La JMJ de Lisboa de 2023 se pone al servicio de la Agenda 2030

JMJ Lisboa
|

Que la Agenda globalista impregna todos los ámbitos, es una realidad de la que por desgracia, ni la Iglesia se libra.

La página web de la JMJ de Lisboa 2023 contiene un apartado dedicado expresamente al compromiso organizativo de este evento mundial de la juventud católica con el Papa Francisco y la Agenda 2030.

Dentro de este compromiso por la «sostenibilidad» se está terminando de crear una “Guía de sustentabilidad JMJ Lisboa 2023”, y se están llevando a cabo ya una serie de acciones para promover la sustentabilidad ambiental de la JMJ en Lisboa. Estas acciones contemplan, entre otras, una calculadora de huella ambiental de la JMJ Lisboa 2023 y la promoción de acciones de compensación que contribuyan a su reducción.

«La JMJ será tan sustentable como el último peregrino que se inscriba y que se comprometa a contribuir con este compromiso. Necesitamos que tanto el COL, Comité Organizadores Diocesanos, socios, voluntarios y peregrinos podamos unirnos para reducir al mínimo la huella ambiental de la JMJ», afirman los organizadores.

Carta de compromiso por una juventud más sustentable

«Nuestra misión es construir la JMJ Lisboa 2023 teniendo en cuenta los objetivos de sostenibilidad abrazados en todo el mundo, los Laudato Si’ Goals presentados por el Vaticano y la Agenda 2030 de las Naciones Unidas (ODS)», se lee en la carta de compromiso de la JMJ.

Los organizados sostienen que «esta jornada se basará en los pilares de las encíclicas del Papa Francisco Laudato Si’ y Fratelli Tutti y en la exhortación apostólica Christus Vivit, en las que se nos llama a cuidar nuestra Casa Común».

Además, citando al Santo Padre, afirman que “todo está conectado. Por lo tanto, la preocupación por el medio ambiente debe ser asociada a un amor sincero por nuestros semejantes y a un compromiso inquebrantable con la solución de los problemas de la sociedad”.

La JMJ asegura que «tendremos como fuentes de inspiración y principales indicadores los siguientes objetivos»:

JMJ Agenda 2030

«Inspirados en estos valores y teniendo en cuenta el llamado del Santo Padre para que vivamos según los valores de la fraternidad universal y del cuidado de nuestra casa común, nos comprometemos a hacer de la sostenibilidad un objetivo central en la realización de la JMJ Lisboa 2023», subraya el comité organizativo de esta jornada.

De nuevo, una ocasión de evangelización en donde Dios pasa a un lugar secundario y donde se prima la obediencia a la religión climática y a la Agenda, globalista, 2030.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
12 comentarios en “La JMJ de Lisboa de 2023 se pone al servicio de la Agenda 2030
  1. Y que siga habiendo clérigos que sigan diciendo que aquí no pasa nada y que la iglesia sigue igual que siempre, es para hacérselo mirar con un psiquiatra de esos que ponen electroshock.
    Cuando la obediencia anula el raciocinio de la persona ya no es obediencia, es sumisión a una secta.
    Sesenta años seleccionando autómatas sumisos y cobardes descerebrados.

  2. La de Madrid de 2011 con Benedicto XVI me gustó mucho. Incluida una tormenta que levantó el toldo donde estaba la tribuna y el altar. Pensé que era una señal positiva pues no hubo desgracias personales. Es evidente que lo interpreté mal, y ahora vamos de mal en peor. Yo creo que hemos tocado fondo, si seguimos picando llegaremos al infierno. El otro día leyendo unas declaraciones del modernista rabioso Cardenal Tarancón en 1974, a propósito de la ley de Asociaciones políticas que Arias Navarro se sacó de la manga, Franco estaría chocheando el pobre, pues Tarancón dijo; Qué alegría, por fin se ve la luz al final del túnel. La de los partidos políticos que tantas cosas buenas nos ha traído a España. En aquellos tiempos España era católica en un 90%, 50 años después la apostasía es casi total. Enhorabuena al modernismo eclesial.

  3. Silogismo:
    La Agenda 2030 es anticatólica (porque promueve aborto, ideología de género, recorte de libertades, etc.)
    La «Iglesia de Francisco» apoya la Agenda 2030.
    Luego la «Iglesia de Frsncisco» es anticatólica.

  4. Yo creo que nadie de los organizadores tiene vocación «sostenible», pues entonces llamarían a conversión a los criminales dueños de todo que han organizado un sistema de vida a base de consumo y locura sin fin. Entonces los pobres feligreses no pueden hacer nada, es ridículo y criminal echarnos la culpa. El caso es liquidar la fe, desmoralizar y meter la duda, ese es el objetivo, ahora le toca a la JMJ.

    1. ¿Desmoralizar?
      Visite la exposición «THE MYSTERY MAN», actualmente en la Catedral Nueva de Salamanca: Una imagen de Ntro. Señor -en teoria realizada en base a la Sábana Santa- en la que tiene una mano «levantada» y se le ven sin ningún problema los genitales.
      Repito en la Catedral de Salamanca.

  5. Vaya sorpresa. Si el jefe es un entusiasta impulsor de la anticatólica agenda 2030, las ramificaciones institucionales también lo son. Habrá que esperar con resignación otros tiempos para que la paloma no se equivoque, porque con este ya está todo el pescao vendido.

  6. La Iglesia de Cristo es el INSTRUMENTO DE LA VOLUNTAD DE DIOS para que todos los hombres se salven y alcancen el conocimiento de la Verdad.
    La Verdad no viene de la “auscultación” de las personas que integran la Iglesia (con sus opiniones y propuestas) sino de la revelación inmutable del DOGMA, que no es “teoría”, sino la PALABRA DE DIOS presente, encarnada.

    Quienes no quieren seguir la LEY DE DIOS, se excluyen a sí mismos. Convertirse a Dios y renunciar al pecado es el CAMINO ÚNICO en el que se puede marchar juntos hacia la SALVACIÓN.

  7. Perfecto, es lo que necesitamos.

    Menos mal que la ONU nos ayuda a interpretar, completar, redefinir, tergiversar, manipular, espiritusantoescuchar, el evangelio, que parece que Jesús de Nazaret no se enteraba de lo que realmente importa.

    ¿Qué hay de eso de ir al mundo entero y predicar el evangelio?, mejor ir al mundo entero y salvarlo de los hombres (y mujeres, y hombros, y mujeros, y hombras, y ciento quince más), que es lo que importa, que no te enteras, Redentor, que hay que redimir al mundo, no al ser humano. ¿No era «el mundo» uno de los enemigos del «hombre»?, menos mal que ya no, no sea que me crea que aquí estoy de paso y que esto es una mala noche en una mala posada, so boba, Teresa, que no te enteras que lo importante es comer hierba, no vacas, y a vivir que son dos días… ¡vaya!, como la Roma decadente del fin del imperio…
    Pero no passsa nada…
    Ojalá griten de una vez las piedras. ¿No somos piedras vivas?

    Qué lío. En fin. Menos mal que Dios nos ama.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles