Infovaticana
Paneles solares antes que salvar vidas
Cartas desde Praga

Paneles solares antes que salvar vidas

Peter Kopa
9 Junio, 2016

Del 30 de Noviembre al 11 de Diciembre del 2015 tuvo lugar en Paris la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático. Hasta el 2020 se invertirán 29 mil millones de USD en este sector, en los países pobres, que significa jugosas ventas de equipo técnico para generar energía a partir del viento y del sol. Los compromisos de aportación de las naciones líderes se hacen con cargo al dinero a ser recabado por impuestos.

Este problema es triple: no sólo se condena indirectamente a la muerte  a mucha gente afectada de enfermedades curables, porque  se considera que el clima es más importante que miles de vidas, sobre todo de ninos, sino que el cambio climático mismo es algo científicamente poco definido. Por ejemplo, el calentamiento global no se debe a la emisión de CO2 ocasionada por el hombre, sino a las oscilaciones de radiación del sol. Además, lo que más frena el calentamiento o el enfriamiento de la superficie son las nubes y el vapor de agua presente en la atmósfera.  Y en tercero lugar,  estas alocaciones de dinero en los países en desarrollo se presentan como una ayuda, si bien nadie se ha molestado en corresponder a los deseos de los pobres, claramente manifiestados en una encuesta a 8 millones de personas, organizada por MY World en 2015: antes que paneles solares prefieren  la curación de sus males y el suministro de agua potable, trabajo, alimentación e infraestructura. Y así, la lucha contra el cambio climático acabó en el último lugar.

Todavía hoy  mueren anualmente de hambre millón y medio de ninos en las zonas más pobres del mundo, donde viven 1,2 mil millones de personas en extrema pobreza, bebiendo agua contaminada.

Una fundación india –Neha Raykara a Ramanana Laximarayana – ha terminado recientemente un estudio con el fin de determinar la suma de dinero que haría falta anualmente para que hasta el 2025 se salven de la muerte por malaria la mitad de las víctimas de esta enfermedad: cada ano se podrían salvar  300.000 vidas humanas a un costo de 570 millones de USD, que equivale al 0,57 por ciento de los cien mil millones que se han presupuestado para en totalel cambio climático.

Los ciudadanos de los países ricos tendrían que tener un espíritu más crítico en torno a este y otros temas afines, porque los gobernantes y las organizaciones internacionales les van lavando el cerebro, hasta conseguir un rebano de ovejas dóciles, que dan su leche y su lana sin protestar. También aquí, la fuerza del ´mainstream´ es grande, y pocos consiguen nadar contra la corriente.

Peter Kopa


ONE COMMENT ON THIS POST To “Paneles solares antes que salvar vidas”

  1. Por supuesto que el uso de renovables es mucho más importante que por ahorro energético y reducción de emisiones, es que además va a favor de la salud de las próximas generaciones. Poca gente sabe que las muertes por contaminación son 200 veces más que las que ocasiones todas las guerras que existen actualmente. Es como para tenerlo en cuenta. Autoconsumo solar ya.