PUBLICIDAD

Gotti-Tedeschi, ex responsable del IOR: “He temido por mi vida”

|

Ettore Gotti-Tedeschi, responsable con Benedicto XVI de la banca vaticana, ha tenido que recordarse a sí mismo a menudo que el Vaticano no es la Iglesia. En una entrevista grabada para el programa de investigación de la televisión italiana Le Iene (Las Hienas), el banquero confiesa que corrió serio peligro su fe por los oscuros manejos que tuvo que presenciar durante su mandato sobre el irreformable banco de la Santa Sede. “¡Y hasta mi propia vida!”, declara ante las cámaras.

¿Por qué se esconde el arzobispo Viganò, por qué se mantiene en paradero desconocido, viviendo la triste vida de un prófugo lejos de todo lo que le es familiar? Seguramente, no puede temer nada de sus hermanos en la Curia romana. ¿O sí?

Un Estado es un Estado, por empezar con una significativa perogrullada. Los Estados Pontificios, el Patrimonio de San Pedro, han sido, a lo largo de la historia, una potencia considerable en Europa, con un territorio en absoluto desdeñable. Así ha sido hasta la unificación italiana, concretamente hasta que en la Brecha de Porta Pía los exiguos ejércitos papales se rinden, por orden del pontífice, Pío IX -el último Papa Rey- a las tropas piamontesas.

Desde ese momento el Papado vivió en un limbo político, virtual prisionero en el Vaticano de un Estado, el Reino de Italia, a cuyos jerarcas mantuvo excomulgados en una situación insostenible, hasta que los Acuerdos de Letrán llegan a un compromiso: el Papa tendrá su Estado, pero será un espacio diminuto, 0,44 kilómetros cuadrados dentro de la capital italiana, el Estado más pequeño del mundo.

Pero Estado, por volver a la tautología del principio, con todas las prerrogativas de la soberanía en la comunidad internacional. Y con una incómoda relación con la misión primordial del pontífice romano: gobernar la Iglesia Católica, una fe que comparten 1.800 millones de personas en todo el mundo. Y entre esas prerrogativas está la de establecer sus propias normas bancarias con respecto a su banco nacional, que es a la vez el ‘banco de la Iglesia’: el Instituto para las Obras de Religión, IOR.

El IOR es el centro de una opaca trama inextricable que convierte al Estado Vaticano en el definitivo ‘paraíso fiscal’ del mundo, el último, con reglas contables y financieras que no se han adaptado del todo a las que rigen en las finanzas internacionales y un secretismo del que ya no puede presumir la banca suiza.

El periodista peruano Jaime Bayly, por ejemplo, daba esta misma semana en su popular programa televisivo las cantidades que los jerarcas bolivarianos, empezando por el propio presidente Nicolás Maduro, mantienen en el IOR, especificando incluso los números de las cuentas y las entidades bancarias de las que han sido transferidas las cantidades, un total de dos mil y pico millones de euros. De esta cantidad, el IOR, como cualquier banco, percibe un porcentaje en concepto de comisión de servicio. ¿No hace esto un poco difícil, digamos, negarle una audiencia privada a Maduro, o denunciar sus crímenes?

La entrevista a Gotti-Tedeschi forma parte de un programa dedicado a investigar el cuestionado y cuestionable suicidio de un directivo de uno de los principales bancos italianos, Monte dei Paschi de Siena. Y la conversación deriva pronto a los oscuros manejos de la banca vaticana, de la que Gotti-Tedeschi sabe probablemente más de lo que querría: corrupción, blanqueo, intereses inconfesables…

“Nadie le confirmará la existencia de esas cuentas”, confiesa el banquero al periodista en referencia a uno de los muchos casos de corrupción que aparecen en la investigación. “¡Porque allí había de todo!”. Y sigue: “Aquí estamos hablando de la Curia vaticana. Allí dentro había todo lo que pueda imaginar. Había personas que en un segundo cambiaban la titularidad de todas las cuentas. Un sistema que no permitía a nadie, solo a la Cúpula, tener acceso a las cuentas. Estaba a punto de perder la fe”.

Los intentos de meter mano a las oscuras finanzas vaticanas han sido continuos, objetivo prioritario de los últimos Papas. De hecho, Gotti-Tedeschi, responsable de las operaciones italianas de Banco Santander y católico devoto, era el hombre en el que confiaba Benedicto XVI para limpiar estos establos de Augías, y tuvo suerte de salir de allí ileso, tras una campaña de difamaciones que le obligaron a la renuncia.

El cardenal Pell fue el elegido por Francisco para una tarea similar. Serio, capaz, inteligente y especialmente dotado en este campo, descubrió demasiadas cosas que enfurecieron a los sospechosos habituales. Hoy vegeta en una cárcel australiana, hallado culpable de abusos a menores en un juicio que ha asombrado a muchos expertos por su falta de garantías e irregularidades, y en este momento afectado por una gripe que, a su edad, podría ser fatal.

13 comentarios en “Gotti-Tedeschi, ex responsable del IOR: “He temido por mi vida”
  1. ¡Dios mío, ven en auxilio de Tu Iglesia. Señor, date prisa en socorrerla! ¡Ven, Señor Jesús, que las cosas se han complicado bastante!

    1. Beatriz Mercedes: Siempre dice usted lo mismo y está bien. Pero recuerde que el Señor dejó en las manos de los cristianos el gobierno y dirección de la Iglesia y que eso es obra humana, asistida por el Espíritu, sí, pero humana. La Iglesia, la gran Iglesia, no corre peligro alguno, pero la estructura eclesial, la forma, que para algunos es convincente y para muchos otros tan descorazonadora que resulta excusa para apostasía silenciosa, está en un punto tan crítico que casi resulta agónico. El Señor se ocupa de la Iglesia, la Comunidad de los salvados, hermanos en la fe, pero el armazón humano de la transmisión y conservación del mensaje y los ministerios, es cosa humana. Necesitamos algo menos de piadosas jaculatorias y mucho más de plantar cara, como lo de Pablo a Pedro, al abuso, el secretismo y el descreimientpo que rezuman demasiadas estructuras eclesiales.

  2. Dos de los cuatro cardenales de las dubia, quizás los más dispuestos a la corrección, ya se nos fueron. El obispo más crítico con Francisco, Livieres, que se encaró dicéndole que había cometido una grave injusticia con su arbitraria destitución, también se nos fué. El sacerdote Sanahuja, el que más y mejor denunciaba la conversión del vaticano en una agencia de la ONU ambientalista y antinatalista, también se nos fué. Viganó en paradero desconocido, al temer por su vida. Gotti Tedeschi, que quiso hacer limpieza, tampoco oculta su temor. Pell, que también quiso limpar, se nos pudre en la cárcel. El informe de las trescientas páginas de Herranz-De Giorgi-Tomko oculto y enterrado. Todo esto ¿ es ciencia ficción ? ¿ Ha caído la Iglesia Católica en manos de las mafias ?

    1. Creo que hay una monja que los envenena por orden del papa con un veneno que no deja rastro, sería increible que con el paso de los años la gente de se fueran muriendo, de los del grupo de san gallen que apoyaron a francisco solo queda uno, ¿será que la monja asesina está liquidando tambien a los que apoyaron al papa por orden suya?, ¿o será una psicopata descontrolada?, y los conservadores que no han muerto, ¿tendrán el antidoto? mira que es raro que la gente muera, especialmente si es gente mator,,algo pasa ahí!!!

  3. Aportemos nuestro grano de arena:
    Estimado en Cristo: nos cuesta creer que nuestra necesidad sea imperiosa, y que nos dirijamos a, ¡hermanos! por la fe con el debido respeto que merecen para nosotros y no nos den al menos unas palabras de alivio, en cuanto a nuestra petición para una familia que está amparada, por el Espíritu Santo, pero desamparada por el hombre que escribe; diciendo que hay que ayudar al necesitado, y a nuestro prójimo y no lo hace, es solo escritura pero no hechos. No exigimos pero si tocamos su corazón y su conciencia, no para que nos de lo que necesitamos: es solo que aporte su granito de arena. Junto con el de usted y otros podemos lograr que nuestra hija discapacitada asista al Centro de día para personas discapacitadas, con un transporte que la lleve y la traiga, a casa, es para su bien y rehabilitación de su cuerpo, y de su vida. Que poco a poco por falta de medios, mengua debido a su enfermedad. nuestro correo: josemanuelgarciapolo@gmail.com. 634710065

  4. Bueno, ,a mí me gustan las jaculatorias, sobre todo en situaciones apremiantes, cuando hay tormentas, una jaculatoria nos puede librar de la caída de un rayo. Si se fija , María Mercedes, conforme fueron desapareciendo los conventos de clausura, fue apareciendo más mal. En Nagasaki, creo, donde dejaron caer la bomba atómica, solo se salvó el convento donde rezaban, ! Qué mejor ejemplo de que la oración es un escudo protector!,
    Sí, hay que actuar, pero siempre rezando. Todo necesita de energía para funcionar. La oración es ésa energía. Recemos mucho por nuestra Santa Iglesia Católica.

    1. Perfectamente definido: mucha acción, sin ñoñerías, pero mucha oración, que necesitamos todos, como Iglesia y como personas. Pero las dos cosas unidas; el molinosismo puede funcionar para la persona, pero no para la Iglesia.

  5. Ofrezco este enlace al haber desaparecido de Infovaticana la capital denuncia del periodista Bayly acerca de que el Banco de la Iglesia nuevo paradigma sirve de cofre para guardar el dinero que los corruptos gobernantes castristas-venezolanos han robado al pueblo.

    pulzo.com/economia/fortunas-que-tendrian-nicolas-maduro-diosdado-cabello-PP665380

    Lamentablemente, una vez más, como en las dubia, como en el informe Viganó, Jorge Mario no sabe, no contesta.

  6. El momento eclesial que vivimos nos está ayudando a diferenciar entre lo que es estructura humana dentro de la Iglesia y la Iglesia sobrenatural. La «iglesia poder humano» frente a la Iglesia que es asamblea de quienes buscan la santidad junto al Señor.

    Es evidente que la «iglesia poder humano» es antievangélica. Ninguna herramienta humana nos lleva a la santidad. Sólo la Gracia de Dios tiene capacidad de transformarnos. Las herramientas humanas son torres de babel. Torres quen tiene que caer cada cierto tiempo fulminadas por Dios. La historia eclesial muestra esto claramente. Deberíamos de tener siempre en mente que pertenecemos a la Iglesia sobrenatural por el bautismo y la llamada a la santidad. No pertenecemos a las adherencias humanas, sino al Cristo. ¿Y que hacemos con la parte institucional de la Iglesia? No nos preocupemos. Es poco más que una herramienta que se deforma y herrumbra por el mal uso que conlleva nuestro pecado original.

  7. Si realmente corriera peligro ya le habrían liquidado, ¿o creen que en el ior no hay sificiente dinero para comprar esa información?, eso es solo postureo de un mindundi, que quiso llamar la atención y nadie le hizo caso, ¿por qué le matarían?, como si fuera la gran cosa que haya criticado al papa, como si no ocurriera todos los días y desde todos los sitios, pregunten a alguien fuera del mundillo catolico anticonciliar, nadie sabe quien es, para la mayoria de catolicos es un obispo que dijo algo, no saben qué, contra el papa, fuera del catolicismo ni conocen el apellido.

  8. ¡Vaya mafia! ¡Y se soprenden de que la gente no vaya a misa, de que los católicos se hagan apóstatas a puñados, etc, etc!

    ¡Si ésta es la religión verdadera… en fin… ¿cómo serán las falsas?!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles