PUBLICIDAD

Fallece Gustavo Bueno, el filósofo materialista que condenó el aborto

|

gustavo-bueno-efe

En sus declaraciones públicas, el filósofo no quiso claudicar ante la corrección política en temas como el aborto, la ideología de género o el secesionismo catalán. 

Este domingo ha fallecido a los 91 años el filósofo riojano Gustavo Bueno Martínez. La muerte le encontró en la localidad asturiana de Niembro, tan sólo dos días después de dar el último adiós a su mujer, Carmen Sánchez.

Bueno, uno de los filósofos españoles más destacados del último siglo, llegó a convertirse en el padre del materialismo filosófico en los años 70 y nunca claudicó ante la corrección política, una característica que le convirtió en protagonista de todo tipo de polémicas. Sin pelos en la lengua, diagnosticó la estupidez que padece España como el principal problema del país. De igual forma, en una de sus últimas entrevistas, no dudó en señalar que en España “tenemos el cerebro hecho polvo”.

Marxista y ateo manifiesto, no ocultaba sus simpatías por la Iglesia católica en cuyas enseñanzas había sido educado y afirmaba rotundidad que esta institución había salvado a la razón. En una entrevista a ABC en 2015, defendió que la Iglesia heredó el Derecho Romano y la filosofía griega y les dio un impulso gigantesco que propició la transición de la Edad Media a la Edad Moderna. “¿Cómo que la Iglesia católica es enemiga de la ciencia?”, se preguntaba recordando a Copérnico, Mendel o Lemaître, “todos curas”.

Bueno también tuvo palabras muy duras para Martín Lutero, a quien definió como el principio del mal y el representante genuino del irracionalismo frailuno y del subjetivismo puro y la antítesis del racionalismo. En contraposición al fideísmo de Lutero se encuentra, según el análisis de este filósofo, el catolicismo que otorga importancia a las obras y da mucho más margen a la duda, a la crítica y a la razón.

Como hombre de su tiempo, este filósofo intervino en los debates públicos en cuestiones como la ideología de género, el aborto o el secesionismo catalán. Interrogado en una entrevista en ABC sobre la ideología de género, Bueno señaló: “Como digas algo te llaman fascista. Eso del género yo creo que tiene mucho recorrido, porque para las mujeres es su modo de sentirse víctimas y agruparse. Se parte seguramente de un complejo de inferioridad de la mujer, que quiere resarcirse inventando cosas raras como esa”. Sus declaraciones le costaron no pocas críticas de los movimientos feministas.

Respecto al problema catalán, en una entrevista en Gaceta.es declaró que tras la retórica independentista catalana se encuentra “la miopía política, es decir, ignorancia”. Esta ignorancia se prueba, según Bueno, en el hecho de que los redactores de la Constitución no establecieron como obligatoria, en la totalidad del estado español, la enseñanza de la lengua española o en el hecho de descuidar totalmente la redacción de una Historia de España común a todas las Comunidades Autónomas del Estado.

Este filósofo también se opuso con firmeza al aborto. En una entrevista a Páginas Digitales criticó que se presente el aborto como un derecho de la mujer o un derecho humano y sostuvo que defender el aborto es una forma de defender la esclavitud. Aseguró que considerar que la mujer tiene derecho a su propio cuerpo y a lo que en él se contiene porque es la propietaria soberana de su cuerpo supone asumir un concepto de propiedad “completamente mal interpretado”. “Yo tengo propiedad sobre un automóvil, sobre un terreno, … pero yo no soy propiedad, salvo que sea esclavo, claro”, subrayó, al tiempo que negó que alguien pueda tener propiedad sobre la propia persona o la persona de otro.

En su análisis sobre los argumentos que se esgrimen a favor del aborto, Bueno criticó que se llegue a comparar al embrión con una verruga o con un grano. “Eso ya es intolerable, porque esa “verruga” tiene también un padre. Por consiguiente, no es de la mujer”, fue la conclusión de este filósofo.

1 comentarios en “Fallece Gustavo Bueno, el filósofo materialista que condenó el aborto
  1. Descanse en paz.
    Una persona que defiende el derecho a la vida, desde la concepción hasta la muerte natural, siempre está cerca de Dios, pues reconoce que somos hijos del Señor.
    Podía estar equivocado en algunas cosas -¿y quién no?- , pero siempre he pensado que era una persona extremadamente lúcida y honrada. Rezaré por él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles