PUBLICIDAD

Francis´idols

|

  flasmob jmjrioUn nuevo lenguaje se ha instalado en la Iglesia pero no es un lenguaje nuevo. Su método lo conoce muy bien la escena idol japonesa, y en concreto las chicas del grupo musical AKB48. Entender qué sea AKB48 quizá ayude a descubrir los peligros de ese lenguaje del que se está abusando recientemente en la Iglesia.

    Cuando las integrantes de AKB48 ganaron los Japan Records Award de 2011 el público asistió conmovido a una celebración convertida en un mar de lágrimas. Sorprendente espectáculo de llantos e hipidos, en las que todas las ganadoras del numeroso grupo idol AKB48, habían estallado de pura alegría en un lloro sin fin. Aquel premio a la excelencia discográfica las convertía por fin en idols de alcance nacional, en heroínas reconocidas y admiradas por toda una nación. Atrás quedaban tantos sufrimientos, tantos cansancios, tantas desilusiones, tantas representaciones casi sin público. Porque el grupo femenino musical idol más numeroso del Japón, y de los más queridos, por fin despegaba de su pequeño teatro local del centro Don Quixote del famoso barrio turístico Akihabara de Tokyo, para convertirse en icono nacional de belleza, dulzura y feminidad. Y lo hacían llorando a rienda suelta. No era para menos, tras aquel premio del 2011 el grupo AKB48 pasaban a ser icono del arquetipo femenino para todo Japón.   Las chicas de AKB48 entraban dentro de la escena japonesa de las idol -es decir, de las jóvenes celebrities casi divinizadas- por la puerta grande. Siendo ellas quienes ahora tomaran el relevo de las nuevas idols kawaii como nuevo símbolo de belleza, como nuevo arquetipo del atractivo femenino, tierno, adorable, inocente pero descaradamente sensual. Y esa extraña mezcla, ese ser deseada por la belleza y sensualidad, pero a la vez respetada por su aparente inocencia, se lograba en AKB48 con una disciplina férrea contra los escándalos –mayoritariamente sexuales- y un estilismo que debía jugar con una sensualidad refrenada por esa sensación de inocente pureza en las formas infantilizadas de los peinados o los vestidos. Y en esto, en el manejo de la sensualidad, las chicas de AKB48 no se andaban con medias tintas, que no en vano, en sus comienzos ya se las conocía como “el grupo que enseña su ropa interior”. http://youtu.be/dFf4AgBNR1E Quizá las integrantes de AKB48 fueran más propensas a los vuelos de sus falditas que otros grupos idol, pero fuera cual fuera la razón ahora las chicas de AKB48 estaban en un momento de gloria. Así lo diría la entonces líder de AKB48, Minami Takahasi, al recoger entre lágrimas el premio Japan Record Arwards el 2011:

“En verdad nuestro esfuerzo no se compara con los otros artistas nominados, pero hacemos lo mejor que podemos con una sonrisa en el rostro para hacer a todos un poco más felices. Esperamos poder continuar así.”

  Y acertó, pues el año 2012 también repetirían premio al obtener el 54 Japan Record Arwards. Sus esfuerzos no parecían en vano, y el número de seguidores crecía en aumento y en todas partes del mundo.   En cierto modo las integrantes del AKB48 supusieron un fenómeno novedoso en la escena idol japonesa, porque desde aquel año 2005 en el que iniciaron su carrera artística, algunas con tan sólo 13 años, su centro de actuaciones en el teatro AKB permitía verlas actuar a diario, saber de ellas, hablar con ellas. Fue el reto que se plantearon al crear el proyecto AKB48: el que por primera vez en la historia de las idols la cercanía con los fans fuera total. Porque ahora los seguidores podían ver actuar a diario a sus chicas, votar por ellas, elegir a las que debían ser principales en el grupo, o las que debían participar en el nuevo disco o en el nuevo video musical. La mercadotecnia AKB48 empezaba a funcionar y junto con las entradas a su espectáculo uno podía adquirir miles de artículos de sus chicas preferidas a las puertas del teatro, en internet o en el mismo Shanghai.   akb usaoturEl proyecto AKB48 había cuajado y sus chicas ya representaban el rostro vivo de Japón en el mundo. Pero Japón se había quedado pequeño para tan tiernas idols, y sus encantos conquistaron el corazón de muchos en tantas partes del mundo. Giras internacionales, videos con más de 25 millones de visitas, y todo un estilo de ser que el mundo empezaba a desear: convertir en adorable y deseable esa extraña mezcla entre cuerpo de mujer e inocencia de niña.   La veta había sido encontrada, porque las chicas de AKB48 parecían satisfacer las pulsiones internas de una sociedad hedonista y sensual que al mismo tiempo quiere que todo sea inocente y sin consecuencias. Como si fuera posible que los oscuros deseos pudieran seguir siendo nada más que agradables vivencias de la inocencia aún no perdida. Como si las adorables idols pudieran limpiar toda culpa por su sola y artificial inocencia vestida de infantilizados atrezzos, al menos durante el tiempo que se las contempla. Como si las cosas fueran, simplemente, un mal sueño del que uno habrá de despertar alegremente un sábado por la mañana, entre olor a café recién hecho y brisa de mar.   Y así,  cuando uno echa la mirada atrás a lo que está siendo la iglesia de Francisco en este año no puede por menos que recordar el éxito de las AKB48. Ciertamente es un paralelismo que exige de cierto trazo grueso, de forzada analogía pero, al fin y a la postre, válida para entender el reciente cambio en la Iglesia. Porque, en la iglesia de Francisco parece haber triunfado el éxito de lo kawaii, de lo adorable, del mensaje sencillo y dulce, que no quiere enfrentar sino hacer brotar una simple sonrisa, una cómoda esperanza en quien lo oye. Sin que la letra de la canción amargue el alma, porque debe ser acorde a un ritmo y a una música suficientemente pegadiza que no desentone por sus exigencias o amarguras.     Algo había cambiado con Francisco como antes había cambiado con las AKB48, porque de repente, ya no estábamos ante una figura lejana que sólo podía verse una vez a la semana y en la ventana de los apartamentos pontificios. No, ahora el Papa compartía su día a día con el usual de tantos otros, saliendo de esa privacidad distante para pasar a la cotidianidad de los normales, viviendo donde viven ellos, celebrando la misa diario para ellos, comiendo donde y con ellos, desplazándose con ellos y como ellos. Así las AKB48, las idols que ahora se podían ir a ver día a día, seguir día a día, en cierto modo compartir su día a día. Con Francisco había pasado algo parecido, el Papa había bajado al nivel de la calle para hacer las cosas que hace la calle.   En el mismo lenguaje empezó a percibirse un cambio. Y si lejanos quedan los días de los anatemas, con Francisco ocurrió un movimiento más allá, en el que el oyente no ve APTOPIX Italy Vatican Popeenfrentada su vida, sino aceptada. Donde da igual quien sea, cómo sea su vida, sólo escucha hacia él compasión porque el mal siempre esta fuera, en otros, lejos de él. Y si ha habido errores en su vida, esos son equivocaciones del pasado, malas elecciones, porque no tiene más que dejarse conquistar siendo él mismo. Y realidades tan desconcertantes como lo eterno ya no deben pesar, porque en cierto modo se le hace comprender que está ante algo tan grande, que la gracia y la redención simplemente le esperan para ser alcanzadas. El nuevo lenguaje acuna entonces la sensación de puertas abiertas, de rescatar las periferias para hacerlas participar de una fiesta ya pagada, pero un rescate que no conlleva más esfuerzo que el de ir a rescatar a otros, porque el yo sea como sea, ya está rescatado. El oyente es conquistado no apelando a la metanoia, al cambio de vida, sino al mensaje de acogida. Sabe que no se le pide cambiar sino sólo abrirse a una apertura que ya le está esperando (en todo caso, sólo frente a los mafiosos ese lenguaje se ha tornado directo apelando a su conversión, pero nuevamente el oyente descubre que es el otro -en este caso el mafioso- quien obra el mal, él simplemente es acogido). Como las letras de AKB48, tan lejanas al enfrentamiento. La glosa sobre esta evidencia no es compleja, pues basta recoger los diarios sermones en santa Marta para percibir ese estilo global y propio.   Pero es un estilo que va más allá del Papa Francisco, impregnando grandemente la Iglesia. El mismo tema de la comunión de los divorciados manifiesta el alcance de este lenguaje, donde grandes figuras de la Iglesia no parecen exigir vidas que cambiar, sino que se acercan al oyente con simples apelaciones a la acogida o a la misericordia. El divorciado no merece un reproche sino un retorno misericordioso. Y si tuvo errores esos no son más que malas elecciones del pasado. Y así, la mirada hacia su propia realidad es tierna y favorecedora. En el silencio queda todo lo desagradable que pueda haber, como la injusticia causada, el daño hecho y la obligación de reparar, o el mismo cambio de vida.   Sin embargo, lo que puede parecer un simple modo de estrategia, por cuanto por activa y por pasiva se nos repite que nada del dogma cambia y que nada cambiará, puede encerrar un peligro cierto: anestesiar las conciencias. Y toda dormición de la conciencia es peligrosa para sí misma -porque le aparta del objeto de su misión, alertar para retirar del error-, pero también es peligroso para el dogma mismo, porque puede favorecer la asunción como válida de posiciones nada evangélicas.   Dormición de la conciencia que es peligrosa para sí misma, ciertamente, como con la llamada a las periferias, a hacer lío, a llenar ese hospital de campaña, que es la Iglesia de ahora, con cuantos lisiados se encuentren en los caminos en donde se muta el objeto de la misión, que es la conversión de almas, por el rescate del sufriente. Porque no se debe olvidar que esa misma imagen de las periferias fue usada anteriormente por Cristo Nuestro Señor en la parábola de las bodas del hijo del Rey -Mateo, 22-. Quizá no somos nadie para juzgar a otros, pero en una boda repleta de comensales venidos de cualquier camino bien que incendió la ira del Rey aquel que entró sin cambiarse, es decir sin cambiar de vida, sin matenoia. Ese tal fue arrojado a la gehena.   Y dormición, finalmente, peligrosa para el mismo dogma, porque con tan acaramelado lenguaje se puede -y lo digo en condicional y futurible- hacer pasar como bueno y válido mensajes de lo más perverso: como el relativismo moral y el vaciamiento objetivo del pecado personal, que pasa a ser una simple entidad de conciencia (dejando de lado los únicos pecados objetivos válidos y que serán siempre estructurales como el lobbismo, la corrupción o el jansenismo doctrinal). Y esta técnica de perversión es eficaz como lo muestran magistralmente las chicas de AKB48 en sus bailes de lo más acaramelado, en el que justo por el exceso de glucosa de fresa se ha anestesiado la conciencia de bien y mal de los millones de seguidores, impidiéndoles reaccionar ante lo terrible de un mensaje a favor del erotismo incluso en niñas, del lesbianismo y el reduccionismo a sensualidad gozosa. Que la aparente inocencia y candidez de las imágenes y la música no les impida escandalizarse ante la terribilidad del mensaje. Y si les molesta el video agradézcanme que les haya librado del videoclip que hicieron para la canción, porque es mucho peor. Pero no lo olviden, es sólo una muestra de como esa estrategia funciona.   http://youtu.be/D36N2_62zZ4   x     [email protected]

Comentarios
0 comentarios en “Francis´idols
  1. Pues a mi las chicas esas japonesas me parecen mucho más monas que el Papa Francisco.
    Pero yendo al tema.
    Todo eso de un nuevo lenguaje, de una mayor cercanía y demás es perfectamente aplicable a otro Papa mucho más cercano a ustedes como Juan Pablo II.
    Si este Papa hace hincapié en el lenguaje (mucho más visual y de hechos y ejemplos que el de su antecesor , por ejemplo) será porque entiende que es lo que necesita la cristiandad de la misma manera que Benedicto tuvo un lenguaje más teológico y erudito que era necesario tras 27 años de Juan Pablo donde se cambiaron absolutamente las formas de comunicación, no solo en la Iglesia sino en el mundo. El propio Jesús hablaba en parábolas, ¿Le parece poco novedoso (en su tiempo)?
    Eso en cuanto a la forma. En cuanto al fondo, ustedes están asustadísimos con los cambios doctrinales que supuestamente va a «imponer» el Sinodo.
    Yo les acotaría varias cosas:
    En primer lugar, el Sinodo no impondrá nada. Establecerá el criterio de la mayoría de los cardenales y permitirá determinadas praxis cotidianas a ellos y sus sacerdotes, o no.
    No van a entrar en reformar la doctrina, ya lo verá. El propio Papa tiene claro que eso no es posible, otra cosa es que esa «nueva praxis cotidiana» a algunos les saque de su zona de confort.
    Pues bien durante muchos años vivimos algunos en la Iglesia fuera de nuestra zona de confort y eso no nos hizo apelar a las revelaciones de alguna beata desconocida y al apocalipsis de los tiempos. Simplemente aprendimos, vivimos y permanecimos en la Iglesia.
    En segundo lugar, nadie les impone a ustedes nada. Estos dos últimos Papas son tan misericordiosos que incluso permiten seguir dentro de la Iglesia a quienes como los Lefevbrianos y similares les negaron la autoridad que la propia Iglesia estableció como Dogma hace algunos pocos años (¿Que son 150 años en la vida de la Iglesia?).
    Yo les recomiendo que si el Papa les escandaliza si la Iglesia no sigue los pasos que ustedes darían, hagan lo que su conciencia les dicte, vayan a las misas que deseen (de espaldas o de frente, en latín en español o en castuo, con ropajes sagrados o en calzoncillos; la que ustedes quieran), recen como les parezca bien, y sin limitar su libertad de expresión, déjennos a los demás hacer lo mismo.
    Porque sólo Dios juzga, y cuando usted y yo lleguemos a los brazos del Padre seremos juzgados por el mismo calibre: el Amor y sólo por el Amor y seremos juzgados por el mismo juez: el Padre.
    Si usted prefiere verlo como un severo legislador que premia y castiga y yo como un padre amoroso que acoge y cuida a sus hijos es algo que sólo averiguaremos cuando nos encontremos frente a Él.
    Sólo entonces conoceremos la verdad.
    Que Dios lo acompañe.

  2. hay que esperar no nos calentemos la olla con especulaciones que no estan respaldadas en realidades sino solo en pareceres, no debemos juzgar, ademas la virgen nos ha pedido que oremos mucho por él , pues ya está hagamos caso y dejemos la salsa rosa fuera de la iglesia, que puede dañar , porque aunque haya signos que nos preocupen, debemos pensar bien y amarlo es el papa que la iglesia presenta a JESUS y el no lo ha rechazado pues sigamos orando po él, es lo que toca, humildad ,la oracion lo puede todo . bendiciones

  3. Que un Papa salga elegido no quiere decir que Dios así lo quiera, sino que así lo permite. Los cardenales electores son iluminados por el Espíritu Santo, pero eso no quiere decir que elijan lo que el Espíritu Santo les induce: ellos luego harán lo que quieran.
    Ya se verán los frutos de Francisco. Por ahora no son malos, pero es muy indeterminado aún, porque demasiadas dudas se están sembrando.

  4. Si alguien ha quedado despagado con la elección del Papa Francisco, le aconsejo que hinque rodilla, le pida a Dios amar al Papa Francisco dado que es el Papa que Él quiere para Su Iglesia ahora, y poco a poco confiará en él. He conocido a gente que lo ha hecho. Simplemente, ha cerrado la boca a infamias y sospechas contra el Papa y ha llevado su desazón a la oración. Y Dios los ha premiado.
    Otra cosa es encabezar un grupo de descontentos con Francisco, echar basura interpretando torcidamente todo lo que ve, y no corregir y consentir comentarios en que incluso se considera inválida la renuncia de BXVI (con lo que se colige que Francisco es Antipapa).
    «Como decía un buen amigo, estamos como espectadores de la pista central del circo satánico, y todos disfutando de las vistas tomando palomitas» (César Uribarri dixit. Me parece bastante esclarecedor).

  5. Cada Papa tiene su personalidad, su manera de enfocar tal o cual tema frente a otros. Este Papa es diferente de Benedicto XVI, pero es el Papa que Dios ha querido para estos tiempos. El mismo Papa que asegura que es «hijo de la Iglesia Católica» y dice que el diablo existe y actúa en pleno siglo XXI.
    Con posts como este no me extraña que le hayan echado del portal ReligionEnLibertad y aún me cuesta comprender que le dejen alojarse en el actual.
    Qué vergüenza para un católico sembrar sospecha contra el propio Papa, alentar la desafección contra el actual y legítimo Sucesor de Pedro y permitir comentarios sin corregirlos de quienes aseguran huir de la Iglesia de Francisco.
    Qué vergüenza. Cuánta soberbia.

  6. «A mi entender, desprestigian sus escritos, que me gustaría compartir con otros, pero no lo hago porque los comentarios de este tipo pueden hacer daño a gente sencilla.»

    Esa gente sencilla debería abrir bien los ojos y observar con detenimiento lo que está pasando últimamente en la Iglesia. Esa gente sencilla tiene derecho a enterarse. La sencillez nunca ha estado reñida con ser un tibio o un pusilánime. Sencillez no es sinónimo de subnormal. ¿No provoca escándalo en los católicos y la gente sencilla la cantidad de herejías y apostasías que diariamente se producen desde la jerarquía y el clero y, sí lo producen las palabras duras destinadas a luchar por el bien de la Iglesia?. Creo que usted se oculta tras la gente sencilla para tapar los ojos a los demás. Mal asunto.

  7. A ver Daniel, Vd. puede hacer lo que quiera con su blog sí es que lo tiene, pero lo que no es de recibo, y no se sabe bien con que intención, es decirle al dueño de este blog lo que debe o no hacer.

    Creo que César hace muy bien en dejar comentar y no amordazar a nadie, salvo que se insulte o se empleen calificativos inaceptables.

    El blogger ya le contestó muy claramente a su primera «recomendación», por lo tanto su réplica final esta de más.

    Resumiendo: No hay ningún comentario para censurar aparte del suyo que se pasa un montón.

  8. Estimado César:
    Valoro mucho sus escritos, me parecen muy certeros y valientes.
    Sólo quiero dejarle una sugerencia: que puedan moderar mejor los comentarios. Hay algunos comentaristas que están en cuanto blog uno entre, y que lo único que hacen es destilar veneno. A mi entender, desprestigian sus escritos, que me gustaría compartir con otros, pero no lo hago porque los comentarios de este tipo pueden hacer daño a gente sencilla.

  9. Otra cosa quisiera comentar.

    La compasión al pecador y la acogida de la Iglesia es algo….de siempre en la Iglesia. Pero habitualmente va unido a la propuesta de cambio de vida: solamente la Verdad nos hace libres, y el esfuerzo para acercarnos a ella ha de ser propio, voluntario.

    La compasión sin metanoia no lleva a la conversión y es una farsa.

    A las Bodas del Cordero se entra con traje de fiesta.

    Un cordial saludo.

  10. He leído el artículo con detenimiento y con mucho interés. Creo que das en el clavo. La estrategia actual, al anestesiar las conciencias y no llamar al cambio de vida, tendrá muy probablemente como consecuencia que se perseguirá «con la aprobación de la Iglesia» a todo aquel que llame a ese cambio de vida.

    Es interesante como las experiencias de conversión sincera pasan por un cambio de vida, por una metanoia. Me acuerdo de la mía propia, pero también me acuerdo de experiencias de conversión (en «Religion en Libertad» hay unas cuantas)….y el mensaje de todos los convertidos era claro: cambio de vida, oración y ayuno, confesión, eucaristía, giro radical en su concepción de la vida y del mundo. Hay ejemplos serios de personas que pasaron por Medjugorje…y la via hacia Cristo es la misma: metanoia y cruz.

    Un cordial saludo.

  11. Pero, cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra? (Lc. 17, 26-30 y 18, 8).
    Lo nuclear de todo lo que está ocurriendo es la Apostasía de la Verdad. Porque la Verdad, como le diría San Ambrosio a San Agustín: «la Verdad no es algo, es Alguien». Cristo, Verbo, Palabra, es la Verdad. No se puede sostener la Fe sobre el error. Sólo en la Verdad puede tener la Fe sustento. Hemos perdido la Fe, porque hemos renunciado a la Verdad. Y hemos renunciado a Ella porque la Verdad es incómoda para este mundo. La verdad da mucho miedo y estorba al mundo para continuar con su ceremonia de exaltación de sí mismo; es el pecado original. El hombre quiere deshacerse de Dios, para convertirse él mismo en dios, ser el dios que se dé sus propias leyes, el dios que se dé a sí mismo su propia conciencia -una falsa conciencia-, un dios que decida ex-novo qué está bien y qué está mal, lo que es justo y lo que no lo es, qué es bueno y qué es malo, quién vive y quién no. El hombre quiere ser Dios.
    Y ante esta pretensión del mundo, ante esta andanada de Satanás, han sucumbido muchos, que se han sumado a las filas de todos aquellos que, al no estar con Cristo, están irremediablemente contra Él. Y así, nos encontramos de frente en el escenario de la Iglesia contra la anti-iglesia, de la luz contra las tinieblas.
    El caos, la confusión reinante, es un signo manifiesto de la «momentánea» victoria de Satanás contra el Cordero. Pero, sólo por acción directa del Todopoderoso será definitivamente separado el trigo de la paja, y será pisada la cabeza de la bestia por el pie purísimo de La Humilde Sierva, Nuestra Señora. Es la hora de Getsemaní para la Iglesia, es la hora de las tinieblas; y, como a Pedro, Cristo dice a su Iglesia «mira que Satanás os ha reclamado para cribaros como a trigo». Y la Iglesia está siendo tentada, cribada por el espíritu del mundo, por el Dragón de siete cabezas. Pronta pudiera estar, tras Getsemaní, la hora del Calvario.
    El tema de las Idol me ha traído a la mente este reciente caso, un tanto paralelo, el de la Monja superstar haciendo los «cuernecitos»:
    http://statveritasblog.blogspot.com.es/2014/03/nuevaevangelizacion-la-monja-pop-star.html
    Y, respecto a la criba de la Iglesia, quiero compartir con vosotros sólo dos botones de muestra, entre un terrorífico y extenso catálogo:
    http://statveritasblog.blogspot.com.es/2014/03/efecto-francisco-arzobispado-de-cordoba.html
    Y esto, que se comenta por sí mismo:
    http://statveritasblog.blogspot.com.es/2014/03/para-el-superior-general-de-los.html
    A aquellos que ponen en duda la situación… y apelan a la «acción del Espíritu Santo» en el cónclave, incluso asegurando su sorprendente «epifanía» en el Papa Francisco, con aquello de «las sorpresas de Dios», que «hay que estar abierto a las sorpresas de Dios», quiero dejarles estas palabras del Cardenal Ratzinger:
    Según explicó el Cardenal Joseph Ratzinger en 1997 a la televisión de Baviera: «yo no diría que el Espíritu Santo elige al Papa, pues no es que tome el control de la situación sino que actúa como un buen maestro, que deja mucho espacio, mucha libertad, sin abandonarnos».
    El entonces prefecto de la Doctrina de la Fe, recordó con toda sencillez que, mirando a lo sucedido a lo largo de la historia de los 264 sucesores de Pedro, «hay muchos Papas que el Espíritu Santo probablemente no habría elegido».
    En su opinión, «el papel del Espíritu Santo hay que entenderlo de un modo más flexible. No es que dicte el candidato por el que hay que votar. Probablemente, la única garantía que ofrece es que nosotros no arruinemos totalmente las cosas». Era una visión de fe, que integraba perfectamente dos grandes milagros en la vida sobrenatural: el de la gracia y el de la libertad.
    A día de hoy, podría asegurar que esta previsión del Cardenal Ratzinger se ha cumplido totalmente en el Papa Francisco. Pena me da decirlo, pero me temo que en la elección de Francisco poco ha tenido que ver el Espíritu Santo. No me cabe en la cabeza que El Espíritu Santo haya suscitado la renuncia del Papa Benedicto XVI para darnos a Francisco. La “discontinuidad” de Francisco con todos sus predecesores es notoria y más que evidente. Y eso, debería, cuanto menos, preocuparnos.
    Termino con una frase de la pareja lesbiana que tiene previsto bautizar a una niña en la Catedral de Córdoba (Argentina):
    “Si Bergoglio no hubiese sido Papa hubiera sido más complicado”

  12. Vaya parece que Infovaticana a colocado un artículo suyo de Enero de este año antes que el que publico ayer. ¿Esto es normal? pregunto. Por lo demás, le felicito por su artículo. Huyo de la iglesia de Francisco como de la peste por no estar en la Verdad.

  13. Enhorabuena don Cesar, sigo con interes sus aportaciones, antes en REL, ahora aqui.
    La metafora comparando el grupo musical japones de «lolitas» AKB48 y la Iglesia actual me parece ok. Yo jamas podría expresarlo mejor. Enhorabuena.
    Solo añadiré una apostilla: me sorprende la inquina casi patologica diria yo del papa Francisco hacia los «corruptos» economicos (estafadores, capitalistas, etc) cuando resulta que otros pecadores como por ejmplo los homosexuales son acogidos con misericorida («quien soy yo para juzgar») ¿ Acaso los homosexuales practicantes no ofenden a Dios y sus leyes como los demas pecadores? ¿La misericordia solo funciona para algunos pecados? A ver si ha cambiado la moral sexual de la Iglesia y yo no me enterado

  14. Fantástico artículo, César: muy ilustrativo. Veremos a ver en octubre lo que ocurre. Puede que se destape el pastel o que destapen al pastelero. Toda una incógnita.

  15. Grande don César. Está, además, escrito en el tono exacto que requiere el peliagudo asunto que toca. No necesita ni ser comentado; más bien, meditado.

    Con todo, no me resisto a añadir algo. Y es que mi entender, uno de los grandes daños que se le están infligiendo a la Iglesia es el de la desacralización de la funcion papal y, por ende, sacerdotal.

    Es cierto que vivimos una época en la que la norma es esa desacralización. Las monarquías, la paternidad, el magisterio, la autoridad, el ejército, se han adaptado a esta era de infinita vulgaridad que padecemos, en la que no hay ni música, ni literatura, ni pintura, ni arte alguno digno de consideración, como corresponde a las agonías civilizatorias.

    A ese proceso de desacralización parece sumarse ahora de modo decidido la propia Iglesia. Como si se nos insinuara, sugestivamente, una pegadiza melodía que no nos podemos sacar de la cabeza: «el pecado es circunstancial, tú sonríe, bobo, Dios te ama».

  16. Me recuerda a los colegios religiosos de hoy en día convertidos en «Escuelas de majorettes «.

    Todo almibarado en apariencia pero la realidad es más amarga que la hiel : profesores pederastas, curas pedófilos, padres degenerados, jóvenes prostituidas, millones de vidas abortadas en gestación. ¡Que siga el lío !

    Las conciencias adormecidas; de eso se trata : El demonio a la oreja te está diciendo . . .

  17. Buenísimo el artículo César. El paralelismo entre una cosa y otra es super acertada por lo que tiene de auténtico.

    No nos gusta lo que vemos, no nos gusta lo que oímos y no estoy tan segura que algo del dogma se haya tocado con tanta confusión creada.

    Algunos ya tienen las conciencias anestesiadas, y los que no, tienen una venda en los ojos que nos les pemite ver más allá. Lo que no tengo claro, es sí es bueno o malo que no vean a Francisco como realmente es.

  18. Tarde o temprano hay que confrontarse con la realidad.

    Supongo que los seguidores de este grupito irán creciendo y se irán dando cuenta de que la vida no es un pastel rosado.

    Y esas mismas jovenes del AKB48 crecerán y empezarán a ver las orejas al lobo; al lobo de la soledad, de las relaciones reales, del envejecimiento… El mundo feliz de merengue rosado no es eterno.

    Llevamos un año en el que el Papa Francisco ha creado muchas expectativas entre ciertos grupos marginales y entre una gran masa de cristianos tibios sin ninguna intención de metanoia.

    Pero la luna de miel no es eterna. A partir de ahora las personas llenas de expectativas van a empezar a reclamar «realidades», no simples palabras.

    Y entonces vamos a ver que pasa porque no hay nada peor que crear expectativas y no cumplirlas…

    El pastel rosado se puede convertir en una bomba

  19. Hay que ver, el primer video con las banderas gay hondeando. Y en el segundo amagando que se dan un muerdo dos chicas…
    En fin… la comparación es válida por desgracia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *