PUBLICIDAD

NO TE RINDAS JAMÁS

|
NO TE RINDAS JAMÁS
Hace un par de días recibí una variada correspondencia, después de un tiempo sin
noticias, porque ya no llegan cartas ni revistas locales.
En primer lugar, una factura del teléfono fijo, que se extingue con nosotros, quienes
no tenemos celular, que vencía el 11 de diciembre, único correo del caos argentino.
En segundo lugar, en sobre de la Fundación Elías de Tejada, un libro editado por
Miguel Ayuso acerca de un tema tan novedoso como el de los derechos humanos, visto desde
una perspectiva carlista.
En tercer lugar, un par de envíos desde Francia: el Boletín n°188 de la Abadía de
Sainte-Madeleide de le Barroux, con un editorial muy interesante titulado “Le Mont Athos”
escrito por el abad F. Louis-Marie, O.S.B. y el Boletín n°45 de la Abadía
Sainte-Marie de la Garde. En el mismo, se destacan los progresos en las obras de ampliación de las instalaciones,
la alegría por la entrada de dos nuevos novicios y la visita de la hermana Joie de Rasilly,
misionera de la Caridad, quien aprovecha su retorno a la familia (una vez cada diez años), para
hablar acerca de su apostolado en la India. Cada vez que recibo este boletín recuerdo la visita
que hice hace ya diez años con el inolvidable Patricio Randle, al entonces Monasterio en plena
construcción.
En cuarto lugar, desde Udine, Italia, llega el número septiembre-diciembre 2023 de la
excelente revista Instaurare, dirigida por el siempre amigo Danilo Castellano.
El mismo nos regala un texto del papa San León Magno que se titula: No rendirse
jamás” y dice: “No te rindas jamás, ni cuando la fatiga se hace sentir, ni cuando tu pie tropiece,
ni cuando tus ojos se quemen, ni cuando tus esfuerzos son ignorados, ni cuando la desilusión
te desmoralice, ni cuando el error te desaliente, ni cuando la traición te hiera, ni cuando el
éxito te abandone, ni cuando la ingratitud te desanime, ni cuando la incomprensión te
circunde, ni cuando el aburrimiento te derrumbe, ni cuando todo tenga el aire de nada, ni
cuando el peso del pecado te aplaste, ni cuando… Invoca a tu Dios, cierra los puños, sonríe… y recomienza”.
San León Magno nos invitar a resistir y todos sus consejos valen hoy para el ámbito
religioso y para el político.
Cuando una parroquia en Italia presenta un Belén que hace desaparecer la figura de
San José y entonces Jesús tiene dos madres, para satisfacer los requerimientos de algún
parroquiano “culattoni”, cuando en la Argentina, aparecen injustos privilegios para
homosexuales y lesbianas, cuando los sufridos habitantes de la isla griega de Lesbos deben
protestar para no quedar confundidos en medio de la tiranía ideológica del género. ¿Qué
pensaría el viejo Aristóteles quien puso como ejemplo de equidad a la regla que usaban los
constructores de la isla, esa regla de plomo que tomaba la forma de las piedras que medía,
llamada regla lesbiana y que nada tenía que ver con las inversiones sexuales?
Debemos resistir, aclarar, corregir. Repudiar las ambigüedades, las confusiones, las
oscuridades, los embrollos, los equívocos, vengan de donde vinieren. Resistir siempre. Jamás
rendirnos.
Una última reflexión: cuando unos cuantos cardenales europeos se coaligaron para
elegir al sucesor de Benedicto XVI, pensaron que a Bergoglio lo podían manejar.
Pero no estudiaron sus antecedentes y no tuvieron en cuenta su peronismo ni
tampoco la frase del escritor Borges: “Los peronistas no son buenos ni malos, son
incorregibles”.
Y Francisco resultó inmanejable, imprevisible; hoy podrá decir blanco y mañana negro
acerca del mismo asunto y con distintos interlocutores. Así, ayer pudo avalar a Ladaria y hoy a
“Trucho” Fernández y antes prohibir lo que ahora permite, sin variación de las circunstancias.
Que Dios, siempre el mismo, nos ayude.
Buenos Aires, diciembre 23 de 2023.
Bernardino Montejano
Comentarios
3 comentarios en “NO TE RINDAS JAMÁS
  1. O sea que Kipling no fué tan original en las sentencias del libro de la selva, Lo que se aprende leyéndole D.Fco.
    Profundizaré sobre San León Magno , Papa.

  2. He visto a don Atilano recibir a su sucesor en Sigüenza y he sabido que se va de cura al remoto monasterio cisterciende de Buenafuente del Sistal y aldeas del entorno. Buen gusto el de don Atilano. Una muy primitiva abadía del más legítimo Cister, la tierra de descanso de Narciso Yepes y una comarca «vaciada». Lejos, eso sí, de la inaguantable politiquería eclesiástica; cerca de Dios y del prójimo necesitado. Que Dios lo bendiga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *