El cardenal Sarah lamenta haber contribuido a un libro sobre Traditionis custodes

Sarah libro Traditionis Custodes
|

El cardenal Robert Sarah, exprefecto para el Culto Divino, ha sido uno de los 45 autores cuya opinión sobre la Misa Tradicional aparece en el libro recopilado por el periodista norteamericano Peter Kwasniewski, De la paz de Benedicto, a la guerra de Francisco. Y ahora lamenta su participación viendo con quién comparte autoría.

El cardenal Sarah jamás hubiera dado su aprobación para que su texto apareciera en el libro de Kwasniewski de haber sabido que uno de los otros autores era el ‘rebelde’ arzobispo Carlo Maria Viganò, asegura a I.Media una fuente cercana al purpurado africano.

De la paz de Benedicto a la guerra de Francisco

De hecho, el exprefecto no escribió el texto en cuestión para el libro, sino que meramente dio su permiso para que se incorporara al mismo una traducción de una larga entrevista que había concedido al diario francés Le Figaro, solo una parte de la cual estaba dedicada a cuestiones litúrgicas.

Sarah, según la fuente mencionada, “no quería ni quiere participar en polémicas”, y es indudable que el objetivo de Kwasniewski es más que polémico, con autores como Gerhard Ludwig Müller, Raymond Burke, Walter Brandmüller, Joseph Zen y el citado Viganò.

Sarah se hubiera negado de inmediato si hubiera conocido la participación de Viganò, e incluso de haber conocido el título y la intención “belicosa” del compilador, lo que ha perturbado considerablemente al prelado guineano.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
52 comentarios en “El cardenal Sarah lamenta haber contribuido a un libro sobre Traditionis custodes
    1. Defender la verdad no es polémico, expandir la mentira si que lo es.

      El problema no es si hay polémica o no, sino lo que se ha escrito es verdad o no. Si Sarah no se arrepiente de sus palabras, no debería lamentarse de que aparezcan en este libro.

    2. WRada, el efecto inmediato de plantear el problema de esta forma por parte del periodista no es otro que: guerra y mas división. Creo que es una imprudencia y no sabemos las intenciones, pero no debeis caer tan rápido en los anzuelos que nos vayan poniendo. Esto es una lucha tremenda
      y ante algo que ni imaginamos sus dimensiones. Por tanto, la prudencia, oración y oración, pensar con serenidad, etc es necesario. Lógico que el Cardenal se haya desmarcado de semejante planteamiento.

      1. Si el planteamiento es que Benedicto XVI intentó que hubiera paz litúrgica y Francisco ha creado un conflicto y una división innecesaria e injusta (basada además en argumentos falsos y prejuicios), entonces no veo por qué ve lógico que el Cardenal Sarah se desmarque, siendo cierto dicho planteamiento.

  1. El cardenal Sarah se ha equivocado. Hay que ser valientes, y estar unidos en la defensa de la verdad contra los errores vengan de donde vengan.
    Yo por mi parte he dejado de comprar libros de Sarah, porque por un lado dice cosas que están bien, pero al mismo tiempo apoya a Francisco. Sarah hace lo mismo que otros como el P. Santiago Martín en Actualidad Comentada, con lo cual estos pastores fomentan el seguidismo de un pontificado errático.

    1. Deducimos entonces que son tibios.
      Que ni frío,ni calor.
      Ni blanco,ni negro.
      Ni que tu sí,sea sí.
      Ni que tu no,sea no.
      Y ya sabemos todos que piensa Dios sobre los tibios y qué hará con ellos.

      1. ¿Apoyar ‘Traditiones custodes’? Pues sí: ¡dónde vamos a llegar! Y no lo dude: se derogará en un futuro pontificado. Pero aquí de lo que se habla es de un libro y de si al Cardenal Sarah le gusta que aparezca en el mismo lo que él ha dicho al respecto (de lo cual no se ha retractado).

      1. Perdone, pero si no quería decir lo que ha dicho, no haberlo dicho. Sus palabras: «Sarah no se esconde y es lógico que no quiera que se le relacione con ciertos elementos desnortados». Así que, vuelvo a preguntarle: ¿dónde ha leído que el Cardenal Sarah no quiera que se le relacione con Francisco?

      2. Por la boca muere el pez: «Que tu creas que Francisco haya perdido norte no significa que así sea manipulador». Puede aplicar su propia réplica a usted mismo, sustituyendo ‘Francisco’ por ‘Viganò’ o por cualquiera de los nombres que aparecen en el libro y a quienes usted odia por defender la fe católica. Y no me tutee, que no soy su nieto ni uno de sus amigotes.

      3. Es el trato de «tú» el que hay que ganarse (con la confianza). A todo el mundo se le trata de usted salvo que dicha persona le diga lo contrario. Sus pueriles excusas sólo y demuestran que es un maleducado, y lejos de dejarme mal a mí, le retratan a usted como un patán.

      4. Pero no sea infantil: ¿cuándo le he tuteado yo a usted? Jamás. ¿Le parece poca prédica con el ejemplo? Si por más que intente arreglarlo…

    2. No me parece en absoluto que el Padre Santiago Martín haga seguidismo de este pontificad cuando constantemente muestra su preocupación por actos y omisiones contrarios a la doctrina y el Magisterio de la Iglesia. Lo hace educadamente y pide que recemos por el Papa y la Iglesia, cosa que es lógica y normal.
      En cuanto al Cardenal Sarah, por su cargo, no querrá ser asociado a Vigagnó a quien le importa un pito su futuro eclesiástico y se expresa de manera más contundente. A mí me gustan los dos.

      1. Sólo quería matizar su último párrafo: es verdad que a Viganò le importa un pito su futuro eclesiástico y dice lo que piensa; pero creer que el Cardenal Sarah no está en la misma posición de importarle un pito su futuro eclesiástico y que sea por éso por lo que no quiere verse asociado al primero (lo cual es una mera suposición, pues el Cardenal Sarah no ha dicho tal cosa), es pecar de ingenuo: ¿qué futuro eclesiático tiene el Cardenal Sarah? Ninguno. Sólo le queda ser Papa. Y, ¿alguien cree de verdad que con el actual colegio cardenalicio hay alguna posibilidad de que lo sea?

    3. Sacerdote mariano, se equivoca. Usted sabe que nuestra lucha no es contra la carne ….. Yo tambien he dejado oir al P. Santiago Martin. Pero cae usted en lo fácil y ya sabe que «el hombre apasionado hasta del bien lo convierte en mal». Estoy tan triste como usted con el problema, pero hay que tener prudencia, estar bien documentado y saber que nombrar ciertas cosas y sobre todo a cierta persona, hay que tener cuidado en hacerlo abiertamente porque el personal católico (en su mayoría) no sabe lo que ocurre de verdad y entonces resulta que hacemos el efecto contrario. Un saludo. Dios le bendiga.

  2. Si a este cardenal a quien se le debe el haber cerrado una etapa de 40 años en los que la Misa de la gran mayoría de los sacerdotes de lengua española se celebraba con la fórmula de la Consagración mal traducida puede ser tan cobarde ante el Papa de la pachamama y del abortero Biden ¿qué se puede esperar de los demás? ¡Ven Señor y sálvanos!

    1. Realmente, la traducción correcta del «pro multis» a las lenguas vernáculas no se debe al Cardenal Sarah, que fue sólo un «mandado», sino a Benedicto XVI, que fue quien así lo estableció.

  3. Muchos que lo justifican todo y siguen la deriva de la falsa Iglesia pensando que sabrán bajarse del tren cuando vean que se alejan definitivamente de Cristo, acabarán justificándolo todo. Ni querrán darse cuenta cuando hagan inválida la Eucaristía.

  4. Sarah, tiene las agallas muy bien puestas, es un hombre con una gran valentía y cero respeto humano.Lo que no quiere, y yo lo entiendo, es quedar pegado a Viganó, que da la sensación de estar poseído por el resentimiento y no por una actitud cristiana.Viganó, en algunas cosas tiene razón, pero en otras se equivoca y lamentablemente , arrastra a multitudes, que necesitan a toda costa, ser llevadas de la naríz. Hablar de Sarah, como una persona tibia, es no saber de quien están hablando, una burrada. SARAH QUIERE DESPEGARSE DE VIGANÓ, solo eso.

      1. Sé exactamente lo que usted depone en los comentarios de esta página, como el resto de quienes los leen. Así que, no se ponga tan estupendo.

    1. Tiendo a estar de acuerdo con Mercedes. El no querer figurar en libros con título belicoso (aunque yo esté totalmente de acuerdo con ese título, pero eso es aparte) no es necesariamente tibieza.

    2. Mercedes: gracias porque explicas muy bien lo que piensas. Y creo lo mismo.
      El Cardenal Sarah tendrá errores, como todo mundo,,
      Pero no se ve traidor, ni lambiscón, ni hipócrita,
      Yo creo que él hace todo lo que puede,,y lo que no puede,,se lo está dejando a Dios, y Viganó al revés, hace de más y le deja poco a Dios,, que es quien resuelve los problemas en los que nos metemos, algunos seres humanos, ( para no herir a otros)

      1. Mire Vd lo que dice. Todos los católicos debemos gratitud a Mons. Viganó por enfrentarse a este Judas que es Bergoglio. ¿Qué, a juicio de Vd, no acierta siempre en lo que dice o en cómo lo dice? Sospecho que podría decir bastante más de lo que dice pero, en cualquier caso, si la masa de obispos cobardes no le dejaran solo tendría quien le ayudase a acertar más de lo que ya acierta.

  5. La culpa de la corrección es del que hace mal, no del que corrige. Hay que corregir maternalmente.
    Sarah tiene algo de obsecuencia o servilismo que lo ha hecho dudar y aflojar de avances que había hecho, decepcionando a fieles que creyeron corregiría a Bergoglio.

  6. La verdad es la verdad, la diga Agamenón o su porquero.
    Sarah podrá estar en desacuerdo con la línea de acción adoptada por Mons. Viganó, pero no puede desdecirse de lo ya publicado.
    Si el Papa no hace ni caso a los cardenales de las «dubia», si Mons. Bruno Forte soltó lo que soltó acerca de lo que el Papa le dijo sobre la comunión de divorciados recasados , si sigue escandalizando al Pueblo de Dios con sus acciones o sus incomprensibles silencios, habrá que actuar como dice el Evangelio: primero corrección fraterna privada, después con dos o más testigos y luego denunciarlo ante la Comunidad.
    Si ni con estas reacciona, alguien tendrá que decir lo que sigue a continuación en el Evangelio: trátalo como a gentil y publicano.

    1. Su última frase es totalmente acertada y lapidaria. Así es la realidad de lo que estamos viviendo. No queda duda de que Francisco no es católico, tal como afirmó Viganó en una declaración de hace pocas semanas.

  7. Unos cuantos años después de la muerte de los últimos obispos y cardenales nombrados por ese hombre, un Papa o un Concilio habrán de declarar a Francisco como A n t i p a p a. A la Historia ya habrá pasado previamente como uno de los peores papas, doctrinalmente hablando.

    1. Lo malo es que, viendo el actual colegio cardenalicio, igual sale un calco u otro peor y le plantan una canonización exprés (ya sabe que un gran número de ellos piensan que todos los Papas posconciliares merecen subir a los altares, o, al menos, que debe implementarse como método infalible para que nadie cuestione su magisterio). A ver luego quién le pone el cascabel al gato…

      1. Los cardenales no son i m b é c i l e s, ni siquiera los que son c o r r u p t o s. Saben que otro Papa como este arruinará definitivamente este modelo de Iglesia del que viven muy bien.
        Igual que a este i m p r e s e n t a b l e lo eligió el colegio cardenalicio de Juan Pablo II y de Benedicto XVI, del actual colegio puede salir lo que usted dice o todo lo contrario.
        Recemos para que los cardenales sean verdaderamente dóciles al Espíritu Santo.
        Y de paso pueden tener alguna ayudita a la hora de elegir: «Red Hat Report»

  8. Díganos: ¿qué se ha manipulado? Porque tal cosa no se la hemos leído al Cardenal Sarah, sino sólo a usted, que es bastante dado a mentir. Además, eso sigue sin cambiar un hecho: el Cardenal Sarah no lamenta haber dicho lo que dijo. Y deje de ser tan sectario: acaba de salir al mercado… ¿y usted ya se ha leído el libro? Si no, ¿cómo sabe que es manipulador? Lo que ocurre es que usted odia a quienes aparecen en el libro por defender la sana doctrina. No hay más.

    1. Usted no es católico. No porque lo diga yo, sino por no profesar la fe católica (a la que odia y combate). Así que, no nos venga con cuentos. Usted no entiende que lo que cree la Iglesia no es opcional (creo ésto, pero ésto otro no). No existe ninguna «línea»: se llama fe católica y la profesamos todos los católicos sin excepción, porque si alguno no la profesara de forma íntegra, no sería católico (aunque esté bautizado y nominalmente lo siga siendo). Tales personas pueden autoengañarse o intentar engañar a otros, pero a Dios no le engañan. No le arriendo las ganancias.

    2. «Es un orgullo tus palabras pues si ser católico es tratar con el desprecio que tratas a millones de católicos no quiero ser católico».

      Qué excusas más baratas: usted ya no era católico antes de que supiera de mi existencia. Nadie se va a creer que las herejias que suelta aqui se deban a mis réplicas a sus sandeces, que datan desde hace escasamente tres meses. Su actitud me recuerda ese dicho/chiste de «que se joda el sargento que no como rancho». Si a usted le parece estupendo y se siente orgulloso de no ser católico, el que pierde es usted, no yo. No necesito conocerle para replicar sus comentarios, que hablan por sí mismos. Usted sabrá si su fe es distinta a lo que aquí escribe, pero lo lógico es pensar que no. Porque, ¿quién va a defender lo que no cree o atacar lo que sí cree? Y entérese de una vez: desprecio las herejias que usted suelta, no a usted.

    3. Por favor CATHOLICUS no preste atención a ese/a orate, cantamañanas, liante y, en cualquier caso, troll. TODOS mándenle a paseo porque lo que hace aquí es sembrar cizaña y no propiciar un debate. Y Don Carlos qué pasa que no acaba de una vez con este tipejo

  9. Qué maleducados son, a la hora de hablar de Papas, obispos y demás.Los creo capaces de dar sus opiniones, sin ser tan hirientes.Yo creo ,como dice Michael O»Brien,en Religion en Libertad, que estamos en la recta final, entonces, no es de extrañar, esta seguidilla de Papas santos(no estatuas rígidas impecables) y no nos extrañe, que este Papa, por gracia de Dios, vea sus errores y muera mártir, sería una gran gracia de Dios.

    1. Mártir no sé, pero elevado después a los altares más probablemente. Ya lo dijo el propio Francisco poco antes de la canonización express de Pablo VI: «¡Y Benedicto y yo en lista de espera!»
      Sería más sencillo, y ahorraría gastos, si los canonizasen en vida al tiempo de su elección como papas.

  10. Dice el padre Michel Rodrigué ((no sé cómo se escribe) el de Canadá,,que por cierto está suspendido por hablar, y bueno,, por hablar lo que parece verdad y ha resultado cierto, es más, el adelantó la noticia de que aparecería ése virus. El caso es que dice que el papa Francisco reconocerá sus errores,, pero será demasiado tarde Ya lo que pasa no es para que se resuelva con mortales,, sólo con la intervención clara de Dios Nuestro Señor .

  11. Estos tipos de la Fraternidad y tradicionalistas son todos unos prodigios juzgando. Tienen la verdad revelada. Saben quien se salva y quien se condena. Yo por mi parte voy a usar una celebre frase de Bob Dylan «es admirable que sepan respirar». El Dios Santo e Inmortal tenga Misericordia de todos ustedes pero no de la misma manera que ustedes la tienen con su prójimo. Son un caso perdido.

    1. ¿Pero qué es lo que está haciendo usted? Exactamente éso: juzgar. ¿Usted, que debe ser de «esos tipos la Teología de la Liberación o modernista» (la misma categoría que usted emplea para criticar a los que aquí escriben, pero a la inversa), es quien tiene la verdad revelada? ¿Ha leído a alguien decir que fulanito de tal se salve o se condene? Yo no lo he leído. Pero lo que sí puede leer es lo que dijo Cristo de quiénes se iban a salvar o a condenar. ¿O eso no le gusta que lo digamos tampoco? Gracias por quitarnos la paja del ojo, pero quítese primero el pedazo de viga de su ojo, para no escenificar aquello de «consejos vendo, que para mí no tengo».

  12. Eminencia: preocúpese más en defender la verdad y dar su vida por ella. Preocuparse con quien aparece en la foto o deja de aparecer, me parece, francamente, mundanismo.

  13. ¿Esta Vigano excomulgado? No, pues no sé por qué hay que tratarlo como apestado.

    Sarah esta en medio del torbellino, seamos comprensivos. El enemigo no es él, aunque a veces sea algo tibio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles