PUBLICIDAD

Amoris Laetitia como Evangelio: la nueva religión de Avvenire

|

(NBQ)- Más veneno desde el establishment eclesial contra los profesores despedidos del Instituto Giovanni Paolo II. Una página entera de Avvenire, firmada por el habitual Luciano Moia, los acusa de ataques al papa (y por lo tanto se han merecido la purga) sólo por haber interpretado la exhortación apostólica Amoris Laetitia a la luz del Magisterio anterior. Y reivindica el espíritu revolucionario y dogmático del documento papal que no admite discusiones. En contra de las propias palabras del papa Francisco contenidas en Amoris Laetitia.

Luciano Moia de Avvenire es un periodista que va viento en popa, un día será alguien e incluso podría llegar a disputarle el puesto a Andrea Tornielli. Ayer su periódico le ha puesto a disposición una página entera – la número 13 – para responder a una carta de Livio Melina, firmada con otros dos profesores del Instituto Giovanni Paolo II despedidos, denunciando un artículo anterior de Moia del 30 de julio en el que los acusaba de “unos desagradables ataques” al papa Francisco. Como el motivo oficial del despido era la supresión de algunas asignaturas en el nuevo plan de estudios, los firmantes de la carta hicieron una buena jugada diciendo que los “desagradables ataques” al papa no tienen nada que ver con los motivos adoptados por el canciller Vincenzo Paglia para su despido y por tanto son una calumnia. Pero Moia quiere llegar hasta el fondo y demostrar los “desagradables ataques” al papa Francesco.

Refiriéndose a los libros por ellos publicados después de Amoris laetitia, Moia reprende a Livio Melina & Co. por repetir que la Exhortación Apostólica del papa Francisco debe leerse a la luz de Familiaris consortio y de toda la tradición anterior. Esta acusación de Moia es absolutamente incomprensible. Él usa la palabra “cambio” a propósito de la fase sinodal y de Amoris laetitia – una “gigantesca operación”, como la llama -, pero si lo pensamos bien, en la tradición de la Iglesia no puede haber “cambios”. Efectivamente, Melina, en la carta, reivindica el criterio de la “renovación en la continuidad”. Si hay que remitirse al último documento pontificio para leer, por medio de su radiación, todos los anteriores, entonces se renuncia a la continuidad, y se terminará por leer también el Evangelio a la luz de Amoris laetitia. Es algo muy sencillo de entender y no se comprende cómo Moia no lo ha hecho.

Por otro lado, Amoris laetitia es un documento pastoral. Es perfectamente lógico defender, como hacen Melina y sus compañeros, que un documento pastoral se lea a la luz de documentos anteriores más doctrinales, como es el caso de Familiars consortio. Sobre esto sin duda está de acuerdo también el papa Francisco. Pero no Luciano Moia. A no ser que se le atribuya a Amoris laetitia un valor dogmático y no simplemente pastoral. Pero esto no es posible porque el propio Amoris laetitia lo excluye, puesto que no contiene ningún elemento propio de los pronunciamientos magisteriales vinculantes. Es más, en el párrafo 4 el papa Francisco dice que ha recogido algunas “consideraciones que puedan orientar la reflexión, el diálogo y la praxis pastoral”. Por favor, léase bien: la reflexión, el diálogo y la praxis pastoral. Entonces nos preguntamos: ¿por qué reflexionar, dialogar y preguntarse sobre la práctica pastoral deberían representar unos “desagradables ataques” al papa Francisco?  

La segunda acusación de Moia a Melina & Co es la de defender que cuando un texto magisterial es poco claro hay que interpretarlo a la luz de otros documentos más claros. Este criterio me parece de sentido común y no sé cómo puede negarlo Moia. Sin embargo no acepta que se defina el texto de Amoris laetitia poco claro. Insistir en su ambigüedad es, según él, un “desagradable ataque” al papa Francisco. Pero ¿Moia ha leído con atención Amoris laetitia? ¿Me podría explicar Moia el significado teológico – no el homilético, pastoral, exhortativo, parenético, psicológico … sino teológico – de la afirmación según la cual la Eucaristía no es un premio para los perfectos sino un remedio para los débiles?, ¿que el “pecado es una imperfección”?, ¿qué es una “fría moral de escritorio”?, ¿qué significado tienen las numerosas preguntas sin respuesta del texto de Amoris laetitia?, ¿y las frases contradictorias separadas por un “pero” adversativo?, ¿o cuándo ha considerado la Iglesia a los divorciados vueltos a casar como “excomulgados”, como lamenta el texto de la Exhortación? El texto de Amoris laetitia es muy ambiguo, y lo es adrede, porque se ajusta a una nueva pastoral y no a las definiciones doctrinales. ¿Por qué sería un escándalo decirlo?

Como dijo el cardenal Caffarra, si el papa Francisco hubiese querido la admisión de los divorciados vueltos a casar en la Eucaristía lo habría escrito en Amoris laetita. En cambio no lo ha escrito, así que la admisión no es clara, aunque se alude a ello y por eso el texto es ambiguo. Hablar con alusiones es siempre ambiguo. ¿Por qué valorar así Amoris laetitia sería un ataque al papa? Si ha habido una “gran operación” sinodal, ¿por qué no la ha cerrado el papa con una clara afirmación al respecto? ¿Y por qué habría nacido el “conflicto de las interpretaciones” si Amoris laetitia, como sostiene Moia, fuera realmente tan diáfana? ¿Por qué en Alemania se da la comunión a los divorciados vueltos a casar y en Polonia no? Los profesores del GP2 incriminados por Moia por los “ataques” al papa han tomado Amoris laetitia por lo que es y han realizado su tarea de teólogos según el criterio del ahondamiento en la continuidad. Las obras que han escrito y que Moia utiliza ahora como pruebas de acusación los honran. ¿O tendrían que haber dicho, como hace Moia, que Amoris laetitia es automáticamente Evangelio? El positivismo no es ni una filosofía ni una teología cristianas.

Sin embargo, la cosa más ridícula del artículo de Avvenire firmado por Luciano Moia es otra. Para demostrar que el texto de Amoris laetitia no es para nada ambiguo, Moia aporta las pruebas de las notas a pie de página núm. 336 y 351, que en cambio, junto a la “increíble” nota 329, son la demostración más evidente de su ambigüedad. En la nota 329 se pone en duda – subrepticiamente, sin negarlo formalmente – la obligación de vivir como hermano y hermana para los divorciados vueltos a casar que no tuvieran la posibilidad de volver con el legítimo cónyuge, contenido al final del párrafo 84 de Familiaris consortio, con cita de la Gaudium et spes instrumentalmente  descontextualizada: si esto es claridad… Recuerdo que nada más salir la Exhortación un periodista escribió: “no se cambia la doctrina con una nota a pie de página”, ¿y ahora Moia aporta esa nota como prueba de claridad doctrinal?

En la 351 se confirma con dos frases de incierto significado teológico – el confesionario no es una sala de torturas y la Eucaristía no es un premio sino una ayuda – lo dicho en el texto, a saber, que “en medio de una situación objetiva de pecado … se pueda vivir en gracia de Dios”: afirmación revolucionaria que habría necesitado otras consideraciones para defenderla más que una simple nota a pie de página y puede que también más que una simple Exhortación apostólica postsinodal.

Amoris laetitia no se debe leer a la luz del magisterio anterior; Amoris laetitia es un dogma; Amoris laetitia dice claramente que los divorciados vueltos a casar pueden acceder a la Eucaristía, Amoris laetitia es magisterio infalible y no admite la reflexión de los teólogos; Amoris laetitia es un texto absolutamente claro: ¿estaría dispuesto Moia a subscribir estas afirmaciones como indudables y a condenar por “ataques” al papa a quienes no las aceptan? 

Publicado por Stefano Fontana en la Nuova Bussola Quotidiana.

Traducido por Verbum Caro para InfoVaticana.

PUBLICIDAD

30 comentarios en “Amoris Laetitia como Evangelio: la nueva religión de Avvenire
  1. «¿Cuándo ha considerado la Iglesia a los divorciados vueltos a casar como excomulgados?»

    La Iglesia tradicionalmente a considerado la bigamia como un delito canónico que debía sancionarse con graves penas; y esto aunque el «segundo matrimonio» fuera meramente civil. El CIC de 1917 recogía la doctrina tradicional y estuvo vigente hasta 1983.

    Canon 2356: «Los bígamos, esto es, los que, existiendo un vínculo conyugal que lo impide, atentan contraer nuevo matrimonio, aunque solo sea el llamado civil, son ipso facto infames; y si, despreciando la amonestación del Ordinaro, permanecieren en el contubernio ilícito, deben ser excomulgados o castigados con el entredicho personal, según sea la gravedad de la culpa»

    1. Esto sin perjuicio del delito de herejía en que se incurre si el infractor niega las verdades sobre la indisolubilidad del matrimonio, que ACTUALMENTE sigue siendo excomunión latae sententiae.

    2. Yo es que lo veo muy claro, en serio: a apostar una vez más por Cristo y a pasar, o sea, a passsssar olímpicamente de «Avvennire» y de todo lo que representan los ‘avvenires’ petardos de la vida…

    3. Los.que no se enteran de la MALDAD DE AMORIS LAETI TIA es Porque no tienen ni idea de las SSEE LaTradición Y el Magisterio de la Iglesia,que conforman la I Católi.ca.
      Instrúyanse en ello y luego opinen.

      Lo contrario es pérdida de tiempo y contribuye irresponsablemente a la confusión o perdición de muchas almas.

      In

      1. A.LAETITIA = ANTI EVANGELIO,ANTI DOCTRINA DE LA IGLESIA CATOLICA.

        BASURA HERÉTICA, que atenta avaroods Sacramentos- Penitencia,Eucaristía y Matrimonio.

  2. Con los vientos del posconcilio el canon fue cayendo en desuso y al mismo tiempo se aceleraron las nulidades matrimoniales; en ocasiones sucesivas nulidades para una misma persona. Finalmente llegó el Código de 1983 (de Juan Pablo II) y todo esto desapareció; fue otro de sus muchos errores.

    El paso siguiente ha sido «Amoris Laetitia». Me maravilla que todavía haya alguien que defienda que es un texto ambiguo. La inmensa mayoría lo considera un texto suficientemente claro; y más después de la interpretación auténtica del propio papa. Repito que la inmensa mayoria considera que AL es clara en cuanto permite que lis divorciados vueltos a casar por lo civil puedan comulgar, siempre que tengan permiso de su confesor; en lo único que discrepa esta inmensa mayoría es en que a unos les parece buen y a otros les parece mal.

    Lo que es sorprendente es el esfuerzo de una abnegada minoría que intenta mezclar agua con aceite. Y defender la continuidad doctrinal de AL?

    1. Lo mismo ocurre con la declaración conciliar Dignitatis humanae (DH) sobre la libertad religiosa (1965). La inmensa mayoría lo considera un texto suficientemente claro; y más después de la interpretación auténtica que se ha consolidado en los tiempos posconciliares. Repito que la inmensa mayoria considera que DH es clara en cuanto que, junto con la constitución pastoral Gaudium et spes (¡el contra-Syllabus de Ratzinger!), cancela siglo y medio de magisterio antiliberal contra las libertades de perdición; en lo único que discrepa esta inmensa mayoría es en que a unos (los modernistas) les parece bien y a otros (los que seguimos adhiriendo al magisterio tradicional) nos parece mal.
      Lo que es sorprendente es el esfuerzo de una abnegada minoría (los hermeneutas de la continuidad y entre ellos Ratzinger, el hermeneuta máximo) que intenta mezclar agua con aceite. Y defender la continuidad doctrinal de DH con el Syllabus y, en general, siglo y medio de magisterio antiliberal.

      1. Dios nos ha hecho libres de elegirle o rechazarle. Mire cómo deja ir al hijo pródigo. Y ademàs le da su parte de herencia. Le esperarà eso sí, pero respeta la libertad q Él mismo le ha dado para irse o para quedarse.

        Saludos

        1. Por supuesto, la Iglesia nunca ha negado que el hombre fuese libre de aceptar, para su salvación, la verdadera religión, o de rechazarla, para su perdición.
          Pero, en cambio, la Iglesia nunca había afirmado que el poder político debiese conceder igual trato a la verdad y al error, igual trato a las manifestaciones públicas de la única religión verdadera y de las religiones falsas. Nunca hasta la declaración conciliar Dignitatis humanae sobre la libertad religiosa (1965). La doctrina católica la había reafirmado Pío XII únicamente doce años antes en su discurso Ci riesce (1953): aquello «que no responde a la verdad y a la norma moral no tiene objetivamente derecho alguno ni a la existencia, ni a la propaganda, ni a la acción.»

          1. Espectacular, histórico.

            Avanza viento en popa el contubernio bergo-FSSPX . Luego de eliminar deslealmente a pedido de la secta lefebvrista a Ecclesia Dei, esa molesta competencia católica tradicional pero que reconoce TODOS los concilios de la Iglesia, llámame Jorge designó además al obispo de SSPX, Bernard Fellay, como juez en la Rota Romana.

          2. Creo que en la entrevista a que usted se refiere James Bogle, antiguo presidente de Una Voce Internacional, alude a las ocasiones en que, según manifestaciones del propio obispo Bernard Fellay, éste recibió facultades de tribunales romanos (no recuerdo si específicamente de la Sagrada Rota), cuando era superior de la Hermandad de San Pío X, para juzgar casos que afectaban a sacerdotes u otras causas de la Hermandad.
            No hay noticia, que yo sepa, de que el obispo Fellay haya sido nombrado ¡miembro de la Rota! ni de ningún otro tribunal o dicasterio romano.
            Pero si hubiese ocurrido o llegara a ocurrir, lo cual por el momento me parece muy improbable, yo por mi parte únicamente recordaría que el arzobispo Marcel Lefebvre sufrió por las injustas condenas y sanciones que recayeron sobre él y su obra y confiaba en que algún día serían todas ellas levantadas. Lo cual hace años, ya desde tiempos de Benedicto XVI, que está en curso de ocurrir, paso a paso, poco a poco.

  3. Es la carta fundacional de la nueva iglesia de la comunión adulterina en pecado mortal, del sacrilegio elevado a rango de norma estatutaria. Ya lo dijo Francisco: No cabe otra interpretación más que la interpretación anti católica. Ya todo está muy claro, demasiado. Corrección ya.

  4. No conquista el papa,y los chicos quieren dinero,ser ricos, y la única forma es ahorrando ademas el beneficio de ahorro se nota muy pronto y ellos lo disfrutan disfrutan de una seguridad que no les da el papa
    no conquista jesus histórico,los chicos quieren ser ricos y ecologistas.dales de beber lo que ellos quieren y los tendrás contigo

      1. “Les aseguro que cualquiera que dé a beber, aunque sólo sea un vaso de agua fresca, a uno de estos pequeños por ser mi discípulo, no quedará sin recompensa.” Mateo 10,42

  5. «El misterio de la iniquidad ya está actuando. Sólo falta que desaparezca el que lo retiene, y entonces se manifestará el Impío, a quien el Señor Jesús destruirá con el aliento de su boca y aniquilará con el resplandor de su Venida. La venida del Impío será provocada por la acción de Satanás y estará acompañada de toda clase de demostraciones de poder, de signos y falsos milagros, y de toda clase de engaños perversos, destinados a los que se pierden por no haber amado la verdad que los podía salvar. Por eso, Dios les envía un poder engañoso que les hace creer en la mentira, a fin de que sean condenados todos los que se negaron a creer en la verdad y se complacieron en el mal. Nosotros, por nuestra parte, siempre debemos dar gracias a Dios, a causa de ustedes, hermanos amados por el Señor. En efecto, Dios los eligió desde el principio para que alcanzaran la salvación mediante la acción santificadora del Espíritu y la fe en la verdad.»
    2 Ts 2,7-13

  6. El evangelio de la Serpiente, del «seréis como dioses»… Pero no prevalecerán. Son como moscas aleteando contra un huracán que es Dios. La Iglesia no ha llegado hasta aquí para que la destruya una cábala de guías ciegos lacayos de la Sinagoga de Satanás. ¡Gloria a Dios!

    1. Fede: que crees he es el Evangelio,la Iglesia,Católica? Algo mudable , relativo? s Se fin tu opinión ,la Pasión y Muerte y Resurrección de Cristo por Ámor al hombre y por su Salvación han sido inútiles?

      Cristo no es la VERDAD para ti?

      Según tu » criterio» la Verdad no existe.; tampoco lo que creas hoy es fiable.

      No te enteras de nada.
      ERES un INGRATO SOBERBIO.

  7. Nadie va a corregir nada, estimado Belzunegui. Y la nueva religión sustitutoria del viejo Catolicismo Romano, seguirá adelante hasta donde pueda.

  8. El problema de la Iglesia son los enemigos de la Verdad, no de un papa, o lo que sea, que no está al servicio de la Verdad sino del pensamiento único. Después de 6 largos y penosos años, ya te conocemos de sobra. Mafia, pura mafia.

  9. Yo tengo una cosa clara :Jesús me recogió hecha pedazos hace 8 años. A Él amo y a Él obedezco. Una ruptura significaría una nueva iglesia, ¿inventada por quien?… Por hombres. No sigo doctrinas de hombres sino de Dios mismo hecho hombre. Si hay ruptura lo entenderé como la crucifixión del cuerpo de Cristo en nosotros y confiaré en las palabras esperanzadoras q nos dejó nuestro salvador, Jesucristo Dios:
    «Las puertas del hades no prevaleceran»… «no se perderà ni uno de los q el Padre me ha dado».

    A partir de ahí:que se hunda el mundo!!! Como decía Sta. Teresa.

  10. No nos olvidemos que el 303 de Amores Laetitia eleva el pecado a rango de respuesta generosa a la voluntad divina, un auténtico sacrilegio, lo nunca visto en un texto supuestamente pontificio. Eso un papa de verdad no lo firmaría nunca. Quien lo ha firmado sólo puede ser alguien que odia la Iglesia Católica, Jesucristo, el evangelio, la moral católica, el magisterio, la tradición, la jerarquía, el pueblo De Dios.

  11. Los Lameculos nunca refutan un argumento, solo descalifican al que expone algo distinto de sus eructos.

    Y el Don, calla, porque no es Maestro, solo un entusiasta promotor de la Mentira.

  12. Jesus dijo a la mujer adultera: Ve y no peques mas. Por lo tanto Jesus mismo dice con su voz no peques mas. Nos engañan y nos quieren velar los ojos. Uno que muere en pecado mortal es reo del infi er no si uno no se arrepiente o se confiesa a la hora de la muerte. Hace 50 años que no se da una catequesis correcta por lo tanto tenemos a la mayoria de la gente ciega en lo que a doctrina se refiere. Si se han omitido los dogmas ardientes, si se ha omitido de hablar del pecado, durante tantos años no sera porque a lo peor son los infiltrados de los que habla «Bella Dodd», o bien «infiltracion comunista en la Iglesia Catolica The Vortex with Michael Voris S.T.B…… ? Buscadlo tal y como os lo pongo en interne

  13. No la he leído. Pero – siguiendo el consejo de un comentarista de esta web- la he adquirido. Me parecía que era tirar el dinero leyendo a los idiotas; pero- viendo el cariz luterano-judeo-masón- la tengo para leerla.
    Enteleyendo el artículo extraigo que esto es Lutero puro y duro, tras el cual están los de siempre: los mismos que estuvieron trás él y aprovechando el invento de la imprenta propagaron todas las mentiras contra El Santo Oficio.
    En definitiva la Eucaristía como «pastilla» para el mal. Aunque te acerques a recibirla con Satanás dentro.
    Lo que no explica el del mandil, es si la debo recibir, antes, en o después de pecar. Eucaristía como «sortilegio» o amuleto pagano.
    Todo esto nos indica que es lo que nos espera. Me recuerda al judio Moreno y su sociograma. Al preguntarle el fin del mismo contestó que era para los afectados víctimas de la II Guerra Mundial (Guerra esta que todavía no se había producido) Si sabrían ellos la que iban a montar….

  14. «El Romano Pontífice, como todos los fieles, está subordinado a la Palabra de Dios, a la fe católica, y es garante de la obediencia de la Iglesia y, en este sentido, servus servorum. No decide según su arbitrio, sino que es portavoz de la voluntad del Señor, que habla al hombre en la Escritura vivida e interpretada por la Tradición; en otras palabras, la episkopé del Primado tiene los límites que proceden de la ley divina y de la inviolable constitución divina de la Iglesia contenida en la Revelación [33]. El Sucesor de Pedro es la roca que, contra la arbitrariedad y el conformismo, garantiza una rigurosa fidelidad a la Palabra de Dios: de ahí se sigue también el carácter martirológico de su Primado que implica el testimonio personal de la obediencia de la cruz.»

    CONGREGACIÓN PARA LA DOCTRINA DE LA FE, «EL PRIMADO DEL SUCESOR DE PEDRO EN EL MISTERIO DE LA IGLESIA», Nº 7

    1. Decir que el Amoris Laetitia constituye Sacri legio es o no tener idea o tener mala fe. Hay que remar a FAVOR DE LOS HERMANOS en la Iglesia y pedir al Seňor…. «En esto conocer an que sois discipulos mios… Que os amais los unos a los otros…. Odiar… Es algo que no nos podemos permitir.

  15. Exhortación Apostólica Amoris Laetitia , es interpretada a la luz de las enseñanzas de Nuestro divino señor Jesucristo , el depósito de la fe , los 20 concilios dogmáticos y el concilio pastoral Vaticano ll, y a la luz de documentos más doctrinales, hacerlo de una manera diferente , es asumir una postura irresponsable , y carente de todo criterio rracional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles