El próximo mes comienzan los trabajos de la nueva comisión sobre diaconisas

Comisión diaconisas
|

La pasada comisión sobre el papel de las ‘diaconisas’ en la Iglesia primitiva dio un resultado que no satisfizo las demandas del sector progresista, a saber: nada indica que las mujeres en los primeros siglos recibieran algo parecido a una ordenación. Así que hay que volver a empezar. En 2020 se convocó una nueva comisión, que iniciará sus trabajos a mediados de septiembre.

Si no sale a la primera, sigue intentándolo. Inasequibles al desaliento, ni siquiera las claras -y, para muchos, decepcionantes- palabras del Santo Padre en su carta postsinodal Querida Amazonia, cerrando la puerta a la ordenación de mujeres, disuade a quienes creen estar en el ‘lado correcto de la Historia’.

Así que la segunda comisión de Francisco sobre las diaconisas, nombrada en abril de 2020, se reunirá por primera vez a mediados de septiembre en Roma durante una semana completa.

La primera comisión confirmó en 2019 el hecho histórico conocido de que las diaconisas de los primeros siglos eran auxiliares de la comunidad, dedicadas fundamentalmente a tareas organizativas de caridad, sin ordenación sacramental y bendecidas con una oración diferente a la de los diáconos litúrgicos.

El nuevo grupo está dirigido por el cardenal Giuseppe Petrocchi, de L’Aquila, e incluye -como en el caso de la primera comisión- a algunos eruditos opuestos al mito de las diaconisas sacerdotales de los primeros siglos, como el padre Manfred Hauke, profesor de Teología en Lugano (Suiza). Pero si la primera comisión parece no haber servido para nada, no hay razón para pensar que esta vaya a conseguirlo, salvo que dé la respuesta que pretenden de entrada los ‘renovadores’.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
46 comentarios en “El próximo mes comienzan los trabajos de la nueva comisión sobre diaconisas
  1. Infovaticana,
    Por qué poneis tantas mujeres vestidad de curas o tanto maricon dando la mano a otro?
    Aunque las noticias sean sobre esos temas, las imágenes no hacen más que normalizar la perversidad

    por favor decirle al que se encarga de buscar imagenes y maquetar que lo tenga en cuenta, por favor.

    1. «las imágenes no hacen más que normalizar la perversidad».

      No coincido con tu opinión. Creo, al contrario, que la ponen en evidencia. Bendiciones.

  2. ¿Para qué seguir formando comisiones? Es un asunto concluido. La Iglesia ya se pronunció al respecto y lo hizo en forma definitiva.
    ¿Qué parte no entienden que nuestro Señor Jesucristo no instituyó el sacerdocio femenino? No es lógico pensar que si lo hubiera querido lo hubiera hecho?
    ¡Basta de perder tiempo en sinsentidos y ocupémonos de lo realmente importante: la salvación de las almas.

  3. Por qué no se lo inventan? Si se inventaron entre tres o cuatro toda la tradición, pueden agregarse algo mas. Montini no tuvo problema en adjudicar sus inventos a antiguas tradiciones.

  4. Cuando un cantante interpreta mal una canción, se le pide una y otra vez que la repita. ¿Hasta cuando? Y… ¡hasta que la aprenda!…

  5. Que les quede claro en el Vaticano, si reconocen a las diaconisas y yo no las voy a reconocer nunca jamás, pero voy a seguir dentro de la Iglesia para luchar contra esta absoluta iniquidad. Será una lucha lenta y constante contra el progresismo anticatolico, pero al final la ganaremos.

    1. Él sacerdote Isidro Puente que es todo un erudito, dice que las diaconisas de antes, son las monjas de ahora.
      Estas son las feministas de Iglesia, que creo, más peligrosas que las del mundo.
      Aquellas se ve para lo que sirven y estas van con disfraz de angelicales criaturas.

        1. Hola María:
          Disfraz, Grotesco, pero en fin, disfraz. Que se sienten angelicales criaturas,,, basta ver la sonrisa beatifica de la primera imagen.
          Que son verdaderas lagartas , dispuestas a desprestigiar a la Santa Iglesia Católica,,es otra cosa.

    2. Pero a quién crees que le importa lo que tú «reconozcas»?. No hay nada peor que estar desubicado de la realidad personal.
      Lo cual no quita a que, en efecto, ya el Papa y la Tradición han hablado al respecto.

  6. Son ideologías comunistas legeteberes,infiltradas en la Iglesia cual cáncer altamente agresivo.Mujeres amachambradas,carentes de toda moral y cristianismo verdadero.

    1. Pero es que no sabes dar tu opinión fundada sin insultar a los demás.
      El insulto oculta (o más bien manifiesta) la falta de argumentos. Y fíjate que los hay.

      1. Las diaconesas de la foto van vestidas de hombre. Es como si el cura va vestido de mujer hebrea, de sacerdotisa romana con transparencias o de dama de Elche con joyas. Una ridiculez.
        Eso es amachambrar el vestuario, hacer el ridículo.

  7. Es la tercera comisión que aborda el tema. La primera es de 2002.

    En esta comisión de ahora está Santiago del Cura, experto mundial en el diaconado. Opuesto a la ordenación de las mujeres. Los diáconos españoles le tenemos aprecio. Ya estuvo en la Comisión Teológica Internacional que estudió por primera vez si las diaconisas eran el equivalente femenino de los diáconos varones. Conclusión: No, no y no. Les animo a leer el documento resultante de aquello: El diaconado permanente: evolución y perspectivas. Se encuentra fácilmente en internet.

  8. La Historia de la Iglesia deja claro que nunca existió el diaconado femenino, y teológicamente no tiene sentido plantear la cuestión. Sin embargo, Francisco se deja guiar más por su ideología que por la doctrina, luego no es inverosímil que quiera implementar ese nuevo modo de vida en la Iglesia. En caso contrario ¿qué explicación tiene volver a insistir sobre el tema convocando de nuevo una comisión?

    1. Francisco me recuerda a cuando Pablo VI hizo una consulta al episcopado mundial sobre la comunión en la mano, y al final, aunque la mayoría votó en contra, Pablo VI la autorizó.

  9. Las ministras extraordinarias de la eucaristía, esa mamarrachada pablosextil, ya son esa cosa.
    La supresión de las órdenes menores y su sustitución por ordenes laicales ya son esa cosa.
    Las acólitas y lectoras en misa ya es el acceso de las mujeres a las ordenes menores.
    Como siguen en el limbo, pues no se enteran de la mala idea y la mala fe con la que se reformó la Iglesia. En su ingenuidad no se dan cuenta de que el camino está casi concluido.

  10. ¿Si Pablo VI se inventó el diaconado permanente, por qué Francisco no se va a inventar la diaconada permanenta?
    Qué me importa a mí que el magisterio de JPII prohiba sacerdotas y obispas si JPII pasaba olímpicamente del magisterio de otros pap4s anteriores que condenaban el ecumenismo que tanto le gustaba.
    JPII enseña así que la doctrina va cambiando con el tiempo según lo que le apetezca a cada pap4, ergo el magisterio de JPII también se va cambiando con el tiempo según guste al siguiente pap4.
    Los progresaurios son bastante coherentes y no engañan a nadie.

    1. No tiene ud. ni idea sobre el diaconado permanente. Pero ni idea, oiga. Me apuesto a que no ha leído ni un solo documento serio sobre el tema. Pablo VI no inventó el diaconado, ni permanente ni transitorio. Viene de los tiempos apostólicos. Lea un poco más la Biblia, hombre. Hch 6,1-6.

        1. Pues en la Edad Media quedó como paso hacia el presbiterado. Hasta entonces tenemos multitud de diáconos que se quedaron como tales hasta la muerte (san Lorenzo, san Vicente, san Efrén, san Marino,… y san Francisco de Asís, que quiso quedarse de diácono). Incluso hubo papas que accedieron a dicha dignidad sin antes pasar por el presbiterado. Eran del llamados archidiáconos romanos, de mucho prestigio y poder (no se tenía clara entonces la gradación en el sacramento del Orden). El uso en la Edad Media de verlo como grado de paso prevaleció, y aunque Trento quiso restaurar el diaconado como grado permanente (por ahí hay un documento que lo demuestra), al final no se completó hasta el Vaticano II.
          Hablar de que entonces, el diaconado, como grado estable y permanente, se inventó, es absoluta y rotundamente un falacia.

          1. ¿Hay algún motivo concreto por el que se suprimiera durante más de medio milenio? Y, si lo hay, ¿que ha cambiado ahora para que dicho motivo haya desaparecido de golpe?

          2. Pues es muy extenso de responder esto que pregunta.
            Son muchos factores los que explican su declive: algunas de sus funciones son asumidas en la Edad Media por presbíteros y órdenes mendicantes (caridad), acumulación de poder y corrupción por parte de algunos archidiáconos,…
            Su restauración es, entre otras, por una mejor comprensión teológica de los grados del sacramento del Orden (recordemos que hasta el siglo XX no había una clarificación sacramental del cursus clericorum) y por buscar enriquecer de los diversos ministerios eclesiales (el diácono se había quedado como mero actor litúrgico).

            Mejor acudir al documento arriba citado de 2002 de la Comisión Teológica Internacional: El diaconado: evolución y perspectivas. Se encuentra en la web del Vaticano. Ahí hace un estudio histórico del nacimiento del diaconado, su apogeo en los primeros siglos, su declive y su restauración

          3. El objetivo malintencionado era que una vez que el falso diácono que accede ilegalmente sin pasar por las órdenes menores se arrejunte con una señora o lo que sea y esta práctica deje de ser un escándalo, entonces ascenderlo a presbítero amancebado.

  11. Ahora sólo falta Miguelico metido a Doctor en Teología cantando aquello de «¿dónde dice la Biblia que las mujeres no puedan…?». Casi que le oigo venir por el horizonte.

  12. Se prevee un nuevo y luterano Mobutu Pompio: ‘Obispae custodes» Defensores de las obispas, para los próximos meses. Obispas, sacerdotisas, diaconesas, etc que hayan sudo monaguillas acólitas y repartudoras de comunión al menos 6 años liturgicos

  13. Bueno, ya saben lo que decía Perón: “para que algo no funcione, hay que crear una comisión”. No me extrañaría que el papa cree esta comisión para que parezca que se trate este tema y en realidad no se haga nada de nada. Todos preferiríamos respuestas claras y que nos confirmasen en la fe, pero bueno…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles