PUBLICIDAD

También le parece raro a Secretum meum mihi lo del cardenal panameño perdido y hallado no precisamente en el templo

|

Encuentran al cardenal español José Luis Lacunza

Lo normal, y lo sinodal, sería aclararlo.

Pero más bien va a ser que no.

¿Y se extrañarán de que la sinodalidad nos parezca un camelo indigerible?

¿Apto solo para deficientes, disminuidos o como ahora quieran llamarles?

https://secretummeummihi.blogspot.com/2024/02/cardenal-desaparece-en-panama-cardenal.html

 

 

Comentarios
5 comentarios en “También le parece raro a Secretum meum mihi lo del cardenal panameño perdido y hallado no precisamente en el templo
  1. No sé si Lacunza es bueno, malo, regular o mediopensionista, pero mi opinión sobre su extraño capelo la dije el otro día: el arzobispo de Panamá capital debería haber sido el elegido para cardenal y no un señor totalmente secundario y digo esto sin ánimo de ofender, añadiendo que los agustinos no me merecen ninguna confianza (sea cual sea su rama) y lo mismo me sucede con los franciscanos (los grandes beneficiados de este pontificado, junto con salesianos y jesuitas, que han recibido una disparatada cantidad de birretes).

  2. Pregunta para el P.Aberasturi,que seguro que no lee:Los versos «Mi vida es toda de amor» los compuso nuestro Padre?. Él decía que eran muy malos,pero lo cierto es que son estupendos.
    Muchas gracias.

  3. Soy panameña. Antimodernista y católica apostólica y romana. Soy antisinodalidad. El cardenal Lacunza es modernista y con múltiples defectos privados, pero en honor a la verdad y por justicia debo aclarar que en realidad está con principios de alzheimer o demencia senil. En su última misa se quedó en blanco. El día que se perdió, salió de su casa sin ningún efecto personal (documentos de identificación, permiso de conducir, teléfono celular, etc. Solo las llaves del auto. Lo encontraron en un paraje rural y muy peligroso, dadas las curvas y barrancos que hay para llegar ahí ; estacionado de manera no apropiada para un camino (atravesado) y desorientado. Reconozco que el gran problema que enfrenta la Iglesia en todos lados es la pérdida de credibilidad y el andar tapando todo. Pero Panamá es muy muy pequeño y en la Iglesia local todos nos conocemos así es que puedo afirmar que todo lo anterior es la respuesta a todo lo «raro» en la conducta de este señor al que conozco personalmente y cuyas ideas no apoyo en lo más mínimo…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *