PUBLICIDAD

El Gran Escándalo de pederastia clerical, Segunda Parte

|

Como en las secuelas de películas de terror, vuelve la pesadilla quince años después. Porque ni entonces ni ahora se aborda el verdadero problema detrás de los escándalos de pederastia clerical

Recuerdo como si fuera ayer cuando las Puertas del Infierno se abrieron en 2002 sobre la Iglesia y los católicos descubrimos a esos obispos y cardenales que llevaban décadas encubriendo a sacerdotes pederastas.

Lo recuerdo, y recuerdo que, como muchísimos católicos, al principio no quise creerlo. Pensé que era una de tantas infamias como se han vertido contra la Iglesia por sus muchos enemigos, un caso más de ‘persecución por causa de la justicia’. Solo poco a poco, ya con el caso del fundador de los Legionarios de Cristo abierto en canal como un cadáver podrido en los medios de comunicación, la dolorosa verdad se impuso.

Las consecuencias fueron aterradoras. La descristianización iniciada en el postconcilio, que se había ralentizado con la llegada al Papado de Juan Pablo II, adquirió de nuevo un ritmo desolador. Todos los ‘marcadores’ -asistencia a misa, frecuencia de los sacramentos, ordenaciones- cayeron en picado.

La jeraquía acabó pareciendo que reaccionaba, hubo muchos golpes de pecho, nuevas directrices, la ‘Carta de Dallas’ en Estados Unidos, un colectivo ‘Nunca Más’ por parte de nuestros pastores que, como estamos viendo este verano, fue solo ‘Hasta la Próxima’.

Chile, otra vez Estados Unidos, Honduras… Otra vez, y otra vez asuntos que se arrastran desde hace años, que los obispos han tapado, que el Vaticano conocía -siquiera como acusación-, que la prensa católica no ha denunciado…

Otra vez.

¿Cómo es posible? ¿Cómo pudo no escarmentar la jerarquía eclesiástica después de aquel escándalo y aquella sangría? ¿Cómo pudo volver a ocurrir, no un caso aislado y puntual, sino un escándalo masivo de la misma naturaleza?

La respuesta corta es que no se hizo nada. Es decir, sí, se tomaron ‘medidas’, las justas para que la ‘purga’ clerical no se extendiese demasiado, pero no se entró a fondo en el asunto.

Benedicto lo intentó. Discretamente ‘retiró’ a decenas de obispos, y dio estrictas instrucciones para que no se ordenara a seminaristas con ‘persistentes tendencias homosexuales’.

Pero Benedicto XVI abdicó y, por estudios como los del polaco padre Oko y abundante información personal, no parece que las cosas hayan cambiado mucho en un aspecto esencial.

La Conferencia Episcopal de Estados Unidos ha hecho pública una nota en la que los obispos americanos piden perdón, confiesan su culpa colectiva, se comprometen a enmendarse… Pero sin que pague uno solo de ellos, sin que pague nadie. Por lo demás, es revelador que en la nota se hable de ‘abusos’, pero esté conspicuamente ausente una palabra clave: homosexualidad.

PUBLICIDAD

Aunque se hable constantemente de ‘pedofilia’, hay que aclarar que, en la abrumadora mayoría de los casos, no se trata de niños, sino de adolescentes; y casi siempre varones. Y mientras no se reconozca eso, mientras no se encare con decisión el problema de la infiltración homosexual en la jerarquía eclesiástica, no se conseguirá nada.

¿Animar a denunciar? Observen el caso hondureño. Una cincuentena de seminaristas del seminario mayor de Tegucigalpa -más o menos, una cuarta parte- ha dirigido una humilde, respetuosa y devota denuncia pública advirtiendo de la presión que estaba ejerciéndose entre los futuros sacerdotes por parte de profesores y compañeros homosexuales.

¿Y cuál ha sido la respuesta? El Arzobispo de Tegucigalpa, Óscar Rodríguez Maradiaga, mano derecha de Su Santidad en Latinoamérica y en asuntos relativos a la tan anunciada ‘renovación’ eclesial y miembro del exclusivo C9, lejos de animarles a que denuncien públicamente o de abrir una investigación, les ha acusado de ‘mentirosos’ y de representar la ‘antiIglesia’.

¿Quién va a atreverse a denunciar? ¿Qué puede hacer un pobre seminarista, en el país más atrasado de la América Hispana, frente a un poderoso cardenal que goza de la amistad personal del Papa?

En cuanto al escándalo de la homosexualidad en el clero, lejos de convertirse en una prioridad, parece ir a contrapelo de lo que se percibe hoy en la Iglesia. Que el orador estrella del Encuentro Mundial de las Familias que ahora se inaugura en Dublín sea el jesuita padre James Martin, autodenominado ‘apostol’ de los LGBTI, no parece indicar que vaya a haber un cambio en la progresiva ‘LGBTIización’ del clero.

En medio de la tormenta, el Papa ha aprovechado para cambiar el Catecismo de la Iglesia Católica, contradiciendo la doctrina anterior sobre la pena de muerte, que califica ahora de ‘inadmisible’ en cualquier caso. Sí, es el Papa: exactamente como eran Papas los que juzgaron lícita esa medida.

Y la sensación, cuando las prioridades de los fieles parecen estar en otras cuestiones, es la de un político que aprueba una medida polémica para distraer la atención de los escándalos de su gobierno.

17 comentarios en “El Gran Escándalo de pederastia clerical, Segunda Parte
  1. Tengamos fe. Y pensemos que la Iglesia sobrevive a tanta indecencia es porque Dios la asiste.

    Pero qué difícil es mantener la fe y pensar que Dios no nos ha abandonado.

    Insisto, cualquier otra organización o religión con estas mimbres ya habría desaparecido. De modo que mantengamos la fe y demosles a estos canallas donde les duele, en el bolsillo.

    Porque encima se gastan nuestro dinero en pagar sobornos, multas y demás.

    Supongo que tendrá que surgir un S. Atansio, ahora estamos casi como entonces, que vuelva las cosas a su camino. Y no olvidemos que frente a S. Atanasio estaba toda la jerarquía de entonces.

    No voy a meterme con el Papa, que ya está amortizado. Esta como en los últimos días de Rajoy, sin enterarse de nada y discutiendo sobre el sexo de los ángeles. Que no es otra cosa la reforma del catecismo.

    1. La Iglesia no sobrevive, como no sobrevivió Cristo. La Iglesia es el Cuerpo Místico de Cristo y deberá padecer lo mismo que su Fundador. Las puertas del Infierno no prevalecerán, como no prevalecieron sobre Cristo en su descenso a los Infiernos (lo dice el Credo). Va (vamos a padecer igual). Lo que vemos es, en el Cuerpo Místico, el viernes de pasión de Nuestro Señor. Entre otras cosas, porque humanamente no hay nada que hacer. Los enemigos de la Iglesia y de Cristo están encumbrados en lo más alto de la cúspide y campando a sus anchas.

  2. “En medio de la tormenta, el Papa ha aprovechado para cambiar el Catecismo de la Iglesia Católica, contradiciendo la doctrina anterior sobre la pena de muerte, que califica ahora de ‘inadmisible’ en cualquier caso. Sí, es el Papa: exactamente como eran Papas los que juzgaron lícita esa medida.”

    Pues todo esto demuestra que lo de la infabilidad papal es un cuento, tristemente. O se vuelven sedevacantistas o qué. Háganme el favor.

    1. Efectivamente, porque la única salida que queda para que la Infalibilidad papal sea cierta, es que Francisco no sea Papa. En cuyo caso, ninguno de sus actos al frente de la Iglesia son válidos (canonización de SS Juan Pablo II, incluida)… y no te digo la de Angelelli, Arnulfo Romero, para no hacer más triste el asunto

    2. Los casos en que opera la infalibilidad del Papa son muy pocos, y no todo lo que el dice o escribe, aunque sea magisterio: en ese caso el magisterio puede ser falible, y nada afecta el dogma de la infalibilidad.

      Y los cambios de doctrina no resisten a la regla de San Vicente de Lerins. Por lo tanto no pueden ser doctrina válida.

  3. Pues no es de extrañar, a fin de cuentas, todo ésto viene en las profesias de Fátima, y tal vez, les toque a nuestros hijos, ver el resultado final, de nuestro alejamiento ” del Verdadero Dios, por quien se vive”, como dijo, la Virgen de Guadalupe a Juan Diego

  4. Quiero felicitar a Infovaticana por atreverse a abrir este melón con la contundencia que lo está haciendo.

    El tema es realmente importante. En temas como éste, tan difíciles de demostrar y en los que la denuncia es tan grave, y donde estamos hablando de niños, la gran mayoría de los abusos jamás salen a la luz.

    Y el sufrimiento causado es tan enorme que es importante actuar. Y lo primero es que todo el mundo se entere. Y que todo el mundo entienda que no es fácil, ni mucho menos, para una víctima el denunciar lo que le pasó. Todo lo contrario. Y lo último que necesita es que le llamen mentiroso, etc…

  5. Tito 1:15-16
    Todas las cosas son puras para los puros, mas para los corrompidos e incrédulos nada es puro, sino que tanto su mente como su conciencia están corrompidas. Profesan conocer a Dios, pero con {sus} hechos {lo} niegan, siendo abominables y desobedientes e inútiles para cualquier obra buena.

  6. Se entiende por corrupción de menores la manipulación o abuso de incapaces por parte del autor del delito, quien hace participar a la víctima de forma prematura u obscena, en actividades de naturaleza sexual que perjudican el desarrollo de su personalidad.[1]​[2]​ Además todas las conductas derivadas o que tuvieran su origen en un acto de corrupción, pueden también ser punibles. Por ejemplo, al mismo tiempo que se condena la producción de pornografía infantil, se castiga la posesión dicho material por parte de adultos.

  7. El que corrompe a los menores corrompe la sociedad, a los hombres del mañana, para tejer sus redes de corrupción, extorsión y chantaje
    Ya no es cuestión de denunciar sino de exigir a la administración que investigue de oficio, incluso creando unidades especializadas, que está ocurriendo en colegios y seminarios

  8. Que sí , que sí, que todo eso de que la iglesia sobrevivirá…. Que si las puertas del haces…. Que sí. Pero eso no escusa para no denunciar y actuar. Y hay que actuar penalmente: lis obispos norteamericanos toditis ante el juez, madariaga y sus compinches tidutos ante el juez y así en todos el mundo . y denunciar y actuar: ¿quien está a la cabeza de todo esto protegiendo a estos tipejos y a sus encubridores, pirque son su s amiguetes y consejeros y delegados? Bergoglio. Esto ya es un grito que no se puede callar ni eludir por mas tiempo. Bergoglio protege a madariaga y a su grupito y lo mismo en Irlanda y en Alemania (sobre todo, porque poderoso caballetobes don dinero) y en Australia y en Brasil y en tantas partes. Ya no se puede callar, bergoglio es EL problema protector. Hay que mover al.mundo católico (todavía católico) para que grite: vete bergoglio, chate y ni sigas haciendo daño a la Iglesia.

  9. “… se hable de ‘abusos’, pero esté conspicuamente ausente una palabra clave: homosexualidad.
    Aunque se hable constantemente de ‘pedofilia’, hay que aclarar que, en la abrumadora mayoría de los casos, no se trata de niños, sino de adolescentes; y casi siempre varones. Y mientras no se reconozca eso, mientras no se encare con decisión el problema de la infiltración homosexual en la jerarquía eclesiástica, no se conseguirá nada.” Es exacto.
    Al margen de si se utiliza la expresión abusos sexuales u otra (RTVE usó “pederastia” en tiempos de ZP para lo de la iglesia, y otros términos en otros casos) los media jamás precisan, ni entre el clero ni en otros ámbitos, si los abusos sexuales (o la pedofilia o el sexo ilícito con menor) son de tipo heterosexual u homosexual, parece como si esa precisión pudiera constituir una información (o sea una verdad) homofóbica. Pero las estadísticas en los casos del clero son así, en la mayoría de los abusos (81% en EE. UU.) las víctimas eran varones.

  10. El papa Francisco sigue con paso firme sus reformas y estas son la imposición de la teología de la liberación, el pobrismo y del pueblo a toda la Iglesia Universal, para ello necesita cambiar la Doctrina y adaptarla a dichas teologías, ya ha comenzado abriendo el melón con la pena de muerte.

  11. La inmensa mayoría de sacerdotes son íntegros y fieles a su vocación.
    Por eso, el anticlericalismo mundial, airea a los cuatro vientos el escándalo de esta minoría de infiltrados y corruptos, para que todo el mundo meta a todos en el mismo saco haciendo el mayor daño posible a la Iglesia.
    NADIE PUDO NI PODRÁ PREVALECER SOBRE LA IGLESIA DE CRISTO: ESTE ES EL MAYOR MILAGRO Y LA MEJOR PRUEBA DE QUE JESÚS ES EL SEÑOR DEL MUNDO Y DE LA IGLESIA: TODO(S) PASAN Y ÉL PERMANECE.
    Venga: continúen juzgando y condenando, arranquen el trigo con la cizaña; solo conseguirán tempestad en sus almas.

  12. Jose:

    ¿Cómo sabe used que “la inmensa mayoría” de los sacerdotes son íntegros?

    En realidad los datos demuestran lo contrario:

    http://www.usccb.org/issues-and-action/child-and-youth-protection/upload/The-Nature-and-Scope-of-Sexual-Abuse-of-Minors-by-Catholic-Priests-and-Deacons-in-the-United-States-1950-2002.pdf

    Página 28: ¡¡¡Tantos casos de abusos cada año como sacerdotes ordenados!!!

    (entre 1970 y 1980… después baja a cero por el tiempo que necesitan las víctimas para hacerse adultos y atreverse a denunciar, y antes baja a cero por el tiempo transcurrido).

    Esos son los HECHOS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles