Un artículo importante sobre el sínodo alemán

|

Jaime MERCANT SIMÓ | Doctoral candidate in theology | Doctor in Thomistic  Studies (Philosophiae Thomistae Doctor) | Institut Catholique de Toulouse,  Toulouse | Théologie (Institut Saint Thomas d'Aquin)

De un sacerdote mallorquín.

Conviene leerlo:

https://www.infocatolica.com/?t=opinion&cod=44972

Comentarios
4 comentarios en “Un artículo importante sobre el sínodo alemán
  1. Con el sacerdote mallorquín Jaime Mercant, puede uno estar de acuerdo o no. De cualquier modo su exposición es siempre docta y magníficamente documentada. Es una fortuna inmensa contar con él en una tierra que parece sembrada de sal y donde sólo crecen cardos y abrojos. Enhorabuena d. Jaime! y añado, si alguien mantiene una opinión contraria a la suya, resultaría deseable que se tome la molestia de rebatirlo a usted argumentalmente.

  2. Es evidente que el Papa apoya los desvaríos del Sínodo alemán. La reunión del otro día que pareció que había enfrentamiento de los curiales romanos con los obispos alemanes es un puro teatrillo. Vamos, como cuando Feijóo debate con Sánchez. Dentro de poco habrá obispesas lesbianas proabortistas en la Iglesia católica. Tiempo al tiempo. Seguro que hasta las tienen ya preparadas.

  3. Pues que este sacerdote se atenga a las consecuencias, habida cuenta de lo ocurrido con el sacerdote francés a que se refiere el artículo de abajo.

    1. Si hay un cisma, serán ellos, los herejes, los que se queden con el nombre de la Iglesia Católica y los que quieren mantener la fe de siempre tendrán que buscárselas, serán excomulgados y puede ser que hasta perseguidos por los Estados correspondientes. Es un poco lo que pasó cuando las ordenaciones de Econe, salvando las distancias. Mientras, la Iglesia irá poco a poco declinando, hasta casi desaparecer por completo. No creo que sea ni la minoría creativa de la que hablaba el profesor Ratzinger. Queda la esperanza de los tradicionalistas, pero de ahí los más fiables son los de la FSSPX, porque los demás pueden llamarse tradicionalistas, pero no me lo creo yo mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *