PUBLICIDAD

La Iglesia de EEUU podría tener que pagar 4.000 millones de euros por encubrir abusos

|

La baqueteada Iglesia americana, que ha perdido en escasas décadas a la mitad de sus fieles debido, en parte, a la crisis de los abusos, podría tener que pagar hasta 4.000 millones de euros en indemnizaciones a las víctimas de abusos clericales y multas por el cambio de la legislación respecto a prescripción de estos delitos en quince estados.

Hay unas 5.000 causas judiciales abiertas contra distintas diócesis americanas por casos de abusos sexuales por parte de clérigos y su encubrimiento por sus superiores, en una pesadilla que no tiene visos de acabar en breve sino que, de hecho y pese a la minicumbre ‘ad hoc’ celebrada en Roma el pasado febrero, podría complicarse aún más. Y no hablamos ya solo del escándalo, del daño para las almas y la apostasía masiva que está causando la crisis, sino de una consecuencia más medible: hasta 4.000 millones de euros podría tener que pagar la Iglesia norteamericana como consecuencia de cambios legislativos sobre prescripción de delitos, informa Associated Press.

El año pasado, quince estados -entre ellos, Nueva York y California- anunciaron cambios en los efectos de prescripción de determinados delitos, de modo que las víctimas puedan cobrar indemnizaciones mucho tiempo después de cometido el crimen. Y dado que muchos de los casos que llevan devastando la Iglesia estos 17 últimos años se remontan a muchas décadas atrás, hasta ahora a la Iglesia le había salvado la campana de la prescripción, pero eso se acabó. La perspectiva es estremecedora.

9 comentarios en “La Iglesia de EEUU podría tener que pagar 4.000 millones de euros por encubrir abusos
  1. Y mientras esa barbaridad ocurre… que la Iglesia Católica tenga que pagar esa barbaridad por encubrir abusos, aquí, en Infovaticana, a quien denuncia esos abusos se le tacha de troll. Soy un troll por contar la realidad. Soy un troll por poner datos encima de la mesa…

    Como si en Pennsylvania no hubiera pasado nada (+410 sacerdotes pedófilos de unos 1000 sacerdotes diocesanos, casi ná). Como si en Chile, en Australia, en Alemania, en Irlanda… etc, etc… no hubiera pasado nada. Como si fuera normal que el cardenal Daneels, el cardenal Law, el arzobispo Wesolowsky y tantos otros encontrasen refugio en el Vaticano, inmunidad diplomática, etc… para no tener que dar cuentas en su país.

    Y los archivos de los obispados, en España, siguen cerrados. ¿Por qué motivo? No se dan cuenta que no es cosa de trolles, o de dañar a la Iglesia, sino de LIMPIARLA. Y para limpiar hay que sufrir.

  2. Y mientras esta barbaridad ocurre, aquí, en Infovaticana, defienden al cardenal Pell, acusado, juzgado y condenado por pedófilo, SIN tener ni idea de lo que declaró el cardenal.

    Y defienden al profesor del Gaztelueta SABIENDO que desde su ordenador había abierto páginas como www . violaraenmawatson . com, y lo justifican (es lo más normal del mundo que en los ordenadores del profesorado de un colegio del Opus haya acceso a páginas como ésa), que el despacho se podía cerrar por dentro, que la víctima preceptuaba muchísimo más que los demás, que sus compañeros le llamaban “la novia” del profesor, etc, etc… ¿Por qué motivo? ¿Por qué defienden al profesor y atacan a la víctima?

    Pues ahora toca pagar. Ojalá paguen eso y más, para que aprendan. A ver si así aprenden. La vida de muchos niños está en juego.

  3. Como para seguir fomentando la homosexualidad dentro de la Iglesia, como hace Francis. Los abusos, en un 80% de los casos, son de índole homosexual, pero esto no se puede decir, para seguir complaciendo a la mafia LGTB, la preferida de Francis junto con la de san gallen.

    1. Venga… Belzunegui. Va. Tiene usted razón. El 80% de los abusos son de carácter homosexual. ¿Y? ¿Cambia algo? Si Wesolowsky era homosexual, ¿cambia algo respecto al HECHO de que evitaron que se pudriera en una celda en la República Dominicana, permitiéndole morir a gustito en su apartamento del Vaticano?

  4. Pell es de los pocos que tiene todos los visos de ser inocente. Goza de un voto particular que podría elevarse a rango de sentencia absolutoria por relato inverosímil.

    1. ¿Qué narices sabrá usted, Belzunegui? No tiene usted NI LA MÁS REMOTA IDEA. ¿Sabe por qué? Porque YO tampoco tengo ni idea, porque no he leído lo que declaró el cardenal Pell en el juicio, y usted tampoco.

  5. Supongo que todos estaréis de acuerdo en que van a terminar arruinados, al menos en lo económico.
    Oh! Estamos adivinando el futuro y eso es pecado!
    Bueno, en ese caso, confiemos en que se multiplique el dinero como hicieron en su día los panes y los peces.
    Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles