PUBLICIDAD

Y cada día su contra ‘fiducia’, el Papa Francisco ante el cisma, obispo detenido en Australia, Rupnik calla y las abusadas cantan, el caso Libero en Vaticano, el mal alemán.

|

Hemos celebrado la fiesta de la Cátedra de San Pedro, los andamios cubren el baldaquino y hacen que la basílica se muestre en un estado de intervención. Los andamios son, en si mismos, un espectáculo, por sus dimensiones y por su presencia bajo la cúpula. La Cátedra de Bernini lucía su habitual iluminación de centenares de velas en todo su perímetro y la imagen de bronce del apóstol estaba vestida con sus mejores galas. El paso de los siglos de historia supera las generaciones y nos sentimos envueltos por siglos de tradiciones que empequeñecen las trifulcas de nuestros pobres días.

Cada día cuenta con su oposición a Fiducia Supplicans.  El obispo de Baker, Liam Cary, en el sitio web de la diócesis , escribe sobre la declaración vaticana Fiducia Supplicans. «En marzo de 2021, cuando se le preguntó si la Iglesia podía bendecir las uniones entre personas del mismo sexo, la oficina doctrinal del Vaticano respondió “No”. En su respuesta, que llevaba la firma del Papa Francisco, el cardenal Luis Ladaria afirmó que «no está permitido impartir una bendición a las relaciones que implican actividad sexual fuera del matrimonio», porque una bendición que reconoce la legitimidad de las uniones homosexuales de hecho «aprobaría y alentaría una elección y un modo de vida que no puede ordenarse objetivamente a los designios revelados de Dios».

La firma del Papa aparece también en la Declaración Fiducia Supplicans del 18 de diciembre de 2023, del sucesor del cardenal Ladaria, el cardenal  Fernández. El cardenal Fernández sostiene que el «horizonte» de la enseñanza de la Iglesia ha experimentado «un desarrollo real». El nuevo «contexto» permite «la posibilidad de bendecir… a parejas del mismo sexo sin validar oficialmente su estatus ni cambiar de ninguna manera la enseñanza perenne de la Iglesia sobre el matrimonio».

Una voz diferente sonó desde el Congo. El cardenal Fridolin Ambongo declaró que Fiducia había provocado «una onda expansiva» en África. La Fiducia Supplicans, «no creo que pueda lograrse sin escándalo ni siquiera en la diócesis de Baker. Aquí como en África, si una pareja heterosexual o una pareja del mismo sexo que conviven pidieran a un sacerdote que los bendijera, estarían buscando una señal oficial de aprobación de un comportamiento que la Iglesia enseña que es pecaminoso a los ojos de Dios. Si el sacerdote concede su petición, las sutiles distinciones de la Fiducia Supplicans no impedirán que los espectadores lleguen a la conclusión de que la Iglesia que el sacerdote representa ya no cree como siempre, sino que ahora aprueba las uniones de parejas no casadas».

«Este no es un mensaje que yo, como obispo, quiero que los sacerdotes transmitan en la Diócesis de Baker. Por tanto, de acuerdo con las advertencias del cardenal Fernández, antes citadas, para no crear confusión y con la declaración de los obispos africanos, pido a los sacerdotes de Baker que no bendigan a parejas convivientes conocidas, del mismo sexo o de ambos sexos».  «Siguiendo una sugerencia del cardenal Fernández, el sacerdote debería pronunciar las siguientes palabras: Que Dios todopoderoso,  Padre, Hijo y Espíritu Santo os bendiga con la gracia de alejaros del pecado y creer en el Evangelio. Por mi parte, me alegraría escuchar a un sacerdote decir estas palabras sobre mí cualquier día de mi vida».

No es extraño que nos encontremos con artículos muy duros con el Papa Francisco. El Tucho sigue en silencio y ha sido el propio Papa Francisco el que ha defendido personalmente al primer plano. Valli hizo un comentario desconsolado sobre un ‘pontificado enigmático’. «Pero quizás el error de quienes han criticado y siguen criticando a Bergoglio, hasta el punto de cuestionar su legitimidad tras la compleja dimisión de Benedicto XVI, sea tomar en serio a Francisco. Las limitaciones intelectuales de este Papa son muy evidentes. Desgraciadamente, también deberíamos tener un mínimo de humildad a la hora de aspirar a determinados puestos».  «Los tratamientos reservados a profesores eméritos como Burke o Müller son precisamente el rechazo de cualquier comparación intelectual y, de hecho, la degradación total de cualquier intelectualidad en el contexto católico. Por otro lado, en un mundo tan bárbaro en viejas ideologías como el actual, esto podría ni siquiera notarse».

«La ideología de la Santa Sede, más o menos adornada con los rituales habituales, encaja perfectamente en el coro de calidad mediocre; esa mediocridad que llevó a la humanidad al abismo de un comienzo del siglo XX dramáticamente trastornado por el delirio de la guerra y más allá».  «Los herederos del legado modernista encabezados por el cardenal Danneels, no eligieron a un lúcido defensor, sino más bien a un personaje culturalmente inadecuado, que intentó socavar la fe modernista. Pero con limitaciones obvias. Inmersos en un sinfín de contradicciones y conmocionados por un dilema fundamental: es decir, ese autoritarismo propio de quienes odian toda autoridad». «Para los cristianos hoy más que nunca es el momento de la reflexión personal. La reflexión personal y la oración serán evaluadas por Dios, quizás sea por ellos que tendrá misericordia de la nueva Sodoma, y ​​también de los sumos sacerdotes infieles».

Triste lo que sucede en Australia, por muy esperado que fuera. La  policía australiana acusó de violaciones y atentados indecentes al obispo emérito Christopher Alan Saunders, uno de los líderes católicos más conocidos en la lucha contra los delitos sexuales en el país. La policía dice que el prelado fue acusado de 14 cargos de agresión indecente y cargos de penetración sexual sin consentimiento, término legal para referirse a la violación. El obispo de 74 años, deberá presentarse ante el tribunal, y se enfrenta a tres cargos de «comportamiento indecente con un niño» de entre 16 y 18 años. Saunders presidió la diócesis de Broome, una región costera del noreste de Australia con comunidades aborígenes remotas, durante más de 20 años. Dimitió en 2020 cuando la prensa local difundió los primeros informes de abuso sexual. La pregunta de siempre, se queda siempre en pregunta sin respuesta,  es quien nombra a estos obispos que se imponen a los fieles ‘en nombre de Dios y de la Sede Apostólica’ y quien los mantiene. O nos gobiernan inútiles, que no se enteran de nada, o son cómplices, muchas más opciones no hay.

Un «minisitio», así se presenta, para contar la historia de la experiencia de peregrinación a las cuatro basílicas papales. Se llama » De turista a peregrino» y es una iniciativa del Dicasterio para la Comunicación de la Santa Sede.  Las figuras de santos y artistas, cuyas vidas y obras han dado forma a estos lugares simbólicos, dan la bienvenida a quienes acceden al lugar y los invitan a «sentarse a la mesa con ellos».

Los vetero católicos,  que se separaron de la iglesia después del Vaticano I, se quejan de que Schönborn dijo que no deseaba a la Iglesia católica en Alemania «el destino de la antigua Iglesia católica» y han escrito al cardenal.  “Refiriéndose a su entrevista COMMUNIO, los dirigentes de la antigua Iglesia católica de Austria expresan su asombro a través de una sección de entrevistas”. “¿Qué destino pretenden concretamente aquí?”.

Está en todos los medios la rueda de prensa de loria Branciani y Mirjam Kovac , una italiana y otra eslovena,  dos presuntas víctimas del padre Marko Rupnik que dieron la cara y contaron sus historias.  Los informes anteriores eran anónimos o seudónimos . Ahora estas dos mujeres hablaron en rueda de prensa. La petición es que se desmorone el muro de goma . «Lo que queremos es que se reconozca la verdad, el mal que hemos sufrido, y que también se nos dé visibilidad a nosotros porque somos muchos pero nos piden silencio, que desaparezcamos de alguna manera. Nos desacreditan y ya no es aceptable». El sacerdote fue excomulgado en 2020, sentencia que luego fue retirada al cabo de un mes debido al arrepentimiento mostrado. El decreto de excomunión había sido emitido por la Congregación para la Doctrina de la Fe por «absolución de un cómplice de un pecado contra el Sexto Mandamiento».

Un artículo de hoy resume el caso Milone, que no podemos permitir que se olvide. El cardenal Pell contrató los servicios de un profesional de alto nivel, Libero Milone, para el oficio de Audiror de la Santa Sede. Tenía una carrera dentro de la firma Deloitte, fue miembro de la dirección central de este grupo y dirigió la sucursal italiana. Pell había hecho saber que Milone sólo sería responsable ante el Papa y que tenía total libertad para controlar las finanzas y la gestión de todos los dicasterios: “total autoridad e independencia”.  Cuando quiso ver lo que estaba sucediendo en la Secretaría de Estado, encontró una resistencia frontal que desembocó en el terrible “juicio Becciu”, cuyas consecuencias aún son imprevisibles.

No hicieron falta más de tres meses para que Libero Milone, nombrado por el propio Papa el 5 de junio de 2015, sospechara que los ordenadores de su oficina habían sido espiados y pirateados. Pide a una empresa externa que lo verifique. Éste será el pretexto de la acusación que se le hará. En junio de 2017, fue objeto de una redada policial: su oficina fue registrada. Entendámoslo claramente: la policía vaticana está registrando la oficina de una personalidad de alto rango, una parte esencial del sistema financiero de la institución, un hombre designado por el Papa y que en principio depende únicamente de él. Al día siguiente, 18 de junio, Libero Milone fue detenido e interrogado por la policía durante doce horas. Recibió una orden de dimisión, justificada, según le dijeron, por una investigación que duró siete meses.

Quarracino ofrece unas reflexiones sobre el drama del aborto y sobre la actitud del Papa Francisco. «El silencio de Bergoglio sobre el genocidio del aborto a lo largo de su pontificado es espantoso y abominable, hasta el punto que él mismo reconoce que no sólo no figura en su agenda, sino que ni siquiera se registra como un drama de nuestro tiempo. Se ha coqueteado durante tanto tiempo con la legalización y normalización de la homosexualidad en la Iglesia y con la desmasculinización del Cuerpo de Cristo que el genocidio prenatal les resulta completamente indiferente».

«Un genocidio aterrador y repugnante que mata a los seres humanos más inocentes e indefensos de todos y que ha ido aumentando a un ritmo cada vez más rápido desde principios del siglo XXI: en 1995 los abortos en el mundo alcanzaron los 26 millones y en 1999 los 46 millones , en 2014 alcanzaron los 56 millones, y en 2021 los 73 millones. En rigor, un genocidio y una masacre satánica».

En once años de «pontificado» tenemos una pasividad e inacción casi absoluta, salvo definiciones esporádicas y casuales contra el aborto formuladas en entrevistas informales, ruedas de prensa aéreas, cartas privadas, etc. Oficialmente, como política del Estado Vaticano, nada de nada». «Una actitud indigna, condenable y reprobable, pero coherente con su actividad como poeta-bufón de la baronesa Lynn Forester de Rothschild y con su amistad con el clan Soros, para el que la legalización de la pena de muerte prenatal y el genocidio producido es el sine qua non de su proyecto globalista».

Y terminamos con la iglesia Alemana, no se nos puede olvidar que hay buenos católicos en Alemania y que son los primeros en sufrir la situación y cantar las cuarenta, mucho más que el Vaticano, o que el Papa Francisco, a sus obispos. El número de los que dejan de pagar cada año el impuesto religioso ha hecho saltar las alarmas y son muchos los que piensan que es el centro del problema, en el fondo discutimos quien controla la cuenta. Llama la a atención la falta de preocupación por otros temas, como quien se acerca a no a comulgar, una vez perdida la fe, solo queda la bolsa y aquí hablamos de una sustanciosa bolsa.  La periodista Dorothea Schmidt cuenta por qué abandona el camino sinodal de la Iglesia alemana «para evitar participar en estos actos cismáticos». «Ya no puedo participar en un Sínodo que claramente conduce a un cisma en la Iglesia católica alemana».

Los obispos y sacerdotes alemanes están bajo el control de un sistema enfermizo.  La elección es: morir de hambre o permanecer unidos a Roma. Está claro que los laicos alemanes quieren cada vez más poder y gestión de las estructuras eclesiásticas. Basta ir a las parroquias para ver que el sacerdote es simplemente quien dice misa -cuando tenemos suerte-, pero toda la administración está en manos de secretarios.  Parece que alguien no quiere darse cuenta de que en Alemania hay obispos, sobre todo Batzing, que se preocupan más por su bolsillo y están dispuestos a complacer los caprichos de los laicos alemanes que quisieran protestantar la Iglesia católica. La solución, sin embargo, no es enviar cartas sino intervenir como se hizo con los obispos que habían hecho cosas mucho menos graves que socavar la comunión con Roma, es decir, destituyendo a estas personas y nombrando prelados que son católicos.

«Si vuestra justicia no es mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos».

Buena lectura.

 

 

GERMANIA. I VESCOVI TEDESCHI PIÙ INTERESSATI AL DIO DENARO CHE ALL’UNITÀ CON ROMA

«Mi sono dimessa dal Sinodo tedesco per non avallare lo scisma della Chiesa»

Il Genocidio dell’Aborto e il Silenzio Complice di Jorge Mario Bergoglio. Quarracino

Autour du procès Becciu : Libero Milone : déni de justice au Vatican ?

Eccellenze, Parlateci dei Comandamenti, e Lasciate la Psichiatria agli Specialisti…Lettera da Verona.

Le ex suore che accusano padre Marko Rupnik: «Il Vaticano faccia chiarezza, ci costringeva a rapporti a tre»

Australia: Obispo jubilado acusado de delitos sexuales contra niños

Falsi Miti di Progresso. L’Uomo sotto Attacco. Roma, 24 Febbraio, Teatro Italia.

Los viejos católicos están asombrados por las declaraciones del cardenal Schönborn

Pellegrinaggi: il Dicastero per la comunicazione lancia il sito “From tourist to pilgrim”

Un Obispo Australiano Es Acusado De Delitos Sexuales

Gli Abusi di Rupnik, le Testimonianze Choccanti delle Vittime. Oggi, Fede & Cultura, YouTube 15.30.

La fine del Cattolicesimo?

Benedire o non benedire. Il vescovo di Baker rifiuta Fiducia Supplicans.

Comentarios
1 comentarios en “Y cada día su contra ‘fiducia’, el Papa Francisco ante el cisma, obispo detenido en Australia, Rupnik calla y las abusadas cantan, el caso Libero en Vaticano, el mal alemán.
  1. Aquí está la clave, gracias Specola: «deberíamos tener un mínimo de humildad a la hora de aspirar a determinados puestos». Simplificado, la humildad es puerta de entrada sine qua non. Y sigo preguntándome cómo es que eligieron a JB, ¿le creyeron al escritor mercenario de El Jesuita? Nada en su historia podía indicar otra cosa que un fracaso renovado salvo un milagro que no se dio. Ante eso, alguien con un mínimo de conciencia renunciaría, lo mismo que el cardenal Trucho. Pero el poder corrompe el espíritu de los que no tienen la necesaria virtud de la magnanimidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *