PUBLICIDAD

La muerte del cura Pousa en Germinans

|

Artículo muy propio del momento. Que es sobre todo el de encomendar su alma a Dios.

Y más dada su historia.

https://germinansgerminabit.blogspot.com/2020/09/fallecio-el-p-manuel-pousa-pare-manel.html

 

14 comentarios en “La muerte del cura Pousa en Germinans
  1. Domingo XXIV per annum

    Las lecturas que la Iglesia nos ofrece para ambientar la parábola de los dos deudores nos llevan, una vez más, al corazón de la misterio de nuestra relación espiritual y diaria con un Dios, Que es Amor.

    A primera vista, la regla fundamental del perdón parece sencilla: Debemos perdonar siempre, perdonar todo, no hay límite para el perdón. Ésta es la respuesta de Jesús a la pregunta de Pedro.
    Pero, mediante una parábola nos explicará el porqué y nos llevará de la mano a la actitud fundamental del Salvador hacia cada uno de nosotros.

    Como nosotros, Pedro quiere saber hasta dónde podemos llegar razonablemente en el perdón para ser dignos de un verdadero comportamiento como discípulos de Jesús.
    Como nosotros, Pedro pregunta el monto de la deuda que puede condonar deudor, una deuda acumulada en múltiples ofensas.

    Jesús cambiará las tornas. Antes de considerarse acreedor, el discípulo primero debe verse a sí mismo como el deudor de una cuenta impagable respecto a Dios. Dios nunca deja de perdonar porque es sólo ternura y amor. “Él nos corona de amor y ternura,” cantamos en el salmo de este domingo.

    Así perdonado, el deudor recupera la libertad y la vida.

    La parábola continúa. Si Dios nos ha cancelado esa deuda, cómo podremos mostrarnos como acreedores despiadados hacia un deudor modesto, como es nuestro hermano?
    La clave para comprender eso no es sólo la reflexión intelectual o el sentido común. Se descubre desde la perspectiva de la fe.
    Si el perdón es tan difícil entre hermanos es porque no comprendemos el alcance del perdón de Dios para con nosotros.

    Básicamente, no prestamos mucha atención al hecho de que Dios nos perdona.
    Muy pocos cristianos saben que son pecadores perdonados.
    Somos culpables ante un juez del que estamos esperando una condena.
    Somos pecadores ante Dios, de Quien sabemos que siempre obtendremos el perdón, porque Él es sólo bondad y la bondad no condena.

    Poder perdonar a los demás es reconocer el perdón que ya hemos recibido de Dios. Juan Pablo II lo decía a menudo al hablar del arrepentimiento que debemos experimentar cada uno de nosotros.
    Poder perdonar es permitir que el perdón de Dios adquiera toda su dimensión en nosotros y frente a nuestros hermanos.
    Cuando rezamos el «Padre Nuestro», no le pedimos a Dios que nos perdone como recompensa por el perdón que damos a los demás. Le expresamos nuestro deseo de compartir su perdón con todos los hermanos.

    Un ser humano no debe ser deseado por sí mismo ni odiado por sus faltas. Debe ser amado como yo espero ser amado por Dios.
    A menudo se piensa demasiado en la frase: “amar al prójimo como a uno mismo,” en un sentido egocéntrico… ”

    No puedo jugar con las apariencias. La «apariencia» traiciona la verdad. Reconócete a ti mismo como un deudor para con el hermano al igual que él lo es respecto a tí. Jesús habla de dos deudores.

    Nunca estoy solo con mi hermano. Dios es Nuestro Padre común. Mi hermano está con Dios. Por eso Cristo enfatiza que los dos primeros mandamientos se resumen en uno. Siempre somos tres socios en el amor y el perdón: Dios, mi hermano y yo.
    Nadie puede vivir en la autarquía personal. Tengo que tomar conciencia activa de esto, unidos como estamos por Dios y en Dios.
    “Ninguno de nosotros vive para sí mismo,” nos dice San Pablo. Pertenecemos a Cristo.

    Dado que compartimos este amor que Dios tiene por nosotros, sólo cabe traducirlo en nuestra actitud hacia los demás. Podríamos llamar a esto el realismo o verificación de la vida espiritual.

    Releyendo el texto del Eclesiástico, el acercamiento al sabio de la Biblia ilumina nuestra reflexión y nuestra meditación.

    Piensa en lo pequeño que eres: “Piensa en tu destino final … en tu declive. En vista de esto, considera la fidelidad de Dios que, en su alianza, nunca te niega.
    Y tú “sé fiel a los mandamientos. Piensa en los mandamientos y no guardes rencor a tu prójimo.» Más aún: «Piensa en el pacto del Altísimo,» es decir, en lo que pasó entre Él y tú el día de la alianza.

    “No olvides ninguno de Sus beneficios,” agrega el salmo. “Él no nos trata según nuestras faltas.»

    San Pablo recuerda esto a los romanos y subraya una realidad que no siempre percibimos: “En nuestra vida, como en nuestra muerte, pertenecemos al Señor. Por eso ninguno de nosotros puede vivir para sí, volcado únicamente en sí mismo. “Vivimos para el Señor, morimos por el Señor… Cristo es el Señor de vivos y muertos. »

    Esta íntima comunión en Cristo, por la gracia que hemos recibido y que actúa en nosotros, no puede permanecer en nuestra alma sin influir en nuestro modo de ser y de vivir.
    Que nuestra vida esté siempre dominada por el influjo de la gracia y se traduzca en un itinerario animado por el amor y verificado en el perdón.

  2. Tony de New York: ¿cómo son los nuevos obispos auxiliares de Chicago?

    Por cierto, vero que con los recién nombrados, la Diócesis de Chicago pasará a tener ocho obispos auxiliares en activo, aunque uno está a punto de cumplir 75 años.

  3. Don Francisco, algo ‘raro’ ha pasado, se han nombrado tres obispos auxiliares para Chicago, dos de ellos de recta doctrina.

    El padre Robert J. Lombardo co-fundador de una de las ordenes mas ortodoxas en los Estados Unidos (the religious community Franciscan Friars of the Renewal)’
    Franciscan Friars of the Renewal co-founder among Chicago’s new auxiliary bishops
    https://www.catholicnewsagency.com/news/franciscan-friars-of-the-renewal-co-founder-among-chicagos-new-auxiliary-bishops-35994

    El segundo es el sacerdote Jeffrey S. Grob, otro sacerdote de recta doctrina.
    An Interview with Father Jeffrey Grob, JCD, PhD
    https://www.catholicprofiles.org/post/an-interview-with-father-jeffrey-grob-jcd-phd

    Y el tercero, el padre Kevin M. Birmingham.
    No tengo ninguna informacion.

  4. Hoy se ha nombrado a tres obispos auxiliares para Chicago, es decir, auxiliares del cardenal Cupich.¿Alguien sabe algo?Me temo lo peor si es Cupich quien los recomienda.

    1. El Papa Francisco ha nombrado como obispos auxiliares de la Arquidiócesis de Chicago a dos sacerdotes arquidiocesanos y a un fraile franciscano que ha estado sirviendo en la arquidiócesis desde 2005.

      Los sacerdotes son el padre Jeffrey S. Grob, de 61 años, vicario de asuntos canónicos y experto en el rito del exorcismo; El Padre Kevin M. Birmingham, de 48 años, director del Departamento de Vitalidad y Misión Parroquial de la Archidiócesis; y el padre Robert J. Lombardo, de 63 años, un fraile franciscano de la Renovación, quien fue invitado por el cardenal Francis E. George para ejercer en Chicago y organizar una misión con destino a los pobres en el West Side de Chicago.

      Los nombramientos fueron anunciados el 11 de septiembre en Washington por el arzobispo Christophe Pierre, nuncio del Vaticano en Estados Unidos.

    1. Lo de Monseñor Gänswein se ha informado esta tarde, pero lleva ya días en un hospital romano. El Arzobispo dice que le están haciendo pruebas a raíz de unas molestias. Otros hablan de problemas renales graves. No se sabe. Que Su Excelencia vea una pronta recuperación y que el Papa Benedicto no se vea desasistido de su fidelísimo Secretario. Tiene ahora 64 años y aún puede tener opción a una Archidiócesis alemana o a una Congregación Romana.

  5. Teniendo el señor Pousa 75 años, es decir, una edad ya respetable, no era, ni mucho menos, el mayor de los «progres»; hay un par de docenas de destacados heterodoxos españoles mucho mayores que él (varios nonagenarios).

        1. Ni por asomo se me ocurrió tal cosa. Pues, le leo, pero no tengo ninguna referencia sobre Vd. Pero, ya que se tercia la ocasión, he podido apreciar que es proclive a pensar que el nombramiento de Obispos Auxiliares, implica pensar en futuras promociones como residenciales. En Alemania, de toda la vida, al Obispo auxiliar se le llama Weihbischoff -obispo consagrante, para Ordenaciones y confirmaciones-. De hecho, aunque se haya roto de algún modo la costumbre, muchos auxiliares tienen asumido que les llegará el retiro sin haber sido promovidos. Hay en casi todas las diócesis alemanas auxiliares de edad provecta. Suelen tener el cargos curiales, catedralicios, y de iure son vicarios generales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *