PUBLICIDAD

El cardenal Aguiar sobre los que robaron los ídolos: En todas las familias hay una oveja negra

|

Según el arzobispo de la capital de México, Carlos Aguiar Retes, los católicos que robaron las estatuillas de madera de una mujer embarazada desnuda, y aquellos dentro de la Iglesia que niegan el cambio climático son las “ovejas negras” de la familia de 1.300 millones de miembros que es la Iglesia Católica.

Relata Inés San Marín en Crux que el cardenal Aguiar Retes, arzobispo de Ciudad de México, actualmente en Roma donde participa en el Sínodo de la Amazonía, dijo a los periodistas el martes que el robo de la estatua fue “triste, una pena”.

“En todas las mejores familias, hay una oveja negra”, dijo el purpurado mexicano. “Y en la comunidad internacional, también hay personas que no creen en el daño que estamos haciendo [al planeta]”.

31 comentarios en “El cardenal Aguiar sobre los que robaron los ídolos: En todas las familias hay una oveja negra
      1. Ese país tuyo mas bien parece un nido de serpientes de cascabel. La serpiente de la bandera mejicana se ha zampao el aguilucho. No podía ser de otra manera. La película “SICARIO” de Denis Villeneuve y su secuela. “SICARIO II, EL DÍA DEL SOLDADO” hacen un buen reflejo tu Grey, pastoreada por la masonería desde que nacisteis como estado ..fallido.

      1. Y Aguiar está destruyendo la Iglesia de la Ciudad de Mëxico, primero el seminario. El pueblo y el clero están hartos de él y las barbaridades que anda haciendo.

  1. ¡Si sólo hubiese una oveja negra en la Iglesia!; lamentablemente, empiezan a ser mayoría, y no parece que entre ellas se encuentren los que arrojaron esos ídolos al Tiber.

    1. Pues entre esos sellados seguro que no estás tú, puesto que se trata de varones vírgenes, en cuya boca nunca hubo mentira, inmaculados, y que son rescatados de la tierra como primicias para seguir al Cordero donde quiera que vaya (cf. Ap 14, 1-5). Pero no pierdas la esperanza, pues “Después de esto, vi una enorme muchedumbre, imposible de contar, formada por gente de todas las naciones, familias, pueblos y lenguas. Estaban de pie ante el trono y delante del Cordero, vestidos con túnicas blancas” (Ap 7, 9).

      1. Y no es más oveja negra quien abandono cobardemente a su grey cuando las marchas feministas en la Ciudad de México y sólo los laicos válidamente cuidaron sus templos? Eso incluye su Catedral Monseñor Aguiar.
        Esos jóvenes que arrojaron valientemente ídolos al Tiber son más fieles a Dios y a su Iglesia que pastores que les tiembla la mano para defender a sus ovejas.

  2. Quien está vaciando el seminario de México ya sabemos quien es, Aguiar. Él es mucho peor que una oveja negra; es, al igual que Francis y muchos obispos, desgraciadamente, un apóstata disfrazado de obispo, que debería renunciar al episcopado y marcharse con los suyos.

    1. Claro, Navarra poco más de medio millón de habitantes. España unos 46. Méjico unos 120 millones. Es decir, matemáticas elementales de primaria. Pero lo que no tiene remedio es la ausencia de neuronas debajo del pelo.

  3. Como mexicano, Le agradeceré al cardenal aguiar me considere como parte de las obejas negras. No dudo que a nivel mundial integramos un rebaño que estamos de acuerdo con los católicos que tiraron al rio los idolos paganos o de brujeria

  4. Un o una Oveja Blanca denosta a las Ovejas Negras.
    ESTO ES RACISMO !!! DEBE PERIR PERDON A LAS OVEJAS NEGRAS !!!
    JA JA !!!
    Que idota !!!

    Además ignora el diccionario.
    Nadie robo nada, no se quedaron con los troncos.
    Los arrojaron al Tevere.

    Incluyamos en nuestros pensamientos y en nuestros actos este neologismo de origen romano

    TEVERIZACIÓN

      1. Dan pena, más que risa.
        Ver como los que se dicen católicos pata negra de toda la vida, se preocupan de dos estatuas de madera (ellos que llenan sus templos de tallas de madera, a cuál más esperpéntica), de mucha pena.
        Ver en lo que han convertido el mensaje de Cristo estos fanáticos es muy triste.
        Por eso hay que dar gracias a Dios por habernos traído a Francisco.
        Es solo el principio de un retorno al verdadero cristianismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles