PUBLICIDAD

Los cuatro principios ‘no negociables’ de Benedicto XVI y los programas de los partidos

|

Durante su pontificado, Benedicto XVI se refirió en ingentes ocasiones a la necesidad de que la vida pública y la vida privada del católico constituyan un todo, una amalgama coherente. En su exhortación postsinodal Sacramentum caritatis, el Pontífice lo expresa abiertamente: ‘El culto agradable a Dios nunca es un acto meramente privado, sin consecuencias en nuestras relaciones sociales: al contrario, exige el testimonio público de la propia fe’.

Es por eso que, a continuación, enumera una serie de principios que deberían inspirar la acción de quienes – por su posición – gozan de influencia social y política. Los denomina ‘valores no negociables’: el respeto y la defensa de la vida humana desde su concepción hasta su fin natural, la familia fundada en el matrimonio entre hombre y mujer, la libertad de educación de los hijos y la promoción del bien común en todas sus formas.

A escasos dos días de la celebración de las elecciones, InfoVaticana analiza la adecuación de los programas electorales de los cinco principales partidos a esos cuatro principios ‘no negociables’ que, según Benedicto XVI, deberían inspirar el voto católico.

Vida

Al tradicional debate sobre el aborto se ha añadido en estos meses el de la eutanasia, eufemísticamente conocida como ‘muerte digna’. Pero analicemos con sosiego las propuestas de cada partido.

La postura del PSOE sobre el aborto es bien conocida. Aboga por mantener la presente legislación, con un leve matiz: eliminar la cláusula que impide que las jóvenes de 16 y 17 años aborten sin consentimiento paterno previo. Si a esto se le suma su intención de legalizar la eutanasia (“aprobaremos una ley para regular la eutanasia y la muerte digna”) y la de impulsar los métodos anticonceptivos, queda un programa electoral inasumible para el católico.

Igual de inasumible es el programa de Unidas Podemos, que comparte con el PSOE tanto la voluntad de extender el derecho al aborto – “favorecer el acceso, asimismo, a los últimos métodos anticonceptivos, a la anticoncepción de urgencia y a la interrupción voluntaria del embarazo de todas las mujeres” – como la de legalizar la eutanasia.

Alguno podría pensar que Ciudadanos, siendo un partido al que los medios motejan de ‘derechista’, propone algo sustancialmente distinto a las dos formaciones ya citadas. Pero no, ciertamente: es tan escrupulosamente progresista como ellas; comparte tanto sus apriorismos como sus objetivos. Así, no cuestiona la legitimidad del aborto y se muestra proclive a la legalización de la eutanasia: “Regularemos el derecho a la eutanasia con control y garantías para que las personas que padezcan situaciones degenerativas e incurables puedan elegir libre, voluntaria y dignamente el final de su vida”.

Por su parte, el PP, que encarna aquello de ‘ni una mala palabra ni una buena acción’, no se refiere explícitamente ni a la eutanasia ni al aborto. Sí dice, no obstante, lo siguiente: “Fomentamos y defendemos la cultura de la vida, la maternidad y las familias, posicionándonos del lado de las mujeres y evitando dejar solas a las que reclaman asistencia de las instituciones”. Bueno. Quien sea lo suficientemente ingenuo para confiar, que confíe.

VOX parece hacer suyo, asumir como propio, el principio ‘no negociable’ de Benedicto XVI. Casi utiliza las mismas palabras: “Defensa de la vida desde la concepción hasta la muerte natural. Es fundamental que las mujeres con embarazo inesperado tengan información veraz, asistencia y alternativas. Reforma de la ley de adopción nacional”.

Familia y matrimonio

Si a los continuos ataques contra la sacralidad de la vida humana les sumamos una malintencionada agresividad hacia la institución matrimonial, nos queda un contexto desolador. Examinemos los programas de los partidos.

En este ámbito, las propuestas del PSOE están encaminadas a avanzar en la agenda progresista de erosión de la familia natural: “Aprobaremos una nueva Ley de Familias, que contemple todo tipo de familias. En esta ley se modificará la consideración de familia numerosa especial para que puedan adquirirla las familias con cuatro o más hijos”. Éste es el único punto de su programa en que los socialistas se refieren a la ‘familia’. Paralelamente, propone un ‘Pacto de Estado contra la Violencia de Género’ y un puñado de medidas basadas en la ideología de género.

Unidas Podemos, y sabemos que no descubrimos la pólvora, tampoco sugiere nada mejor. Su escueto “reconocer la diversidad familiar” (medida 56) es peor que un arsenal de medidas concretas, pues amparará cualquier clase de atropello. De ese sintagma se puede inferir, por ejemplo, una acuciante necesidad de legalizar la poligamia. Por otra parte, el partido de Pablo Iglesias habla de equiparar los permisos de paternidad y maternidad y de integrar plenamente a las mascotas en las familias, así como presenta las archiconocidas propuestas ‘LGTBI friendly’.

PUBLICIDAD

El programa de Ciudadanos, de nuevo, es el más manifiestamente incompatible con las enseñanzas de Benedicto XVI (y de la Iglesia en general). Además de prometer la legalización de los vientres de alquiler – que tanto PSOE como Podemos rechazan –, presenta una batería de compromisos hechos a medida del lobby LGTBI (entre ellos, blindar el matrimonio gay). A la primera cuestión se refiere en los siguientes términos: “Aprobaremos una Ley de Gestación Subrogada altruista y garantista para que las mujeres que no pueden concebir y las familias LGTBI puedan cumplir su sueño de formar una familia”. Todo desprende el viciado hedor de lo emotivo, ese hedor que disfraza de altruismo las causas más innobles o putrescentes.

El PP, por su parte, sólo menciona en una ocasión el término ‘matrimonio’. Y lo hace en este contexto: “Aprobaremos, en la Conferencia Sectorial de Igualdad, un protocolo contra los matrimonios forzados”. Un partido pegado a la realidad de la España contemporánea. ¡Matrimonios forzados! En fin.

De nuevo, acercarse al programa de VOX supone inhalar el fresco aroma del sentido común: oposición a los vientres de alquiler (“prohibición de los vientres de alquiler y de toda actividad que cosifique y utilice como producto de compra venta a los seres humanos”), defensa de la familia natural (¡sólo ellos osan emplear esta expresión!) a través de un Ministerio de Familia y rechazo de la ideología de género (“derogación de todas las leyes que, desde la llamada perspectiva de género, generan desigualdad y discordia social”).

Libertad de educación

Educar a tus hijos según tus convicciones, y no según las convicciones del Poder, parece un derecho fundamental. Así lo recoge la Constitución Española.  Sin embargo, cada vez está más cuestionado en nuestro país.

Ninguno de los cuatro partidos políticos con representación parlamentaria disimula su vocación adoctrinadora. Así, todos demuestran, en palabra u obra, una voluntad de imponer la ideología de género. En el bloque izquierdista, el PSOE apuesta por una ley educativa que eduque en la ‘igualdad de género’ y fomente las vocaciones científicas y tecnológicas; y Podemos se compromete a crear una asignatura de ‘feminismos’ en la educación pública con contenidos transversales. En el derechista, las obras son más elocuentes que las palabras: aunque Ciudadanos asegure que garantizará ‘el derecho de las familias a elegir la educación de sus hijos’ y el PP se comprometa a buscar ‘un marco regulatorio flexible que otorgue la mayor libertad de elección a las familias y facilite la conciliación laboral’, ambos han apoyado leyes que violentan ese derecho.

Sólo VOX, en este sentido, parece distinto. En su programa electoral propone dos medidas que, de aplicarse, brindarían una libertad de educación – real – a los padres: por un lado, implantar un sistema de cheque escolar; y, por otro lado, instaurar el pin parental, de tal modo que ‘se necesite el consentimiento expreso de los padres para cualquier actividad con contenidos de valores éticos, sociales, cívicos, morales o sexuales’.

Bien común

De los cuatro principios no negociables, quizá el del bien común sea el más difícil de delimitar, de definir. Esto no quiere decir que no exista o que consista en la suma de intereses individuales, como asegura el liberalismo. Quiere decir, simplemente, que no es tan evidente.

En la ya citada exhortación postsinodal, Benedicto XVI se refiere al ‘bien común en todas sus formas’. Parece evidente que partidos políticos que, como Ciudadanos, proponen la legalización de los vientres de alquiler, la consolidación del derecho al aborto y del ‘matrimonio homosexual’ o la imposición de la ideología de género (que erosiona los vínculos familiares) no promueven ‘el bien común en todas sus formas’.

Si nos centramos en la cuestión económica, hemos de partir de premisa concreta: ningún partido que abrace abiertamente el capitalismo o el socialismo es, stricto sensu, una opción legítima para los católicos. De este modo, ambos modelos económicos han sido condenados en ingentes encíclicas papeles, y su incompatibilidad con la Doctrina Social de la Iglesia resulta manifiesta.

Lo cierto, sin embargo, es que casi ningún partido abraza abiertamente el capitalismo o el socialismo. Por eso, en este ámbito, nos hemos de limitar a juzgar las intenciones y – muy prudentemente – los medios para alcanzarlas. Así, a priori, cualquier partido que aspire a edificar una sociedad económicamente justa – esto es, cohesionada y próspera – y no se sirva de medios manifiestamente inicuos para lograrlo será aceptable para los católicos.

En principio, los cinco partidos aspiran a cierta justicia social. Difieren, eso sí, en los métodos que contemplan para alcanzarla: el Partido Socialista y Podemos enfatizan el rol del Estado y abogan por un incremento impositivo; el PP y Ciudadanos parecen cómodos con el statu quo y no plantean grandes cambios; y VOX, por su parte, propone una rebaja impositiva y afirma la primacía de lo privado sobre lo público. Quizá sean los postulados de este último los que más se adecuan al principio de subsidiariedad que tradicionalmente ha defendido la Iglesia.

Una conclusión

Los principios ‘no negociables’ de Benedicto XVI no son la única referencia de la que gozamos los católicos para decidir nuestro voto. En el año 2000, la Conferencia Episcopal publicó una nota en que recogía una serie de factores que debemos tener en cuenta para votar: ‘respeto sin fisuras a la vida, desde su inicio a su fin natural’; ‘apoyo claro y decidido a la familia fundada en el verdadero matrimonio, monogámico y estable’; ‘garantía efectiva del derecho de los padres a escoger el modelo de educación integral que desean para sus hijos’; ‘promoción de una cultura dignificadora de la persona’; ‘aplicación de políticas que favorezcan la libre iniciativa social, el trabajo para todos, la justa distribución de las rentas y la moralidad económica’; y, por último, ‘la búsqueda sincera de la paz’.

Si nos atenemos a la totalidad de los factores – es decir, tanto a los principios ‘no negociables’ de Benedicto XVI como a las recomendaciones de la Conferencia Episcopal –, descubrimos que el programa de VOX es el único tolerable para el católico; el único, en fin, que no contraviene abiertamente ninguno de los principios y que llega incluso a comprometerse con su defensa.

51 comentarios en “Los cuatro principios ‘no negociables’ de Benedicto XVI y los programas de los partidos
  1. ¿ Y Francisco qué dice al respecto ? Diálogo, diálogo y más diálogo, para ceder y conceder, pues los católicos no podemos imponer nada, mientras que los demás pueden imponernos todo, como viene sucediendo desde que la Iglesia Católica, o gran parte de ella, ha renunciado a condenar el error y el pecado en aras del irenismo, del pacifismo, del querámonos bien, de la fraternidad universal de corte masónico.

  2. Discapacitada: de 43 años tiene, que asistir a su Centro de día para personas discapacitadas, físico, y psíquico, cada día, Elisa Isabel, con discapacidad de un 86% Mi hija. NO habla: Pido ayuda. Elisa Isabel tiene que ir al Centro de día en otra localidad que está distante a la nuestra, para personas discapacitadas, yo no puedo llevarla, cada día la tienen que tratar, personas cualificadas, no tenemos medios de transporte para ello, hemos de pagar anualmente por adelantado a una empresa que esta concertada cada mes; que hace el recorrido; dos viajes al día ida i vuelta. Nuestra urgencia es primordial. MI teléfono, 634710065. Mi correo josemanuelgarciapolo@gmail.com
    IBAN ES3301824259040200015686. Banco de Bilbao. Tenemos una situación, puntual, desesperante, necesitamos tu ayuda. Caritas ya nos ha ayudado y el Ayuntamiento, Pedimos tu ayuda Puntual y Urgente. De 2.220 €, para todo el año, tenemos certificados de pobreza que acreditan todo cuanto escribo y digo aquí. Doy fe.

  3. A votar útilmente a Vox el PP ha mentido sobre el aborto y el matrimonio gay, criticando en la oposición y sin mover un dedo cuando gobierna, sin nombrar todo lo que se ha robado.

  4. ⚠ POSIBLE FRAUDE ELECTORAL ⚠
    alertadigital.com/2019/04/26/la-gran-estafa-como-hacer-un-pucherazo-y-llamarlo-democracia/

    Hay indicios de que la empresa encargada del recuento electoral (SCYTL, con sede en Barcelona) estaría ligada a George Soros y vinculada con varios casos de fraude electoral para favorecer los intereses de la mafia globalista:
    thenewamerican.com/usnews/item/16724-soros-connected-vote-counting-firm-expands-in-u-s
    activistpost.com/2012/01/witnesses-document-potential-vote-fraud.html

  5. Recomiendo difundir el vídeo de la organización no gubernamental BlackBoxVoting.org «Fraction Magic»: en 2016 una investigación de esta organización estadounidense descubrió que en procesos electorales los votos son contabilizados como FRACCIONES DECIMALES en lugar de números completos, alterando radicalmente el desenlace electoral. La vulnerabilidad del recuento electrónico una vez los votos se envían al ordenador central, que en el caso de nuestro proceso electoral se ha adjudicado a la empresa SCYTL (ligada a George Soros), es más que preocupante:
    blackboxvoting.org/fraction-magic-1/
    blackboxvoting.org/fraction-magic-video/

    ¡Así es como se hackean las elecciones para acomodar los resultados que interesan a la élite globalista! Cada votante tiene que ser un vigilante, todo el que pueda debería registrar con el móvil el proceso de recuento en su colegio electoral.

    1. En el año 2016 se descubrió que la plataforma de software GEMS, sistema de gestión de elecciones utilizado en procesos electorales en EEUU, contaba con una vulnerabilidad (obviamente deliberada) que permitía alterar de manera significativa los resultados (es decir, fraude electoral) a partir del fraccionamiento decimal del voto:
      youtu.be/Fb9M2R2j4sU
      blackboxvoting.org/fraction-magic-1/
      blackboxvoting.org/fraction-magic-video/
      blackboxvoting.org/wp-content/uploads/2016/05/poll-tape-anomalyA-500×500.png

    2. La empresa a la que Pedro Sánchez ha adjudicado la certificación del recuento electoral, la catalana SCYTL, utilizó en EEUU esta plataforma de software (GEMS) que permitía la alteración de los resultados electorales. Además, en la dirección de la filial americana de Nauta Capital, sociedad de capital riesgo que financia a SCYTL, figuran o han pasado personas relacionadas con empresas vinculadas a los servicios de inteligencia de EEUU:
      freepress.org/article/who-owns-scytl-george-soros-isn%E2%80%99t-voting-machines-intelligence-community

      Estas informaciones no ayudan precisamente a confiar en la limpieza del recuento electoral de mañana.

    3. Tengo que rectificar parte de lo dicho en mis comentarios a esta noticia y me disculpo por la errata: la empresa INDRA ha sido la adjudicataria del contrato para llevar a cabo el escrutinio de las elecciones generales, SCYTL se ha encargado de las elecciones autonómicas en la Comunidad Valenciana:
      lainformacion.com/empresas/indra-scytl-reparten-30-millones-recuento-elecciones-autonomicas-generales-locales-europeas/6498249/

  6. En 1960 fue publicado por Plinio Correa de Oliveira el libro Revolución y Contrarrevolución el el cual afirmaba la irreversibilidad de la contrarrevolución, que es lo que está sucediendo!
    Cuánto al riesgo de fraude electoral, recuerden lo que pasó en Brasil recientemente. La solución es la indignación y manifestación ciudadana. Hacerles saber que no se tragará un pucherazo.

  7. ¿Quién entendió mejor que nadie esta verdad salvadora? nuestra Madre del Cielo, La Virgen María Auxiliadora. Que nos ayudará a nosotros a comprenderla. Reza con ella el Santo Rosario cada día y lo entenderás.

  8. Vox sobre la Vida: “Es fundamental que las mujeres con embarazo inesperado tengan… alternativas.” Luego si proponen alternativas al aborto, es que van a seguir financiando al aborto, sino no habría alternativas, habría sólo la propuesta de defender toda vida humana (otra cosa es que les dejasen o no los demás partidos). Lo mismo que hacía el PP en sus inicios. El fin no justifica los medios. Querer alcanzar el poder, no justifica contentar a la mayoría permitiendo el aborto, aunque sea muy restringido. No cumplen los principios irrenunciables propuestos por Benedicto XVI,

    1. Está demostrado q si en vez de facilitar el aborto a la embarazada le permites reflexionar y además le ofreces un mínimo apoyo (trabajo, guardería, etc), la inmensa mayoría decide no abortar. En una palabra, es la dureza del sistema y la absoluta soledad y falta de apoyos lo q avoca al aborto por desesperación. El 1* instinto y deseo de la madre, es salvaguardar esa preciosa vida q lleva dentro.

    2. No hay nada peor que la manipulación, porque como ve, hay personas que le creen a Ud. y a su manipulación del lenguaje . La alternativa de VOX al embarazo es la » AYUDA A LA MADRE GESTANTE».
      Uds. sólo puede manipular mentes que no codifiquen.
      Lo decía el sabio rey Salomón: «El número de los necios es infinito».

      1. Mi mente es capaz de descifrar al margen de lo que diga alguien que hace un comentario, como es El Observador.
        Me parece un atrevimiento insinuar que alguien no puede pensar sólo porque no se deja llevar por lo que diga la corriente que más suena en este momento.
        Estoy harta de que me manipulen para votar a lo menos malo, porque eso es en definitiva votar al mal.
        El fin no justifica los medios y tendré que dar a Dios razón de mi voto.
        Por lo tanto y en conciencia, cada quien vote a quien quiera.

    3. Alternativas no quiere decir aborto si o si….vox con esto dice que una mujer que no quiere el niño podría por ejemplo dejarlo nacer y darlo en adopción …..y se evitaría así abortarlo

    4. Vox no es un partido, es un movimiento cultural. El mal del aborto no se va a eliminar en una legislatura, ni en dos. Está tan aceptado socialmente que es imposible una legislación abierta en contra. Van a meter 100.000 mujeres al año en la carcel?
      Como digo, la solución no es una ley, es poner en marcha un movimiento cultural. Las fotos de fetos desmembrado son como las fotos de Auschwith. Se tendrá vergüenza de ellas en el futuro. Hay que hacer que ese futuro venga cuanto antes.

      De momento, quitar subvenciones al feminismo abortista y dar batalla cultural es lo que toca. Con eso se avanzará mucho, y en poco tiempo.

    1. ¿La ecologíaaaaa? Sí hombre, la Pachamama…
      Como dicen la líder del partido animalista, “el eterno dilema: tu perro o tu madre”.
      Además, todos los ecologistas son sandías: verdes por fuera, rojos por dentro.
      Yo votaré verde, pero a otros verdes.

  9. Un hombre había pintado un lindo cuadro. El día de la presentación al público, asistieron las autoridades locales, fotógrafos, periodistas y mucha gente, pues se trataba de un famoso pintor, un reconocido artista. Llegado el momento, se tiró del paño que revelaba el cuadro. Hubo un caluroso aplauso. Era una impresionante figura de Jesús tocando suavemente la puerta de una casa. Jesús parecía vivo. Con el oído junto a la puerta, parecía querer oír si dentro de la casa alguien le respondía. Hubo discursos y elogios. Todos admiraban aquella preciosa obra de arte. Un observador muy curioso encontró un fallo en el cuadro. La puerta no tenía cerradura. Y fue a preguntar al artista: «Su puerta no tiene cerradura, ¿Qué hay que hacer para abrirla? “Así es,» respondió el pintor. «Porque esa es la puerta del corazón del hombre. Solo se abre por el lado de dentro.» Pídele al Señor que siempre esté en tu corazón.
    Y la Virgen María en tu pensamiento Para rezarle el Santo Rosario cada día.

  10. No voto en España pero como integrante de la Comunidad Hispánica de Naciones me interesa mucho el acontecer español, incluso en el ámbito político.

    Si tuviese que votar jamás lo haría por el separatismo –que es una falsedad histórica- ni por el PP –perro faldero de la izquierda antivida- ni por Rivera –veleta menos en promover la cultura de la muerte, allí es consistente- ni por el sorista Sánchez ni por la izquierda caviar de Iglesias –haz lo que digo pero no lo que hago- que se disfraza ahora de caperucita roja a ver si capta a algún tonto útil.

    Evaluaría un voto a Vox a pesar que me genera sensaciones mixtas.

    1. Por un lado, es compartible casi todo su programa, y no está contaminado, ¿lo estará? -no ha tenido ocasión- traicionando a sus votantes, el sello del PP.

      Asimismo, defiende la cultura de la vida pero maneja un concepto que la contradice: el de hijo deseado o no por una mujer. ¿y el padre dónde está que ni figura a nivel de deseos? Es raro hijos sin padre. Además, queda así de lado lo principal: todo ser humano concebido es deseado por Dios, y eso es lo que importa. Bajo manto de deseos humanos no puede convalidarse jamás la muerte de un inocente.

  11. Por último, no me agrada la integración de algún candidato a sus listas, que es promotor de la ideología homosexualista LGTB, y esto debilita el discurso oficial de Vox, de oposición a esa infamia.

    Ni tampoco da gusto ver que releguen a gente valiosa como Fernando Paz debido a algunas opiniones razonables suyas que no son de recibo por enemigos de España y su identidad católica, hoy en juego.

    Por lo expuesto, creo que merece un crédito, cabe un voto condicional, sin mucho entusiasmo, a Vox.

    1. No se pueden abrir muchos frentes simulatáneos. Hay algunos temas esenciales
      – Lucha a muerte contra el separatismo
      – Lucha a muerte contra la inmigración ilegal islamica
      – Elimnación de subvenciones al marxismo cultural: son unas sanguijuelas que viven de la nación a la vez que la destruyen
      – Eliminación en las escuelas del adoctrinamiento LGTB
      – Restablecer la presunción de inocencia y libertad de expresión en las leyes de genero

      Todo ello puede hacerse de manera rápida y fácil. Ese será el test de VOX.

  12. Recemos el Santo Rosario por el bien de España y en reparación y desagravio a Nuestro Señor Jesucristo y a Nuestra Madre la Virgen María y a San José de nuestras ofensas y las del mundo, el Santo Rosario venció batallas contra fuerzas muy superiores.
    Visionad en Youtube :HISTORIA DEL SANTO ROSARIO-HERMOSISIMA publicado por Defensa Católica y PARA QUIEN RECE EL SANTO ROSARIO QUINCE PROMESAS publicado por Kefas Petrus Roca.

  13. Si en todos los países se observaran ésos » cuatro principios no negociables» de los que habla el Papa emérito, Benedicto XVI,. Otro gallo nos cantaba,. No que ahí andamos los países, arrastrando el alma, porque a eceptamos a políticos apátridas,. Pero qué hacer cuando un montón de idiotas vota por un partido que es muy seguro que se las va a partir, y nos arrastra a todos entre las patas de ésas recuas. Yo hablo por mí país, México.

    1. ¿Pero es que en la Iglesia actual se respetan esos principios no negociables? Mira que cuando en 2013 se reunieron en cónclave los cardenales hicieron una elección que les desautoriza como consejeros para otras elecciones.
      La Iglesia actual tiene que comenzar por arreglarse a sí misma.

  14. Esta tarde rezo al Santo Rosario a las 19:00, horas y pido nuevamente por todos. Si alguien se quiere unir a mis peticiones serán a las 19:00. Horas. En Radio María el Santo Rosario. Antes a las 18:00, horas el Rosario de la Santa Misericordia. En noveno día de la novena. Por mi hija discapacitada, de 43 años, en un 86%, para que podamos encontrar ayuda para llevarla al Centro de día cada día en un medio de transporte, para un Centro de día que ya tiene. josémanuelgarciapolo@gmail.com 634710065 nuestro IBAN ES3301824259040200015686. Banco de Bilbao. Tenemos una situación, puntual, desesperante, necesitamos tu ayuda. Caritas ya nos ha ayudado y el Ayuntamiento, Pedimos tu ayuda Puntual y Urgente. De 2.220 €, para todo el año, tenemos certificados de pobreza que acreditan todo cuanto escribo y digo aquí. Doy fe.

  15. Estamos tan acomplejados, somos tan tibios, tan cobardes, que hasta en Infovaticana no queremos asumir que lo que se autodenomina «Izquierda progresista» ha impregnado nuestras mentes y nuestro espíritu.

    Siempre se vota a lo menos malo. Pero votar lo peor es escupir a Cristo en su Rostro.

    Aunque lo recomiende el Gran Okupa y sus secuaces.

    1. Totalmente de acuerdo.
      Es más. Hay partidos que, por ejemplo, si llevan en su programa derogar el aborto y no sólo «proponer más soluciones» a la mujer que se plantea el aborto.
      Pero estamos tan acomplejados de que nos llamen fachas que la gente, en general, ni sabe de la existencia de esos partidos, ni les votaría jamás. Habrá que preguntarse por qué.
      Bueno… se les votará cuando veamos las orejas al lobo, como ha sucedido en Italia.

  16. Los cuatro principios no negociables son para un posible acuerdo o entendimiento entre católicos y otros que no lo son. Pero de ninguna manera constituyen el bien mayor deseable por el que debe luchar un católico.
    El mayor bien, el primero, es dar a Dios el culto establecido por él mismo, no sólo individualmente, sino socialmente. De ahí la necesidad de defender el Reinado Social de Nuestro Señor Jesucristo, la confesionalidad católica del Estado y la Unidad Católica de España.
    De ahí que toda la legislación deba estar inspirada en la doctrina cristiana, según la interpreta cabalmente el Magisterio Eclesiástico.
    En cuanto al bien común, el mayor bien común en lo terrenal es la Patria, en nuestro caso España, Su Unidad, su Identidad, su Integridad, y su Independencia.
    Vox no cumple con perfección estos principios, aunque sea recomendable votarlo donde no hay una opción mejor. Es la aplicación concreta de la doctrina del mal menor.

  17. Mi familia y yo votaremos a VOX.
    Los católicos nos hemos convertido en Cannes mutis. Algunos se acomplejan de votar a partidos como VOX que es (del aspectro político) el que se ajusta más a nuestra Fé.
    «Un hombre de conciencia es aquel que no compra progreso, tolerancia, consenso, bienestar, reputación o aprobación pública renunciando a la verdad» (Benedicto XVI)
    Bajo esta premisa de su Santidad Benedicto XVI, emito yo mi voto a VOX. Por Dios y por España (Tierra de María Santísma).

    1. Los católicos, en general, se avergüenzan de partidos que sí defienden a integridad la catolicidad.
      Pero no pueden votarles porque son minoría (como lo era VOX) o porque son muy radicales y no podemos permitir que nos llamen fachas, ni ultras, ni radicales ni nada que se le parezca.

    2. Los obispos son los primeros que se avergüenzan. Callados, no sea que les quiten una subvención…
      Vox hace bien en no mencionar el cristianismo en su programa. A la primera mención vendría la puñalada trapera de los obispos. Empezarían los catalanes y vascos, y el resto muditos.
      Y los obispos callan, pero “si estos callan las piedras hablárán”. Pues eso, que las piedras van a votar mañana. No sé como no les da vergüenza a los obispos. Salvo excepciones (pocas, pero notables), son unos cobardes paniaguados.

  18. Yo pensaba no votar, como hice desde 30 años antes, pero el malvado de Sánchez, por su falta de igualdad democrática, me ha llevado a decidirme con mi familia a votar a VOX.

  19. Preferiría como Católica que no me dijeran a quien tengo que votar, me parece una manipulación. La libertad es el don Divino por excelencia. Paz

  20. Con todo respeto, si su S.S. Benedicto XVI, hubiera tenido la valentía necesaria, se habría quedado amparado en su elección y nos seguiría iluminando con si clara Teología. Se fue, abandono su deber, abandonó a su grey, a su pueblo. No me venga ahora que quiere defender cuando renunció a su deber divino. Que se quede en su palacio, que bien merecido tiene, pero que no venga ahora detrás de su pantalla a sacar la voz y defender lo que él propiamente como Pontífice, no supo hacer y renunció a su deber.
    Ya está, S.S. Emérito Benedictin XVI, es historia. Y si no lo queréis ver, es realidad. Que Benedicto se dedique a lo que él propiamente se infligió, a orar y penitenciar.

    1. Caramba! Y eso que han votado por el mal menor, como yo, por otra parte, sin fe y sin respeto, con una sensación totalmente distinta, como el que tiene que cortarse un dedo para que no se gangrene y muera todo el cuerpo.
      Pues el día que voten ustedes a un partido que defienda el Reinado Social de Nuestro Señor Jesucristo, la Confesionalidad Católica del Estado y los bienes más excelentes, ese día, no tan lejano, puede que en un mes, van a sentir ustedes que están en el Monte Tabor, en la Transfiguración, arrebatados místicamente.

  21. En general estoy de acuerdo con todo como está expuesto aquí, solo tengo mis reservas con respecto a dejar mucha cosa en manos privadas… sin una debida transición y una debida prevención EFICAZ de la pobreza, del desempleo, de todas esas lacras socioeconómicas que tienen a tanta gente sumida en desesperanza.

  22. Sobre el respeto a la vida humana y la búsqueda del bien común, no considero que sea total por parte de VOX cuando su programa incluye levantar un «muro infranqueable» en la frontera con África. Sobre otras medidas de defensa de la vida, «se verá y se comprobará», porque en Andalucía no han sido justamente estos sus principios innegociables (sí los toros o la caza, por ejemplo).
    Y por lo que respecta al último punto, la conclusión de este artículo me parece muy precipitada y algo tendenciosa. Hay puntos del programa de VOX que a mí no me encajan del todo con la Doctrina Social de la Iglesia en relación a la búsqueda del bien común en materia administrativa y territorial, derechos de las minorías, libertad de expresión y búsqueda sincera de la paz (DSI: 157, 185, 187, 387, 413), inmigración y asistencia médica (DSI: 5, 298), economía (DSI: 303).
    Quizás estoy equivocado, pero a veces me da la sensación de que es ciego el que no quiere ver. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles