Deshaciendo el legado de Benedicto

|

Observando los últimos movimientos del Vaticano es difícil no concluir que la ‘renovación’ en que se haya empeñado Francisco pasa por borrar toda la herencia de su predecesor.

¿Cuál es punto final, la meta de la famosa ‘renovación’ francisquista? Conocemos los pronunciamientos retóricos -«una Iglesia pobre para los pobres», «tolerancia cero», «atención a las periferias», «la Iglesia sinodal»-, que casan mal con la realidad de las medidas que, en la práctica, se están tomando. Pero cada vez queda más claro que una de las condiciones ‘sine qua non’ de esa ‘revolución’ parece exigir el desmantelamiento del pontificado de Benedicto XVI, su predecesor y vecino en el Vaticano.

En pocos meses, hemos asistido a señales que apuntan claramente en esta dirección. En la última asamblea plenaria de la Conferencia Episcopal Italiana -la más dócil a las influencias del Santo Padre- se defendió abiertamente la ‘antijuricidad’ del motu proprio Summorum pontificum, por el que Benedicto XVI había ‘liberado’ la Misa tradicional, que ya podía celebrarse sin un permiso expreso del ordinario. Por ahora es solo una salva, pero es evidente hacia dónde se dispara: si el documento del Papa anterior no tiene base jurídica, debe ser invalidado y volver a la situación previa… Que no sería la situación previa, naturalmente.

El episcopado mundial ha demostrado en estos años un grado de sumisión y carrerismo verdaderamente espectacular -y deplorable-, y ahora es mucho menos probable que un obispo ose dar permiso para una práctica que desagrada a Francisco, un pontífice al que no le tiembla la mano para cesar de modo fulminante a quien se opone a su visión.

Luego están los insistentes rumores de cierre de Ecclesia Dei, la comisión que trataba con los grupos tradicionalistas, iniciativa de Juan Pablo II y otra puerta que parece querer cerrarse. Como la desaparición, subsumida en la Secretaría de Estado, de la Prefectura de la Casa Pontificia. En este caso, la institución no es de Benedicto, pero la dirige su mano derecha y secretario, el arzobispo alemán Georg Gänswein. Otra ‘influencia’ del Papa Ratzinger que desaparece, relegándole a un puesto a las órdenes del cardenal Angelo Becciu en la Congregación para la Causa de los Santos.

En realidad, el desmantelamiento empezó con el propio pontificado de Francisco, aunque era difícil entonces discernir porque es perfectamente natural que un nuevo Papa quiera rodearse de su propia gente. Uno de los primeros en caer fue el cardenal norteamericano Raymond Burke, que Benedicto trajo a Roma en 2008 como prefecto de la Signatura Apostólica y que Francisco cesó, primero de la Congregación de los Obispos y después, en 2014, de la propia Signatura.

Luego le tocó el turno a un peso pesado: el prefecto para la Doctrina de la Fe. Amigo personal y casi albacea de Benedicto XVI, Francisco lo retuvo no sin continuos roces hasta liquidarlo bruscamente a finales de 2017, después de que el Santo Padre hubiera despedido sin consultarle a dos de sus colaboradores.

La gran excepción en esta purga es el cardenal guineano Robert Sarah, nombrado por el propio Francisco en noviembre de 2014 prefecto para el Culto Divino. Sarah, es cierto, se mantiene, pero absolutamente neutralizado y aislado en la Curia, llegando incluso el Papa a obligarle a una pública retractación de un comentario del cardenal sobre un motu proprio papal en materia de su incumbencia y que llevaba, junto a la firma de Francisco, la del número dos de Sarah.

Nada de todo esto es, ni de lejos, la meta en este proceso. Pero la abolición práctica del legado de Benedicto sí parece una condición previa, una ‘limpia’ necesaria para llegar a la estructura eclesial que desea Francisco desde el primer día.

 

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
31 comentarios en “Deshaciendo el legado de Benedicto
  1. …»llegando incluso el Papa a obligarle a una pública retractación de un comentario del cardenal sobre un motu proprio papal en materia de su incumbencia y que llevaba, junto a la firma de Francisco, la del número dos de Sarah.»
    Si alguien puede darme información acerca de esto mediante un enlace a una noticia se lo agradezco.

    1. Parece lógico en la «entente cordiale» bergo gliana-lefe. Es un juego de pinzas simplificador que ambos impulsan porque pretenden que ambos ganan. Estos ultra-tácticos plantean la falsedad: o eres bergo gliano o eres lefe, intentando ningunear al catolicismo auténtico que pasa por ser juanpablista-raztingeriano.

      Naturalmente que Infovaticana juega este absurdo juego junto al filo-lefe Di Mattei.

      1. ¿El catolicismo autentico de juan pablo II y Ratzinger?
        ¿El indiferentismo religioso de Asis es el catolicismo auténtico, el del Cristo se ha unido a todo hombre por la encarnación en la naturaleza humana en vez de la unión por la Gracia en los sacramentos? ¿Besar el coran es el catolicismo auténtico? Dar la comunion a protestantes de Taizé? Decir que el rito nestoriano de Adai e Mari es válido cuando no se dicen las palabras de la consagración?, la declaración conjunta católico luterana de 1999 donde se reniega de la salvacion por la fe y las obras y se dice que es sólo por la fe?. Si eso es el catolicismo auténtico más vale no serlo para salvarse.

  2. Rezo por el Papa Francisco para que tenga la lucidez de no olvidarse que nuestro Señor Jesucristo es la Cabeza de la Iglesia, y que dijo: «¡Simón, Simón!, Mira que Satanás ha solicitado el poder cribaros como trigo, pero Yo he rogado por ti, para que tu fe no desfallezca. Y tú, cuando hayas vuelto, CONFIRMA a tus hermanos» (Lc 22, 31-32).
    No le dijo: CONFUNDE a tus hermanos.

  3. No es el legado de Benedicto, es la propia Iglesia Católica la que está deshaciendo. No soporta nada que pueda oler a católico, que asocia con rigidez, porque cada cual recibe el mensaje ad modum recipiendi. Francisco tiene un gravísimo problema con ese modus recipiendi que le lleva a odiar el catolicismo y a destruirlo.

  4. Eso y muchísimo más lo hacen en nuestra cara, a plena luz del día, y nosotros cantando: «Qué buenos son, que nos llevan de excursión»…

  5. Francisco es luterano y masón, a los hechos y textos me remito, y odia el catolicismo. prefiere ir a jalear a los musulmanes o a concelebrar con los luteranos que venir al centenario de Santa Teresa de Jesús en Ávila, a la que desprecia pública y privadamente.

  6. El desastre de Chile, el acuerdo con China, el apoyo a Lutero a través de la mayoría del episcopado aleman. Estamos en oración.

  7. Bueno, deshaciendo el legado de Benedicto XVI, pero también el de S. Juan Pablo II como se demuestra en la inaudita «reforma» de la Pontificia Academia de la Vida y probablemente el de Pablo VI con la comisión papal para revisar la Humanae Vitae. Y es que a Franscisco le encantan las reformas. Basta con recordar el entusiasmo con que celebró los 500 años de la Reforma protestante, introduciendo la estatua de Lutero en el Vaticano, emitiendo un sello de Lutero y Melanchthon al pie de la Cruz y viajando a Suecia para acudir a la conmemoración oficial del evento , dónde en el discurso que pronunció en la Catedral luterana de Lund dijo: «Con GRATITUD reconocemos que la REFORMA ha contribuido a dar mayor centralidad a la Sagrada Escritura en la vida de la Iglesia» (Infocatólica, 31/10/16). Y es que para reformar o rehacer algo, es preciso primero deshacer lo que previamente existe. Es así de simple.

  8. También los amargados y desengañados de la vida y del propio tiempo tienen derecho a opinar, faltaría más…!!! Aunque digan sandeces….
    Pero me pregunto: por qué todos en este pseudo-medio INFOCHISMESECLESIALES????

    1. Un católico normal, tendrá que tener caridad con todos nosotros, ya que por lo visto se hace un vicio de venir a escribir unas líneas aquí, y que pena, creo que te has contagiado, pues consideras amargados y desengañados, a todos los que opinan aquí, y !Oh sorpresa!, Tú también entras a opinar, entonces corrige, y di:. Todos somos amargados y desengañados, Repite conmigo; Todos somos amargados…..

  9. Católico normal : Quiero felicitarte por la moderación de tu comentario comparado con el del otro día, aunque constato que sigues teniendo dificultad para expresar tus ideas sin insultar a los que no piensan como tú. Pero no te desanimes, sigue intentándolo. Ya verás que bien te sientes cuando seas capaz de expresar serenamente tu opinión.

  10. Jean Guitton, amigo personal de Pablo VI, intelectual católico, declaró:
    «Todos los tipos de misas están permitidos menos la misa del santo cura de Ars, de san Ignacio o Pascal».
    Por que será? Por que será?

  11. Empezaron deshaciendo el legado del catolicismo tradicional que les venía de Pio XII, último Papa que lo custodió porque le fue transmitido ininterrumpidamente desde los apóstoles porque sabía que esa era la principal función de un Papa: el no inventarse doctrinas exóticas sacadas de la manga, sino transmitir las que le llegan por tradición, y ahora se quejan de que Francisco rompe con el legado de Juan Pablo II y Benedicto XVI, legado que fue inventado en los años sesenta en aquella parte que no tiene nada de tradicional. Ese legado no viene de Cristo, más vale que Francisco lo quite, lo mismo se convierte después. Lo malo es que no lo quitará sino que quitará lo poco que dejaron de tradicional sus predecesores inmediatos.

    1. Mientras los católicos sigan pensando q la misa de Trento se inventó en Trento, no hay nada q hacer. Si Jesucristo instituyó el sacramento de la misa, es pq tambien dijo en qué consistía el rito de la misa. No es necesario q en la Biblia se indique cómo es el rito exactamente, para eso ya está el misal, para decir lo q dijo Cristo acerca del rito de la misa. Porque muchas otras cosas dijo Cristo q no se pueden contener en este libro, dice el Evangelio. Trento lo dice: el canon de la misa es de tradición apostólica y no se puede ni quitar ni modificar, y en el novus ordo no sólo está modificado sino que es opcional. Los anatemas de Trento son dogmas de fe y no evolucionan pq el dogma no evoluciona. Canon 13 sesion 7: Quien cambie los ritos de los sacramentos, cualquiera q sea el q lo haga, sea anatema. Todos los Papas excepto Pablo VI interpretaron este anatema de la misma manera y no cambiaron el canon: o sea magisterio ordinario infalible. Pablo VI cambió el dogma

        1. Si Francisco quiere hacer evolucionar el dogma, no os quejeis, Pablo VI hizo evolucionar los canones de Trento que tambien son dogmas. Más claro el agua

          1. Como me dijo un seminarista una vez, representante de la manipulación mental: es que la autoridad del Papa si que puede cambiar la misa e inventarse otra. Eso es lo que les enseñan.
            El canon de la misa es dogma de fe, no se puede prohibir ni modificar pq el dogma no evoluciona, y los cánones de Trento son dogmas. Pablo VI se equivocó y Benedicto lo reconoció.

  12. Eso de que el rito de Trento viene de labios mismos de Jesucristo parece ser teología-ficción, y seguramente no resiste una breve mirada a la historia de la Misa.

    1. El canon de la misa de Trento es de tradicion apostólica segun dice el dogmático Trento. Eso significa que los Apóstoles lo conocían¿y quien se lo dijo a los Apóstoles?
      Teologia ficcion es la teologia q se enseña ahora condenada por Pio XII en Humani Generis, basada en filosofias falsas como las de Kant y Hegel.
      Jesucristo instituyó la misa sin decir cómo se celebra una misa?. Eso tiene mucho sentido. La misa de Bugnini sí que es una ficción protestante propensa a la invalidez

  13. No nos liemos. El misal codificado por san Pío V es según la doctrina de Trento y concilios anteriores y ritos que se remontan a san Gregorio Magno. Pero se permitieron los ritos que tenían 200 años, los otros misales no se prohibieron.
    Los ritos orientales son del siglo IV y época patrística y el misal mozárabe del siglo VII.
    Pero lo que es insólito es que no se permitiera el misal de san Pío V en los años 70s y 80s.

    1. Se quería agradar a protestantes para el ecumenismo. El misal de san Pío V refleja la doctrina de Trento, purgatorio, etc.
      Pablo VI quedó extrañado de la supresión de las hermosas oraciones de la misa de difuntos.

  14. Realmente no tienen cosas más interesantes de qué hablar??? Desocupados andan…
    En África hay muchas misiones esperando voluntarios…
    Ojalá sus santos patronos S. Lefebre y S. Viganó les hubieran dado ejemplo en eso…

    1. ¿Misiones para qué? San Juan Pablo ya estableció la salvación universal porque Jesucristo por la encarnación se ha unido a todo hombre. No hace falta convertir a nadie. Dar de comer a africanos ya lo pueden hacer los gobiernos de la union africana o la onu, no hace falta que sea la Iglesia.

    2. Me da la impresión de que eres protestonto, no catolico. Ya sabes, católico que en realidad se ha hecho protestante sin ser consciente de ello.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles