PUBLICIDAD

La diócesis de Gerona a la altura del betún

|

Déu parla anglès a la Costa Brava

Ahora, a la serie de despropósitos acumulados, añade el de ceder varios templos a una pastora  protestante para que celebre en ellos la liturgia anglicana. Sin duda en correspondencia a todos los favores que el anglicanismo hizo a la Iglesia Católica desde sus mismos momentos fundacionales con Santo Tomás Moro, San Juan Fisher, los cartujos de Londres…

Hace falta ser memo. Curiosamente la pastora va de clergyman cosa que ni deben saber que exista los mosenes que le ceden sus iglesias. Y todo para una feligresía de unos cien anglicanos repartidos entre todas las iglesias prestadas. Si es que los hay que no conseguirían ser más tontos ni entrenándose para ello todos los días porque ya alcanzaron la cumbre de su estupidez.

https://www.diaridegirona.cat/comarques/2018/11/11/deu-parla-angles-costa-brava/945522.html

 

 

12 comentarios en “La diócesis de Gerona a la altura del betún
  1. con obispos de la calaña de pardo y sumando el diabólico nacional-progresismo catalán, de la iglesia catalana no quedará ni quien apague la luz, y lo que peor, no quedará piedra sobre piedra. game over!

  2. SINE INTERMISSIONE ORARE
    ORAR SIN DESFALLECER

    Fray Jordan Zajac OP
    13 de Noviembre de 2016

    A veces confundimos lo que Dios quiere con lo que creemos que Dios quiere o espera de nosotros.
    Vayamos al ejemplo de la oración. Es decepcionante cuando uno trata de orar, pero todo lo que hace es quedarse dormido. Quizás te preguntes después de despertarte, ¿Qué pensará Dios de ese pobre esfuerzo? ¿Por qué me molesto?
    En los momentos en que, según nuestros estándares, vemos que hay motivo para el desánimo, los santos descubren una razón para esperar aún más. Santa Teresa de Lisieux insiste:
    Debería estar desolada por haberme dormido durante mis horas de oración y mi acción de gracias después de la Comunión. Pues no lo estoy. Recuerdo que los niños pequeños agradan a sus padres, tanto cuando están dormidos como cuando están despiertos.
    También recuerdo que cuando los médicos llevan a cabo operaciones, anestesian a sus pacientes. Finalmente, recuerdo que: “El Señor conoce nuestra debilidad, es consciente de que no somos más que polvo y cenizas.” (Sal 102, 14).
    Esperar sin cesar es orar sin desfallecer.

  3. Yo tuve el honor de conocer a Mossèn Cartañà en 1962, teniendo 14 años en la Semana Santa. Recuerdo el Viernes Santo, subiendo las escaleras de la catedral, tras la procesión, Monseñor tuvo un desvanecimiento. Fue un Obispo muy querido. Jubany al lado de quienes le sucedieron es un San Agustín. Ayer seguí el vídeo del funeral por Franco en Barcelona y me di cuenta de que al margen de posicionamientos, fue un gran Obispo. Lo malo de hoy, también al margen de lo mismo, hay una Conferencia Episcopal enana, carente de personalidad y de nivel, salvo casos como Reig , Don Demetrio, Adolfo y….quizás Munilla.
    Pardo es una desgracia y ha mejorado a sus antecesores inmediatos como Soler.
    Una Diócesis como Gerona sería para intervenirla y nombrar un Administrador Apostólico que llegase de fuera y con instrucciones muy claras. Las Benedictinas de San Daniel deberían ser dispersadas y así lo que quede de Comunidades afines al separatismo.

    1. No sé para que quieren oficiar Misa los anglicanos, aunque Bergoglio hable de las excelencias de su Misa. León XIII declaró inválidas las ordenaciones anglicanas y eso lo ha continuado Benedicto XVI en la Anglicanorum coetibus. Todo Pastor u Obispo anglicano que se convierte, debe ordenarse de nuevo y los Obispos en principio se quedan de presbíteros, aunque los pongan al frente de un ordinariato.

  4. El obispo oficilamente católico cede los templos a los anglicanos hejeres y cismáticos, pero niega los tiemplos para la Misa Tradicional que, siguiendo a Benedicto XVI, nunca fue abrogada. Que me lo expliquen, por favor.

  5. Don Paco Pepe, la diócesis de Gerona ha caído en picado desde la muerte del obispo Cartañá. Se había esforzado éste para elevar el pulso doctribal del seminario y había enviado a curas jóvenes a formarse en Roma (filosofía y teología en el Angelicum), Jerusalén (Biblia) y Salamanca (Derecho Canónico). Pero no tardó en entrar el virus del separatismo, que había estado en situación durmiente y que despertó con especial toxicidad por len los setenta y ochenta. Claretianos de Gerona y Franciscanos de la Bisbal eran los encargados de las ppredicaciones cuaresmales para levantar el espíritu de una provincia muy castigada durante la guerra civil por las fuerzas separatistas, incluso de partidos conservadores como la misma Lliga, no digamos versiones democristianas como Acció Catalana, verdadero caballo de Troya contra la propia fe. (Carrasco y Formiguera militó en ella.) Había un centro de misioneros diocesanos en Bañolas, fundado por el Padre Planas. Se encargaban de las prédicas en fiestas mayores y festividades principales. Le habló de visu. Entonces se tapaba las miserias de muchos sacerdotes que ya empezaban a enredar, aunque en la sacristía del pueblo de mi infancia vía una acalorada discusión entre el cura párroco y el arcipreste de Besalú, famoso por sus ideas. El cura le acusó nada menos de incentivar los rencores que llevaron a la muerte a muchos mártires. No sabía yo entonces hasta qué punto el párroco tenía sobrada razón.

    Ir a Misa en cualquier pueblo gerundense es un acto de heroísmo. He visto cómo católicos practicantes se negaban a entrar para no tener que enfrentarse con el cura en el sermón o en las preces. El de mi parroquia estival ha cedido el templo para festivales en pro del separatismo. En cierto ocasión, fuera del templo, se me ocurrió preguntarle, que no recriminarle. ¿Por qué lo hace? Me respondió: Otro que me lo pregunta… Y ¿qué respondió al primero o a los otros? La Iglesia es de todos y no puedo elegir. Bueno, me atreví, la Iglesia es de Dios, para su culto. Para festivales separatistas tienen escenarios sobrados y dinero a espuertas. ¿Puedo decirle que para mí incitar al odio es un insulto en el templo? Y usted sabe que, como decimos por aquí, son canciones y eslóganes de sang i fetge”.
    En la Iglesia de Cristo en Gerona, don Paco Pepe, hemos llegado a una situación en que los eclesiásticos no tienen las manos limpias de sangre. Empezando por el obispo, que habla de injusticias, derechos, etcétera con una ligereza envuelta asimismo en prepotencia, forma sutil de odio. Es de vergüenza que los curas sean los animadores en los autobuses que se dirigen a Barcelona para las manifestaciones separatistas. O que están al frente del hostigamiento contra la policía. O contra residencias de particulares incómodos. Como el decano de la Facultad de Teología de Cataluña, que funge de párroco de un pueblín de los aledaños de Gerona.

    Antaño los campings proporcionaban fieles belgas, franceses, alemanes e italianos que llenaban las Iglesias. La foto que usted adjunta se parece mucho, si no lo es, a San Martín de Ampurias, donde era, años atrás, frecuente ver en los bancos a fieles con su misalito de origen. (El misalito sólo ha desaparecido en España.) Hoy, no. Desiertas las iglesias, se ceden a otras religiones, a otros cultos. Tenemos centros islámicos repartidos por la mayoría de los pueblos. Tenemos monasterios budistas en Canet de Adri.

    Eso, los curas. Si yo le contara de las monjas, sean contemplativas (es un suponer) como las de san Daniel, o las religiosas de vida activa le daría un soponcio. Se llevan la palma las Vedrunas. Los monasterios cierran. Las dominicas contemplativas han desaparecido de la provincia. No queda ni una. Los colegios de monjas de la enseñanza han ido clausurándose con un goteo acelerado. Gerona es un erial, para nuestra desgracia. Y, mientras, Pardo, hablando del sepulcro extra sacrum de Franco.

  6. No es raro que Gerona esté a la altura del betún si pensamos que su obispo hace mucho que está a la altura de la más vil deyección gallinácea.

  7. Cualquier día la invitan a predicar un retiro de cuaresma como a Jordi Pujol en el año sacerdotal, de feliz memoria. Me imagino que la sacerdotisa frecuentará en breve las reuniones del arciprestazgo como una más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *