PUBLICIDAD

Hastío en la Archidiócesis de Madrid, son jóvenes no idiotas, los vicarios ya están colocados en la fila, la Real esclavitud de la Almudena, el principe Cobito, extraña los dulces del emérito, Osoro sigue desmemoriado

|

En breve vamos a comenzar un nuevo curso, la inmensa mayoría de los compañeros sacerdotes con los que he ido compartiendo estos días de agosto lo comienzan con hastío, muy preocupados con la vida de la Iglesia diocesana y universal, no es para menos.

Los casi nueve años del peregrino Osoro han dejado a la Archidiócesis de Madrid con sus arcas económicas temblando y su celo apostólico reducido a bendiciones al aire como venía sucediendo por ejemplo en la misa de la familia o en el vacío absoluto del cierre de la etapa diocesana del sínodo de la sinodalidad. Falta celo apostólico, un término que ni siquiera se escucha, pero básico en la vida de un cristiano, y lo sacerdotes lo somos. Los sacerdotes arrancamos hastiados y el fiel pueblo de Dios nos lo nota y se resiente, esto es la realidad en Madrid lo demás es postureo de verano.

Las expectativas de que esta deriva en la que Osoro metió a la Archidiócesis de Madrid destruyendo lo que con tanto esfuerzo y celo apostólico se había levantado no son muy optimistas. Cobito ha formado parte durante años del equipo de gobierno de Osoro, y aunque ahora le haya traicionado para alcanzar el ascenso, ha sido durante todos estos años corresponsable del desgobierno que todos hemos sufrido y ha sido participe del mismo. Ryder es eso un dibujo animado, que al verlo unos niños, lo han idealizado convirtiéndolo en un líder eclesiástico de dibujo animado, vamos, de fantasía. Cobito conoce Madrid, y los curas conocemos quién es y cómo piensa este progre con mitra, por cierto mitra que no le gusta un pelo pero que se la pone porque sabe que va unida a los galones.

Entre el clero no esperamos ni a corto, ni a medio ni a largo plazo una mayor respuesta de Fe de nuestro actual Arzobispo que la que todos conocemos y hemos visto hasta ahora. Le conocemos y conocemos que en muchas ocasiones, siendo todavía sacerdote, en público y en privado, ha puesto por delante la ideología relegando a un segundo plano la Fe de la Iglesia.

Quiere trasmitirnos que él va a ser un párroco más de una gran parroquia que se llama Madrid. Se limitará a administrar los sacramentos correspondientes al gorrito episcopal y a gobernar sin que se note que es él quién gobierna, por si vienen mal ‘dadás’. Porque si una cosa muy mala tienen los progres, es que son muy clericalones, mucho más que los que nos consideramos conservadores y a mucha honra.

Honra, porque de eso se trata, de conservar la fe revelada.

Y que vendrán mal ‘dadás’ es claro. El caso fundaciones no ha terminado ni mucho menos, y antes o después salpicará a Cobito de lleno, porque a pesar de lo que ha ido vendiendo a Roma, él sabe que las cosas no son como las ha contado en la Ciudad Eterna. Osoro era el Arzobispo y a él apuntaron hasta que lo dejaron tocado y hundido, pero en el mismo mar está el barco de Ryder que sabía perfectamente la estrategia de Osoro, la compartía, la apoyaba y la bendecía desde su auxiliaridad. Por eso lo veremos no tardando de nuevo en los periódicos y en los tribunales exactamente igual que nuestro anterior Arzobispo.

No olvidemos que Cobito firmó algunas cosas siendo miembro de la Molina Padilla y que conocía de primera mano la situación de todas las Fundaciones porque había leído el informe de la Consultora PWC sobre la situación de las mismas, informe que conocía a través de los Informes Ejecutivos realizados por el equipo de la Delegación Episcopal y que estuvo de acuerdo con las decisiones unánimes que se tomaron en las Fundaciones Santísima Virgen y San Celedonio y en FUSARA siendo gran entusiasta de la transformación del Patrimonio de ambas que no se vendió sino que se proyectó una operación de transformación de los bienes dotacionales en otros bienes más seguros y más rentables para las Fundaciones. Veía en los Proyectos de la Ciudad de la Misericordia y el nuevo proyecto Socioeducativo de la Fundación Fusara la proyección de un trabajo y de una misión eclesial muy importante para la Archidiócesis de Madrid en una zona nueva como es El Cañaveral. Ya verán ustedes, tiempo al tiempo.

Con un lenguaje mediocre ha querido ser uno más entre los jóvenes en la Jornada Mundial de la Juventud celebrada en Lisboa. Como si los jóvenes fuesen idiotas y esperasen de su arzobispo que les hablase igual que hablan ellos entre ellos mismos. Los jóvenes no necesitan que sus padres, sus maestros, sus entrenadores, sus jefes, … y mucho menos sus obispos les hablen como si fuesen uno de ellos. En primer lugar porque no somos uno de ellos y lo más importante porque no esperan que seamos uno de ellos, de nosotros esperan algo más, no más de lo mismo. Vamos lo que cualquiera de nosotros decimos en la primera reunión de catequesis a los padres de primera comunión “ser padres de vuestros hijos, no amigos”.

Sus frases de Arzobispo guay: “María, cuando tuvo miedo, no se quedó en su casa metida viendo Instagram”, “Al loro para reconocerle”, “la JMJ es un chute increíble para perder la vergüenza y no pensar que soy un friki”.

Ryder el Arzobispo patrullero de Madrid quiere ser súper chachi guay y bro con los jóvenes y así se lo expresó en las pocas palabras que les dedicó en la Jornada Mundial. Mientras el auxiliar Vidal acompañó a los jóvenes desde el principio Cobito, como buen príncipe de la Iglesia, llegó para los actos centrales en plan aquí estoy como uno más no os preocupéis. Dio su speech, porque aquello no fue una catequesis, en mangas de camisa remangada para dar la impresión de que él es uno más, como un gran párroco. Dejó la filetata en Madrid con la intención de no asustar a los jóvenes, una vez más como si estos fuesen estúpidos. Oye bro, a ver si en Roma cuando te den el capelo también vas en mangas de camisa. A qué no hay cullons ¡eh bro!

Perdón por mis lectores que no se merecen este lenguaje vulgar, pero parece que es el que entiende el descamisado.

Julio y principios de agosto, el nuevo, los ha dedicado ha recibir a todos los vicarios episcopales. Ya ha dicho a varios que adiós muy buenas y que para la Almudena sonarán campanas. El vicario general seguramente aterrice en la parroquia de la Concepción de la calle Goya que ya se ha pedido que la dejé libre el actual párroco. Se lo ha dicho a los Juan Carlos que ya habían presentado la dimisión con Osoro, se conoce que para hacer el paripé, en lugar de presentarla como hombres hechos y derechos, que cumplen lo que dicen. Merino, mi vicario, lo pregonó por toda la vicaria en su momento y Vera ya antes de lo de la próstata. Juan Pedro Gutiérrez no es santo de la devoción de Cobito así que ya está haciendo la maleta por razones evidentes. José Luis Diaz es miembro vitalicio de la patrulla canina de la que Cobito hace de líder así que a ese no se le toca a no ser que sea para poner a un patrullero aún peor, que haberlos haylos. A Óscar Aguado lo mantiene porque ha caído bien en Vallecas y no está amortizado y como es tan camaleón como el Arzobispo, éste ni lo ve. Ángel Camino sale rapidito, la excusa la edad, la razón el asunto Venezuela y que en su vicaria a los que hay que integrar es a los sacerdotes españoles por su escasez. Gabriel Benedicto aguantará un poco más, haciendo de tripas corazón, siempre y cuando siga disimulando que es un Kiko de pies a cabeza. Pancho ha toreado a las hermandades de la Macarena y el Gran Pobre, aunque el Apocalipsis lo vomitaría por tibio, ese es el perfil que le va a Cobo así que se queda un tiempo.

Lo del canciller-secretario Alberto Andrés es Vox populi, bye bye.

El jesuita Royón se lo quita de encima porque si no eso sí que sería hacer el friki de verdad, pero cuidado que nos puede caer la monja, digo yo que alguien le advertirá de que él canon 478 del Código se lo impide, esperará deseoso que pronto llegue un Motu Propio que lo permita. A Roberto Serres ni qué decir que se va, porque bastante irregular ha sido en un canonista ser vicario y decano al mismo tiempo, y más con el polvorín que hay en San Dámaso. Gil se va, no quiere nada de nada, sopitas y buen vino que lleva mucho de Vicario entre Rouco y Osoro. Josito sigue medio enfermo, medio brazo de mar pero como este Arzobispo que nos cayó es de su agrado, va a intentar aguantar un poco hasta que dé un nombre para sustituirle que Cobo acepte, no olvidemos que él sólo está si el Arzobispo piensa como él sino le presenta la dimisión como ya hiciera con Rouco abandonando el consejo presbiteral o se niega a ser canónigo como ya hiciera con Osoro porque él en lo que no cree, no quiere estar; como los niños del colegio. Javier Cuevas sin comentarios, para qué.

En la economía pondrá por encima de José Luis Bravo alguien que sepa mandar, gestionar y de paso vigile a este ecónomo, será un sacerdote.

Pero ahora sí, los que se van o les echa lo hacen sin más gloria que la de haber sido vicarios episcopales en el gobierno más nefasto que hasta la fecha se conoce en nuestra Archidiócesis de Madrid, el de Osoro el peregrino. Y los que se quedan me da a mí que van a tener la gloria de haber participado en dos gobiernos nefastos.

La pasada Dana ha causado daños en muchos municipios de la Comunidad de Madrid, entre ellos en El Álamo. Hay un gran deseo de poner en marcha una iniciativa en coordinación con la vicaria para el desarrollo humano integral y la innovación con el fin de recaudar fondos por si el chalet que se encuentra en dicho municipio y al que suele acudir nuestro Arzobispo de Madrid y príncipe electo a descansar se hubiese visto afectado por tal fenómeno atmosférico que va a resultado ser provocado por no leer la Laudato Si.

En Madrid, como todos sabemos a penas hay emigrantes. Sí, es una ironía. Vamos que para encontrar a uno que sea “gato” de tercera generación no hay que dar vueltas ni nada. Pero eso quedaba bien para dar pena, para caer majete, para integrarse en la manada como uno más, para ir de humilde, para dar impresión de que venía desde abajo, etc Pero mira tú por dónde que definitivamente establecerá su residencia en el Palacio Arzobispal tras pasar unos días en El Álamo y olvidando para siempre el barrio de Usera. Vamos como todos los emigrantes que viven en Madrid, que como todos sabemos viven como príncipes de la Iglesia. Sí, vuelve a ser ironía.

La comisariada hermandad de la Real Esclavitud de la Almudena, la que tiene la sede en la catedral ha comenzado el censo de sus hermanos. Tras quitarle el gobierno al canónigo Jesús Junkera, se nombró comisario al Dean de la catedral, quien ha ordenado que proceda el censo para poder realizarse posterior votación.

La división que hay en la Real esclavitud es sonora, muchos hermanos dicen que promovida por su anterior Capellán el canónigo Junkera que está en todas las salsas de la hermandad y de la catedral.

Tras la persecución insistente del Padre Ángel García, rector de la Iglesia de San Antón de Madrid y presidente de Mensajeros de la Paz el Arzobispo y Príncipe electo Cobo por fin escribió una carta a Osoro con motivo de un homenaje hecho a este en Santander.

En la misiva, que debió de escribirla al pie de la piscina del Álamo por su pésima redacción, Cobo le escribe como quien escribe a otro amiguete, “querido amigo”. A lo que Osoro pensaría, sabiendo lo que hizo Ryder en Roma, que con amigos así para que quiere enemigos.

Le manifiesta al peregrino que en estos años “has sabido generar gratitud, amigos y has macerado en silencio una buena cosecha”. Esperábamos algo más de un Cardenal-Arzobispo porque venir a generar gratitud es un poco soberbio, venir a hacer amigos me parece que lo hace cualquiera y lo de macerar en silencio como si de unas hemorroides se tratase una cosecha que no queda aclarado si es económica o pastoral genera o despeja ciertas dudas que hubiera o hubiese.

“Gracias por tu tarea de siembra generosa y paciente”. Al menos reconoce que el cosechador ha sido el patrullero. Le dice poco más que se quede en Santander para siempre, “disfruta de los abrazos y de cuánto tu tierra te ofrece”. Y el remate es cuando lo encuentra desanimado y lo intenta animar, “recibe mi sencillo abrazo de gratitud y ánimo”. Sólo le falto añadir que Roma no paga traidores

La posdata es la guinda del pastel, “… ahora tendremos que ir a tu casa para no perder las costumbres. Seguro que vuelves con las cestas llenas y nosotros echamos de menos los sabores cántabros que nos recuerdan a ti. Ánimo y nos veremos”.

Insistente en el ánimo el dibujo animado. Y nada, como quien se despide de alguien que no verá en mucho tiempo “nos veremos”, le faltó concretar dónde. Tienen la carta publicada en el panfleto de los amigos de Osoro.

La memoria de Osoro sigue preocupando a los cercanos que no al nuevo Arzobispo que lo único que le preocupa es degustar lo cántabro. Los más cercanos a Osoro siguen insistiendo en que la memoria no ha mejorado con la jubilación, por lo que no era un problema de tensión por la responsabilidad y los disgustos.

Después de haber nombrado a Andrés Ramos secretario particular o jefe de la oficia del Arzobispo que suena más arcaico, al que conoce Madrid le dijeron que sí perdió el juicio, e in extremis rectificó al nombrado renombrado al actual. ¡Qué bien conoce Madrid Cobito!

Y ahora a Andrés se lo quiere encasquetar a Osoro. Pero este no está dispuesto a jubilarse con el emérito y se resiste a que lo cacen. Pero el problema está en que no lleva ni un año incardinado en Madrid.

El curso comienza, y se presenta muy movidito.

Comentarios
5 comentarios en “Hastío en la Archidiócesis de Madrid, son jóvenes no idiotas, los vicarios ya están colocados en la fila, la Real esclavitud de la Almudena, el principe Cobito, extraña los dulces del emérito, Osoro sigue desmemoriado
  1. Si realmente es usted un sacerdote como dice, ¿dónde quedó su caridad cristiana, su misericordia, su amor por el prójimo? Y, sobre todo, como persona de «a pie» ¿dónde quedó su educación? Como sacerdote le debe obediencia y respeto a su obispo. Como persona le falta de todo, con esas formas de poner motes al que se supone que es su «hermano», ninguneándole y despreciándole, y contando una mentira tras otra.
    Hágaselo mirar, cogiéndolo a tiempo y con un buen tratamiento, es posible su rehabilitación.
    Y, sobre todo, dé la cara, diga usted quién es, y deje que sus compañeros sacerdotes sepan la clase de persona con la que se están relacionando.

  2. Todo muy absurdo, la Iglesia en general sin rumbo, o al rumbo de las ideologías dominantes con gente mediana, Andres claro exponente, ejemplo de trepa dispuesto a vender a quien sea por promocionar, traicionar a obispos, mentir…. Los pastorees con grandes puestos que no evangelizan ni trabajan solo pasan manos por el lomo y dicen lo que toca….

  3. Algunas cosas que se dicen de Cobo en este artículo se puede decir de casi todos los obispos, como el haberse presentado en la JMJ en mangas de camisa. Así se presentó también, por ejemplo, Monseñor Munill, con gorra de visera incluida. Al Arzobispo de Milán se le vio en la JMJ en camiseta.

  4. Juzgar no está bien, pero es que ni media consideración sobrenatural tiene este artículo. Espero que los amigos de este cura que escribe lo saquen a pasear de vez en cuando, porque está espiritualmente muy débil, por lo que se lee en este artículo.
    Da suficientes pistas para saber quién es, que alguien le ayude, por favor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *