Infovaticana
Los ‘dubia’ cumplen un año sin respuesta del Papa
a3, Dubia

Los ‘dubia’ cumplen un año sin respuesta del Papa

Gabriel Ariza
19 septiembre, 2017

Hace hoy un año que cuatro cardenales (Caffarra, Meisner, Burke y Brandmuller) enviaron una misiva al Sumo Pontífice implorándole una respuesta a ciertos aspectos confusos de la exhortación apostólica Amoris Laetitial. El Papa no ha respondido y dos de ellos han fallecido hace pocas semanas.

Aunque la carta de los cuatro cardenales al Papa Francisco trascendió en el  mes de noviembre, cuando la dio a conocer el vaticanista Sandro Magister, la fecha de la misma, la fecha en que fue entregada en mano al Papa Francisco, era el 19 de septiembre de 2016, hace hoy un año. En la misma, los purpurados Caffarra, Meisner, Burke y Brandmuller imploraban una respuesta al Papa Francisco ante las diversas y contradictorias interpretaciones provocadas por ciertos aspectos de Amoris Laetitia.

En concreto, los cardenales preguntaban a Francisco sobre la compatibilidad de ciertos puntos de la exhortación postsinodal con el magisterio de San Juan Pablo II, especialmente en Veritatis Splendor y en Familiaris Consortio, pero Francisco ha decidido no contestar y, 12 meses después de aquella audiencia, la mitad de los cardenales que plantearon filialmente sus preguntas, han muerto esperando respuesta.

Y no sólamente respuesta. El pasado mes de junio Sandro Magister hizo pública la carta que dos meses antes los mismos cuatro cardenales habían enviado al Papa Francisco, y que tampoco fue respondida. (Léalo aquí).

Sin embargo, como explicaba muy bien un importante artículo firmado por un anónimo, las dubia responden exactamente a lo que Francisco pidió antes de comenzar el Sínodo sobre la familia: Valentía, parresía, libertad y hablar abiertamente.

Ante la carta se puso en marcha una durísima avalancha de insultos contra ellos. A modo de ejemplo véanse aquí los ataques de Maradiaga, Cipriani, o un desconocido profesor premiado por el Papa.  

Aunque también han tenido importantes apoyos y defensas, como la del Cardenal Müller, hasta hace poco prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el cardenal chino Zeny el apoyo insinuado por Benedicto XVI en aquel telegrama con motivo del fallecimiento del cardenal Meisner.

Los cardenales explicaban razonablemente el motivo de su carta, y la praxis utilizada:

Tras la publicación de la exhortación apostólica post-sinodal “Amoris laetitia” sobre el amor en la familia surgió un amplio debate, en especial en torno al capítulo octavo. Y, más concretamente, en relación a los párrafos 300-305, que han sido objeto de interpretaciones divergentes.

Para muchos –obispos, párrocos, fieles– estos párrafos aluden, o también enseñan explícitamente, un cambio en la disciplina de la Iglesia respecto a los divorciados que viven en una nueva unión, mientras que otros, admitiendo la falta de claridad o también la ambigüedad de los pasajes en cuestión, argumentan sin embargo que estas mismas páginas pueden ser leídas en continuidad con el magisterio precedente y no contienen una modificación en la práctica y en la enseñanza de la Iglesia.

Animados por una preocupación pastoral por los fieles, cuatro cardenales han enviado una carta al Santo Padre bajo la forma de “dudas”, esperando recibir claridad, dado que la duda y la incertidumbre han sido siempre altamente perjudiciales para la atención pastoral.

El hecho de que los intérpretes lleguen a conclusiones diferentes se debe también a la existencia de caminos divergentes para comprender la vida cristiana. En este sentido, lo que está en juego en “Amoris laetitia” no es sólo la cuestión de si los divorciados que están en una nueva unión –bajo ciertas circunstancias– pueden o no ser readmitidos a los sacramentos.

Más bien, la interpretación del documento implica también enfoques diferentes y contrastantes con el estilo de vida cristiano.

De este modo, mientras la primera cuestión de las “dudas” se refiere a un tema práctico que atañe a los divorciados que se han vuelto a casar civilmente, las otras cuatro cuestiones se refieren a temas fundamentales de la vida cristiana.

A continuación, la carta íntegra, junto con los ‘dubia’:

Al Santo Padre Francisco
y para conocimiento a Su Eminencia Cardenal Gerhard L. Müller

Beatísimo Padre,

Tras la publicación de Su Exhortación Apostólica “Amoris laetitia”, teólogos y eruditos propusieron interpretaciones no sólo divergentes, sino también contradictorias, sobre todo a causa del capítulo VIII. Además, los medios de comunicación enfatizaron esta disputa, provocando incertidumbre, confusión y alarma entre muchos fieles.

Por eso, a quienes suscribimos esta carta, y también a muchos obispos y presbíteros, nos han llegado numerosas peticiones por parte de fieles de distintas clases sociales sobre la correcta interpretación que hay que dar al capítulo VIII de la Exhortación.

Ahora, impulsados en conciencia por nuestra responsabilidad pastoral y deseando hacer realidad cada vez más esa sinodalidad a la cual Su Santidad nos exhorta, con profundo respeto nos permitimos pedirle, Santo Padre, como supremo Maestro de la Fe llamado por el Resucitado a confirmar a sus hermanos en la fe, que dirima las incertidumbres y clarifique, dando benévolamente respuesta a las “Dudas” que nos permitimos adjuntar a la presente.

Quiera Su Santidad bendecirnos, mientras Le prometemos recordarle constantemente en nuestras oraciones.

Card. Walter Brandmüller
Card. Raymond L. Burke
Card. Carlo Caffarra
Card. Joachim Meisner

Roma, 19 de septiembre de 2016

DUBIA

1.    Se pregunta si, según lo afirmado en “Amoris laetitia” nn. 300-305, es posible ahora conceder la absolución en el sacramento de la Penitencia y, en consecuencia, admitir a la Santa Eucaristía a una persona que, estando unida por un vínculo matrimonial válido, convive “more uxorio” con otra, sin que se hayan cumplido las condiciones previstas por “Familiaris consortio” n. 84 y luego confirmadas por “Reconciliatio et paenitentia” n. 34 y por “Sacramentum caritatis” n. 29. La expresión “en ciertos casos” de la nota 351 (n. 305) de la exhortación “Amoris laetitia”, ¿puede aplicarse a divorciados que están en una nueva unión y siguen viviendo “more uxorio”?

2.    ¿Sigue siendo válida, después de la exhortación post-sinodal “Amoris laetitia” (cfr. n. 304), la enseñanza de la encíclica de San Juan Pablo II, “Veritatis splendor” n. 79, fundamentada en la Sagrada Escritura y en la Tradición de la Iglesia, respecto a la existencia de normas morales absolutas, válidas sin excepción alguna, que prohíben acciones intrínsecamente malas?

3.    Después de “Amoris laetitia” n. 301, ¿es posible afirmar  todavía que una persona que vive habitualmente en contradicción con un mandamiento de la ley de Dios, como por ejemplo el que prohíbe el adulterio (cfr. Mt 19, 3-9), se encuentra en situación objetiva de pecado grave habitual (cfr. Pontificio Consejo para los Textos Legislativos, Declaración del 24 de junio del 2000)?

4.    Después de las afirmaciones de “Amoris laetitia” n. 302 sobre las “circunstancias que atenúan la responsabilidad moral”, ¿se debe considerar todavía válida la enseñanza de la encíclica de San Juan Pablo II, “Veritatis splendor” n. 81, fundamentada en la Sagrada Escritura y en la Tradición de la Iglesia, según la cual: “las circunstancias o las intenciones nunca podrán transformar un acto intrínsecamente deshonesto por su objeto en un acto subjetivamente honesto o justificable como elección”?

5.    Después de “Amoris laetitia” n. 303, ¿se debe considerar todavía válida la enseñanza de la encíclica de San Juan Pablo II, “Veritatis splendor” n. 56, fundamentada en la Sagrada Escritura y en la Tradición de la Iglesia, que excluye una interpretación creativa del papel de la conciencia y afirma que ésta nunca está autorizada para legitimar excepciones a las normas morales absolutas que prohíben acciones intrínsecamente malas por su objeto?

https://infovaticana.com/2016/11/14/cuatro-cardenales-piden-al-papa-aclare-la-confusion-generada-amoris-laetitia/

Gabriel Ariza


37 COMMENTS ON THIS POST To “Los ‘dubia’ cumplen un año sin respuesta del Papa”

  1. Echenique dice:

    Respuesta ya ha habido, de forma indirecta, respaldando las interpretaciones más heterodoxas de Buenos Aires y Malta por una sencilla razón : es la misma Amoris 303, que admite el pecado de adulterio consolidado, porque es lo que Dios pide por ahora. En consecuencia, si la respuesta indirecta es heterodoxa, procede la CORRECCIÓN YA, antes que se mueran o los mueran.

  2. E dice:

    IL VESCOVO SCHNEIDER
    «Servono voci che chiedano chiarezza su AL»
    ECCLESIA19-09-2017

    Mons. Athanasius Schneider, vescovo ausiliare di Astana, e firmatario, insieme al prof. Josef Seifert e molti altri dell’Appello Filiale al Pontefice affinché facesse chiarezza su alcune affermazioni ambigue relative ad Amoris Laetitia, ha commentato in una lunga intervista con il sito cattolico OnePeterFive l’allontanamento di autorità del prof. Seifert dall’Accademia Internazionale di Filosofia a Granada, proprio per aver espresso, in maniera rispettosa, le proprie perplessità e timori su alcuni punti di Amoris Laetitia. E ha parlato anche del dovere di parlare, da parte di vescovi e cardinali, e della situazione attuale della Chiesa: una nave che rischia di affondare nella tempesta.
    È un’intervista molto lunga e documentata, e consigliamo a chi padroneggia l’inglese di vederla sul sito originale.
    Ne abbiamo tradotto alcuni brani, che ci sono sembrati di particolare interesse. Dice mons. Schneider: “Il professore Seifert ha compiuto un atto urgente e molto meritorio formulando pubblicamente e in modo rispettoso domande critiche riguardo ad alcune affermazioni di Amoris Laetitia evidentemente ambigue, considerando che queste affermazioni stanno causando un’anarchia morale e disciplinare nella vita della Chiesa, un’anarchia che è sotto gli occhi di tutti e che nessuno che usi la sua ragione e abbia vera fede può negare. La misura punitiva contro il professor Seifert da parte di un responsabile di un ufficio ecclesiastico non è solo ingiusta, ma rappresenta in fondo una fuga dal dialogo che è proclamato come la maggiore priorità nella vita della Chiesa nei nostri giorni. Un comportamento clericale del genere contro un vero intellettuale cattolico come è il professor Seifert, mi ricorda le parole con cui San Basilio il Grande descriveva una situazione analoga nel IV secolo, quando i chierci ariani hanno invaso e occupato la maggioranza delle sedi vescovili: “Una sola offesa è ora vigorosamente punita – l’accurata osservanza delle tradizioni dei nostri padri….le persone religiose restano silenziose, ma ogni lingua blasfema è scatenata”.
    Mons. Schneider ricorda che la base dell’autentica unità nella Chiesa è la verità, un principio valido sin dai tempi apostolici. “Sin dall’inizio della Chiesa Dio ci ha mostrato l’obbligo di difendere la verità, quando è in pericolo di essere deformata da parte di un membro qualsiasi della Chiesa, anche se questo fosse pronunciato da parte del Supremo Pastore della Chiesa, come è stato nel caso di Pietro ad Antiochia. Questo principio della correzione fraterna dentro la Chiesa è stato valido in ogni tempo, anche verso il Papa e dovrebbe essere valido anche nei nostri tempi”. Ma oggi chi osa affermare la verità, anche se lo fa con rispetto “è classificato come un nemico dell’unità”.
    La situazione nella Chiesa è critica, secondo mons. Schneider, che ha condiviso le osservazioni del professor Seifert e ha parole severe verso le persone come il card. Maradiaga e Schönborn che hanno criticato i cardinali dei Dubia. “Possiamo paragonare la situazione a quella di una nave in un mare tempestoso, in cui il capitano ignora gli ovvi pericoli, dove la maggioranza degli ufficiali si avvolge nel silenzio dicendo: ‘Va tutto benissimo nella nave che affonda’. Quando in tale situazione una piccola parte degli ufficiali della nave alzano la voce per amore della salvezza di tutti i passeggeri, loro sono grottescamente e ingiustamente criticati dai loro colleghi come dei guastafeste o degli ammutinati. Anche se lì per lì il capitano trova la voce dei pochi ufficiali fastidiosa, riconoscerà con gratitudine il loro auto più tardi, quando dovrà affrontare il pericolo, guardandolo in faccia, e quando apparirà davanti al Giudice divino”. Saranno ricordati nella Storia con gratitudine i nomi di quei pochi ufficiali che parlarono; “ma non quelli di coloro che per opportunismo, ignoranza o servilismo hanno taciuto hanno assurdamente criticato chi ha agito in quella nave che affondava”.
    Ora che due cardinali, dei quattro firmatari dei “Dubia” sono scomparsi, è necessario che altre voci si levino per chiedere al Pontefice una parola di chiarezza: “Spero che sempre più cardinali, come gli ufficiali di quella nave nel mare in tempesta, uniranno ora le loro voci a quella dei quattro cardinali, senza tenere conto della lode o del biasimo”. C’è il rischio che esprimendo perplessità si esca dalla comunione con la Chiesa? Mons. Schneider risponde così:
    “Quando sacerdoti e laici rimangono fedeli all’insegnamento costante e immutabile e alla pratica dell’intera Chiesa, sono in comunione con tutti i papi, i vescovi ortodossi e i santi di duemila anni, e in particolare comunione con San Govani Battista, San Tommaso Moro, San John Fisher e gli innumerevoli coniugi abbandonati che sono rimasti fedeli al loro voto matrimoniale”.
    Marco Tosatti

  3. pacomio dice:

    ROMA PERDERÁ LA FE, Y SERÁ LA SEDE DEL ANTICRISTO. dijo la Virgen el La Sallette,

  4. Blanca dice:

    Yo creo que el papa no debería responder “de forma indirecta”, cosa que hace adrede para no mojarse, sino en forma directísima. Es lo menos que puede hacer un Vicario de Cristo y no complicar de este modo la vida a los católicos, induciéndoles a ir por caminos errados.
    Además no contestar me parece una falta de consideración contra los cardenales de la Dubia. Debe estar esperando que mueran todos y le dejen tranquilo.

  5. Mikel dice:

    Hermanos, ¿os habéis fijado en las fechas?
    La carta se entrega a Francisco el 19 de septiembre de 2016, exactamente 3 años y medio desde el acceso de Francisco a la silla de Pedro:
    13.03.2013 – 19.09.2016 = 1286 días (3 años, 6 meses y 6 días)

    La carta se hace publica y se difunde a nivel mundial el 14 de Noviembre de 2016, es decir, 6 días después de la elección de Donald Trump (el 8 de Noviembre) como presidente de EEUU y exactamente 1342 días después del acceso de Francisco a la silla de Pedro:
    13.03.2013 – 14.11.2016 = 1342 días (3 años, 8 meses y 1 día)
    13.03.2013 – 08.11.2016 = 1336 días (1335 días exactos descontando el día añadido debido a que 2016 fue año bisiesto)

    “Y desde el tiempo en que el sacrificio perpetuo sea abolido y puesta la abominación de la desolación, habrá mil doscientos noventa días.
    Bienaventurado el que espere y llegue a mil trescientos treinta y cinco días.”
    Daniel 12, 11-12

    “El habló así: “La cuarta bestia será un cuarto reino que habrá en la tierra, diferente de todos los reinos. Devorará toda la tierra, la aplastará y la pulverizará.
    Y los diez cuernos: de este reino saldrán diez reyes, y otro saldrá después de ellos; será diferente de los primeros y derribará a tres reyes;
    proferirá palabras contra el Altísimo y pondrá a prueba a los santos del Altísimo. Tratará de cambiar los tiempos y la ley, y los santos serán entregados en sus manos por un tiempo y tiempos y medio tiempo.
    Pero el tribunal se sentará, y el dominio le será quitado, para ser destruido y aniquilado definitivamente.”
    Daniel 7, 23-26

    “Le fue dada una boca que profería grandezas y blasfemias, y se le dio poder de actuar durante 42 meses”
    Apocalipsis 13, 5

    ¿Es casualidad que MEISNER, CAFFARRA, BRANDMÜLLER Y BURKE presentaran los dubia tras casi exactamente 1290 días (42 meses) de pontificado de Francisco, y que tras casi exactamente 1335 días lo hicieran público?
    NON PRAEVALEBUNT.

  6. J.M.R. dice:

    El que calla, otorga. Es decir, los cardenales de la dubia tienen razón y los motivos del papa Francisco es crear confusión y lio para que cada uno discierna lo que su misericordia le dicte en conciencia, dinamitando la doctrina católica para protestanizarla y cumplir con lo firmado en 2016 con los luteranos. Lo mismo hizo el mismo año con la firma en la ONU aceptándolo todo y anulando los supuestos anteriores que la Iglesia tenía.

  7. ricardo blaine dice:

    El P. Fortea ha escrito un artículo sereno y elaborado en el que respetuosamente pone las cosas en su sitio. Acompaño el link
    http://blogdelpadrefortea.blogspot.com.es/2017/01/largo-articulo-acerca-los-dubia-los.html

  8. Echenique dice:

    La preparación teológica del padre Fortea es sencillamente nula. Lo podemos comprobar en cada artículo que publica. Es serenamente inepto. Creo que Infovaticana ya se percató de ello y prescindió de sus no servicios. Por cierto, para mí que Marian y Ricardo son el mismo que mutuamente se piropean cual narciso papólatra.

  9. Sherlock Holmes dice:

    Supongo que después de haberlo planteado como posibilidad, los 4 cardenales no llegaron a dar el paso de hacer la corrección formal por miedo a las consecuencias, imprevisibles, que se pudieran derivar para la Iglesia. Ahora, después del fallecimiento de dos de ellos, creo que los otros dos restantes no se sentirán con la fuerza y la valentía necesarias para hacerlo.
    No sé si han hecho bien o no en no haberla hecho, pero, sea como fuere, se les ha pasado el momento.

  10. Jorge Cerra dice:

    Dice una lectora que “debe de estar esparando que se mueran todos y le dejen tranquilo”. Yo lo veo de otra forma, pues ya ha tenido dos solemnes avisos para que conteste a los Cardenales, que se están yendo. Si algún día se encontrase con que todos han muerto y ha despreciado una tras otra las llamadas que suponían sus muertes, entonces ya sí que nunca podría estar tranquilo, pues nunca podrá contestar a quienes preguntaban en nombre de toda la Iglesia Católica, de la Tradición y de la democracia de los muertos.

  11. ricardo blaine dice:

    Echenique el teólogo. Muy bueno! El gran Oráculo de la “iglesita” formada por algunos del colectivo de éste foro.

  12. ricardo blaine dice:

    Mariam: Gracias. Por supuesto que Echenique el gran “Oraculo” de esa pequeña feligresía de antipapista furibundos que tienen su propia “iglesita” alejada de la verdadera Iglesia suelta cosas al aire porque su fanatismo huye del juicio de la razón.

  13. ricardo blaine dice:

    JMR: El que calla otorga cuando hay una norma que lo obligue a pronunciarse. Como todo fanático anti francisco el Santo Padre no tiene ninguna norma jurídica o moral que le obligue a contestar a los cardenales dudosos. Lee el articulo del P. Fortea. Un maravilla.

  14. Las dubia FUERON CONTESTADAS. Diversos gestos y acciones de Francisco DAN POR CONTESTADAS las dubias. Empezando de lo más reciente a lo más antiguo: a) reemplazo del Instituto J.P.II para estudios sobre matrimonio y familia para poner al nuevo instituto en línea con AL; b) publicación en la web vaticana de la carta privada del Pontífice al Episcopado argentino mediante la cual señalaba que la interpretación que hacía el cuerpo de la AL era la única correcta. c) Cardenal Schönborn: “Todas las preguntas [de la Dubia] pueden ser contestadas” Sí ” Recordemos que este Cardenal ofició de presentador de la AL y el propio Papa remitió a la presentación para ser correctamente interpretada la AL. d) Carta privada del Papa al Episcopado Argentino, ya comentado. e) Redacción de la AL.

    Pero hay más gestos: a) silencio del Papa ante guías de episcopados que admiten abiertamente la comunión de los casados en segundas nupcias en vida del cónyuge sacramental; b) La ya práctica en las iglesias de la comunión de estas parejas, como vivencio en San Isidro, Pcia de Buenos Aires, Argentina.

    El Papa ha respondido los dubia, aunque no en forma directa. El Papa ratifica el camino de QUIEBRE iniciado en AL y comienza la institucionalización como esta reforma del ente dedicado al matrimonio y a la familia y esto llegará hasta la reforma del Código Canónico y el Catecismo de la Iglesia Católica.

    El proceso de apostasía comenzó y no tiene marcha atrás en cabeza de este Pontífice

  15. quintacolumnistashunter dice:

    Corrección ya y que Marian y Ricardo sigan con Grancisco tangueando discernimientos ad hoc entre ellos o cambiando de pareja con divorciados n veces, obispesas lesbianas y alguno del califato. Otros, no me importa el número (ya avisó Benedicto XVI que quedarán pocos en la Iglesia de Cristo), seguiremos la senda que nos marcó El y la Devota Tradición Milenaria, Tradición que fructificó en un gran Papa: San Juan Pablo II El Magno.

  16. Echenique dice:

    CORRECCIÓN INMINENTE

    Anonimi della Croce -16 septiembre 2017- Por Fra Cristoforo

    Por las noticias públicas sabemos que el Cardenal Burke ha participado en la convención “Summorum Pontificum” celebrado hoy (http://www.interris.it/2017/09/16/127716/posizione-in-primo-piano/schiaffog/sorpresa-ai-giovani-piace-la-liturgia-antica.html). Mi fuente me ha dicho que en tal convención ha participado (como resultado) el Cardenal Burke. De modo confidencial el Cardenal habría confiado que es inminente una “corrección” de la Amoris Laetitia no hecha de forma frontal contra Omissis, sino hecha a modo de documento o de carta publicada por Burke y otros Prelados que de hecho hacen las correcciones ( de modo magistral) al documento mencionado.

    ¡Ahí es nada! Tendremos finalmente un documento que nos hablará de la doctrina católica sobre el matrimonio, la Eucaristía, la confesión y la comunión.

    Esperamos con gran alegría.

    Fra Cristoforo
    Artículo original Anonimi de la Croce

  17. ricardo blaine dice:

    Los dubitativos y los “correctores” están formando una “iglesita” paralela. Son los “neolefebristas” del siglo XXI.

  18. Ángel dice:

    Sr. D. RICARDO BLAINE (y doña Marian):

    He leído con atención el artículo que usted recomienda del Padre Fortea. No voy a entrar en la calidad de los conocimientos teológicos del padre Fortea, porque no los conozco muy a fondo (en cualquier caso, parecen superiores a los del Padre Ángel). A diferencia de Echenique, el escrito me parece que tiene cierto interés (aun cuando puedan ser discutibles alguno de sus razonamientos). Pero lo que surge en mi mente después de leerlo es: ¿y? ¿Qué aporta el artículo en lo sustancial que se ventila en este asunto? Muy poco. Veamos:
    El 80% de su contenido versa sobre si es adecuado o no hacer una corrección formal PÚBLICA al Papa, o bien, en caso de que dicha corrección fuera necesaria, debería ser en PRIVADO. Y la opinión de Fortea es que ha de ser en todo caso privada. ¿Y bien? A esto hay que apuntillar dos cosas. 1) Yo siempre he entendido que los 4 cardenales eran partidarios de tal corrección privada, SI ES QUE TAL CORRECCIÓN FUERA NECESARIA (pero para llegar a ello, los cardenales entienden que eso sólo sería necesario si el Papa resolviera las dudas adhiriéndose a la interpretación herética). 2) Es difícil realizar una corrección privada si la persona a corregir no nos da opción a hacerlo. Esto es, si el Papa se niega a contestarles y a recibirles en audiencia privada (lo de “difícil” es un eufemismo, en realidad es imposible).
    Y en lo que se refiere al CONTENIDO de las dubia (en el que Fortea apenas entra, pues casi todo el artículo versa sobre lo anterior), el Padre Fortea comete un error lógico. Afirma que hay dos opciones (copio): “Opción A: El texto materialmente admite una interpretación ortodoxa. Luego el mismo cardenal puede dársela. Opción B: La intención papal respecto al texto era incorrecta. Luego no debe pedirse una interpretación al que se juzga inadecuado para ello.” Expresadas así las dos opciones no contemplan todas las posibilidades. Porque: 1) Es posible que el texto admita una interpretación ortodoxa (en su delicadeza, los autores de las dubia admiten esa buena intención papal), pero es posible que admita también claramente una interpretación heterodoxa (que esto es posible lo demuestra el que media Iglesia esté haciendo esto), en cuyo caso ES MÁS QUE PERTINENTE, UNA OBLIGACIÓN MORAL, aclarar el posible equívoco. 2) La opción B es justo la que quieren descartar los cardenales de las dubia. Pero, ¿cómo saber a priori que esa es la intención del Papa si éste no contesta?
    Dice Ricardo que el Papa no tiene obligación de contestar. Yo no lo sé, sospecho que al menos tiene una obligación moral de hacerlo. A lo mejor tampoco tiene la obligación de dar los buenos días a aquél con quien se cruza, a celebrar Misa todos los días, a rezar el breviario, etc, etc….Seguramente hay muchas que no son obligatorias, pero no hay que tener una gran sensibilidad moral y religiosa para entender que hay cosas que no están bien, algunas (no contestar al que te hace una pregunta sencilla, por ejemplo) son como mínimo una falta de educación. TAN DIFÍCIL ES ESTO DE ENTENDER. TAN DIFÍCIL ES CONTESTAR A UNAS PREGUNTAS MUY CLARAS –Y MUY FÁCILES DE RESPONDER DESDE LA TRADICIÓN PARA QUIEN TENGA UNA MÍNIMA FORMACIÓN TEOLÓGICO-MORAL– CUYA RESPUESTA INQUIETA A MUCHÍSIMOS FIELES, Y CONFUNDE A MUCHOS OTROS.
    Y, por último, empiezo a estar un poco molesto con la repetición del argumento (el padre Fortea insiste en ello) de que el Papa Francisco intenta acoger de un modo benigno a las almas que no se ajustan plenamente a la verdad. Que el carisma de Francisco es la misericordia y bla, bla, bla… (claro, Juan Pablo II y Benedicto XVI eran unos intransigentes que desconocían la misericordia de Dios). Y conste que yo era de los que interpretaban así este Pontificado y lo recibieron con alegría. Pero ya no cuela, son ya demasiadas cosas…

  19. José dice:

    ¿Preguntan si pueden existir excepciones que hagan que un acto inmoral puede ser aceptable?, pues no hace falta ir muy lejos, la defenda oropia es una excepción que hace aceptable el acto inmoral del homicidio.

    Además de eso también está aceptada por la iglesia la teorïa del mal menor, es aceotable hacer algo inmoral para evitar hacer algo inmoral de más gravedad, la novedad con Francisco es que eso se aplique en el caso de la comunión de divorciados, los principios no gan cambiado, lo que ha cambiado es que se aplica a un caso que nunca se había aplicado, eso está dentro de las atribuciones de su cargo como vicario ee Cristo, ouedexser discutido su punto de vista lero no se puede decjr que hata adoptado principios que no estuvieran ya aceptados por la iglesia.

    El papa no tiene por qué someterse a los deseos de cuatro cardenales, tiene derecho a actuar libremente y no que los demás obliguen al papa a actuar como ellos desean.

    No se que corrección pueden hacer dos cardenales con dudas al papa y al resto de cardenales y obispos, no se que recorrido puede tener eso, quizás sería más facil, que los dis cardenales se matricularsn de nuevo en la gregoriana y recordaran las exceociones a normas morales aceptadas por la iglesia y la teoría del mal menor, de paso pueden leer el evangelio para distinguir lo esencial de lo accesorio, a buen seguro se les quitaban las dudas.

  20. Beatriz dice:

    “Los ‘dubia’ cumplen un año sin respuesta del Papa”.

    Los dos que quedan, ya tienen la respuesta: “El Papa disuelve y refunda el Instituto Juan Pablo II sobre matrimonio y familia”. Los otros dos, descansan en paz.

  21. Echenique dice:

    A estas alturas la corrección necesariamente tiene que ser pública, como lo fué la de San Pablo a San Pedro en el famoso incidente de Antioquía, porque la Amoris es pública, sus ambigüedades y errores son públicos, las interpretaciones más heterodoxas son públicas, las bendiciones francisquitas de tales interpretaciones heterodoxas son públicas y la confusión y el caos generados a propósito en los obispos, sacerdotes y pueblo fiel son más que publicos, son altamente perjudiciales para la salud moral y hasta psíquica de los fieles católicos que no nos merecemos este desbarajuste total. CORRECCIÓN YA.

  22. Echenique dice:

    Ángel, yo soy otro de los numerosos decepcionados. Pensaba que Francisco aunaba a la perfección doctrina y cercanía. Al poco tiempo me percaté que su doctrina es la antidoctrina y que la cercanía es una mera pose con gays, ateos, protestantes, islamistas .., pero no para acercarlos a Cristos sino para decirles que los malos somos los católicos, esos seres tan rígidos que no aceptamos el divorcio ni la Amoris que lo cuela de rondón. Resulta curioso que, en unos tiempos de enormes tragaderas para todo tipo de perversiones, el único problema seamos los rígidos católicos, que no nos convertimos a las respuestas múltiples y a los nuevos dogmas ambiental e inmigratorio. CORRECCIÓN YA.

  23. ricardo blaine dice:

    Angel: El episcopado mundial se ha pronunciado. El Santo Padre no tiene ninguna obligación moral ni canónica de contestar. Adenás, avaló la interpretación de los obispos de Buenos Aires.
    Allí mas que dudas hay una provocación imprudente que lleva a una ruptura eclesial. Si son señores entienden de moral las dudas que les puede suscitar tiene solución en los principios generales. Si realmente hubiera procedido lealmente bastaba hacer saber al Santo Padre y no provocar un escándalo bajo capa de sana “doctrina”. Y si el Santo Padre no les contesta lo que deben hacer es rezar y callar más cuando sus opiniones son más que cuestionables.
    Lea Ud. es blog minúsculo y algunos hasta han llegado al TOC con la AL. Fortea tiene razón; ningun bien han hecho las famosas dudas

  24. Echenique dice:

    Durante el arrianismo, declarado herejía a posteriori, prácticamente todos los obispos se declararon arrianos, La misericorditis amorosa variopinta será declarada herejía tarde o temprano, sobre todo por decir, en AL303, que pecar es la respuesta generosa que Dios pide en esas circunstancias, aunque no reflejen plenamente el idea, con lo que el matrimonio indisoluble queda reducido a mero ideal.

  25. Echenique dice:

    “Una sola offesa è ora vigorosamente punita: l’accurata osservanza delle tradizioni dei nostri padri….le persone religiose restano silenziose, ma ogni lingua blasfema è scatenata”.
    San Basilio Magno

  26. Echenique dice:

    La ignorancia no se solventa con la comunión sino con la catequesis. Darle la comunión a quien ignora que ha pecado gravemente con el adulterio continuado y consolidado, lo que resulta harto difícil, es elevar la ignorancia a rango de categoría, pero Jesucristo no nos pidió predicar la ignorancia sino el evangelio.

  27. Ángel dice:

    Ricardo:
    “El episcopado mundial se ha pronunciado”. ¿Cuándo, dónde? Y, ¿qué es lo que ha dicho? (te pediría respuestas, no enlaces). “El Santo Padre no tiene ninguna obligación moral ni canónica de contestar”. Vale, aceptemos pulpo. Tampoco el buen pastor tenía obligación de ir a por la oveja perdida (supongamos que “Burke y sus secuaces” se están descarriando), ni el padre de la parábola tenía obligación de recibir al hijo pródigo con los brazos abiertos, etc, etc… Porque, ¿quienes son los buenos? Al parecer los gays, los adúlteros, etc, etc… ¿quiénes son los malos? Burke y demás gente rígida e intolerante. Bueno, pues parece que la actitud evangélica sería de acogida al “pecador”, ¿no? Sé que ricardo y cía lo ven al revés (Burke sería el hijo mayor de la parábola). Pues bien, hasta a ése el buen padre misericordioso fue a hablar con él, fue a su encuentro. por lo tanto, hasta desde ese punto de vista el Papa debería tener en cuenta a los cardenales “díscolos” (Ya lo veo venir, ricardo, nos vas a insistir en que el Papa no tiene obligación de responder ni de recibirles, erre que erre. Pues nada, tú mismo)
    “Adenás, avaló la interpretación de los obispos de Buenos Aires”. (que responde las dubias…¿en qué sentido?) Pregúntate una cosa: Si la AL estaba tan clara, ¿por qué los obispos de Buenos Aires hacen una interpretación? Ah, porque era necesaria. Pero, ¿no estaba todo claro? ¿por qué “aclarar”?
    “Allí mas que dudas hay una provocación imprudente que lleva a una ruptura eclesial”. ¿por qué? Yo no lo entiendo. ¿Preguntar es provocar?
    “Si realmente hubiera procedido lealmente bastaba hacer saber al Santo Padre y no provocar un escándalo” Hacer saber, ¿cómo? ¿eso qué quiere decir? ¿preguntando tal vez?
    “Y si el Santo Padre no les contesta lo que deben hacer es rezar y callar más cuando sus opiniones son más que cuestionables.” Ricardo, si sus opiniones son más que cuestionables, que el Papa sea claro y diga “no quiero que cunda la confusión en el seno de la Iglesia, las opiniones de estos señores son más que cuestionables, la prueba de ello es que lo ha dicho ricardo blaine” o algo por el estilo? Porque, ¿de dónde te sacas que son más que cuestionables (supongo que quieres decir erróneas)?
    Y si lo único que cabe es rezar, por qué no te dedicas tú a rezar y a callar en vez de arremeter contra quienes discrepamos?

    Ricardo tu línea argumental no es mostrar por qué no llevan razón, sino insistir en que está todo claro y no hay más que hablar. Y que si el Papa dice que 2 + 2 son 5, por algo será, y si otro dice que no lo ve claro, que a él le parece que son 4, no hay nada que hacer más que remitirse a lo que ha dicho el Papa (o los obispos de Buenos Aires).

  28. ricardo blaine dice:

    Angel: Si ignoras la gestación de la AL es tu culpa. En cuanto a que son “totalmente cuestionables” porque presentar serios defectos de argumentación. ¿Como es que ahora el acto moral es una especie de física de las acciones humanas? Hay que ver caso por caso y no caer en un tuciorismo moral cerrado y superado que es caso de los “dubitativos”.

  29. Ángel dice:

    Ricardo blaine:
    Voy a volver a tomarme la molestia de responder a tu “respuesta”.
    De tu respuesta deduzco que consideras que, para entender e interpretar correctamente la AL hay que conocer la gestación del documento. ¿Me estás diciendo en serio que hay que exigir a todo el pueblo fiel dicho conocimiento para poder entender bien las enseñanzas morales papales? Sin comentarios.
    Por cierto, conozco la gestación, tal vez mejor que tú: de hecho es MUY SIGNIFICATIVO que Kaspers aplauda con las orejas el resultado, sabiendo que su propuesta anterior al sínodo era que los separados que viven con nueva pareja pudieran volver a comulgar manteniendo su situación (a lo cual numerosos teólogos y obispos que hoy están callados, respondieron negativamente).
    En cambio, yo albergo serias dudas acerca de que hayas leído (o entendido), la línea argumental de los “disidentes” (ya sean los cardenales, Seifert, etc.). Porque su postura no tiene NADA que ver con el rigorismo moral ni defiende que “el acto moral sea una especie de física de las acciones humanas”. Esa acusación, procedente de viejas propuestas morales YA SUPERADAS POR LA VERITATIS SPLENDOR -ojo, encíclica papal eh- que pretendían defender el consecuencialismo y el proporcionalismo moral, es la artimaña mediante la cual se quiere presentar el relativismo bajo disfraz. Y lo hace desfigurando la posición clásica para así criticarla más fácilmente.
    Tu nueva intervención ha sido para mí muy reveladora, porque ahora veo cuál es la posición en la que te mueves: y que es heterodoxa, tanto desde la moral católica como desde la ética natural. Nótese que digo TU posición, ni siquiera digo la de Francisco u otros valedores de la AL, pues sigo esperando aclaraciones. Tú me has dejado claro que te adhieres a la interpretación heterodoxa. Y si esa fuera LA interpretación correcta (¿Santo Padre, hay alguien ahí?) entonces la AL es heterodoxa.
    Y ahora, para los que puedan acusarme de dármelas de nada: ¿qué tal si nos leemos la Veritatis Splendor?
    Saludos.

  30. Ángel dice:

    Respuesta a José:
    La defensa propia, en contra de lo que algunos piensan, NO es una excepción que hace aceptable el acto inmoral del homicidio. Tampoco es verdad que “está aceptada por la iglesia la teoría del mal menor, es aceptable hacer algo inmoral para evitar hacer algo inmoral de más gravedad”. Cuanto más escribís los defensores de la AL, más claro está que ésta, o es herética, o, en el mejor de los casos, necesita ser mejor expresada.
    De hecho, la frase tuya que he copiado está EXPLÍCITAMENTE CONDENADA POR LA IGLESIA. Nunca es lícito que “hagamos el mal para que venga el bien” (Romanos 3, 8).
    Por lo tanto, si muchos interpretáis que Francisco está diciendo eso, tenemos un problema.
    ¡A VER SI NOS CONVENCEMOS DE UNA VEZ! (Marian y demás, ¿estáis por ahí?)
    El asesinato u homicidio voluntario es intrisece malum. La defensa propia no es un homicidio voluntario, no es un asesinato (hacer algo para quitarle la vida a alguien). De hecho, cuando uno decide matar a alguien para salvar su vida, actúa inmoralmente. Lo permitido es defenderse; si de la defensa propia resulta la muerte del agresor, puede ser lícita, pero siempre que sea un homicidio involuntario (la defensa puede desembocar en la muerte del agresor porque no haya sido posible llevar a cabo una defensa eficaz sin hacer algo que le provoca la muerte, PERO NO PORQUE MI ACTO SEA: “LE MATO Y ASÍ NO ME AGREDE”)

  31. ricardo blaine dice:

    Angel eso de que conoces mejor que yo la Al corre por tu cuenta. No refutas que para ti el acto moral es una especie de física de la conducta humana. Decir que la AL es herética solo corre por tu cuenta y te repito TU posición es típica de un tuciorista rígido. Lee la interpretación de los obispos de Buenos Aires. En definitiva, has escrito mucho pero no aportas argumentos para derrotar que la Al no presenta ningún problema con la moral de la Iglesia.
    Te pregunto si en una cárcel absuelves a un mercenario narco con varias muertes encima la pregunta es ¿Lo puedes absolver sabiendo que al salir volverá a matar? ¿O directamente no lo absuelves y le niegas la comunión?

  32. Ángel dice:

    No, claro que no lo refuto. Hay montones de trabajos que lo hacen. Y, sobre todo, lo hace la VS. Te copio su número 47 para que no te molestes en buscarlo:
    “En este contexto han surgido las objeciones de fisicismo y naturalismo contra la concepción tradicional de la ley natural. Ésta presentaría como leyes morales las que en sí mismas serían sólo leyes biológicas. Así, muy superficialmente, se atribuiría a algunos comportamientos humanos un carácter permanente e inmutable, y, sobre esa base, se pretendería formular normas morales universalmente válidas. Según algunos teólogos, semejante argumento biologista o naturalista estaría presente incluso en algunos documentos del Magisterio de la Iglesia, especialmente en los relativos al ámbito de la ética sexual y matrimonial. Basados en una concepción naturalística del acto sexual, se condenarían como moralmente inadmisibles la contracepción, la esterilización directa, el autoerotismo, las relaciones prematrimoniales, las relaciones homosexuales, así como la fecundación artificial. Ahora bien, según el parecer de estos teólogos, la valoración moralmente negativa de tales actos no consideraría de manera adecuada el carácter racional y libre del hombre, ni el condicionamiento cultural de cada norma moral. Ellos dicen que el hombre, como ser racional, no sólo puede, sino que incluso debe decidir libremente el sentido de sus comportamientos. Este decidir el sentido debería tener en cuenta, obviamente, los múltiples límites del ser humano, que tiene una condición corpórea e histórica. Además, debería considerar los modelos de comportamiento y el significado que éstos tienen en una cultura determinada. Y, sobre todo, debería respetar el mandamiento fundamental del amor a Dios y al prójimo. Afirman también que, sin embargo, Dios ha creado al hombre como ser racionalmente libre; lo ha dejado «en manos de su propio albedrío» y de él espera una propia y racional formación de su vida. El amor al prójimo significaría sobre todo o exclusivamente un respeto a su libre decisión sobre sí mismo. Los mecanismos de los comportamientos propios del hombre, así como las llamadas inclinaciones naturales, establecerían al máximo —como suele decirse— una orientación general del comportamiento correcto, pero no podrían determinar la valoración moral de cada acto humano, tan complejo desde el punto de vista de las situaciones” (VS, 47). Esos “algunos teólogos” que tienen la concepción que aquí se expresa, SON PRECISAMENTE LOS QUE CRITICA LA ENCÍCLICA. Blanco y en botella. ¿Te convences ahora? Ya imagino que no.
    En cuanto a tu pregunta, pues la respuesta es muy evidente, pero ¿sabes? No te voy a responder. No tengo obligación (ni canónica ni moral) de hacerlo. ¿A que no? Mola, eh.
    Paz y bien.

  33. ricardo blaine dice:

    Angel: NO respondes. No puedes. Gracias. Lo demás bla…bla…bla

  34. Ángel dice:

    Me apena que para usted la encíclica de Juan Pablo II Veritatis Splendor no sea más que bla…bla…bla… Se lo digo sinceramente.

  35. ricardo blaine dice:

    Angel: esa afirmación corre por su exclusiva y extraña cuenta.

  36. Hugo Z. Hackenbush dice:

    Y lo que les queda…

  37. Echenique dice:

    Me asombra favorablemente el bagaje doctrinal y los sólidos argumentos de Bruno. http://infocatolica.com/blog/espadadedoblefilo.php/1711131251-respuesta-al-p-fortea-sobre-a