Testigos describen en el tribunal a Zanchetta como un acosador autoritario

juicio obispo zanchetta
|

En el juicio que se celebra en Salta, Argentina, contra el obispo emérito de Orán, Gustavo Zanchetta, por supuesto acoso a seminaristas, empezaron a declarar los testigos.

Ayer, en el juicio que se celebra en Salta, Argentina, contra el obispo emérito de Orán, Gustavo Zanchetta, por supuesto acoso a seminaristas, empezaron a declarar los testigos, que le describen como un obispo autoritario que se valía de su poder para insinuarse ante los jóvenes.

Varios de los testimonios, informa el diario La Nación, acusaron al obispo de dar abrazos en los que “apoyaba los genitales” y de advertir a quienes rechazaban sus avances de que era muy amigo del Papa. Un administrador del Obispado reiteró el hallazgo de fotos de contenido pornográfico en el celular del obispo emérito.

El padre Martín Alarcón, entonces rector del seminario, declaró que los seminaristas temían a Zanchetta, quien los visitaba “a menudo”, recordándoles que era el obispo y que podía expulsarles. Al menos un un seminarista sufrió un “estado de ansiedad” que le obligó a abandonar el seminario.

Zanchetta tenía sus favoritos, recuerda Alarcón, a quienes regalaba ropa, ordenadores e incluso dinero, mientras ignoraba a otros.

También declaró un antiguo seminarista, chófer de Zanchetta, que le describió como “autoritario”, agregando que abrazaba habitualmente a los seminaristas por detrás y durante demasiado tiempo y les pedía masajes.

Además, el padre Gabriel Alejandro Acevedo, entonces director espiritual del seminario y vicario general, confirmó que Zanchetta tenía “acercamiento físico” a los seminaristas, que solía visitar en sus habitaciones a los seminaristas de primer año alojados en el presbiterio de la Catedral y se quedaba a cenar con bebidas alcohólicas hasta tarde, cuando pedía a un seminarista que le acompañara a la residencia episcopal.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
10 comentarios en “Testigos describen en el tribunal a Zanchetta como un acosador autoritario
    1. A ver por qué se creen que lo hizo obispo Francisco –que conocía y apreciaba personalmente a su compadre Zanchetta–, por encima de todos los informes desfavorables. Son sólo un par de tiranuelos demagógicos e irresponsables.

  1. Nunca he entendido estos casos. A mi se me acerca un tipo así, con esos to amiento, insinuaciones, copias de alcohol a altas horas de la noche y acompañamiento a donde fuere… Y lo tengo claro:pienso en mi Jesús y le rompo la cara de un puñetazo… Es que es obispo y tiene influencias? Pues con más razón… Ah, y me largo. Si Dios me llama, ya me indicará a dónde y con quién… Pedazo depravado! Y los otros… «ten la valentía de ser cobarde:HUYE»!

  2. Los seminaristas son tan jóvenes, me da mucha tristeza el enorme gusto de sus familiares y el anhelo con que deben de entrar al servicio de Dios,, , ¡ qué dolor que les arruinen su inocencia!
    Por éstos pecados es que la Virgen María se muestra llorosa en sus apariciones,, Ella lo dice.
    !Iban a ser soldados de Su Hijo!
    Y los rompen, como vasos finos que son, espero que muchos de ellos se sobrepongan a ése vergonzoso recuerdo y que ya terminé éste mal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles