Infovaticana
La Santa Cena a su casa
El Olivo

La Santa Cena a su casa

El Olivo
16 julio, 2017

Artículo publicado hoy en el Diario Ideal, edición de Jaén, página 29

Leo en las páginas de nuestro diario que el alcalde ha visitado las obras de la futura residencia para jubilados, que el colegio oficial de enfermería de Jaén, está levantando en el barrio del norte de la ciudad.  Hace cinco años lleva abierta la residencia de ancianos de la Virgen de la Caridad y Consolación, situada en el mismo entorno urbano, donde están celebrando una gran noticia tanto para los residentes, como para los hermanos de la cofradía de la Santa Cena.

Desde su fundación, la hermandad de Jesús Salvador en su Santa Cena y María Santísima de la Caridad y Consolación, que el año próximo cumple su vigésimo aniversario, tenía en sus proyectos construir una iglesia para sus imágenes titulares y una residencia de la tercera edad adjunta. Aquellos sueños de hace veinte años hoy, en el caluroso verano actual, se han cumplido de modo canónico. El obispo actual  ha firmado el decreto de traslado desde la parroquia de San Félix de Valois hasta la iglesia parroquial de San Juan Pablo II de todas las imágenes y enseres propios de la cofradía.

La iglesia dedicada a San Juan Pablo II se construyó con las dimensiones y medidas aptas para que los tronos que portan a la Santa Cena y a la Virgen de la Caridad y Consolación, pudieran salir y entrar procesionalmente por las calles del barrio del norte de Jaén, y  sirvieran para evangelizar desde la base cofradiera a las nuevas familias asentadas en las calles que entran dentro de la feligresía del papa santo, que tanto hemos conocido, cuya estatua se yergue en uno de los parques anejos.

La junta de gobierno de la hermandad ha conseguido hacer realidad la ilusión de aquel caluroso verano de 1998: disponer de la residencia de ancianos para atender a un número elevado de personas que buscan pasar sus últimos años recogidos y atendidos como se merecen, y rendir culto a Jesús en su Santa Cena, y a su madre en la advocación de la Caridad y la Consolación.

La fundación que sustenta la residencia de ancianos se encuentra muy contenta, porque, a partir del Domingo de Ramos de 2018, la procesión saldrá y se recogerá en la iglesia adjunta, cuyo titular fue San Juan Pablo II, el Papa a quien quería todo el mundo, como le cantaban los millones de católicos que concentraba en su alrededor durante los viajes apostólicos realizados a lo largo y ancho del mundo conocido.

Ahora mismo se está trabajando para organizar el traslado de las sagradas imágenes, con el fin de que sea un acto de culto público a la Eucaristía, sacramento central y cumbre de la vida de todos los católicos, según nos proclamó el Concilio Vaticano II.

Desde el calor atosigante que sufrimos en nuestro Jaén, felicito a la junta de gobierno y animo a todos los hermanos de la Santa Cena a sumarse a los actos que una vez organizados serán dados a conocer oportunamente con todo lujo de detalles.

No tengo más remedio que acordarme de varios amigos de la Santa Cena que colaboraron con la hermandad desde sus inicios, y que hoy no están con nosotros. No deseo destacar a ninguno en particular, pero todos ellos desde el Reino de Dios estarán frotándose las manos de alegría por saber que la procesión titular saldrá ya siempre desde la iglesia parroquial  de San Juan Pablo II, terminando su periplo por las dos sedes canónicas anteriores, en la que nació y en la que adquirió la potestad de salir por las calles de Jaén cada Domingo de Ramos por la tarde.
                                        

El Olivo