La Conferencia Episcopal hace suyo el trabajo del diario “El País” sobre la pederastia en la Iglesia en España

Asamblea Plenaria obispos españoles Asamblea Plenaria obispos españoles (Conferencia Episcopal Española)
|

No se escandalicen con el titular de este análisis ni piensen que se han cambiado el día de los santos inocentes. La realidad supera la ficción y lo que tiene la finalidad de llamar la atención esconde una sorprendente historia. 

Un miembro destacado de la Comunidad de Lanceros nos ha puesto sobre la pista de la coincidencia entre la Conferencia Episcopal Española y el periódico “El País”. Los lectores se pueden imaginar las sinergias de los obispos y el periódico que a lo largo de su historia se ha caracterizado por su odio a la Iglesia. Un periódico que está haciendo la campaña más agresiva contra la credibilidad del cuerpo de Cristo en muchos años. 

  Desde hace mucho tiempo el periódico de PRISA está empeñado en una campaña sobre la pederastia en la Iglesia española. No hay semana en la que no publique informaciones al respecto. 

El primer dossier con los casos que había recibido en su correo electrónico se lo entregaron al  Vaticano el dos de diciembre de 2021. Fue en el viaje del papa a Grecia. También se lo dieron al cardenal Omella. 

Desde el Vaticano lo enviaron a la Conferencia Episcopal. Ésta a las diócesis y a las congregaciones de religiosos. Por entonces se publicaron algunas noticias en las que se hablaba de reuniones en las que la directora de “El País” y el cardenal Omella habría llegado a acuerdos sobre cómo afrontar este tema. Fruto de ese buen rollo fue una larga entrevista que el periódico publicó tanto a Omella como a Osoro, los polis buenos de esta película.   

El despacho de abogados de Cremades incluyó entre las personas que iban a trabajar en el informe que le había encargado la Conferencia Episcopal al primer director de “El País”, Juan Luis Cebrián. Le acompaña la exalcaldesa de Madrid, Manuel Carmena. Siempre que han querido decir que eran independientes han sacado a pasear estos nombres.  

Ahora, después de las buenas relaciones de Omella con “El País”, el modus operandi ha sido diferente. ¿A qué se debe ese cambio? ¿Por qué ha cambiado de forma de actuar con la Conferencia Episcopal el periódico más laicista de España?

Antes incluso de que el periódico publicara todos los nuevos casos que ha descubierto leyendo su buzón, esta pasada semana le entregó al cardenal Omella un documento titulado “Segundo informe sobre casos de abusos de menores en la Iglesia española”. Quien hizo pública la noticia fue la Conferencia Episcopal dando una sorprendente publicidad al periódico. Solo le faltó agradecerle los servicios prestados.

Lo primero que hizo Omella fue ordenar que se enviara a la Fiscalía General del Estado sin ninguna investigación ni criba. Para que no hubiera dudas, la Conferencia Episcopal publicó este viernes pasado que había entregado a la Fiscalía el documento. Así nadie le puede acusar a la Conferencia Episcopal de pasividad y encubrimiento. 

El periódico laicista comenzó el pasado sábado la publicación de esta nueva serie, cuando la Conferencia Episcopal le había dado ya suficiente publicidad a la nueva entrega de supuestos casos de pederastia en la Iglesia. 

Hay quien se pregunta qué pinta el despacho de Cremades en todo esto cuando ya la Conferencia Episcopal ha aceptado la investigación del periódico laicista como buena. 

El despacho de Cremades, a un módico precio, ya tiene las acusaciones de las víctimas hechas a través de “El País” e investigadas por las diócesis y congregaciones, a las que también se les ha remitido el documento del periódico. Habrá que comparar  la lista de las víctimas de “El País” y la de Cremades. Es solo cuestión de facturas.

Desde hace mucho tiempo sabíamos que dentro de la Iglesia hay enemigos de la Iglesia. Pero que desde dentro se llame a los de fuera…

Diego Lanzas 

  

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
39 comentarios en “La Conferencia Episcopal hace suyo el trabajo del diario “El País” sobre la pederastia en la Iglesia en España
  1. Lo que ha quedado clarísimo en las minuciosas investigaciones y gráficas de «El País» es que los perpetradores masivos de los abusos desde los años sesenta hasta hoy han sido las órdenes y congregaciones progresistas; encabezados por los jesuitas, pero seguidos muy de cerca por salesianos, maristas, escolapios, Montserrat…
    Y esto es en lo único en lo que yo creo a «El País».

  2. La Conferencia Episcopal se tira piedras contra su tejado. Ya está bien de hablar de abusos. En la Iglesia no hay abusos de forma genérica. Sólo ha habido cuatro casos aislados que no representan al conjunto de la Iglesia.
    Del total de casos en España, menos del 0,2% se han dado por personas o en instituciones de Iglesia.

    1. Si hubieras sido tú uno de los elegidos por los cochinos ‘aislados’ de esos colegios jesuitas, salesianos o maristas, o de los reventados en los campamentos separatistas de Montserrat; y tus llantos y los de tus padres se hubieran estrellado contra la «omertà» encubridora y soberbia de la orden, sus autoridades y toda la jerarquía dinámica del Nuevo Pentecostés… ni siquiera conservarías la fe.

      1. Yo he ido a un colegio de jesuitas y no he conocido ningún caso ni remotamente. La gentuza de EL PAIS habla, además, de una lista de «acusados», ni tan siquiera de imputados. La Conferencia Episcopal con Bergoglio a la cabeza, lo que quiere es tirar mierda contra la Iglesia Católica, para tapar sus errores personales.

        1. Además, qué leche: si hasta yo, que fui a centros públicos, contemplaba con extrañeza cómo mis amigos de pandilla del verano, alumnos de los Maristas, tenían perfectamente asumido que había frailes sobones, reflejando a veces en sus relatos la tensión sexual que existía.

          1. ¿Y para cuándo va a reclamar usted que se investigue el 98% de los abusos? Parece que sólo le interesan el 2% de abusados… Y al resto que les den, ¿no? Hay qué ver qué sensibilidad más selectiva la suya (y qué silencio u olvido más elocuente). Porque que ésos, el 98%, son los que no se producen entre el clero (cuyos miembros, por cierto, cuando abusan no lo hacen por ser clero o porque lo mande la Iglesia, sino a pesar de ello y contra lo que Ésta manda). Hay más funcionarios que abusan de niños que curas que lo haga. ¿No pone usted el grito en el cielo? ¿No le importan esos abusos? Si todo el mundo sabe, a diferencia de usted, que hay muchos más funcionarios sobones que curas sobones… ¿Ha puesto ya alguna denuncia al respecto? Imagino que no votará usted a esos partidos que en sede parlamentaria se niegan a investigar la práctica totalidad de los abusos, pues sería una incoherencia por su parte (otra más, tras su estruendoso silencio, ya referido).

          2. Donde dice: «Porque que ésos, el 98%…»,
            debe decir: «Porque ésos, el 98%…».

            Donde dice: «que curas que lo haga»,
            debe decir: «que curas que lo hagan».

          3. No le quito razón, lector, yo también vi como había curas sobones en los Jesuitas, más bien los llamados Hermanos. «Dame un besito», etc. Pero como dice Catholicvs, solo han sido un 0,…, 1 ó 2% los abusos de sacerdotes, mientras hay otros mayores que callan. Es como cuando violan a unas chicas, los magrebis y no pasa nada, o lo hace una manada de españoles y se monta un escándalo hasta que entran en la cárcel ¿Por qué el Pais y otros medios progres sólo investigan y publican a toda pagina, ese 0,2 ó 1% de sacerdotes abusadores? Es un ataque gratuito contra la Iglesia, en este momento comandada por una serie de Obispos cobardes y débiles, para crear odio y persecución contra sus fieles, símbolos o las mismas Iglesias que son destruidas y atacadas constantemente ( véase la destrucción de cruces por toda la geografía de España y otros países)

          4. Por favor: ¿es que no hemos visto al mismísimo nuncio de Francisco en París meterle mano a los camareros en plena recepción oficial ante las autoridades civiles? ¿Pero qué sentido tiene tapar y blanquear todo esto?

          5. «¿es que no hemos visto al mismísimo nuncio de Francisco en París meterle mano a los camareros en plena recepción oficial ante las autoridades civiles?»

            Yo, desde luego no: no tuve el gusto de ser invitado a dicha recepción, como lo fue usted, que además tuvo la suerte (o la desgracia) de estar en primera fila para ver lo que usted relata. A quién se le ocurre contratar niños o adolescentes como camareros, ¿verdad? Porque lo eran, ¿no? Si no, incluso lo que usted dice no sería «abuso de menores». ¿Y ha denunciado usted a todos los funcionarios, bomberos, profesores, jueces, taxista, etc. que meten mano a camareros? Creo que son muchos más. Pero claro, eso no lo ha visto usted, naturalmente.

          6. Perdona pero el nuncio del Vaticano Luigi Ventura cumple pena de prisión por esa sinvergonzonería que a ti te da para tus jueguecitos de palabras.

          7. ¿Jueguecitos de palabras, dice? ¿Prefiere que nos pongamos serios? Bien, pues pongámonos serios:

            Primero, ya está bien de mentiras y calumnias. ¿Qué es lo que pretende usted? ¿Se piensa que todo el mundo es idiota y que no se puede comprobar la falsedad de lo que dice? Porque usted miente, ya que no puede fingir que no se ha enterado de un hecho público que usted mismo ha traído a colación o que no tiene posibilidad de informarse antes de difamar, porque sí puede: si tiene internet para mentir, también lo tiene para informarse previamente y evitar éso mismo: mentir. Se estaba tratando el tema de los ABUSOS, y más concretamente DE MENORES, y usted ha citado al nuncio Luigi Ventura METIENDO MANO a camareros y ha rematado diciendo que cumple condena de PRISIÓN por ello. Pues bien: todo lo que ha afirmado usted es MENTIRA.

          8. Empecemos por el final: el nuncio jamás ha pisado una prisión. Fue condenado, sí, pero ni por lo que usted ha dicho, ni ha estado jamás en la cárcel: la sentencia (de 2020) le condenaba, literalmente, a «8 meses de prisión suspendida» (nadie sin antecedentes pisa la cárcel con esa condena, y aunque lo hubiera hecho ya habría salido, pues desde 2020 ha pasado bastante más tiempo) y al pago de indemnizaciones por «agresiones sexuales» contra cuatro HOMBRES. ¿Lo lee usted bien?: HOMBRES. ¿Sabe en qué consistieron esas supuestas «agresiones sexuales»? Pues según la sentencia emitida por el Gran Orient… perdón, por el Tribunal, consistió en «PONER las manos en las nalgas» de esos pobrecitos «niños indefensos» que tenían más barba que todos los profetas veterotestamentarios juntos. ¿Cuáles fueron las pruebas presentadas? La mera palabra de la acusación, que incluso en el caso de de ser cierta, no pudo demostrar las intenciones del condenado.

          9. Así que, ya está bien de frivolidad y de mentir, y más cuando se habla de abusos sexuales a menores, que suele ser una mera excusa para echar basura sobre la Iglesia. No todo vale. El homosexual que cometa un delito y se pruebe, sea cura, masón o troll de esta página (porque no olvidemos que la práctica totalidad de los casos son homosexuales, y lo hacen por su sexualidad, no por su profesión), que le juzguen y condenen si procede. Pero ya está bien de linchamiento y de culpar a la Iglesia, formada por todos los católicos, vivos y difuntos, con Cristo a la cabeza, de lo que no hemos hecho. ¿O cree que la cabeza de la Iglesia, que no es el Papa sino Cristo, es culpable en algún grado de dichos abusos y, por tanto, también responsable? Porque ya sólo le falta decir éso.

          10. Pues hágaselo mirar. Hay bastantes pederastas en los partidos de izquierdas, ya condenados. Sepa entonces que votar PSOETA o Podemos implica que ud está a favor de pederastas. O que también hay profesores y entrenadores deportivos pederastas, sepa ud que si va a la escuela o entrena, QUIZÁS es que le gusta que haya gente de esas profesiones haciendo esas aberraciones. ¿A que lo que digo suena absurdo? ¿Por qué ud demoniza a la Iglesia en su conjunto por unos pervertidos y no demoniza a la escuela, el deporte o cualquier profesión-colectivo a la que pertenezca un pederasta? Quizás lo que tiene es ODIO a la Iglesia, como los del periodicucho ese de PSOETA.

          11. Anda, si te acabas de enterar de quién es Luigi Ventura, San Google, que eres un San Google. Cómprate un duro de bosque y perdeos tú y el nuncio.

          12. «Anda, si te acabas de enterar de quién es Luigi Ventura, San Google, que eres un San Google. Cómprate un duro de bosque y perdeos tú y el nuncio»

            Precisamente por éso sus comentarios no tienen disculpa alguna: Si «San Google» está disponible para mí, también lo estaba para usted antes de ponerse a difamar y soltar mentiras. ¿Por qué no recurrió a él, teniendo obligación moral de hacerlo antes de lanzar las trolas que ha contado? Pues, evidentemente, porque usted ya tenía su discurso preparado y listo para soltarlo, y la verdad le importaba un cuerno. Pero nada, usted no rectifique ni se disculpe. ‘Sostenella y no enmendalla’ ante todo. Y como remate, una frase ‘ingeniosa’ para que no se note mucho la pillada, ¿verdad? Pues se ha notado mucho, lamento comunicárselo.

        2. Pues has tenido suerte, pero el 30% de los curas o más son gays. Uno me tocó el culo, otro me propuso hacer reiki desnudo. Y todos de congregaciones religiosas. Y seminaristas amanerados en los seminarios ya ni te cuento.

          1. Nadie necesita pruebas de que está de día cuando mira por la ventana y hace un sol que daña la vista.

          2. Pues, mal que le pese a usted, a diferencia de lo que ocurre con el sol, para acusar de un delito a alguien (y no digamos para condenarle), necesita pruebas. No es opcional. Si no, es una calumnia (que éso sí es delito).

      2. Lector, si tuvieses dignidad o bondad, harías el favor de aterrizar y contar algo concreto. Soltar ideas, sin mas, es repugnante para cualquier persona que piense un poco. El Pais es el buque insignia de la secta pestilente y todo lo que dice desde siempre es mentira, en este asunto y en todo. Ellos, desgraciados esbirros, solo cumplen la misión que tienen encomendada y lo peor es el misterioso apoyo que tienen de personas como tu. Respecto al tema que nos ocupa, estamos ante un asunto desgraciado, incomprensible por parte de CEE, pero la infiltración que ya nos venían documentando Ricardo de la Cierva, padres Sanahuja, Guerra, etc está hoy en su esplendor.

        1. Más pestilentes para fe que los Vidal-Bastante no los hay, y hasta ellos se dan perfecta cuenta del tiro en el pie que se han pegado jaleando las denuncias de «El País». Ahora sólo las nombran, pero no entran ya en los resultados porque saben que los abusos y los encubrimientos proceden precisamente de sus eternos valedores: jesuitas, maristas, separatistas de Montserrat y escolapios catalanes, salesianos, Tarancón (casos flagrantes como el de Cesáreo Gabaráin), Osoro…

          1. «…no entran ya en los resultados porque saben que los abusos y los encubrimientos proceden precisamente de sus eternos valedores»

            En eso le doy la razón: en ese 2% de abusos a menores achacados a miembros del clero (lo hacen a título personal, no por ser claro), y que mayoritariamente son homosexuales, suele estar representado lo más florido de la primavera primaveral, para los que la moral de la Iglesia es muy «rígida», por lo que han decidido que los menores… digo… el sábado está hecho para el hombre (como dice un troll por aquí).

          2. Mire Mónica Oltra, esa que defiende el Gorila Ferreras (bueno, ya no tanto), encubriendo al marido pederasta. Vaya, el periodicucho de PSOETA no dice mucho de esa engendro encubridora del pederasta, qué cosas… HIP´ÓCRITAS.

    2. La Conferencia Episcopal no tira piedras contra su tejado, sino contra el tejado de la Santa Iglesia Católica, por orden de su jefe, el ciudadano Bergoglio.

  3. No puede bendecir a dos sujetos que tienen la intencion de cometer el pescado grave sodomía. Si el obispo no castiga a esos sacerdotes sus posibilidades de ser elegido en el siguiente con la cónclave. Se trata de un pecado de blasfemia y otro de escándalo. El párroco debería de ser suspendido.

    1. Eso no matiza un ápice la terrible responsabilidad moral y religiosa que pesa sobre la Iglesia post-conciliar, de haber consentido que esta horrible lacra que clama al Cielo se extendiera en silencio por sus centros y ámbitos de todo el mundo haciendo añicos la fe de los inocentes.

      1. Sobre la Iglesia, sea preconciliar, posconciliar o mediopensionista, no pesa responsabilidad alguna, ni moral ni de ningún otro tipo (lo hemos tratado muchas veces. la responsabilidad de los actos, y más si son delito, es exclusiva de quien los realiza y de nadie más. Faltaría más que se culpase al Ministerio de Educación y se pretendiese hacerle responsable de los abusos que un profesor cometa cuando no ejerce de profesor (porque le aseguro que los curas no abusan de menores en Misa, si no en sus ratos libres), como si el Ministerio le hubiera mandado abusar o tuviera la obligación de hacer seguimiento físico de todos los profesores las 24 horas del día, los siete días de la semana (cosa por otro lado imposible en ambos casos). Y si hay encubridores (caso Zanchetta, por ejemplo) que asuman su responsabilidad como el propio abusador.

      2. Hable de Baleares y cómo PSOETA encubre y no investiga los abusos a menores tutelados. Ah, como son menores tutelados ya no hay que salvaguardar su «inocencia». Claro, como son los de PSOETA y amiguetes los abusadores, eso hay que taparlo. Pura gentuza hip´ócrita.

      3. Ya veo, tras todos su comentarios, que a Vd. solo le interesa hablar de los «4» pederastas que hay en la Iglesia. Lo que demuestra su sectarismo comunistoide y su odio a los «4 sacerdotes» pederastas, frente al 98% de los maestros, entrenadores, jueces, políticos… etc.
        En fin…

  4. Nuestro Señor Jesucristo tenía 12 apóstoles y uno fue malvado.
    Los medios de comunicación nunca ven a los otros 11 , sólo a Judas, y a mi me da la impresión que muchos de ésos acusadores son 11 Judas y del 12ávo, hay que poner en duda su palabra.
    Ése que dice que uno le tocó una cosa y otro otra y otro otra,,,,lo más seguro es que se metió a un prostíbulo, y le salió uno disfrazado de sacerdote.
    Los que acusan a la Iglesia, nunca se verán a sí mismos, ¿ Cuántos no serán ellos mismos abusadores?

  5. Omella, Osoro y los que les secundan, son quintacolumnistas que atacan a la Iglesia con la mentira de la pederastia. Ese pecado no puede identificarse con el clero ni religiosos, ya que su práctica ha sido excepcionalísima e insignificante.
    Ir de la mano de El País en esta campaña difamatoria, demuestra muy poco amor a la Iglesia.

    1. Lo hacen porq lo q de verdad les importa es la imagen, se bajan los pantalones con los enemigos de la Iglesia con tal de que les perdonen la vida, vendidos al mundo, como su jefe Bergoglio

    2. Exacto. Las estadísticas están ahí. La Conferencia Episcopal Española está colaborando con la difamación de los sacerdotes y clérigos, les pone en la frente la marca de «sospecha» porque sí. ¿Así pretenden que haya jóvenes que quieran ser sacerdotes? Ellos mismos están provocando la desafección. Esto sólo puede responder a un plan trazado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles