PUBLICIDAD

El problema son los enemigos de la Verdad, no los enemigos del Papa

|

Hay un movimiento revolucionario en los vértices de la Iglesia que, para consolidar su poder, tacha a todo el que plantee una objeción como «enemigo del papa». El caso del Pontificio Instituto Juan Pablo II es emblemático en este sentido, pero no es el único. El verdadero conflicto no está entre quién está a favor o en contra del papa, sino entre quien desea vivir y testimoniar la Verdad y quien quiere establecer una nueva Iglesia hecha por las manos del hombre.

Toda revolución necesita, para afirmarse, señalar a los supuestos contrarrevolucionarios que hay que eliminar; así se justifica el puño de hierro, se consigue que el pueblo se una compacto alrededor de los vencedores y se desaliente a todo aquel que quiera disentir públicamente. Es lo que sucedió con la Revolución francesa de 1789 que, con Robespierre, instauró el Terror, que golpeó también a los otros protagonistas de la propia Revolución e incluso eliminó al antiguo compañero Danton, amado por el pueblo. Es lo que sucedió con la Revolución bolchevique de 1917 y, más tarde, durante todo el periodo de la Unión Soviética: todo el que se apartaba de la línea impuesta por el Partido, incluso los antiguos compañeros de revolución, era acusado de ser un contrarrevolucionario y acababa decididamente mal. Es lo que sucede también en la China popular, donde todo el que quiera poner en discusión la línea del presidente (y los intereses de «su» corte) es un reaccionario, un burgués, un espía de los imperialistas, y se gana un viaje a un lugar desconocido.  

Otra característica de los movimientos revolucionarios es considerar la victoria de la revolución como el inicio de una nueva era que merece un nuevo calendario: fue así para la Revolución francesa (se inventaron incluso nuevos nombres para los meses), para al fascismo en Italia y también para la Camboya de Pol Pot.

Es triste tener que constatar que este fenómeno está sucediendo ahora en la Iglesia católica. Hasta hace unos años se podía sancionar a sacerdotes y teólogos que enseñaban cosas contrarias a la fe católica, o que tomaban decisiones de vida que estaban en clara contradicción con la enseñanza de la Iglesia; esto se hacía a través de un procedimiento interno en el cual se escuchaban las razones del «acusado», al que se invitaba a cambiar de comportamiento antes de resignarse a la sanción pública. Esto ya no es así: alrededor del papa Francisco se ha creado -o le ha precedido- un movimiento «revolucionario» que interpreta el inicio del pontificado actual como el alba de una nueva era: ya no habla de Iglesia católica, sino de Iglesia de Francisco; trata los documentos del pontífice como si fueran la carta magna fundamental de una nueva Iglesia, imparte justicia sumaria a todos los que, incluso sencillamente, recuerdan una verdad fundamental de la Iglesia católica, a saber: la necesaria continuidad del magisterio de un papa -y, por consiguiente, también de Francisco- con la Tradición apostólica.

El último caso, el del Pontificio Instituto Juan Pablo II, es paradigmático desde este punto de vista, y los artículos recientes de Avvenire que hemos comentado (hacer click aquí y aquí) son tan explícitos de esta perspectiva revolucionaria que no pueden no ser causa de alarma para todos los obispos que aún se consideren parte de la Iglesia católica. En este sentido es significativa la carta que, al respecto, ha enviado el obispo de Reggio Emilia, monseñor Massimo Camisasca, y cuya publicación el director de Avvenire no ha podido evitar (clicar aquí).

Ciertamente, no es el único caso. Siempre en relación con la publicación de Amoris Laetitia, sólo hay que recordar el trato que los periodistas y teólogos «guardianes de la revolución» han reservado a los cuatro cardenales que firmaron los Dubia, preocupados por la confusión que se había creado en la Iglesia a causa de las distintas y, a veces, opuestas interpretaciones de Amoris Laetitia. No se debaten los argumentos, se lanza la infame acusación (para unos católicos) de estar «contra el papa». Punto. Convertidos en parias, pierden cualquier derecho a exponer sus argumentaciones. Se inventan inverosímiles complots para detener al papa (la excusa habitual de la contrarrevolución), se hacen circular voces indignantes sobre este o ese «enemigo» de Francisco, mientras que la pandilla que le rodea y que se ha ganado la confianza del papa mangonea en el centro y en la periferia mientras aprovecha también para arreglar asuntos personales. Desde esta perspectiva es interesante todo el caso que ha obligado al obispo de Carpi, monseñor Francesco Cavina, a presentar su dimisión (clicar aquí).

El problema no está relacionado sólo con Amoris Laetitia; en cierto modo, lo que está sucediendo con la encíclica Laudato Si’ es aún peor. En este caso, una hipótesis científica, muy discutida y discutible, ha sido elevada al rango de dogma y ojo a quién la cuestione. Obviamente, quien cuestiona respecto a la teoría según la cual la actividad del hombre es la causa principal de un supuesto e imparable calentamiento global que tiene, supuestamente también, consecuencias catastróficas, se convierte en enemigo del papa, un contrarrevolucionario. Incluso se ha afirmado que quien critica a Greta (la jovencita sueca que se ha convertido en el símbolo de la lucha contra el cambio climático) lo que quiere, en realidad, es atacar a Francisco. Si no fuera algo serio, darían ganas de reírse.

El síndrome de los supuestos enemigos del papa ha afectado también al propio pontífice que, precisamente por este motivo, ha incurrido en el clamoroso incidente de los obispos chilenos y ahora está repitiendo el mismo error con otros «amigos» suyos, como el cardenal Maradiaga y el obispo argentino Zanchetta. Lo ha dicho en varias entrevistas, el papa Francisco está convencido de que las acusaciones contra sus amigos tiene, como objetivo real, atacarle a él. Así evita considerar la legitimidad de las acusaciones, con las inevitables y amargas sorpresas.

Reducir cualquier debate a un alinearse a favor o en contra del papa es claramente muy útil para la consolidación de la Revolución, favorecida, como cualquier revolución, por la desidia de muchos que, aun siendo conscientes de lo que está sucediendo, prefieren asentir y girar la cabeza a otro lado en lugar de ofrecerse como candidatos al patíbulo.

«¿Es posible que a nadie ya le interese la Verdad?», se preguntaba desconsolado el cardenal Carlo Caffarra en los últimos años de su vida, pensando sobre todo en sus hermanos obispos y cardenales. He aquí el quid de la cuestión: el verdadero conflicto de la Iglesia, hoy, no es quien está a favor o contra el papa. Para nosotros católicos no existe el estar contra el papa, no importa quién sea este; el punto verdadero y diferenciador es el «permanecer en la Verdad», es decir, la fidelidad a lo que Cristo nos ha revelado y la Iglesia nos ha transmitido hasta hoy, un problema que nos atañe a todos, incluido el papa. El conflicto está entre quien desea, incluso con todos sus límites y errores, permanecer en esta Verdad, que no se puede modificar según plazca a los hombres, y quien en cambio está interesado en establecer una nueva Iglesia hecha por las manos del hombre.

No es una casualidad que los «revolucionarios» utilicen también para la Iglesia categorías que son todas ellas políticas, todas ellas terrenales: el Papa es considerado un jefe de Estado o, mejor, jefe del partido único en el poder y, por lo tanto, con derecho a decir lo que quiere y cómo lo quiere. Este enfoque no es en absoluto católico y, como hemos escrito en estos días (clicar aquí), por su naturaleza en la Iglesia no puede haber cambios o revoluciones, sino sólo evoluciones en la continuidad. Sólo habría que comparar lo que sucede con este criterio para comprender la gravedad de lo que está sucediendo en los vértices de la Iglesia y desenmascarar a los falsos amigos del papa.

Publicado por Riccardo Cascioli en la Nuova Bussola Quotidiana.

PUBLICIDAD

Traducido por Verbum Caro para InfoVaticana.

76 comentarios en “El problema son los enemigos de la Verdad, no los enemigos del Papa
  1. Consecuencias de haber hipertrofiado el papado,y d haber convertido a su detentador en la cuarta persona de la Santísima Trinidad.Como bien consignó Chesterton, cualquier verdad particular que enloquece,acaba siendo una herejía…

  2. El Papa Francisco es cualquier cosa menos tonto. Por ello, no vale echar la culpa a la pandilla con la que se ha rodeado. El tiene toda la responsabilidad de esta situación.

    1. El problema sois vosotros los ultras que os creéis dueños de la verdad y pretendéis tener la perfección absoluta ideologizando el mensaje de Jesús.

      1. El problema tuyo es el contrario: que no ves la verdad que se te dice. Tu rebeldía te lleva a pretender que toda verdad que se te dice, debe ser combatida.

          1. Si fueran ciegos,no serían culpables,pero como dicen que ven,se convierten en responsables de los actos de su ceguera.

  3. Riccardo Cascioli es otra de mis valiosas referencias, gran amigo de la Verdad, con mayúscula, informadísimo y cultísimo. Espero saludarlo personalmente en alguno de mis viajes a Italia, la maravillosa Italia. La Nuova Bússola Quotidiana e Il Timone son dos magníficas criaturas suyas. Las leo diariamente en el idioma de Petrarca.

  4. yo creo que hemos dado todos demasiada preponderancia a los eclesiásticos, como si por serlo, tuvieran garantizada la santidad de vida.

    Todo cuanto está ocurriendo nos debe ayudar a anclarnos con más determinación sólo en Jesucristo, que es el único que nunca falla, el único que de verdad importa de cara a nuestra eterna salvación.

    Es una ocasión de oro para enderezar nuestra orientación vital hacia el único Señor de señores y aprender a relativizar toda actuación humana, obispos, cardenales y papas incluídos. Son falibles, como lo somos todos. Y en esta época, muchos de ellos han dado la espalda a Cristo, aunque pretendan seguir hablando en su nombre…

    Recuerdo una palabra de Jesús que decía: » Otro vendrá en su nombre propio, y a ese le haréis caso… »

    Pues eso.

  5. La guerra de paglia sigue su camino. En el amor y en la guerra todas las armas son legítimas y eso parece. El pasado de Paglia es el que es. Por cierto, estamos a unos meses de que presente su renuncia por edad que nos suponemos no será aceptada, quizás por eso las prisas. En sus doce años de obispo de Terni – Narni – Amelia sucedió de todo. Dejo una diócesis arruinada por encina de los límites de lo indecente hasta el punto que no fue fácil encontrar sucesor. El desastre no lo fue por construir iglesias, o por grandiosas obras de apostolado, sino por ruinosas inversiones inmobiliarias que solo dieron dineros a los amigos. El banco vaticano, por orden directa y personal del Papa Francisco, le dio un millonario préstamo con derecho a no devolución. Los mentideros hablan de quince millones de euros, para tapar los agujeros más urgentes porque la deuda era cinco veces mayor.

  6. Francisco es el nuevo Stalin de la revolución iniciada con el Concilio Vaticano II. Todo aquel que no esté con él, en su avanzada aplicación del Concilio, es un contrarrevolucionario y no tiene ningún derecho, ha de ser depuesto del cargo que ocupa sin ninguna explicación. No merece más que el gulag del ostracismo, de la marginación y del descrédito. Y todos los media tienen que asentir y alvabar todas sus ocurrencias, como el Pravda.

    1. Ha dado Ud.en la diana. Todo bajo la hoja de ruta.
      Pero – como en el chiste- cuando le llegue la Parca, se enterará de los tanques que tenemos en el cielo.

  7. Curioso que el autor no cite casi dos milenios de la iglesia deshaciéndose con violencia de los enemigos que no creían lo que ella quería. Recuerda la revolución francesa, recuerda la unión soviética, recuerda la china y olvida a la maestra de todos ellos, la Iglesia, la más antigua de las ideologías totalitarias que aún existe

    1. ! Ándale! La Iglesia es la más antigua ideología totalitaria,
      Gracias, Porque dicen personas de otras creencias, que la Iglesia no nació desde Cristo, ¿tú crees?
      Pero que bien que tu si lo reconoces.
      Por favor propágalo, para que no anden inventando, 😘👋.

  8. Dicen Juan Pablo II y el Card. Ratzinger:

    «El Romano Pontífice, como todos los fieles, está subordinado a la Palabra de Dios, a la fe católica, y es garante de la obediencia de la Iglesia y, en este sentido, servus servorum. No decide según su arbitrio, sino que es portavoz de la voluntad del Señor, que habla al hombre en la Escritura vivida e interpretada por la Tradición; en otras palabras, la episkopé del Primado tiene los límites que proceden de la ley divina y de la inviolable constitución divina de la Iglesia contenida en la Revelación [33]. El Sucesor de Pedro es la roca que, contra la arbitrariedad y el conformismo, garantiza una rigurosa fidelidad a la Palabra de Dios: de ahí se sigue también el carácter martirológico de su Primado que implica el testimonio personal de la obediencia de la cruz.»

    CONGREGACIÓN PARA LA DOCTRINA DE LA FE, EL PRIMADO DEL SUCESOR DE PEDRO EN EL MISTERIO DE LA IGLESIA, Nº 7

  9. Una hermana mia, no es muy creyente, y para “molestarme», me decía `el poderrr de la Iglesia ‘ y el poderrr que tiene la Iglesia’. Antes me chocaba y la quería convencer que el Poder era de Dios, divino Esposo de la Santa Iglesia Católica, que los hombres que la regían estaban al servicio de Dios, etc,
    Ahora, ella, cuando dice de nuevo su frase, ya no puedo objetarle nada.
    Es verdad, se ha convertido en un poderrr, solo será necesario esperar, «contra toda esperanza» a que Dios remedie esos lios ⬆️, los de la foto,
    !!! Qué par¡¡¡

    1. Bahhhh la anécdota está de más si tu objetivo era faltar al respecto a los señores Cardenales. No les llegas ni al tobillo y te atreves a juzgarlos mexicanita atrevida. Para ser mexicana y de tierra de mártires ya no eres muy católica que digamos.

      1. Edgar, tu sabes bien, porque hacer que no lo sabes o negar lo que es evidente es de locos o malévolos. Y precisamente por ser católica me apena ver cardenales como ellos, que quieren hacer la Iglesia a sus modos, como si fuera de su propiedad. Y lo de mexicanita dicho despectivamente, Mm, me vale, no me molestas. Y a ellos no les llego al tobillo porque de seguro les rugen los pies, con olor a 🦁, 👃fuchi.

          1. Vaya Edgar, con la pena.
            Éste nuevo gobierno 🦂🦟🐜🕷️🕸️🦠, va a acabar con la belleza de mi pais.
            México es hermoso, pero hay muchos mexicanos, 😃😃😂, y somos cosa seria. La Morenita aquí vive, pobrecita, por eso su Hijo, a cambio, le concede lo que le pida. Y vaya, es la primera vez que dices algo cierto, 😁

  10. En la última historia del Instituto de Estudios sobre el Matrimonio y la Familia Juan Pablo II, es apropiado resaltar el atraso que se está dando en la Iglesia en comparación con la Edad Media, en la cual se hicieron disputas teológicas entre franciscanos y dominicanos, sobre la base de de los que tenían más argumentos para ganar. Llegamos a los métodos estalinistas con guantes amarillos. No hay más confrontación, disputa, en la Iglesia. Si no piensas en todo igual que el líder, eres identificado, catalogado y excluido. Es el efecto dañino de la ideología del diálogo, lo cual está bien siempre y cuando pienses en él como alguien que lo predica.

    Para confirmar, entonces, el pluralismo y la sinodalidad, aquí está el despido de profesores de pleno derecho que se ven privados de su cátedra por razones ideológicas.

    ¿Qué pasaría en cualquier otra universidad si hicieras esto?

    1. Qué chorradas escribes, nada que ver con el artículo, estás obsesionado con la modernización del instituto ese, tus palabras no valen nada, la primavera no se detiene

  11. Tras seis años de pontificado de Francisco, en el que los enemigos de la Iglesia no han logrado nada importante, pues sigue habiendo celibato sacerdotal, no hay sacerdocio femenino, no ha habido cambios esenciales y sustantivos en materia de moral…. está claro que para lograr todo esto, que es lo que persiguen numerosos obispos y cardenales, será necesario quitar de en medio al Papa Francisco.

    Conclusión: estemos atentos, porque el Anticristo y el Falso Profeta pueden estar a punto de eliminar al Papa Francisco para lograr sus objetivos. Engañarán a muchos, sobre todo a los arrogantes y soberbios.

          1. Mira Chester, si quieres decir disparates y barbaridades adelante, es inevitable y la vida es así. Pero no pretendas que todos nos creamos los disparates y barbaridades, porque afortunadamente no es así.

  12. Marshall dice que la crisis no comienza con la renuncia de Benedicto o con Pablo VI o el Vaticano II. «En realidad, se remonta mucho más que a unas pocas décadas», dijo. «Realmente comenzó en la década de 1830 y 1840 con una infiltración de ideales seculares humanistas de personas que conspiraban … para atacar a la iglesia desde adentro».»Lo que hemos visto es una corrupción interna, que finalmente fallará; por la gracia de Dios, el Espíritu Santo superará esto», dijo.Marshall señala a la Instrucción Permanente de la Alta Vendita como el punto de partida de la infiltración. La Alta Vendita es un documento que la Iglesia adquirió a mediados del siglo XIX. Varios papas creían de manera creíble que habían sido escritos por los Carbonari, o masones italianos. El documento, dice Marshall, establece un plan de más de 100 años para corromper al clero católico con ideales seculares humanistas.

    1. Su objetivo final es elegir a un papa que, creyendo que está promoviendo el catolicismo, está avanzando en los principios de la masonería. Marshall cree que el papa Francisco parece ser ese pontífice.

      1. El Papa Pío X en contra de la religión mundial:
        “Y ahora, abrumados con la más profunda tristeza, Nosotros nos preguntamos, Venerables Hermanos, qué ha sido del Catolicismo de la Sede? ¡Ay! Esta organización que antiguamente proveía tales expectaciones prometedoras, este límpido e impetuoso arroyo, ha sido aprovechado en su curso por los enemigos modernos de la Iglesia, y ahora no es más que un miserable afluente del gran movimiento de apostasía que está siendo organizado en cada país para el establecimiento de Una Sola Religión que no tendrá ni dogmas, ni jerarquía, ni disciplina de la mente, ni freno a las pasiones, y que, bajo el pretexto de libertad y dignidad humana, traería de vuelta al mundo (si tal Iglesia pudiera vencer) el reino de astucia y fuerza legalizada, y la opresión del débil, y de todos los que trabajan y sufren.

  13. El papa me ha negado muchas veces,la verdadera riqueza esta en tus hijos y nietos,si despreciar a dios,y el papa dice que la verdadera riqueza esta solo en Dios,yo no engaño he

  14. ¿Está la verdad en Infovaticana?
    Parece que sólo ellos y sus autores conocen la verdad y todos los que no piensan como ellos están en el error.
    Hitler, pensaba igual.

    1. Refuta el contenido

      No lo haces

      Porque no tienes ni cerebro, ni inteligencia ni argumentos

      Por eso solo puedes funcionar como alcahuete del que manda

      La palabra que mejor describe esa conducta es Lameculos

    2. Seria combeniente oue infovaticana dividiera su pagina en dos los defensores del papa una pagina y los defensores de benedicto xvi por oue hay dos pedros en la iglesia,y los dos forman iglesia,pero al existir dos paginas en infovaticana cada uno cojeria su ideologia, asi estariamos todos mas contentos.

  15. atencion esta muriendo gente por golpes de calor,devido al cambio climatico oue en verano nos asamos y en invierno nos cojelamos, asi oue lo digo por las personas mayores oue beban mucha agua y se refresquen el cambio climatico es un tema muy serio

    1. El cambio climático es una milonga.
      Lo verdaderamente preocupante es que en las noticias tengan que avisar a la gente de que se tiene que poner a la sombra y beber de vez en cuando para no morir.
      Cuando mis abuelos arrancaban garbanzos a 40 grados a la sombra, no sufrieron ningún golpe de calor porque sabían lo que todo humano debería saber para evitar la deshidratación.

  16. El libro «La infiltración» es una especie de libro de historia que cubre el papado de Pío IX, León XIII, Nuestra Señora de La Salette, San Pío X, hasta el Vaticano II para exponer «por qué estamos en la crisis en la que estamos». La corrupción interna en la Iglesia, dijo Marshall, está en la » filosofía, teología, moral y liturgia «.Hoy, los masones son vistos como «una broma», me dijo Marshall. Pero en realidad sus ideas han «permeado la sociedad». Aleister Crowley convirtió la masonería en una religión cuando creó la Iglesia Católica Gnóstica, que se fundó sobre la magia sexual y lo oculto. Estableció su «iglesia» en St. Gallen, Suiza. Y sin embargo, dice Marshall, St. Gallen es donde Theodore McCarrick «descubrió» que tenía «vocación» al sacerdocio. También es donde la mafia liberal de St. Gallen se reunió en secreto para discutir la elección de Jorge Bergo como el próximo Papa. Él «era su candidato número uno», dijo Marshall.

    1. Marshall dice que los laicos católicos son los soldados de infantería en la batalla por preservar la fe. Los laicos deben entender los «problemas profundos, muy profundos de la Iglesia» pero deben «reconstruir la Iglesia, y reconstruirla significa volver a las normas tradicionales del catolicismo: confesarse cada dos semanas … redescubrir las formas tradicionales de la liturgia … las novenas, los días de ayuno «. Los católicos deben redescubrir «lo que significa ser católico». «Nuestra Señora nos guiará».

  17. Este cambio, a mí me parece, visto desde mi largo conocimiento de la Iglesia, un proceso completamente irreversible. Las supuestas fuerzas renovadoras, son, como dijo alguien, más bien las muestras de la descomposición de la Institución, donde cada uno saca partido, tal como un señor español que compra predios en las colinas de Galilea. Este es un buen ejemplo, ya que el Sr. logró se le aprobase su liturgia, una mescolanza de ritos hebreos y católicos, y además considera que la Iglesia empieza con el Concilio… y con él, obviamente.

    1. Sigues una antigua tradición, que hace veinte siglos viene anunciando la descomposición del catolicismo, y en cada siglo vuelve a participar llena de ingenua y conmovedora esperanza.

  18. Belzunegui, demasiadas permisiones de Dios. Así de claro. Demasiadas, para que el Vaticano estuviese lleno de demonios.
    En realidad, es un proceso mucho más triste: unos sujetos que mandan y hacen lo que quieren, mientras mucha gente, atemorizada de dioses y demonios, en vez de darles un patadón a cada uno, bien dado, y retirarles los ingresos por los que viven como príncipes, los dejan hacer y esperan que el magnífico Dios venza al demonio que se coló en el Vaticano. Una lucha en el cielo. Mientras tanto, los que no creen ni en dioses ni en demonios, viven a su costa como unos reyes y se dan el lujo de defender cuestiones totalmente ajenas a lo que fuera el catolicismo romano.
    ¡¡Si es todo imaginario, Belzunegui!! Pero al final, mejor sería creer en algo más nítido y transparente, que en esta corruptela en la que ustedes son obligados a ser cómplices de unos sinverguenzas.

    1. Lamentamos que nuestras creencias que te parezcan ridículas, y por nuestra parte, no alcanzamos a divisar lo luminoso de la fe secular, ni vemos que colme de esperanza y significado la existencia de sus adeptos. El clima general de nuestra época se nos antoja más bien alejado de esa serena felicidad que procede de las cosas ¿cómo has dicho? ah, sí, nítidas y transparentes, claro.

  19. Ciertamente frente a tan critica situación,. debemos centrarnos más en lo es la Iglesia Católica, en su fundación por nuestro Señor Cristo Jesús,
    estamos en tiempos malos como dijo San Pablo, el desorden mundial el poder de quién tiene a verdad o razón en cuestiones de Fe hermanos, porque no seguimos las enseñanzas de Jesús donde se menciona a Efesios 6vs al 18m San Pablo; nuestra lucha NO es contra carne y sangre sino contra las potestades que andan en aire…, pregunto donde esta nuestra Fe por la cual hemos sido salvos en Cristo Jesús. no se nos olvide quienes somos y porque estamos aquí.hermanos,……

    1. «El que persevere hasta el final, ese se salvará»… Y lo dijo Jesús.
      Cuando Jesús estaba en la Cruz, todo parecía indicar que era el fin, la derrota. Sólo era así para los ojos mundanos, no para Dios. Todavía no hemos aprendido a mirar como Él.
      La Iglesia ahora está en la Cruz. Miremos con esperanza porque Jesús dijo que nada acabaría con ella. Y lo creo porque ni siquiera la Cruz acabó con su Fundador, más bien fue al contrario, que través de ella que Jesús nos abrió las puertas del cielo.
      Por eso sigo en la Iglesia Católica.
      Nadie deja a sus padres cuando están atravesando una enfermedad. La Iglesia sufre algo más que una enfermedad. Se trata de una persecución. La peor de todas porque viene de dentro.
      ¿Abandonar ahora?
      ¿Adónde iré si sólo Él tiene palabras de Vida Eterna?

    2. Entonces ¿ qué pintas por aquí ? ¿ nos quieres convertir al más estúpido de los relativistas, escepticismo y nihilismos, que sólo pueden llevar al suicidio ? ¿ Porqué no te suicidas si todo carece de sentido ?

  20. No hace falta subrayar la importancia de la verdad, pero sorprende que los que se llaman cristianos se olviden de algo aun más importante: la caridad o amor. Dice el Evangelio de S. Juan: “Si yo tuviere una fe tal, que trasladare las montañas de un sitio a otro y no tengo amor, nada soy. Soy como bronce que suena o campana que tañe”. O sea, a ver si nos aplicamos el cuento y no utilicemos el concepto de “verdad” para justificar las faltas estruendosas de caridad o amor.

  21. -El cielo y al tierra pasarán pero mis palabras no pasarán.- Dejó dicho el Cristo.

    Y con esto, para todos aquellos que tanto loan y esperan del L.SI: Al olvido; cuando no al infierno, con ellos.
    Y aquí, ellos, y sus panteístas filo-ideologías de que solo dios, -el Dios vivo- es éste nuestro Universo de oscuridad y de muerte, pleno a reventar; De que solo, atómico y por tanto indivisible, es este nuestro Universo como el infinito dios, – Dios vivo- que es.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles