PUBLICIDAD

Infovaticana, el Papa en genrral y el Papa Francisco en particular

|

Un artículo que debería leerse.

Y que expone la cuestión tal cual es. Sin beaterías, insensateces cismáticas, insultos al Papa ni faltas de respeto. Como debe ser.

22 comentarios en “Infovaticana, el Papa en genrral y el Papa Francisco en particular
  1. Cargarle el mochuelo al Espíritu Santo es una injusticia flagrante. Habría mucho que decir, pero, a los efectos de esta entrada, cuando las cosas se trastocan y se elige a elementos inapropiados para puestos relevantes no vale usar el comodín del Espíritu para justificar insensateces. Después de dos gigantes llega un enano. ¿Y qué? Eso, ¿qué esperabas? ¿Genialidades? ¿Heroísmos? ¿Santidad? El humo de Satanás que entró por alguna rendija, según Pablo VI, se ha enseñoreado en la Iglesia y, podría ser que ya no tiene remedio. Hasta observando a los supuestos «buenos» daría esa impresión. Tal vez el Espíritu no tiene nada que ver con la Iglesia y la ha dejado a los pies de Satanás. Tal vez nos lo merezcamos. Es tristísimo, devastador, letal, pero podría ser justicia divina.

  2. bergoglio fue elegido legitimamente papa, nos guste o no nos guste, hasta que se demuestre lo contrario. sin embargo, otra cosa es el manera tan heterodoxa, rozando la herejia, de bergoglio de enseñar y actuar como papa que puede deslegitimar de una forma u otra a bergoglio mismo. es decir bergoglio tiene la legitimidad de origen, pero la legitimidad en el ejercicio de sus funciones como papa se podria ponerse en duda.

    bergoglio como papa ya esta practicamente agotado, ya no genera entusiasmo alguno, solo indiferencia casi total, con una iglesia estancada en una debacle absoluta sin paliativo alguno. por ende, bergoglio ahora mismo es un fusible quemado que en cualquier momento sera reemplazado, y eso lo saben muy bien los mismos quienes lo promocionaron y lo eligieron como papa antes y durante el conclave de 2013.

  3. Cada segundo transcurrido con Bergoglio faltando el respeto a todos los católicos es una eternidad necesaria para reconstruir lo demolido

  4. El primero que debería dejar de faltar al respeto –y no digo ya a Dios, sino a los mismos católicos– es Francisco, y no hacernos tragar que un activista marxista que se estrella con la furgoneta es un mártir digno de culto público.

  5. Personalmente me siento avergonzado de pertenecer a una Comunicad donde entre ChialmaneGiorgio, sus Secuaces, la Docena que Parla ma non piu, los 500-20 Obispos Lameculos y el 99% de los Sacerdotes entre perplejos, temerosos de pasar al 1% de Misericordiados.

    Debo hacer constantemente el esfuerzo de conceptualizar que un chiflado y su pandilla de corifeos es un accidente historico despues de 20 Siglos de la Muerte y Resurrección de Jesús.

    Pero antes decía Soy Católico.
    Ahora digo Sigo siendo Católico, pero no tengo nada que ver con Abusadores, Pachamámicos, Comunista, Masones y una larga lista de aberraciones que todos conocemos demasiado de memoria.

    Pero Dios es Dios.

    1. Lo que le pasa es que los católicos, ahora, tenemos muchas redes sociales e internet (Adoración y Liberación, Justo Juez, Diácono Jorge Sonnante, Radio Rosa Mística, Resistencia Católica Tradicional, Wanderer, César para Jesucristo, Marco Tosatti, Church Militant y muchas otros sitios extranjeros, estés o no de acuerdo en mucho), donde se forma una comunidad católica contra y frente a la falsa Iglesia y los falsos católicos. Ya se acabó el tiempo de la paciencia… un tiempo para recoger piedras, un tiempo para lanzar piedras…

      En cuanto a Francisco, tiene un problema de legitimidad de origen (renuncia nula de Benedicto XVI por graves faltas de ortografía, cónclave nulo por haber una votación de más ilegal) o un problema de ejercicio (vulnerador de las verdades divinamente reveladas y de doctrina católica). El problema está única, exclusiva y totalmente en Francisco, ya hay católicos que están hartos y hastiados de Francisco y de los cardenales, incluidos ya a Sarah, Müller, Brandmüller, Burke, Schneider… que no hacen nada en absoluto, y ya llevamos 8 años…excepto a Viganò.

      Pronto alguién dirá “el rey está desnudo”… y eso ya pasará muy pronto… esta payasada, trampantojo y entelequia de falsa Iglesia acabará… vuelvo a repetir: el problema es Francisco, sólo y exclusivamente él, sí, tú, Francisco.

  6. Hay que admitir que el problema lo tenemos, no con Francisco, sino con toda la jerarquía entera, empezando por el último sacerdote que uno pueda encontrarse por ahí.
    A la mayoría de los sacerdotes les da igual todo, viven adaptados al mundo, prefieren ir a los bares a tomar vinos con los amigos que tienen en el pueblo o en el barrio antes que pasar media horita ante el sagrario adorando al Santísimo

    Tratan con desprecio todo lo sagrado, desprecian a los católicos de verdad que están todos los días haciendo posible la labor de las parroquias. Ridiculizan a los que les gusta la liturgia bien cuidada…
    Lo relativizan todo…
    Prefieren que la iglesia sea un antro turístico, museístico y cultural para sacar dinero antes que sea casa de oración

    Etc,etc, etc.

    Asumamoslo, Francisco es el menor de los problemas. Para mi es más preocupante la actitud de estos sacerdotes con los que convivimos todos los días y que destruyen todo lo que tocan
    La Iglesia está corrompida desde la base, y esta corrupción no la ha creado el papa Francisco, viene de lejos, mucho antes de que Francisco soñara con ser Papa.

  7. A mí esta pontífice no me gusta.Lo he dicho aquí por activa, por pasiva y por perifrástica.Tampoco me gustaba su predecesor.La diferencia entre ambos radica en que el actual no ha acertado en nada de lo hecho o dicho y su predecesor acertaba en sus palabras, pero fallaba estrepitosamente a la hora de escoger colaboradores, los cuales, a mi juicio, se encargaban de echar abajo uno por uno sus propósitos.También creo que la crisis devastadora que atraviesa la Iglesia estaba prevista.Lo que no sé es en qué acabará todo esto, porque ni se sabe hasta cuándo y hasta dónde llegarán los desmadres a los que asistimos un día sí y otro también.El catolicismo a la carta y la apostasía silenciosa nos han conducido a un cisma no declarado, pero cisma.Yo, siento decirlo, no quiero que me metan en el mismo club que Hummes, Matapelo, el Grelo Tangerino, Kasper, Bochorno et sic de caeteris.No sé si eso es ser neoconservador, liberal conservador, sedevacantista o jugador de petanca y, la verdad, no me preocupa saberlo.Sí me preocupa (y mucho) lo que ocurre en la Iglesia.

    1. Creo que acierta en su diagnóstico. Por eso la situación es tan preocupante. Si fuera problema solo de papa, la reversión al camino recto sería bien sencilla. El humo de Satanás no lo ha metido el papa reinante en la Iglesia, aunque parezca que este se muestra cómodo con la situación. Esperemos en el non prevalebunt.

  8. Jamás rendiré obediencia a quien predica a tiempo y a destiempo desde la cátedra de San Pedro que es inmoral anunciar a Cristo y bautizar a las gentes. Antes me tendrían que trasplantar el cerebro y sin anestesia.

  9. «Al Papa debemos obediencia y respeto», afirma el autor del artículo enlazado. El respeto y la obediencia que yo profeso hacia el actual pontífice es el mismo que Francisco I manifiesta hacia Jesucristo: ninguno. Esta es mi opinión ―y de muchas más personas que no se atreven a exponerla― y me atrevo a revelarla al amparo de la libertad de expresión que todavía nos permite la Constitución Española.

    Huelga entrar en más detalles, pues lo que pienso de semejante personaje lo he difundido numerosas veces en este Blog. Por tanto, no hace falta que lo repita más veces. Máxime después de la “nueva normalidad” que recientemente ha instaurado en este medio el director de «Infovaticana» respecto de ciertos comentarios sobre Francisco I.

    Y quede bien entendido que siempre he dicho que la elección de Bergoglio como papa es perfectamente válida. Cosa bien distinta es el modo en el que ejerce su cargo, en claro perjuicio de la fe católica y en pro de los enemigos de la Iglesia de Cristo…

  10. El neoconismo ha entrado en pánico. Se ha vuelto a dar cuenta que para sus tesis, su verdadero «enemigo» es el tradicionalismo.

    Se quiera o no, es mayor el abismo entre tradicionalistas y liberales conservadores que entre liberales conservadores (Pablo VI, Juan Pablo II, Benedicto XVI) y liberales revolucionarios (Francisco).

  11. «Creo que la mentalidad modernista se ha instalado de tal forma que incluso los tradicionalistas se contagian de ella, y a veces reaccionan como protestantes imbuidos de la idea del libre examen aunque sea en la dirección contraria a la habitual.»

    No hay por donde coger este párrafo. Ningún tradicionalista practica el libre examen; simplemente señala la discontinuidad que a veces se da entre el magisterio bimilenario de la Iglesia y el magisterio actual.

    El pontificado de Francisco ha descolocado a muchos neoconservadores porque ha puesto de relieve el fracaso de la «hermeneútica de la continuidad» que intentaron poner en práctica Juan Pablo II y Benedicto XVI. La cuadratura del círculo nunca es posible.

    1. Tal cual.
      Y Francisco al menos está sirviendo para disipar el verdadero campo de batalla y sus bandos decisivos:
      Hermenéutica de la ruptura: tradicionales, Vigano, los llamados filolefevrianos etc
      Hermenéutica continuista (circulocuadrantes): todos los papas postconciliares, neoconservadores, progresistas etc

    2. HERMENEGILO
      Igual no ha fracasado la hermeneutica de la continuidad, sino que simplemente se ha desechado. No puede fracasar lo que no se pone en practica. Pienso que es posible a pesar de los errores del Vaticano II seguir esa hermeneutica, el problema es que no la siguen. Empezando por el Trilero patagonico, y su Amoris LAETITIA, y el resto de sus mentiras. La vida de Bergoglio pordría titularse una mentira tras otra. O de trola en trola y tiro porque me toca.

      1. He aquí uno del bando contrario, como no puede cuadrar círculos la toma contra Francisco sin darse cuenta de que está en el mismo bando que Francisco y los papas postconciliares, delirium tremens.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *