PUBLICIDAD

¿Fin del holocausto del aborto?, los tres pilares católicos, entre la luz y la oscuridad, el compañero mártir de Juan Pablo II.

|

La noticia muy gozosa de hoy es, sin duda,  que la Corte Suprema de los Estados Unidos anuló la sentencia Roe vs Wade de 1973 que allanó el camino para la legalización del aborto.  Nos parece fundamental la argumentación en más de doscientas páginas de la sentencia.  Proteger a los no nacidos y su derecho humano inalienable a venir al mundo es la primera y más importante tarea que debe realizar un Estado civil, por el bien de la sociedad, de todas las mujeres y de los niños mismos. Indudablemente, con esta decisión se convierten en modificables todas las leyes que nos presentan el aborto como intocable. La lucha por la vida ha tenido resultados en la potencia más poderosa del mundo y esto lleva a poner en discusión todas las leyes de nuestros países nacidas a su sombra El enfoque también es interesante ante una Europa que empuja por el derecho al aborto a través de resoluciones vinculantes que no lo son y una forma de presión a los estados miembros.

El aborto provocado es la lacra más inhumana y salvaje de nuestro tiempo, ante las que todas las demás oscurecen, Juan Pablo II lo llamó  «El nuevo Holocausto».  Pasaremos a la historia como pueblos salvajes que disfrutaban con la muerte de inocentes y la pretendían convertir en un derecho.  En 2021, se han practicado 42,6 millones de abortos voluntarios en el mundo,  8,2 millones de personas murieron por cáncer, 5 millones por tabaquismo, 1,7 millones por VIH/SIDA, 1,3 millones por accidentes de tráfico y 1 millón por suicidio. Los abortos representaron algo más del 42% de todas las muertes humanas en 2021, las muertes mundiales por coronavirus en 2021 fueron de unos 3,5 millones. Idaho, Tennnessee y Texas han aprobado de forma automática la prohibición del aborto y la creación una institución dedicada a la investigación sobre derechos reproductivos:  «Texas es un estado en favor de la vida» y que siempre luchará «para salvar todos los niños de la devastación del aborto».

El histórico fallo de la Corte Suprema de los Estados Unidos responsabiliza a los estados individuales de la Unión de decidir si legalizar o no el aborto.  . El comunicado de prensa emitido por la Academia Pontificia para la Vida parece ‘demasiado’ equilibrado: “Es un tiempo de sanar heridas y reparar divisiones sociales; es un tiempo de reflexión razonada y diálogo civil, y de unirnos para construir una sociedad y una economía que sostenga el matrimonio y la familia, y donde cada mujer tenga el apoyo y los recursos que necesita para traer a su hijo a este mundo con amor”.

No es menos dramático el informe de ‘Puertas Abiertas’,  sobre la persecución de los cristianos en el mundo, este año lo dedica a los cristianos obligados a abandonar sus hogares, desplazados a la fuerza de sus tierras. «Las dinámicas muy complejas y múltiples que obligan a las personas a irse por motivos religiosos reciben poca atención».  El mayor número de desplazados cristianos y refugiados se registra en 27 estados, todos ellos entre los 50 donde la persecución contra ellos es más dura. En África subsahariana, los principales culpables de la huida masiva de cristianos son los grupos yihadistas afiliados a Al Qaeda e Isis, ahora activos en al menos 15 países.

Interesante artículo sobre los tres «pilares» del catolicismo: la Escritura, la Tradición y el Magisterio. Todos son necesarios; todos están mutuamente involucrados; ninguno de ellos es absoluto, en el sentido de que pueden ser considerados como mayores en conjunto, en todos los aspectos, de los demás. Cada uno es el primero, pero de una manera diferente.  Los protestantes ensalzan las Escrituras, los ortodoxos orientales, por el contrario, exaltan la Tradición. El «más interesante es el tercer grupo: los llamaré católicos reduccionistas (aunque también pueden identificarse como católicos magisteriales o católicos hiperpapalistas, etc.). Estos exaltan el Magisterio -y, en la práctica, el oficio pontificio- considerándolo por encima de la Escritura y la Tradición, para que se convierta en el único principio por el cual podemos llegar a conocer la verdad». «Llegan a afirmar que  nunca sería posible impugnar las afirmaciones del Magisterio sobre la base de la Escritura. y Tradición».

La exaltación del Magisterio acaba por anular el Magisterio de los papas y concilios anteriores. Se convierte en el «magisterio del momento». «El católico romano, al menos idealmente, es el que argumenta que los tres pilares son fundamentales. Cada uno ilumina al otro y nadie puede existir sin el otro. Cada uno de ellos es lo que es, sólo que en los demás y por los demás».  El problema surge en áreas donde el Magisterio podría caer en error, y el problema es cuando la gente dice algo como, “No me importa lo que diga la Escritura acerca de A, B y C; el papa Francisco dice X, Y y Z, y eso es lo que debemos seguir”. O «Las Escrituras parecen decir ABC, pero Francisco dice que significa XYZ, así que eso es lo que debe significar». O: «No importa si la Iglesia ha creído o ha hecho continuamente A, B y C; Francisco ha emitido un motu proprio que dice que debemos creer o hacer lo contrario, y este es el final del asunto”. “Roma locuta, causa finita” no puede significar “Roma ha hablado; la Biblia y la tradición de la Iglesia son irrelevantes”.

Tosatti nos invita a la lectura del libro de Guido Vignelli. ‘La lucha entre la luz y la oscuridad. En los orígenes de la teología cristiana de la historia’. «Uno de los errores más graves de nuestro tiempo consiste en creer que los hechos humanos son ajenos a los factores religiosos, especialmente a los de origen sobrenatural, y que toda la historia depende únicamente de factores meramente terrenales y temporales, como la cultura, la ciencia, la tecnología, la política y la economía». Se centra en interesantes preguntas:  ¿quién cree ahora en la “civilización moderna”, que nos ha llevado a un callejón sin salida? ¿Ahora quién cree en las revoluciones comunistas, que han producido miseria y esclavitud? ¿Quién cree en el progreso tecnológico, que contamina la naturaleza y esclaviza a los pueblos? ¿Quién cree más en el progresismo cristiano, que ha reducido la Fe a sectas posmodernas como la ecologista?

No es raro en estos tiempos ver noticias en las que molesta el sonido de las campanas, acusadas de perturbar la paz. Es obvio que este es el signo de la pérdida total del sentido, incluso acústico, de lo que representó el catolicismo en nuestras  ciudades y pueblos.  El encanto de las campanas lo encontramos en tantos poetas, en el paisaje sonoro de la ciudad, al perder el sentido del sonido de las campanas, hemos perdido una parte importante de lo que nos unía a lo que antes podíamos definir como una fe común.

Hombre desnudo se lava  en una fuente de via Candia, a tiro de piedra del Vaticano. El hombre  tenía antecedentes penales por delitos contra la persona y la propiedad y por posesión de herramientas ofensivas. Esta mañana será juzgado por el delito de actos obscenos en lugar público, agravado por presencia de menores, y por resistencia a funcionario público.

La Federación Nacional de Órdenes de Químicos y Físicos se ha concedido el título de ‘químico honorario’  al Papa Francisco»por su cercanía a las Ciencias Químicas como fundamento de las actividades encaminadas a la protección y salvaguarda del medio ambiente, por su compromiso de crear un ecosistema ecológico universal conciencia que determina un vuelco y que conduce al progreso científico, productivo y tecnológico capaz de conjugar la sustentabilidad social con el aprovechamiento equitativo y universal de los recursos del planeta”.

Desde hace unos días, en la basílica romana de San Bartolomeo all’Isola, santuario de los «Nuevos Mártires» del siglo XX, se conserva una carta manuscrita de Karol Wojtyła a la familia de Szczęsny Zachuta, sobre un compañero  del seminario clandestino de Cracovia. Zachuta, que ayudó a los judíos, fue capturado y finalmente fusilado por los nazis, es una carta autografa de 1958. En el Gran Jubileo de 2000, Juan Pablo II dijo en el Coliseo: «La experiencia de la Segunda Guerra Mundial y de los años siguientes me llevó a considerar con agradecida atención el brillante ejemplo de quienes, desde los primeros años del siglo XX hasta su final, experimentaron persecución, violencia, muerte, por su fe y por su comportamiento inspirado en la verdad de Cristo. ¡Y hay tantos! Su memoria no debe perderse, al contrario debe recuperarse de manera documentada”.

Juan Pablo II recuerda a su compañero de seminario en el libro Don y Misterio: “El lugar de mi ordenación fue la capilla privada de los arzobispos de Cracovia. Recuerdo que durante la ocupación iba a menudo allí por la mañana a ayudar al Príncipe Metropolitano durante la Santa Misa. También recuerdo que durante un tiempo vino conmigo otro seminarista clandestino, Szczęsny Zachuta. Un día no apareció. Cuando después de misa pasé por su casa en Ludwinow, supe que durante la noche se lo había llevado la Gestapo. Inmediatamente después, su apellido apareció en la lista de polacos destinados a ser ejecutados. Ordenado en esa misma capilla que tantas veces nos había visto juntos, no podía dejar de recordar a este hermano en la vocación sacerdotal que de otra manera Cristo había unido al misterio de su muerte y resurrección”. Se desconoce el lugar del entierro de Szczęsny y  sus sobrinos pidieron que la carta se guardara en la basílica de San Bartolomeo, que “se convertiría en su tumba simbólica en un lugar especial, dedicado a la memoria de los mártires del siglo XX por su amigo Juan Pablo II”.

“¿Cómo he merecido yo que venga a mí la madre de mi Señor?  Apenas llegó tu saludo a mis oídos, el niño saltó de alegría en mis entrañas”.

Buena lectura.

Papa Francesco “Chimico onorario”. Il riconoscimento dagli Ordini professionali italiani

Uomo nudo si lava nella fontanella e minaccia passanti e bambini con un chiodo

Aborto negli Stati Uniti, non c’è più un obbligo costituzionale. Qualche analisi

La Chiesa profuga: cristiani in fuga dalle loro terre

La lettera di Wojtyła sull’amico seminarista ucciso dai nazisti

Il suono delle campane, un senso da recuperare

Corte Suprema USA, Aborto. Il Comunicato della Pontificia Accademia per la Vita

Comitato No 194. Il 2 Luglio Presidi anti-Aborto in tutta Italia, davanti agli Ospedali.

Kwasniewski. I Tre Pilastri del Cristianesimo. Il Vantaggio di Tenerli Uniti.

La Corte Suprema de Estados Unidos revoca la sentencia Roe vs Wade sobre el aborto. Ahora también en Italia

Guido Vignelli. La lucha entre la luz y las tinieblas

Domina Mea. Preghiera di consacrazione alla Madonna. Spartito e Video. Porfiri.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.