Viganò: «Lo que os salve no será la Constitución sino la Fe»

viganó
|

El pasado sábado, 15 de enero, miles de personas salieron a la calle en Roma para manifestarse contra la imposición del pasaporte covid y la vacunación obligatoria en Italia. El ex Nuncio apostólico de Estados Unidos, Carlo María Viganó, quiso mandar un mensaje a los allí presentes para alentarles a seguir adelante con sus reivindicaciones y defenderse de «las absurdas restricciones impuestas por gobiernos sumisos al Gran Reinicio».

Discurso completo del arzobispo Carlo María Viganó:

Alabado sea Jesucristo. Queridos hermanos: permitidme que me dirija a todos como un pastor que se preocupa ante todo por la salvación de las almas. Dirijo estas palabras a cada uno de vosotros: a quien tiene la gracia de ser cristiano y a quien todavía está alejado de Dios; a quienes son conscientes de la dimensión espiritual de esta batalla y a quienes creen que se trata simplemente de un atentado contra las libertades civiles; a quienes conocen el cariz anticristiano de lo que sucede y a quienes están exasperados por las absurdas restricciones impuestas por gobiernos sumisos al Gran Reinicio.

Vuestra protesta se une a la de millones de personas más. Es una protesta valiente que ha brotado porque compartís algunos principios fundamentales como el derecho a las libertades naturales, el conocimiento sobre tratamientos y el respeto a las convicciones personales en materia de salud y en lo relativo a la sociedad civil. Si sabéis manifestaros con firmeza y pacíficamente en defensa de vuestros derechos inalienables, cuando todo esto acabe este día será digno de ser recordado. Os exhorto, pues, a no ceder a las provocaciones de quienes no desean otra cosa que reprimir por la fuerza vuestro disentimiento.

Esta batalla no puede ni debe terminar en una reivindicación de derechos y libertades que prescinda de la Verdad y de la Justicia. Como he dicho ya en otras ocasiones, la libertad sólo es libertad si se ejerce dentro de los límites del Bien. Quienes hoy os discriminan, os impiden trabajar, ir a clase, viajar y entrar en restaurantes y tiendas, son los mismos que desde hace décadas os dicen que tenéis libertad para ofender a Dios, quebrantar sus Mandamientos, divorciaros y matar a los niños en el vientre materno y a los ancianos y enfermos en la cama del hospital; que sois libres para decidir cuándo vivir y cuándo morir, o para determinar qué está bien y qué está mal; que podéis renegar de vuestro pasado, de la civilización cristiana, de vuestra identidad de católicos e italianos. Porque todo esto responde a la ideología de la muerte, el pecado y el vicio que motiva sus acciones.

¡Pero eso no es libertad! La libertad a la que debéis aspirar, hermanos, se funda en Nuestro Señor Jesucristo, que dijo: «La verdad os hará libres» (Jn.8,32), y de Sí mismo, «Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida» (Jn. 14,6).

¡Volved a Dios! Dejad que reine en vuestros corazones, manteniéndolos en su gracia por medio de la oración y los sacramentos. Dejad que reine en vuestra familia, donde la fidelidad de los esposos, la educación de los hijos y el cuidado de los ancianos y los débiles constituye una defensa formidable ante quienes se proponen destruir el tejido de la sociedad. Dejad que reine en la sociedad civil, ajustando las leyes del Estado a la Ley de Dios, empezando por respetar la sacralidad de la vida y del bien común. Dejad que reine en los tribunales de justicia, los colegios, las universidades, los puestos de trabajo y los hospitales.

Si pensáis que podréis zafaros de las cadenas de esta tiranía por vuestras propias fuerzas, os equivocáis; porque precisamente si dejáis de lado al Señor todas vuestras acciones estarán abocadas al fracaso, por muy loables que sean. Tened, por el contrario, la valentía para reivindicar con denuedo vuestra identidad, dar testimonio de vuestra Fe y hacer valer vuestros derechos como cristianos. Y sobre todo, queridos hermanos, tened el valor para colocaros bajo la protección de Jesucristo, que dijo: «Yo he vencido al mundo» (Jn.16,33). Si libráis esta batalla espiritual bajo la bandera de Cristo Rey, la victoria está asegurada, y se retirarán los sicarios de esta dictadura infernal, porque Satanás no puede vencer a Aquel que con su Sacrificio anuló el poder del Diablo, ni a Aquella que por decreto divino le aplastará la cabeza.

Os ruego, os lo imploro: cerrad filas bajo la Cruz de Cristo, y colocaos bajo el manto de la Virgen Santísima. Lo que os salve no será la Constitución, ni la Declaración de los Derechos Humanos, sino la Fe. Aquella Fe que hizo grande a Europa, que edificó la civilización cristiana, que hizo florecer las artes y las ciencias. La fe que nos mueve a tender la mano a los pobres, a consolar a los enfermos y moribundos y a consolidar en la Caridad los vínculos de hermandad que hoy en día vemos destruidos y negados por una ideología que todo lo permite, todo lo tolera menos el Bien.

Exhorto también a quienes están comenzando a reconocer los engaños y mentiras que llevamos dos años denunciando: ¡tened un gesto de orgullo, honradez y honor! Médicos y demás personal sanitario: no violéis el juramento hicisteis callando ante lo que sucede en los hospitales. Magistrados y fuerzas del orden: no os hagáis cómplices de traidores y corruptos que obedecen a la oligarquía mundialista para destruir las naciones y esclavizar a los ciudadanos. Políticos y representantes de las instituciones: denunciad los abusos perpetrados por autoridades que nadie ha elegido y conspiran contra vuestro pueblo. Periodistas: defended la verdad y no seáis cómplices de autoridades que se cimentan en mentiras y crímenes. Comerciantes, hosteleros y tenderos: abrid vuestros establecimientos y dejad de apoyar los delirios de unas autoridades que intentan imponerse mediante la fuerza y la intimidación. Sacerdotes, párrocos y obispos siempre dispuestos a la acogida de inmigrantes e irregulares: no olvidéis que el Señor nos mandó amar al prójimo, o sea al próximo; no sigáis el discurso de la pandemia, no cerréis los templos a los fieles, y sobre todo tened presente que quien salva es Nuestro Señor Jesucristo, no un suero experimental producido con fetos abortados.

Cada uno de los que hoy estáis congregados en esta plaza, y en toda Italia, que descubra la humanidad que se ha visto comprometida en estos meses de locura colectiva. Cese la discriminación, y con ella la odiosa marginación de los sanos, la segregación de los disidentes, la criminalización de quienes hasta ayer eran nuestros hermanos y hoy se ven privados de trabajo y medios de subsistencia. ¡En nombre de Dios, salgamos de esta locura!

Cuando las autoridades conspiran contra las naciones y abusan de su autoridad contra sus ciudadanos, son obligadas la desobediencia civil y la objeción de conciencia. Vuestros hijos os agradecerán cuanto hagáis, siempre y cuando actuéis iluminados por la Fe e inflamados por la Caridad. Si lo que queréis es volver a ser libres para ofender a Dios y quebrantar su Ley, no saldréis jamás de esta infernal distopía.

Cada vez que pedimos al Señor que nos dé nuestro pan de cada día, antes de hacer esa petición material le decimos: «Venga a nosotros tu Reino, hágase tu voluntad». Porque solamente donde reina Cristo hay justicia, paz, concordia y prosperidad.

Por eso, os invito a recitar todos juntos con Fe y confianza filial en la ayuda de Dios la oración que el Señor nos enseñó: Padre nuestro que estás en el Cielo…

+ Carlo Maria Viganò, arzobispo

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
76 comentarios en “Viganò: «Lo que os salve no será la Constitución sino la Fe»
  1. Así es Viganó, lo que nos salvará es la fe, pero la fe en Jesucristo, que implica servir a la Iglesia de Roma y por lo tanto, al papa, cosa que tú no haces.

    1. Muy cierto, la fe en Cristo, no la fe en las vacunas, ni en Francisco, ni tampoco en los cismáticos, ni en los múltiples comentaristas que pululan por las webs lanzando sus soflamas.

    2. Te equivocas: Viganò tiene todo el derecho y, más aún, el deber de reclamar al Papa que actúe según las enseñanzas de Cristo, no según los criterios del mundo. Al igual que Pablo reprendió a Pedro. Su obligación es no callar, porque si callan los pastores, clamarán las piedras.

    3. la Fe en Nuestro Señor, no la fe en los discursos pachamámicos, la agenda globalista Davos 2030, el LGTBI, las sinodalidades varias y los ecumenismos diluidos en la nada.

    4. E.A. POE le felicito por el acierto con el seudónimo que se ha dado a sí mismo. Acierta Vd de lleno al presentarse aquí como E.A. POE porque la formulación que, sin matiz alguno, hace Vd de «servir a la Iglesia de Roma» en las actuales condiciones que se dan en el Vaticano es perfecto para una novela de terror.

  2. El arzobispo Vigano es un enviado de Dios para sostenernos con la verdad en estos tiempos que nos hemos quedado huérfanos sin pastores, la esperanza de la verdad en tiempos extremadamente áridos. Vemos a preladillos como Cañizares apelando a la Constitución que trajo la concordia de la transición. Son todos liberales o neocones (un neocon es un liberal conservador). Las constituciones liberales están para destronar a Cristo Rey de la sociedad y por consiguiente para traer las mayores perversidades que ha conocido la historia como el genocidio de no nacidos. Pero nuestro buen Dios nos envío a Vigano y a Schneider

  3. Gracias, Infovaticana, por rectificar. De sabios es rectificar. ¡Enhorabuena! CM Viganó es de los pocos que nos confirman en la Fe. Algunas cuestiones que plantea podrán ser discutibles, pero creo que Viganó nos invita a elevar el punto de mira y percatarnos de que estamos ante la eterna lucha, recrudecida últimamente, entre el Bien y el mal, entre Dios y Satanás y sus secuaces. Los pasaportes no son una anécdota, sino una muestra más de la persecución a los críticos respecto a los poderes globalista anti católicos, en especial a los católicos, quienes, en demasiadas iglesias, no pueden acceder a la Santa Misa y los sacramentos. Demoníaco.

    1. Te confirmará a ti. Por favor, no utilices el «nos» plural o mayestático para constatar meras opiniones personales, legítimas, faltaría más. pero puramente personales.

      1. No utiliza el mayestático, sino el plural y hace bien porque somos muchos, cada vez más, los que opinamos exactamente lo mismo, y cada día que pase iremos viendo cómo crece el ejército de Cristo. Ni

        1. El meter una discusión sanitaria, como es la de las vacunas, en el ámbito de la fe y del rescate de nuestra religión, ha echado a perder a Viganò. Yo ya no sé si es un lunático, pues no veo la diferencia con la utilización pseudo-religiosa que hace Francisco del mismo asunto.

      2. Gracias, Amadeus. Que Dios te bendiga. A otros no confirma en la Fe católica porque carecen de ella, al menos en gran parte, si siguen al tirano bergo liante. Ellos se lo pierden.

        1. Belzunegui,

          no se trata de seguir a Bergoglio con fe ciega Belzunegui, usted sabe que yo llegué a infovaticana muy desconsolada y confusa con la Iglesia (no sé si lo recuerda) pero es cuestión de confianza. Dios quiere la unidad, si el papa, sea el que sea , lo hace mal Dios redirigirà a la Iglesia. Si lo hace bien, a pesar de que nos pueda parecer lo contrario, mejor haber aguardado con paciencia y en confianza en Dios.

          Eso no es «no ser católico» es confiar en que Dios puede hacer aquello que nosotros no podemos.

          Bendiciones

          1. No es que lo haga mal; es que está haciendo el mal desde la cúspide de la Iglesia. Está demoliendo la Iglesia Católica y los católicos, que lo vemos y padecemos, no lo vamos a permitir y lo seguiremos denunciando, con la ayuda de Dios, un Dios que gusta contar con la colaboración de los hombres, pues, para eso, nos ha regalado la inteligencia y la voluntad. Muchas gracias, ACS. Bendiciones.

          2. «yo llegué a infovaticana muy desconsolada y confusa con la Iglesia…»

            No sé si habrá solucionado lo primero, pero lo segundo obviamente no. Y lo peor es su difusión de dicha confusión.

            «Dios quiere la unidad»

            Ya hay unidad. Siempre la ha habido. La Iglesia ya es UNA, como rezamos en el Credo. Lo que tienen que hacer quienes no están en la Iglesia es entrar o volver a Ella, a su unidad.

            «si el papa, sea el que sea , lo hace mal Dios redirigirà a la Iglesia»

            Dios, con su divina Providencia, se vale de sus criaturas para gobernar el mundo. Salvo casos excepcionales, no lo dirige a base de intervenciones milagrosas directas. Por ello, si el Papa comete un error, Dios se vale de las personas para corregirle, por lo que no se puede pretender que lo solucione Él todo desde el cielo, permaneciendo nosotros como meros espectadores, cuando tenemos un grave deber moral al respecto.

      3. ¡Que mayestático ni que historias! Habla de sí mismo y de otros muchos que pensamos como él. Sigues aquí, CARLOS DANIEL, la falacia del hombre de paja porque atacas una proposición que no existe en realidad, porque no hay tal plural «mayestático».

    2. Vigano es un asno.
      Un clérigo resentido y soberbio que babea de odio contra el Papa por no haberle creado cardeanal.
      Ojalá pille el bicho y Dios nos libere de su presencia.

      1. Ojalá fuera cuestión de asnitud, de resentimiento, de babear, de odio, de contagio, porque todo eso se trata y¿cuestión resuelta? El problema de la Iglesia no es la salud o la actitud de Viganó. Ojalá fuera ese el problema. Lo que pasa es que Viganó molesta a los demoledores y las élites globalistas anti católicas.

      2. Te felicito JUAN NADIE porque en pocas líneas ofreces un retrato acabado de lo que tu mismo eres: «asno, resentido y soberbio que babea de odio» El deseo con que concluyes tu intervención es un reflejo perfecto de la personalidad enferma de JUAN NADIE: «Ojalá pille el bicho y Dios nos libere de su presencia» ¡Adelante JUAN NADIE porque seguidores como tu son los que se merece Bergoglio!

    3. así es, Dios nos envia a un gran Pastor que es el Arzobispo Carlo Maria Viganò para sostener a sus hermanos en la Fe .

  4. El discurso de monseñor Viganó es impecable.
    Ojalá escucháramos estas palabras del Papa.
    Es urgente reaccionar frente al gran reinicio que quiere implementar el NOM, y que lamentablemente ha infestado a la más alta jerarquía de la Iglesia.

    1. Muchas gracias, sacerdote mariano, muy mariano. A Jesús siempre se va, y se vuelve, por María, una Madre que nos invita siempre a la conversión y a luchas contra la dictadura del pensamiento único anti católico.

  5. La mejor manera de servir a un papa que se equivoca, es un decir, es corrigiéndolo, como hace CM Viganó y pocos más, muy pocos. La pena es que Bergoglio no se deja corregir por quien ejerce la parresía, a la que farisaicamente invita, para perseguirle y acabar con él.

    1. Belzunegui No quiero hacerme pasar aqui por el mas puro y supercatólico ni el mas atrevido ni el mas plus de nada. Simplemente me hace daño a los ojos que alguien bien entereado y fiel a la Iglesia llame Papa al usurpador Bergoglio.

      ¿Que le falta por hacer al usurpador para que le dejemos de llamar Papa? ¿Que aparezca desnudo blasfemando por la plaza de San Pedro?

  6. Cierto que sólo la fe en Jesucristo puede salvarnos, pero parece como si Viganò estuviera participando en realidad en alguna conspiración mundial para acabar con los viejos y los inmunodeprimidos.

    1. Ah, resulta que los que no aceptamos la vacuna-experimento como válida no somos buenos cristianos… Somos cristianos que pensamos, Sancho. Que por desgracia no hay muchos.

      1. Blanca,

        los que nos vacunamos también pensamos, lo que ocurre es que opinamos distinto. Yo respeto mucho la libertad ,en este aspecto, porque aquí no se trata de tontos o listos sino de posibilidades.Y todo depende mucho también de las fuentes que elijamos para encontrar la información.

        Bendiciones

    2. Si. Hay una conspiración en marcha del mundo junto con el demonio y la carne contra el ser humano. Más detalles en el catecismo.

    3. Me temo que los conspiradores son, más bien, las élites globalistas anti católicas, denunciadas por CM Viganó, entre otros muchos, cada día más.

  7. El ex nuncio Viganó, es uno de los pocos obispos que mantiene en alto la lámpara de la verdad, para iluminar a los fieles, defendiéndolos de la confusión reinante en la Iglesia.
    Carlo María Viganó es un hombre abnegado que sacrifica sus intereses en beneficio de las almas. Necesitamos a muchos más como él.

  8. Yo prefiero creer que Bergoglio, a pesar de los pesares y de las mafias que propiciaron su elección, es papa. Si no lo fuera no quiero ni pensar a dónde nos llevaría esa situación. Cuando muera Bergoglio habrá un cónclave que, probablemente, si Dios no lo remedia, saldrá un Bergoglio II o todavía peor. Cuando muera BXVI, que ya dejó de nombrar obispos y cardenales, no habrá ningún conclave. Yo le pido a Dios que enderece la situación, que no nos abandone frente a tanto esperpento.

    1. Belzunegui, has leido los articulos de Andrea Cionci o los videos de Rosa Mistica Colombia, donde se leen esos articulos? Ahi se ve como el verdadero Papa Benedicto dice, por los medios que tiene, que él es el papa

  9. Cuando, a falta de argumentos, se acude a descalificaciones personales, eso quiere decir que CM Viganó va por el buen camino.

    «LA VERDAD ES LA VERDAD, DÍGALA AGAMENÓN O SU PORQUERO”

    1. Lo de las vacunas es una controversia social, política y científica grave, pero contingente y humana. No afecta a la entraña de la fe ni a sus verdades eternas. El uso pseudo-religioso que hacen Francisco y Viganò de esta cuestión civil es propio de enajenados. Peor es siempre la caída para quien sigue a santones y gurús.

      1. En parte tiene razón y en parte no: tal y como está planteado el tema de la vacunación, es una cuestión moral y que afecta a la libertad en general y a la religiosa en particular, al derecho a la vida, al derecho a la asistencia religiosa y a recibir los sacramentos, así como al respeto al fuero interno, que unos pretenden violentar y otros defender.

    2. ¿Controversia? Pero si la dictadura del pensamiento único anti católico y pseudo sanitario impide los debates, acude a la censura, implanta el pasaporte segregador, para que no podamos acudir a actos culturales, deportivos, gastronómicos, incluso religiosos.

      ¿Que no tiene su vertiente religiosa? ¡No me hagas reír!

      1. Las vacunas experimentales no son asépticas. Utilizan líneas celulares derivadas de criaturas humanas abortadas al efecto, cultura de la muerte. Matar para salvar supuestamente. Sustituir a Dios. ¿Nos quieren salvar los mismos que pretenden reducir la población mundial a 1000 millones de personas por medio de la anticoncepción, el aborto, el empobrecimiento, la eutanasia y la homosexualidad muy especialmente? Si no vemos la vertiente anti católica es que estamos ciegos.

      2. Todo eso es chaladura conspiranoica. Como los ovnis, los illuminatis y el grial. No tiene nada que ver con la fe de nuestros padres, sino con Dan Brown. Y es una falsificación tan repulsiva del cristianismo, que les coloca a ustedes en el mismo nivel de infidelidad que Francisco y su cohorte de embaucadores.

        1. Lector, se le ve a usted muy «clarividente». En fin. Oremos para que Dios le ilumine y le ayude a ver y comprender los signos de los tiempos.

          1. Que no, Lector, que el uso en las vacunas (que no lo son) de líneas celulares procedentes de abortos provocados no es ninguna conspiración, ni que los gobiernos coarten las libertades tampoco, ni que las farmacéuticas se enriquezcan tampoco, ni que hayan estado meses cerrados los templos y no se pudieran recibir los sacramentos tampoco. Conspiración es negar la realidad.

      3. De acuerdo con usted, Belzunegui. Y claro que lo de las vacunas tiene su vertiente religiosa. Además de las cuestiones morales ya mencionadas por Viganó y algunos comentaristas, el hecho de que Bergoglio, como cabeza visible de la Iglesia, haya dicho que «vacunarse es un acto de amor» ya impregna todo el asunto de otro matiz religioso. Me quedo con la visión de Viganó.

  10. En parte tiene razón y en parte no: tal y como está planteado el tema de la vacunación, es una cuestión moral y que afecta a la libertad en general y a la religiosa en particular, al derecho a la vida, al derecho a la asistencia religiosa y a recibir los sacramentos, así como al respeto al fuero interno, que unos pretenden violentar y otros defender.

  11. «NO HAY LÓGICA MÉDICA NI EPIDEMIOLÓGICA EN EL PASE SANITARIO»

    El ministro de Economía de Israel, Avigdor Lieberman, pidió el martes que se ponga fin al uso generalizado del «pasaporte verde» que acredita la vacunación contra el coronavirus para entrar en determinados lugares.

    «No hay ninguna lógica médica ni epidemiológica en el pase sanitario y muchos expertos están de acuerdo», dijo. Sin embargo, hay un perjuicio directo para la economía, para las operaciones diarias y una contribución significativa al pánico diario entre el público», señaló.

    Lieberman dijo que está trabajando con «todas las autoridades» para poner fin al pase sanitario y «mantener una rutina de vida normal para todos».

  12. EL GOBIERNO ALEMÁN ESTÁ «PREOCUPADO» POR LAS MASIVAS PROTESTAS CONTRA LA RESTRICCIÓN DEL COVID

    Nunca antes en la historia las manifestaciones habían sido tan amplias.

    El gobierno alemán está seriamente «preocupado» por el gran número de protestas contra las restricciones del COVID en las últimas semanas, que son las más extendidas en la historia del país.

    El influyente diario alemán Die Welt revela que en un mismo día se produjeron protestas en más de 1.000 localidades de todo el país.

    «El gobierno está preocupado por las acciones descentralizadas», informa el periódico, y una fuente califica de «deprimente» la «inmensidad» de las manifestaciones.

    «Nunca antes en la historia de la República Federal se habían producido manifestaciones tan extendidas como en las últimas semanas», afirma el informe, en el que el gobierno contabiliza 1.046 protestas distintas en las que participan alrededor de 188.000 personas.

      1. ¿Por qué está chiflado? ¿Por transcribir una noticia de un periódico? Entonces serán los del periódico los chiflados, ¿no? Si todos los argumentos que tiene se reducen a un insulto, casi mejor que no escriba nada, porque lejos de dejar mal a Belzunegui, quien queda mal es usted.

  13. No queremos que pase a un segundo plano la epidemia en la que vivimos y sobre la que está prohibido preguntar dudas. La máxima: “Tenemos que reducir drásticamente la población mundial”, es el credo de la élite mundialista del nuevo orden mundial y de la gran reseteo. El plan es poner en el centro, no al hombre, sino a la economía y las finanzas. Soros, Schwab, Rockefeller, Rothschild, Gates, Bezos, Zuckerberg, Biden, Xi, son los santones del Nuevo Orden Mundial. Son el nuevo Jesucristo y nos venden, cada vez menos, las vacunas, que han demostrado ventajas, pero que tememos que ver con reserva y precaución. En el prospecto de Pfizer está escrito «que para un resultado definitivo sobre la eficacia y seguridad del fármaco serológico experimental es necesario esperar hasta 2024». Se está aprovechando el revuelo para limitar libertad del hombre y sus derechos naturales que están sufriendo una metamorfosis forzada, convirtiéndose, paso a paso, en concesiones estatales.

    1. La élite masónica de la que depende el mundo y sus gobiernos, ha puesto en marcha un tsunami sin precedentes, que tiene que destruir las constituciones de las naciones. En cada país esto se va concretando, en todos tenemos ejemplos, y, por desgracia el Vaticano se nos presenta como parte de este sistema y el Papa Francisco como una actor necesario. Specola, no Viganó.

    1. Usted sí que es un mentiroso, repitiendo esa calumnia que ya fuese refurada en esta misma página. No se haga el no enterado, que no cuela.

    1. Pues no veo por qué: ni Viganò, ni Schneider odian al Papa. Hay que rezar por él, por su alma y para que enmiende sus errores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles