna
    1. Manglano establece una dicotomía desafortunada al decir que “el cristianismo no es la religión de la cruz, sino que es la religión del amor”.
      Hakuna fomenta “aprender a vivir alegremente arrodillados ante el prójimo, ante la vida y ante el mundo”, cuando sólo ante Dios hay que arrodillarse (Cfr. Lc 4), y además esa pretensión evoca movimientos como el “black lives matter.”
      Uno de los libros de Manglano, editado por la propia organización, se titula «Santos de mierda.»
      Tengo entendido que sus grupos de oración y de fe compartida reciben el nombre de “revolcaderos”. Y sus miembros se definen como “pringados”, porque están para “servir o pringarse”. De modo que, en vez de “vocación”, lo que tienen es una “llamada” que consiste en “pringarse”.

      1. Hakuna surgió como consecuencia de la JMJ de 2013, con el lema de Francisco: “Hagan lío.”
        La asociación produce música, sobre todo de cultura popular, con guitarra y batería, con coros que cantan: “Buenazo, entregado y humillado me seduces”.
        Por ello, y aunque no niego la buena intención que les mueve, me parece que es un movimiento demasiado ecléctico y con importantes limitaciones que deberían corregir.

        1. Pues por los datos que das me parece que este tipo de movimientos ya han existido, es más de lo mismo. Me recuerda un poco a Sor Sonrisa y su Dominique nique nique:
          La falsa alegría posconciliar conduce a un lamentable final.
          Busquen su historia.

      2. «Cristianos que juntos seguimos a Cristo, compartiendo un estilo de vida que aprendemos arrodillados ante Cristo Hostia»
        Supongo que no citar esta parte del texto no es accidental si no voluntaria por que desmonta todo tu argumento de vivir de rodillas.
        Pasando por alto Juan 13.
        Pues si yo, el Señor y el Maestro, he lavado vuestros pies, vosotros también debéis lavaros los pies los unos a los otros. 15 Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis.

        1. «Supongo que no citar esta parte del texto no es accidental…»

          Supongo que obviar esta frase de Sacerdote mariano tampoco lo es por parte de usted. «Hakuna promueve, en general, una BUENA iniciativa, pero existen DIVERSOS ASPECTOS que deberían corregirse». Ante esa afirmación es normal que señale lo que debe corregirse, no lo bueno, que se da por hecho. Pero usted tiene que buscar la forma de criticar a Sacerdote mariano como sea. Y cuando ante esta actitud suya le replican, se hace el mártir.

          «Pues si yo, el Señor y el Maestro, he lavado vuestros pies, vosotros también debéis lavaros los pies los unos a los otros»

          ¿Y para qué nos pone ese pasaje sobre el Mandatum, referido exclusivamente a los apóstoles? ¿Qué tiene que ver con lo dicho por Sacerdote mariano? Nada, pero usted lo dice; porque sí.

  1. Pues por lo que conozco de los de mi diócesis, son de doctrina segura, muy pujantes y los llevan sacerdotes ejemplares. A sus adoraciones semanales va mucha gente.

  2. Anda, el que escribió el best seller «Santos de mi er da».
    Llega ahora con adoración eucarística con guitarra, griterío, juegos de luces y otras extravagancias circenses.
    Pues qué quieres que opine: que no se lo ha podido inspirar Dios.
    Los titiriteros de los pueblos.

    1. Cualquier cosa novedosa menos hacer lo que la Iglesia ha hecho siempre con las formas de siempre.
      Menos mal, todavía no están en eso de que el rey David bailó la sardana delante del arca.

  3. Si ellos quieren vivir haciendo de la vida una fiesta y haciendo fiesta todos los momentos de la vida entonces ¿que significado tiene el dolor, la tribulación para ellos? Saben que ¿el dolor salva? ¿que opinan de la obra de san Juan Pablo II «salavifici doloris»? ¿que significa para ellos la advocacion se la Virgen dolorosa?
    La alegria es un signo cristiano pero la alegría del espíritu no la alegría de la carne y el mundo. El cristiano no puede huir del sufrimiento ni rechazarlo, así nos parezca muy difícil. No convirtamos la iglesia en una secta tipo «pare de sufrir» del protestante Edir Macedo.

  4. Aquí, a dónde voy a misa, le dan duro a la música. Por gracia de Dios, por una cosa o por otra, he podido comulgar en la lengua y cómo me gustaría estar en silencio cuando menos 1 o 2 minutos. Pero éso es imposible.
    Cuándo va la música, le dan duro y con alegría, y cuándo no va, los mismos feligreses muy enjundiosos los suplen.
    No entiendo cómo si se trae la Eucaristía dentro aún de su boca, ya cantan felices.
    Creo que cada alma expresa su amor a Dios como bien le parece.

  5. Además de otras cosas que ya se han señalado oportunamente, es erróneo que Hakuna afirme: «Disfrutamos de todo porque todo es bueno.»
    En realidad hay que saber discernir, pues si al principio Dios lo creó todo bueno, el pecado original ha cambiado la naturaleza de la realidad y debemos rechazar lo que es malo.
    Y como dijo Nuestro Señor: «El que quiera venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, cargue con su cruz y sígame.» (Mt 16, 24).
    El camino de la santidad es el de la alegre penitencia.

  6. Con buena intención nutriéndose de jóvenes que dejan las realidades eclesiales en las que están… dicen: «somos todos forofos de todos» pero veníos con nosotros y dejad el lugar donde habéis conocido a Dios.
    Y si no, eres un sectario.

  7. Me da mucha pena cómo muchos de mis compañeros lectores juzgan el libro por la portada.
    En contestación a Sacerdote Mariano, cuando se dice que el “cristianismo no es la religión de la Cruz” sino del amor, en ningún momento se le quita valor al sufrimiento, sino resaltar que la Cruz es consecuencia del amor infinito (“los amó hasta el extremo”), y no el amor consecuencia de la Cruz. Con todo, tanto en los libros como en las canciones se resalta que esa Cruz y esa Pasión es por nuestra causa y por consecuencia de nuestros pecados, que debemos redimir. Sirva esto de contestación para John.

    Por otro lado, en referencia a Österreicher, creo que el pensamiento más sectario es el de pensar que un cristiano debe permanecer en el movimiento en el que ha conocido a Dios. La coletilla “pero veníos con nostros” no se de dónde la extrae, desde luego no es el espíritu que yo he visto en Hakuna. En cualquier caso, si el fin es Dios y no el movimiento… ¿qué más da? ¿En qué le ofende?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles