¿Es inocente el cura de Cuenca condenado a cuatro años de cárcel por abusos a menores?

El padre Nilton celebrando la Misa Tradicional El padre Nilton celebrando la Misa Tradicional
|

La semana pasada el sacerdote Nilton Bustamante fue condenado a cuatro años de prisión tras pactar con la Fiscalía, que pedía once años de prisión.

Estamos de nuevo ante un caso que genera un mar de dudas sobre la condena. En primer lugar, cabe resaltar que el sacerdote ha reconocido los hechos simplemente para no entrar en prisión, aunque ante el juez se declaró inocente de cualquier tipo de abuso sexual a menores.

Los medios de comunicación generalistas se han limitado a informar de la sentencia y de los hechos imputados, aunque ninguno ha contado nada sobre la intrahistoria que hay detrás. Como datos relevantes, hay que señalar que las familias de los jóvenes han renunciado a cobrar la indemnización y que no hubo ningún tipo de denuncia de los padres, ya que la Fiscalía actuó de oficio tras una información que llegó al obispado y que estos pusieron en conocimiento de la Policía para seguir con los protocolos establecidos.

Varias fuentes próximas al sacerdote de origen peruano, muy querido por los feligreses de la media docena de pueblos que atendía, ya alertaron a este medio hace unos días sobre el atropello judicial al que se estaba sometiendo al padre Nilton. Esta versión, ha sido confirmada por otro sacerdote de Cuenca, Juan María Sellas, quien compartía piso con el sacerdote condenado por la justicia civil.

El testimonio de otro sacerdote de Cuenca

El sacerdote Juan María Sellas, ha compartido a través de un audio de más de media hora su testimonio personal sobre los hechos acontecidos y que se le imputan a Nilton Bustamante.

En ese testimonio, el padre Sellas confirma que compartían piso desde agosto del año 2021 para ahorrar un alquiler a la diócesis. Este sacerdote es quien confirma que las tres familias afectadas han renunciado a los 3000 euros de indemnización que el padre Nilton debe pagar a cada una de ellas. También señala que en ningún momento los padres de los menores involucrados en este episodio denunciaron al sacerdote.

El padre Juan María Sellas, compañero de piso del sacerdote que se ha visto envuelto en toda esta polémica y que se ha saldado con una condena de cuatro años de prisión aunque no cumplirá pena entre rejas, ha relatado que el día antes del acto de conciliación, ya que tras pactar con la fiscalía no se llegó a juicio, uno de los padres se puso en contacto con el abogado del padre Nilton para decirle que sentía mucho el revuelo que se había armado y que estaban apenados de que todo hubiera llegado a este punto y que lo lamentaban muchísimo.

El padre Nilton fue acusado de realizar tocamientos a niños y niñas mientras jugaban a las ‘tinieblas’ juego que consiste en ir con los ojos cerrados buscando al resto de participantes y adivinar quien es. El cura compañero de piso de Nilton reconoce que el sacerdote pudo cometer la imprudencia de meter a los menores en su casa a jugar.

Cuando llegó la información al obispado de estos supuestos tocamientos a menores, el obispo José María Yanguas puso en conocimiento de la policía esta información que desembocó en un registro policial de la casa de ambos sacerdotes en busca de pruebas aunque no lograron encontrar ningún tipo de contenido pedófilo ni similares.

En el momento del registro policial, el padre Nilton se encontraba en Francia a donde se había retirado a un monasterio durante un tiempo para avanzar con sus estudios e investigaciones. Este suceso motivó que el sacerdote acusado regresara a España para prestar declaración y colaborar con la justicia.

Sin condena canónica

La diócesis de Cuenca abrió un expediente canónico para investigar internamente lo ocurrido y se cerró sin tomar ningún tipo de medida canónica ni disciplinaria contra el sacerdote al no encontrar ningún hecho delictivo ni conducta inapropiada por parte del sacerdote.

A pesar de esto, la Fiscalía de Cuenca actuó de oficio y emprendió la causa contra el padre Nilton al que acusaron de abusos sexuales a menores y ciberacoso. El sacerdote se enfrentaba a una pena de 11 años de cárcel si el juez le declaraba culpable. Tanto el sacerdote con el que compartía piso como otras fuentes próximas al padre Nilton, confiesan que aceptó declararse culpable para evitar hacer pasar el mal trago a su madre y familiares de verle en prisión, aunque insistía en su inocencia.

El obispo de Cuenca le especificó que debía ser él quien tomase la decisión de declararse culpable para evitar ir a la cárcel o si por el contrario se la jugaba a ir a juicio y defender su inocencia.

Finalmente, el padre Nilton a pesar de la presión mediática, decidió pactar con la Fiscalía la pena de cuatro años de cárcel y el pago de las indemnizaciones, aunque reiteró ante el juez de nuevo su inocencia, negó los hechos que se le imputaban y las familias de los menores han rechazado el dinero de la multa. ¿Estamos ante un nuevo caso de abuso judicial contra un sacerdote?

Lo más llamativo de todo esto, es también el silencio de la diócesis de Cuenca. No han publicado ningún comunicado de condena de los hechos, lo cual hace presagiar que dentro de la diócesis existe apoyo implícito al sacerdote peruano.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
31 comentarios en “¿Es inocente el cura de Cuenca condenado a cuatro años de cárcel por abusos a menores?
    1. Para confundir. Coger como bandera la Misa Tradicional para su causa. A este sacerdote lo echaron de si congregación por crear división y defender doctrina cismatica. Todo bajo apariencia de bien. Eso de la humildad y obediencia? Tuvo una formación Ignaciana, y ellos mismos se escandalizan en lo que se ha convertido.

  1. ¿Se declara culpable ante el juez (acepta la comisión de los hechos) y al mismo tiempo se declara inocente?
    Si uno es inocente, no debe aceptar ninguna culpabilidad por ninguna otra razón. Su aceptación causa un gran daño a la Iglesia. Aunque luego juegue al «sí, pero no».
    Y digo yo: si era inocente, y por lo tanto no podían existir pruebas de culpabilidad, ¿dónde estaba el problema? No debería haber temido a nada. Al contrario. Hubiese sido ejemplar su actitud frente a una injusticia.
    Ahora todo quedó terriblemente embarrado.
    Mejor sería que la diócesis lo aclarase. De otra manera, el daño ya quedará servido para siempre

    1. JOSE M
      Totalmente de acuerdo. Si uno es inocente, y mas si es cura, y tiene como tal una dimensión pública, debe ir con su inocencia hasta el final, aunque eso suponga la carcel. No aceptar ni media componenda.
      A mi todo esto me hace sospechar mucho. Un cura que juega a las tinieblas con niños debe de ser apartado a un monasterio a decir misa a octogenarios y que juegue a las tinieblas con ellos. Desde luego no pasa el listón mínimo de prudencia y sensatez para ser cura. Ya se hay que muchos otros que tampoco lo pasan, pero al menos no lo demuestran en público.
      Para mi esto apesta. Y si no es malo es tonto, muy tonto.

      1. Un cura muy joven, sin malicia, peruano. De los pocos que consiguen que todos los niños y adolescentes del pueblo vayan a misa. Acostumbrado en su país a montones de niños por todas partes, a jugar con ellos y hacerse todo con todos para salvar a todos. También con los ancianos, pobres y desvalidos.

    2. «Y digo yo: si era inocente, y por lo tanto no podían existir pruebas de culpabilidad, ¿dónde estaba el problema?»
      Que se lo digan al profe de Gaztelueta al que han condenado sin pruebas

  2. Comprendo que el temor a un largo juicio, acompañado por una multitud de cuervos con carnet de periodistas y de partido a sueldo de «genocidas» gabilondistas, llevara a este cura a amilanarse. Hubiese sido mejor imitar a Cristo y a la multitud de mártires, que jalonan la historia de la Iglesia, en defensa de la verdad.

    1. Contaba cosas de antes de ser seminarista, cuando tuvo novias. Cosas más bien románticas. Aunque imprudentes por wasap con una menor. Pero no son sexuales ni ofensivas ni delictivas.

      1. Simplicio, siento mucho lo que está pasando pero el no haberte mantenido como inocente ha sido un gravísimo error. Y digo bien, pues creo que estoy hablando con el mismo Padre Nilton, bajo pseudónimo.

        1. No soy el Padre Nilton. El Padre Nilton se ha declarado siempre inocente. Ha admitido los hechos, es decir, unos juegos inocentes y un WhatsApp relatando cosas románticas de antes de ser seminarista.

          1. Pero en tu audio dices que es un audio a una chica que le regaña por entrar a su casa….no cuadra nada. Si según tu audio P.S. es por eso, donde está el delito? Esa es la prueba que según tú, se lió todo….aix…

  3. No se puede ser inocente y culpable a la vez, como el propio juez le ha señalado a este señor en la vista del juicio; si, asistido de abogado, ha reconocido los hechos que se le imputaban, resulta merecedor de la condena impuesta -2 años de cárcel por cada delito-, que implica, además, que durante 19 años no podrá tener contacto con menores, pasará 13 años el libertad vigilada y ha de guardar un alejamiento 200 metros respecto de los dos menores víctimas de abusos durante un período de diez años, y de tres años en el caso de la víctima de ciberacoso.

    1. Como el abogado haya sido de oficio, le puede haber recomendado cualquier cosa. Hasta podría estar compinchado con políticos o intereses oscuros para ganar puntos. Si te contara algunos casos…

      1. JAVCUS
        Lo siento, pero insisto, un cura inocente debe mantenerlo hasta el final, aunque sea heroicamente. Esto va mucho mas alla de estrategias de defensa. Si quiere hacer esas estrategias que se secularice. De todas formas este cura muy espabilado no es. Eso de jugar a las tinieblas con niños me da grima. O es malo o es muy tonto.

    2. Reconoció los hechos, o sea, los juegos. Y el mensaje a la chica:
      «No tenía nada de guapo, ni de bueno, ni en el exterior ni en el interior, pero sabía conquistarlas con mimos. Me encantaba ser romántico, que para mi cada una novia era como una princesa, algún regalo, algún detalle… y ser muuuuuy cariñoso, susurrarle al oído cositas me encantaba… y les encantaba claro. A ver lo de susurrar al oído »cositas« me refiero a »eres preciosa, te amo. Pareces una estrella caída del cielo. Mi bombón«.

      1. No sé si será culpable o no, pero si el texto entrecomillado es el que envió por Whatsapp a la chica me parece completamente fuera de lugar: ¿qué sentido tiene que un sacerdote le cuente a una chica cómo ligaba cuando era joven? ¿Y lo de que era muuuuuy cariñoso? Lo menos malo que se me ocurre es decir que a este joven sacerdote le falta un hervor, pero en realidad solo le encuentro sentido a ese tipo de comentarios si tras ese mensaje sus intenciones no son precisamente buenas.

    3. ¡No se lance usted al barro tan rápido!
      El sistema de conformidad con la pena, introducido en España como remedio para la vergüenza de una justicia a la que adelantan los caracoles paseando, es de más que dudosa legalidad en varios aspectos:
      – Como tenía establecida la jurisprudencia del TS, en el proceso civil rige el principio dispositivo y la autonomía de voluntad de las partes, pero en el penal operan el principio de legalidad y la indisponibilidad del objeto del proceso.
      – El proceso penal tiene como objetivo la búsqueda de la verdad material y es obligación del juez esclarecer los hechos.
      – Se vulnera el principio de presunción de inocencia, obviando la práctica de las pruebas en el juicio oral, que es lo que se pretende con la conformidad.
      – La conformidad favorece a los culpables que ven así reducida considerablemente su pena y perjudica al inocente que por miedo a pisar la cárcel, aunque sólo sea temporalmente, acaba tragando…

      1. – Está en el límite de la vulneración del derecho a no declarar contra sí mismo y a no confesarse culpable.
        – Se pasa por el arco del triunfo los principios procesales de oralidad, inmediación o publicidad.
        – Convierte al Ministerio Fiscal en órgano enjuiciador, en lugar de garante de la legalidad.
        – Etc. etc. etc.

        Resumiendo: una caca de la vaca de la tía paca de justicia, con tal de no doblar el espinazo.

        1. *Donde dice «Se vulnera el principio de presunción de inocencia, obviando la práctica de las pruebas en el juicio oral, que es lo que se pretende con la conformidad», debe decir: «Se vulnera el principio de presunción de inocencia, obviando la práctica de las pruebas en el juicio oral que es lo que se pretende con la conformidad».

  4. Ese sacerdote es inocente.
    La que no es inocente, es la campaña difamatoria que han emprendido contra él, y que forma parte de un plan para intentar destruir a la Iglesia.
    Y Francisco debería cambiar la normativa, a fin de que los obispos dejen de denunciar a sus sacerdotes ante los poderes del mundo (práctica que está prohibida de 1 Cor 6, pero Francisco no hace caso a la Biblia).

  5. Este sacerdote al parecer es extremadamente genuo o imprudente. Yo soy sacerdote y he servido en Chile, Perú y otros países. He sido profesor y formador en seminarios. Se debería de educar a los seminaristas sobre no se puede hacer. Una vez en Chile en una parroquia me pidieron sirva una capilla y descononia el camino. Quisieron que un chico fuera conmigo para enseñarme el camino. Le dije que en ningún caso iría con chico solo. Tendrían que buscar a un adulto. Conozco el cas de un sacerdote falsamente acusado de haber tocado a un chico. La Fiscalia le ofreció reducir drásticamente la pena. Ese sacerdote lleva 26 años en la cárcel porque no quiso reconocer que había hecho algo que no hizo.
    Este sacerdote peruano no fue bien aconsejado. Lo de que pensaría su madre ni vale porque si el ni mentia nunca no su madre no creería la acusación. Conocí a dos sacerdotes acusados de haber abusado a menores. Ambos fueron exonerados por laFiscalia Peruana y por la Doctrina de la Fé. Prudencia.

  6. A veces la persecución proviene de las autoridades públicas, pero otras de los obispos que desean sacudirse a un cura que le es incómodo y no servil

  7. Todo muy triste pero viendo el panorama, a este presbítero, ¿cómo se le ocurren semejantes juegos en semejante lugar? Ha pecado de imprudente, ingenuo y ligero de cabeza. Aunque no haya hecho nada de lo que le han acusado y condenado, tiene todo el escenario bien dispuesto para ello, indicios sobrantes incrementados por la presión social y el ambiente persecutorio general contra la Iglesia, bien voceado por el diario gubernamental. Y luego, «reconoce» los cargos a la vez que declara ser inocente, pues… técnicamente culpable…y ante esto se esfuman la renuncia a la indemnización, lo no denuncia de los padres, los apoyos al sacerdote…y lo que trasciende dolosamente para la
    Iglesia es la condena. Vivimos tiempos en que hay que estar bien despiertos, siempre vigilantes, sin ningún ingenuo buenismo que pueda engañar a nadie…los enemigos de la iglesia están ojo avizor, tienen mucho poder y eso exige mayor rigor, mejor formación y más resistencia. Eso sí: el culpable, que lo pague.

  8. Paga abogado, procurador, costes del juicio… recurso, otro recurso… vuelve a pagar y al final la sentencia está dictada desde antes de que empezara el juicio, pero hasta diez o quince años de enredo, dependiendo de cómo los políticos querían chantajear a la iglesia, si no terminas con un infarto si terminas con las ya diezmadas arcas de la diócesis, de la familia y hasta de los vecinos para pagar.. todo esto sin contar el circo mediático, los justicieros autónomos rajando ruedas y grafiteando las puertas de la casa y la parroquia, ni lo que le haya dicho el obispo por detrás o el abogado de la diócesis… los comentaristas ven demasiadas películas de juicios y en España hace muchos años ya que no hay derecho ni justicia.

    1. Yo soy comentarista y veo muy pocas películas. No obstante, digo y mantengo que nadie debe admitir ante un juez algo que no ha hecho. Y para condenar, que presenten pruebas.
      Creo que no se está contando toda la verdad. Aunque también sea cierto que la Iglesia es perseguida y acosada. Mayor motivo para no aceptar una culpabilidad gratuitamente

  9. Si hubiera estado de rodillas delante del Santísimo o pasando horas en el confesionario en vez de jugando con niños,cosa que no le corresponde o contando intimidades completamente fuera de lugar a adolescentes,no le hubiera pasado esto,en el pecado está la penitencia.

    1. Dejad que los niños se acerquen a Mí.
      Formaba parte de su compromiso pastoral. Sin acepción de personas, o sea, que atendía a gente de todas clases, sobre todo ancianos, que es lo que más abunda en los pueblos.
      Y seguro que es de los que sí pasa mucho tiempo de rodillas ante el Santísimo. Y en confesionario, las horas que corresponde. Cuando se tienen varios pueblos se pasan muchas horas de trayectos, entierros, funerales, etc.
      Y de los que insistían mucho en la castidad, la pureza, etc. Me consta.

  10. Si tienes conversaciones por watshap a altas horas de la madrugada con jovencitas, pasa lo que pasa…No es el primer padre que llama la atención a su hija por hablar con este sacerdote a esas horas. Por el echo de ser sacerdote, no te da pié a hablar de según qué temas con adolescentes…hay que hablar según qué temas, pero también conozco a algún padre de familia que ha tenido que hablar con otro sacerdote para decirle si es normal que esté sacerdote comentara ciertas cosas al detalle con su hija. Oraciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles