“Abierta desobediencia”, la del padre ‘Pistolas’; inválidas todas sus acciones sacerdotales dice arzobispo de Morelia

|

 

Nueva circular suscrita por el arzobispo de Morelia, Carlos Garfias Merlos, sostiene el entredicho contra el padre Pistolas, Alfredo Gallegos Lara, confirmando la suspensión de las licencias ministeriales y todo acto sacerdotal de confección de sacramentos las cuales serían todas inválidas.

En el documento se revelan tres amonestaciones del arzobispado de Morelia; uno, del 21 de noviembre de 2021, cuando Juan Espinoza Jiménez, entonces obispo auxiliar y el vicario José Filemón Tapia, entraron en un diálogo con Gallegos Lara para exhortarlo a corregir sus conductas. Una segunda amonestación vino el 22 de mayo de 2022 sin mayor consecuencia en la corrección de la conducta del sacerdote hasta el 4 de septiembre en la que el arzobispo Garfias confirma la suspensión  del padre Pistolas por conductas irregulares y canónicas que enuncia el comunicado del arzobispado: vocabulario vulgar y ofensivo, calumnias contra el obispo de las cuales no se dice en qué consisten, promoción de remedios y curaciones usando lugares sagrados, incumplimiento en el apoyo económico para las diversas obras y labores de la arquidiócesis de Morelia además de suscitar el escándalo entre los fieles de la comunidad.

<

El 1 de diciembre, Pistolas envió un mensaje a la comunidad confirmando que el arzobispo Garfias ha mandado “varias cartas” en las que, según el presbítero, “me regaña y no soy padre”. “Me sé al derecho y al revés el derecho canónico” afirma el sacerdote en un video en redes sociales en las que, a su parecer, la suspensión decretada debe ser por causa de un delito grave como “cogerse una monja, matar un padre, robarse mucha cantidad de dinero o que sea un escándalo porque muchos padres tienen mujer con hijos…”

Gallegos Lara dice que el arzobispo lo conoce bien al haber sido compañeros por siete años; sin embargo, “he ido cuatro veces a buscarlo y no me ha querido recibir, quién sabe por qué no me quiera recibir, pero yo creo que tiene miedo de decirme algo. ¿De qué me acusa? Como les digo, no me cojo a nadie, atiendo mi parroquia y cinco más… llegaban a confirmarse porque el obispo decía que cerraran las iglesias (a raíz de la pandemia), entonces muchos norteños llegaban y yo sí los recibía…”

Pistolas dirige un llamado al arzobispo de forma directa: “Carlitos, monseñor Carlos Garfias Merlos, ¿Por qué no me oyes? ¿Por qué no me escuchas? ¿Por qué no me recibes? Ora, si no me recibes, ¿cómo me van a suspender? Si me tienen que hacer una acusación formal, el más pendejo del mundo entiende que debe tener un juicio” para que se defienda. Así, Alfredo Gallegos Lara, en el video hecho desde su huerta en Tarimoro dice que cualquier juicio debe comprobar las afirmaciones de acusación e ir a las instancias que, conforme a derecho, deben resolver.

“¿Cómo que puras cartitas?” dice el sacerdote rematando: “Lo peor es que lo subió al internet que yo estaba suspendido y ahí me tienen en todas las televisoras…”

Según Pistolas, el arzobispo Garfias quería una tregua de mes y medio, cosa que debería resolver su situación ante la proximidad de las fiestas de Guadalupe y decembrinas donde hay un gran número de celebraciones y de dispensa de sacramentos que serían inválidos de prevalecer la suspensión.

“Carlitos, te hago un llamado. Recíbeme, vamos a platicar, es elemental y humano… Los padres con los que me mandan las cartas tienen mucha cola que les pisen”, asegura a la vez que esos emisarios son inmorales y criticados, “indignos del sacerdocio y por eso mismo se prestan para estarte fregando. Yo soy uno de los mejores sacerdotes de todo México…”

Pistolas hizo en repaso de las recientes donaciones en efectivo que ha hecho a pueblos pobres para compra de despensas, así como las presuntas sanaciones de enfermos gracias a los remedios que les receta, además del mantenimiento y construcción de edificios religiosos y la recepción de personas que le consultan los fines de semana a las cuales da de comer.

“No tengo nada de qué avergonzarme y estoy confiado de que Dios me va a ayudar” confirmando que muchas personas están rezando por él, entre ellas, doscientas monjas en Morelia, “¿Cómo chingados no me va a ir bien si doscientas monjas están rezando por mi?”, aseguró.

Enseguida, el mensaje que fue distribuido por el arzobispado de Morelia en el que se confirma la suspensión del padre Pistolas, Alfredo Gallegos Lara.

+Mons. Carlos Garfias Merlos,
Arzobispo de Morelia:

A mis hermanos sacerdotes y a todo el Pueblo de Dios que peregrina en la Arquidiócesis de Morelia:

CIRCULAR sobre la retención de licencias ministeriales al Pbro. Alfredo Gallegos Lara, desde el pasado 4 de septiembre de 2022, misma que SIGUE VIGENTE y que le invalida para celebrar los sacramentos y toda actividad sacerdotal.

Se hace pública esta información ante la abierta desobediencia del P. Gallegos Lara, y para responder a todos los interesados.

Pedimos la intercesión de María Inmaculada de la Salud para que nos ayude a caminar juntos y a construir comunión.
+Mons. Carlos Garfias Merlos
Arzobispo de Morelia

Comentarios
1 comentarios en ““Abierta desobediencia”, la del padre ‘Pistolas’; inválidas todas sus acciones sacerdotales dice arzobispo de Morelia
  1. El titular no es correcto: aunque suspendan a un sacerdote, los sacramentos que celebra son válidos. El obispo puede limitar el ejercicio, por lo que de celebrarlos, incurriría en pena grave, pero el obispo nopuede quitar el sacramento del orden…
    Ánimos para el P. Pistolas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *