PUBLICIDAD

Se cumplen 100 años del nacimiento de Juan Pablo II

|

Hoy se cumplen 100 años del nacimiento de Juan Pablo II, Pontífice de la Iglesia católica de 1978 a 2005. Con ese motivo, el Papa Francisco ha celebrado una misa en su tumba, en la Basílica de San Pedro.

Biografía de Juan Pablo II del Vaticano

Karol Józef Wojtyla nació en Wadowice, Polonia, el 18 de mayo de 1920. Fue el menor de los tres hijos de Karol Wojtyla y Emilia Kaczorowska, que falleció en 1929. Su hermano mayor, Edmund, médico, murió en 1932 y su padre, suboficial del ejército, en 1941. Los padres tienen abierto el proceso de beatificación.

A los nueve años recibió la Primera Comunión y a los dieciocho el sacramento de la Confirmación. Terminados los estudios en la escuela superior de Wadowice, en 1938 se inscribió en la Universidad Jagellónica de Cracovia.

Cuando las fuerzas de ocupación nazis cerraron la Universidad en 1939, el joven Karol trabajó (1940-1944) en una cantera y luego en la fabrica química Solvay para poder subsistir y evitar la deportación a Alemania.

A partir de 1942, sintiéndose llamado al sacerdocio, asistió a los cursos de formación del seminario mayor clandestino de Cracovia, dirigido por el Arzobispo Adam Stefan Sapieha. Al mismo tiempo, fue uno de los promotores del “Teatro Rapsódico”, también clandestino.

Después de la guerra, continuo sus estudios en el seminario mayor de Cracovia, abierto de nuevo, y en la Facultad de Teología de la Universidad Jagellónica, hasta su ordenación sacerdotal, en Cracovia, el 1 de noviembre de 1946. Después fue enviado por el Cardenal Sapieha a Roma, donde obtuvo el doctorado en teología (1948), con una tesis sobre el tema de la fe en las obras de San Juan de la Cruz. En esos años, durante sus vacaciones, ejerció el ministerio pastoral entre los emigrantes polacos de Francia, Bélgica y Holanda.

En 1948 regresó a Polonia y primero fue coadjutor en la parroquia de Niegowić, a las afueras de Cracovia, y luego en la de San Florián, dentro de la ciudad. Fue capellán de los universitarios hasta 1951, cuando reanudó sus estudios filosóficos y teológicos. En 1953 presentó, en la Universidad Jagellónìca de Cracovia, una tesis sobre la posibilidad de fundar una ética cristiana a partir del sistema ético de Max Scheler. Después fue profesor de Teología Moral y Ética en el seminario mayor de Cracovia y en la Facultad de Teología de Lublín.

El 4 de julio de 1958, el Papa Pío XII lo nombró Obispo Auxiliar de Cracovia y titular de Ombi. Recibió la ordenación episcopal el 28 de septiembre de 1958 en la catedral de Wawel (Cracovia), de manos del Arzobispo Eugeniusz Baziak.

El 13 de enero de 1964 fue nombrado Arzobispo de Cracovia por el Papa Pablo VI, que lo creó Cardenal el 26 de junio de 1967.

Participó en el Concilio Vaticano II (1962-1965), contribuyendo especialmente en la elaboración de la constitución Gaudium et spes. El Cardenal Wojtyla participó en las 5 asambleas del Sínodo de los Obispos, anteriores a su Pontificado.

Fue elegido Papa el 16 de octubre de 1978 y el 22 de octubre dio inicio a su ministerio como Pastor Universal de la Iglesia.

PUBLICIDAD

El Papa Juan Pablo Il realizó 146 visitas pastorales en Italia y, como Obispo de Roma, visito 317 de las 332 parroquias con que cuenta Roma en la actualidad. Realizó 104 viajes apostólicos por el mundo, expresión de la constante solicitud pastoral del Sucesor de Pedro por todas las Iglesias.

Entre sus principales documentos se encuentran 14 Encíclicas, 15 Exhortaciones apostólicas, 11 Constituciones apostólicas y 45 Cartas apostólicas. Al Papa Juan Pablo II se deben también 5 libros: Cruzando el umbral de la esperanza (octubre de 1994); Don y misterio: en el quincuagésimo aniversario de mi sacerdocio (noviembre de 1996); Tríptico romano, meditaciones en forma de poesía (marzo de 2003); ¡Levantaos! ¡vamos! (mayo de 2004) y Memoria e identidad (febrero de 2005).

El Papa Juan Pablo II celebró 147 ceremonias de beatificación, en las cuales proclamo 1338 beatos, y 51 de canonización, con un total de 482 santos. Tuvo 9 consistorios, en los que creo 231 Cardenales (+ 1 in pectore). Presidio también 6 reuniones plenarias del Colegio de Cardenales.

Desde 1978 convoco 15 asambleas del Sínodo de los Obispos: 6 generales ordinarias (1980, 1983, 1987, 1990,1994 Y 2001),1 asamblea general extraordinaria (1985) y 8 asambleas especiales (1980, 1991, 1994, 1995,1997,1998 [2] Y 1999).

El 13 de mayo de 1981, en la Plaza de San Pedro, sufrió un grave atentado. Salvado por la mano maternal de la Madre de Dios, tras una larga convalecencia, perdonó a su agresor y, consciente de haber recibido una nueva vida, intensificó sus compromisos pastorales con heroica generosidad.

Su solicitud de pastor encontró, además, expresión en la erección de numerosas diócesis y circunscripciones eclesiásticas, en la promulgación de los Códigos de Derecho Canónico —el latino y el de las Iglesias Orientales—, del Catecismo de la Iglesia Católica. Proponiendo al Pueblo de Dios momentos de particular intensidad espiritual, convoco el Año de la Redención, el Año Mariano y el Año de la Eucaristía, además del Gran Jubileo del año 2000. Se acercó a las nuevas generaciones instituyendo la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud.

Ningún Papa se había encontrado con tantas personas como Juan Pablo II. En las Audiencias Generales de los miércoles (no menos de 1160) participaron más de 17.600.000 peregrinos, sin contar todas las demás audiencias especiales y las ceremonias religiosas (más de 8 millones de peregrinos solo durante el Gran Jubileo del año 2000). También se encontró con millones de fieles en el curso de las visitas pastorales en Italia y en el mundo. Igualmente fueron numerosos los mandatarios recibidos en audiencia: baste recordar las 38 visitas oficiales y las 738 audiencias o encuentros con Jefes de Estado, así como las 246 audiencias y encuentros con Primeros Ministros.

Murió en Roma, en el Palacio Apostólico Vaticano, el sábado 2 de abril de 2005, a las 21h 37m, la víspera del Domingo in Albis o de la Divina Misericordia, fiesta instituida por él. Los funerales solemnes en la Plaza de San Pedro y la sepultura en las Grutas Vaticanas fueron celebrados el 8 de abril.

La solemne ceremonia de beatificación, en el atrio de la Basílica Papal de San Pedro, el 1 de mayo de 2011, fue presidida por el Sumo Pontífice Benedicto XVI, su inmediato sucesor y valioso colaborador durante muchos años como Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

El Papa Francisco celebró el rito de canonización de Juan Pablo II  el 27 de abril de 2014.

Fuente: Vatican.va

14 comentarios en “Se cumplen 100 años del nacimiento de Juan Pablo II
  1. Muchos pensábamos que, con Juan Pablo II y Benedicto XVI, la Iglesia se iba enderezando. Craso error. La misteriosa renuncia benedictina hizo sonar todas las alarmas. La llegada de un Bergoglio, que nunca debió ser nombrado siquiera obispo, y menos cardenal, al contar con informes desfavorables de Peter Hans Kolvenbach, ha sido posible gracias a los lamentables nombramientos de JPII y BXVI. La figura de JPII, más transcurre el tiempo y profundizamos en el panorama actual, más se me va haciendo pequeña, a pesar de los magníficos documentos.

    1. No le perdono, no le puedo perdonar, tan deplorables nombramientos, en aras de la unidad, una unidad en perjuicio de la Verdad, que es Jesucristo, como tampoco le puedo perdonar su pasividad en el caso Maciel, un caso que se venía arrastrando desde muy atrás, pero que sus generosos ¿ donativos ? consiguieron comprar demasiadas voluntades. Yo, hoy, no me encuentro con ánimo de celebrar los 100 años de Karol Wojtyla, a pesar de tanto bueno que nos dejó, pues lo malo se va comiendo lo bueno.

    2. Coincido en que efectivamente cometió algunos errores, pero sumando y restando, en conjunto opino que hizo una labor bastante buena. Y desde luego con lo que ahora tenemos, hay mucha diferencia.

    3. A muchos de nosotros que entonces éramos más jóvenes nos llenó el corazón de ilusión porque pensábamos que iba a enderezar lo mucho que dejó torcido Pablo VI. Pero nuestras ilusiones se fueron esfumando entre infinitos viajes y discursos cuya eficacia era bastante dudosa. Mucho folklore y poca fe. En cambio, la ardua y callada labor de gobierno de la Iglesia quedó desatendida. La catequesis de los niños y de los jóvenes siguió siendo, no un desastre, sino peor aún, un vacío. La formación en los Seminarios siguió siendo pésima. Profesores ateos, marxistas y sin categoría alguna, camparon a sus anchas por cátedras de facultades de Teología y puestos de enseñanza diversos, sin que nadie moviera un dedo para remediarlo. Los abusos litúrgicos siguieron siendo la norma habitual. Los nombramientos de obispos y cardenales fueron otro desastre cuyas consecuencias las padecemos actualmente y se seguirán padeciendo…¿para qué seguir?

  2. ¿Cómo rezar el Padre Nuestro con el corazón lleno de rencor? Así me pasó a mí con una persona,,, ¿cómo seguir comulgando? Fue necesario limpiar mi alma,, si quería rezar de verdad el Padre Nuestro,, tenía que perdonar… Hoy día,,, bendito sea Dios,, todo pasó,, todo se lo llevó el tiempo.
    Si quiero que Dios me perdone mañana o ahora que me muera,,, tendrá que encontrar un alma sin rencores.

      1. No confundamos el culo con las temporas. No es cuestión de perdón. Quien tiene que juzgar a todos, incluidos los papas, es Dios. Y quien tiene que perdonar, también. Pero eso es una cosa, y otra muy distinta, esa benevolencia estupida y sentimentaloide cuya objetividad es cero. La tendencia en nuestros días es a emitir juicios superficiales en los que la imagen, el espectáculo, lo es casi todo. Y hay que reconocerle a Juan Pablo II que en esto era un maestro. ¿Por sus antecedentes en el teatro, quizá? Pero la labor de un papa no puede quedar ahí.
        Alguien preguntó a Indro Montanelli por su opinión sobre la labor de Juan Pablo II. Para sorpresa del inquiriente, este, de mala gana, y con pesar, le dijo que dejaría el Vaticano en ruinas. Más adelante, pasados los años, volvieron a preguntarle lo mismo por si se retractaba. Contestó que no sólo no se retractaba, sino que pensaba que se había quedado corto: dejaría en ruinas a la Iglesia.

  3. Si a una gran catedral se le cae una gargola,sigue siendo una gran catedral,si a Juan Pablo segundo,se le escaparon errores,sigue siendo un santo enorme¡¡¡yo,microscopica hormiga,lo admiro por su amor a Cristo y a la Jglesia y …….a nosotros¡¡¡unpapa providencial¡¡¡que lindo fue que exista¡¡¡¡¡

  4. Me limito a hacer la siguiente consideración: Entre Juan Pablo II y Benedicto XVI han ocupado la cátedra de Pedro durante 35 años, más de un tercio de siglo. ¿ Cómo estamos ahora ? Peor todavía que en los años 60 y 70, con la Iglesia en la UVI. Los nombramientos de obispos y cardenales, o han sido pésimos, o han salido ranas, o las dos. Los nombramientos son vitales y ahí han fallado estrepitosamente. Han querido salvar la unidad, en perjuicio de la verdad, y al final no tenemos ni una ni otra.

  5. Me pregunto, ¿Qué hubiera pasado si San José y a la Virgen María encuentran posada.?
    Si se hubiéra empeñado una persona en que se quedaran en su casa.!!!
    Cambiaría la historia.
    No podemos decir porqué, sino, para qué
    Todo ocurrió como tenia que suceder.
    Así ahora. Dios tiene planes con nuestras equivocaciones y faltas.
    Con los corazones que quieren y con los que no,, pero que tendrán que intervenir.
    La Iglesia verá su antiguo esplendor,, según están diciéndo,,, pero para ésto, es necesario que pase ésto.

  6. ¡Gracias Señor por regalarnos 27 años de San Juan Pablo II como Papa! (uno de los más largos de la historia de la Iglesia)
    ¡San Juan Pablo II ruega por la Iglesia Católica y por nosotros sus fieles!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles