PUBLICIDAD

Francisco: “La rigidez es un pecado contra la paciencia de Dios”

Papa Francisco rigidez
|

En su alocución a los fieles de Roma en el Aula Pablo VI, el Papa ha discurrido sobre los objetivos del sínodo sobre la sinodalidad que se abrirá el próximo mes, y ha insistido en uno de sus mensajes más repetidos últimamente: “La rigidez es un pecado contra la paciencia de Dios”.

Tras el primer impulso posterior al Concilio Vaticano II, la Iglesia quedó pronto estancada, detenida, frustrándose así las esperanzas de las radicales reformas emprendidas. Pero lo último que puede hacer la Iglesia es pararse; la Iglesia es un caminar constante, un continuo recomenzar, un incesante encuentro con el cambio y la necesidad de discernir qué se debe cambiar y qué no en la propia Iglesia. Y en este camino, que debemos hacer juntos, la clave está en una escucha activa que no haga acepción de personas, a ejemplo de lo que hizo San Pedro con el pagano centurión Cornelio en los Hechos de los Apóstoles. En ese sentido, el sinónimo de parálisis sería la ‘rigidez’, que en esta ocasión el Santo Padre califica de “pecado contra la paciencia de Dios”, porque el fiel debe esperar siempre sorpresas del Dios de las sorpresas.

Ese podría ser un resumen del mensaje del Santo Padre a los fieles de la Diócesis de Roma presentando las líneas maestras del próximo sínodo sobre sinodalidad que se celebrará el próximo mes. Sorpresas, muchas sorpresas: “Prepárense para sorprenderse y prepárense para las sorpresas”, dijo el Papa. Lo cual ya no es muy sorprendente.

El Papa toma como modelo al libro de los Hechos de los Apóstoles como «el primer y más importante ‘manual’ de eclesiología», la historia de un camino que comienza en Jerusalén y que, tras un largo recorrido, termina en Roma. Este camino, dijo, cuenta la historia en la que caminan juntos la Palabra de Dios y el pueblo que dirige su atención y su fe a esa Palabra. «Todos son protagonistas – dijo el Papa – nadie puede ser considerado un mero extra. A veces puede ser necesario salir, cambiar de dirección, superar convicciones que nos frenan y nos impiden avanzar y caminar juntos».

Hay problemas, añadió, que surgen en la organización del creciente número de cristianos, y «especialmente en la atención a las necesidades de los pobres». El camino para encontrar una solución «es reunir a la asamblea de discípulos y tomar la decisión de nombrar a esos siete hombres que se comprometan a tiempo completo con la diaconía, el servicio de las misas».

La primera fase del proceso es la fase diocesana, muy importante porque implica escuchar a todos los bautizados. En este sentido, dijo, “hay mucha resistencia a superar la imagen de una Iglesia rígidamente dividida entre dirigentes y subordinados, entre los que enseñan y los que tienen que aprender, olvidando que a Dios le gusta volcar las posiciones. Caminar juntos descubre la horizontalidad y no la verticalidad como línea”.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

55 comentarios en “Francisco: “La rigidez es un pecado contra la paciencia de Dios”
  1. Rigidez!!!!Esto es como una tortura China, que obsesión! Y para más, la sinodalidad! Pero es que los Obispos no tienen otra cosa que hacer que perder el tiempo en tonterías que a nadie interesa y no resuelve absolutamente nada del estado calamitoso y comatoso De la Iglesia??? De verdad es increíble!!!!

    1. Hace tanto incapié en la horizontalidad porque en el fondo ha prescindido de la verticalidad, la ha vaciado de contenido, y ha construído una doctrina paralela, que recuerda la doctrina de Jesucristo, pero que es, en realidad, opuesta a Él.
      Es muy hábil, eso hay que reconocerlo, porque logra embaucar a muchos. Su doctrina usa el lenguaje católico, vaciándolo de contenido, añadiendo contenidos anti-cristianos, ideologizados, cuando no, claramente opuestos a la Verdad revelado por nuestro Señor Jesucristo.
      Este es el cabeza actual de la Iglesia católica.
      ¿De verdad queremos seguir llamándole Su Santidad?

      1. Yo no se lo llamo, desde luego. Después de los magníficos papas que hemos tenido en casi todo el siglo XX y los que llevamos de XXI, esto ha sido un batacazo. Pero nos queda la doctrina de los anteriores, quizá por eso Dios nos los mandó. Y de tantos Padres y Doctores de la Iglesia, de lo más rígido por cierto, ya que nunca han querido cambiar la Doctrina de Esta…

  2. La rigidez es concepto complejo, multifactorial y delicado, que debe siempre contextualizarse, porque el principal problema de nuestro mundo no va de rigidez sino de relativismo, e insistir mucho en lo primero, y la ligera, puede confundir al rebaño. Más todavía, quiero decir.

    1. Si, es el relativismo y la sociedad fluida. Pero es mucho más cómodo criticar lo que hace una posible minoría (sigo sin saber a qué se refiere con «rigidez») que criticar a una mayoría alejada de Cristo. Es mucho más cómodo hablar de ecología y calentamiento global, que de cumplir los mandamientos o amar a Dios.

      Aún así, soy el único al que le parece mal que Francisco atribuya a «las sorpresas de Dios» algo que él tiene ya amarrado y bien amarrado. O sea, atribuye a Dios cosas que, a lo mejor, no tienen nada que ver con el. Que pasa, habla con Él todos los días como Moisés o algo así? A todo el mundo le sorprende «las sorpresas» a las que se refiere el Papa menos al Papa. No serán, más bien, las sorpresas de Francisco?

    2. Eso, que se explique. Cosa que no ha hecho desde que comenzó su Pontifcado. No ha hecho más que confundir no hablando nunca claro. Y soltando, una de cal, y media docena de arena. Quien le entienda, que le compre, como decimos en Castilla.

    1. ¿Bergoglio propugna una libre interpretación de los Evangelios, aunque según él son más importantes los Hechos? ¿O es su interpretación la que tenemos que aceptar?

  3. Me sumo a lo que dice lobo feroz ¿Qué hacen los obispos? ¿A qué se dedican? Este hombre no esta bien de la cabeza. Corrección episcopal, YA!
    Como dice Saray, ¿a qué demonios se refiere con la palabreja maldita “rigidez”? ¿Y a qué dios se refiere? ¿No será la Pachamama?

    1. Yo estoy firmemente convencida de que no está bien de la cabeza. No se puede compaginar Catolicismo con Globalismo; mal debe de estar si no se da cuenta de ello.

    1. El verdadero impulso de la Iglesia no vino del Vaticano II, que fue un concilio mediocre (que incluso contiene algunas contradicciones contra la enseñanza precedente de la Iglesia), sino que vino con grandes y buenos concilios como el de Florencia o el de Trento. Esos concilios sí produjeron grandes frutos espirituales y pastorales. En cambio, el Vaticano II abrió la puerta a una debacle teológica, de la que Francisco es, hasta la fecha, su mayor exponente.

      1. El final del Vaticano II vino acompañado de un pontificado errático en graves aspectos, como fue el de Pablo VI. Después la cosa se moderó con San Juan Pablo II y Benedicto XVI, y ahora con Francisco se ha puesto peor que nunca.
        Mis calificaciones a los últimos papas:
        Pablo VI: insuficiente;
        San Juan Pablo II: notable;
        Benedicto XVI: notable;
        Francisco: muy deficiente.

          1. Juan Pablo II de Asís hizo mucho para consolidar la revolución del Vaticano II, como Napoleón con la gran revolución francesa de 1789. Promulgó para ello el nuevo código de derecho canónico en 1983 y el nuevo catecismo en 1992. Impulsó el indiferentismo religioso con los actos escandalosos de Asís en 1986, el beso al Corán en 1999 y la invocación de San Juan Bautista como protector del islam en 2000. Vino después el frágil amago de restauración con Benedicto XVI, como la frágil restauración de los Borbones tras Napoleón. Y con Francisco un nuevo acelerón de la misma revolución del Vaticano II, como las revoluciones de 1830 y 1848 en la senda de la gran revolución de 1789.

          2. ¿Sorpresas??
            ¿¿Cómo??
            Si los ojos ya no dan capacidad para abrirse más, ni el espíritu para aguantar más.
            Bueno,, que vengan las Sorpresas, guardadas en la caja de Pandora.

    2. Francisco confunde caminar con innovar. Contrariamente a lo que dice el argentino, la Iglesia debe preservar la tradición, conservando las convicciones que se basan en la doctrina perenne de la fe católica.
      La sinodalidad que pretende este Papa, es de inspiración protestante. La Iglesia en cambio, tiene una fe revelada y una doctrina definida, por lo que el énfasis no debe ponerse en escuchar, sino en enseñar.

      1. Me parece que además del patente deterioro y tendencia obsesivo-compulsiva de este argentino, los jesuítas pamperos descuidaron la educación lingüística de sus educandos. Tolerancia no es sinónimo de maleabilidad, como no lo es rigidez de ideas claras. Ya decía Confucio que las canas no son signo de sabiduría, sino, simplemente, de edad: para muestra basta un … bandoneón.

  4. La impostur@ si que es un pecado. Desfenestrar al verdadero Papa con amenaz@s si que es un pecado. Pertenecer a una mafi@ que conspira para forzar una elecci0n en un cónclave, aunque inválido, es un pecado que lleva excomunión. DestruIr las congregaciones católicas si que es pecado. Prohibir en la práctica la misa de siempre si que es pecado. Impedir nombrar obispos de congregaciones auténticamente católicas para ahogarlas si que es pecado. Bordear la herejI@ un día si y otra también con catequesis equívocas que llevan a la confusión SI que es pecado. Todo ello clama al cielo y por eso hay que rezar por este impost0r, pero, al contrario que este hijo del rey de la mentir@ hay que decir si si, no no y dejarse de falsas caridades que nacen de la ambigüedad y de la comodidad. hay que resistirle y luchar.

  5. Difícil superar los comentarios anteriores pero a eso se dedica Francisco, a decir insensateces porque ese concepto de rigidez «debe siempre contextualizarse» y también porque «el principal problema de nuestro mundo no va de rigidez sino de relativismo». Mientras tanto en las cárceles de Pakistán unos 25 cristianos sufren lo que se puede imaginar acusados del delito islámico de blasfemia, en Nigeria más de 3.000 asesinados. Y suma y sigue. Y el cuerpo diplomático vaticano empleado en cualquier cosa menos en vertebrar un apoyo mundial a nuestros hermanos en la Fe. Por el bien de Francisco espero que su caso sea de locura y no de otra cosa. Y será eso: está loco. Y por tanto no es responsable. Sí lo son los también insensatos que le eligieron. Cuántas veces nos quejamos del pueblo español que una vez y otra elige a quien le roba o le traiciona, ¡pues anda que el colegio cardenalicio!

  6. Los 10 mandamientos se han se han pasado de moda. Los nuevos mandamientos de Francisco son:
    Amarás el discernimiento
    Amarás la sinodalidad
    No contaminaras el medio ambiente
    No serás rigido
    No harás proselitismo
    Por amor al pecador, justificarás
    cualquier pecado
    Te vacunaras de covid
    Legalizaras el gaymonio
    Promoverás la inmigración ilegal
    Culparas de todo a los políticos conservadores y exhoneraras de todos sus actos a los progres.
    Y sobre todo, Permitirás que el humilde obispo de Roma cambie lo que le de la gana de tu religión.

  7. Así entiendo yo la achacada rigidez de la que tiene obsesión el señor Francisco. Rigidez: Cerrarse a los cambios que yo quiero hacer en la Iglesia porque me da la gana y que le atribuyo a Dios para que la gente los acepte como voluntad de Dios, pero que la gente no se los traga y siguen siendo rígidos para no aceptar mis cambios y opiniones personales que yo propongo en nombre de Dios, y ya me están agotando la paciencia por no aceptar mi voluntad y se me ocurrió decir que es pecado contra la paciencia de Dios cuando realmente es mi paciencia la que me tienen colmada, porque su rigidez no termina de permitir que yo haga lo que me da la gana porque lo digo yo y porque soy el papa y punto en boca. ¡Que quiero hacer lo que me da la gana con la iglesia con la tradición y la fe y que todos deben callar y aceptar! Y el que se opone es un rígido.

  8. Ahora bien, la trillada rigidez la define bien el señor papa en su Amoris Laetitia en el número 308. «Comprendo a quienes quieren una pastoral más rígida que no dé lugar a confusión alguna.»
    Es decir, una doctrina clara y evidente, que no deja lugar a confusión, eso es rigidez, una pastoral clara y precisa, que no deje dudas o confusión, eso entiende Francisco por rigidez. De allí que, lo contrario a la rigidez de Francisco es la ambigüedad, es decir, una pastoral, una doctrina ambigua que deje lugar a todas las dudas posibles y a todas las interpretaciones heterodoxas y heréticas posibles, tal como son los discursos, palabras y catequesis de Francisco y tal como son sus documentos. ambiguos hasta más no poder. Por eso lucha tanto contra esa rigidez porque es un freno a sus intenciones. por lo tanto, los dogmas son rígidos, la doctrina es rígida, el Evangelio es rígido, los mártires fueron tan rígidos que prefirieron morir antes de desviarse de la fe y la doctrina.

    1. Corríjanme si me equivoco pero este párrafo «los mártires fueron tan rígidos que prefirieron morir antes de desviarse de la fe y la doctrina» será seguramente la explicación de por qué Francisco no hace nada por los mártires, porque no los entiende

  9. El primer rígido fue Jesucristo cuando dijo: “El cielo y la tierra pasarán pero mis palabras no pasarán”. Y también el autor de la Carta a los Hebreos -que tradicionalmente se decía que era San Pablo-: “Jesucristo es ayer, hoy y eternamente el mismo.” Creo que está bastante claro.

  10. Eso estaría bien decirlo si dijera también que la laxitud es un pecado contra la justicia de Dios. «Les aseguro que si la justicia de ustedes no es superior a la de los escribas y fariseos, no entrarán en el Reino de los Cielos» (Mt 5,20). Su función es confirmar en la fe, no «hacer lío» y dar lugar a la confusión.

    En cuanto a eso de la diaconía, también estaría bien si fuera para que los sacerdotes no descuiden el ministerio de la Palabra de Dios para ocuparse «de servir las mesas» (cf. Hch 6,2-4).

  11. Este hombre tiene una gran cantidad de obsesiones, algunas estúpidas y otras malignas. Debería consultar con un psiquiatra. Menos mal que no nos falta quien nos guíe.

  12. La rigidez de Francisco se demuestra por el hecho de que todavía no ha contestado a las dubia del 2016, y ya son 6 años, en relación a su aprobación de la absolución y comunión de los adúlteros impenitentes en Amoris laetitia y en el rescripto de 5 de junio del 2017, que va contra la verdad divinamente revelada, siendo está rigidez en la omisión de su deber de defender la verdadera fe católica, lo que se llama contumacia o pertinacia en el error manifiesto contra una verdad divinamente revelada… lo que implica que se aparta de la comunión católica y con las consecuencias que ello implica, qué es la separación entre el Papa como la cabeza jerárquica de la Iglesia peregrina con las verdades expresadas por Jesús como cabeza mística de la Iglesia total.

  13. Y no hay forma de evitarlo: el Papa Francisco, todavía, no QUIERE ENTENDER, que siempre se contradice a si mismo…Continúa confundiendo MISERICÓRDIA con PERMISIVIDAD; acoger no implica que aceptemos el PECADO, pero si, es nuestra OBLIGACIÓN, convertir el PECADOR.

  14. En suma, nos advierte para que nos vayamos preparando. Quiere forzar el cisma y, si no se muere de una vez, a este paso lo va a conseguir.

  15. No es excesivamente rígido perseguir y cerrar institutos religiosas catolicos? No es excesivamente rígido no responder las preguntas respetuosas de cinco cardenales? No es excesivamente rígido decir que quien no se somete a la doctrina de un concilio pastoral está fuera de la Iglesia? no es excesivamente rígido calificar de semipelagianos, conejos, pepinillos en vinagre a los católicos? Vas a sentir la rigidez de Dios infinitamente justo por todo lo que dices, Berg.

  16. Yo creo que tanto hablar de rigidez, no es sino una realización inconsciente por parte de este hombre, de pequeños micro-exorcismos, que le permiten sobrellevar su propia rigidez.

    O pequeñas micro-psicoterapias.
    Expresión ésta más acorde con el pensar y el sentir de la Curia.

    Este hombre pasará a la historia como el antipontífice de la antirigidez.

  17. Por cierto, he escrito a n t i p a p a y el logaritmo de este programa ha puesto mi comentario como pendiente de moderación.

    He vuelto a escribir el mismo comentario pero utilizando antipontífice y ha colado como si tal cosa. :))
    Esta inteligencia artificial es más artificial, que inteligencia.

    Feliz día.

  18. Rigidez. Que recojan un puño de plata y manden a este señor a donde un psicólogo, un psiquiatra y un neurólogo porque no está bien de la cabeza, él predica contra la «rigidez», y él es el primer rígido; rígido contra todo lo que se le adversa. Y cuando alguien se le opone con la Sabiduría de la Palabra, como el Cardenal Müller; entonces lo desaparece y lo engaveta bien profundo para que no le estorbe en sus oscuros propósitos de debilitar a la Iglesia y a Occidente. Y ahora hasta dice cosas que Dios no ha dicho en las Escrituras. En el mejor de los casos, sufre de demencia; en el peor, está en la nómina del Lado Oscuro.

  19. La rigidez es pecado contra la paciencia de Dios.
    Bellas palabras pero es evidente que no se las aplica a él mismo, si lo hiciera igual se llevaba una sorpresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles