Osoro cede por fin y aparta a los curas de la Madonna

El Cardenal Arzobispo de Madrid ha respaldado al prior del Valle de los Caídos.
|

Según ha podido saber InfoVaticana, el próximo domingo llegará a Nuestra Señora de Madrid el administrador parroquial designado por el arzobispo, Carlos Osoro, para suceder al controvertido equipo sacerdotal conformado por «Luisjo y Ramontxu».

«No permitiré que InfoVaticana gobierne esta diócesis», decía Carlos Osoro en septiembre, al ver las publicaciones de este portal, que apuntaban a los dos curas «LGTBI» que mantenía al frente de una de sus parroquias, la de «Nuestra señora de Madrid». Con ese pretexto, y con el objetivo de que «no nos creciéramos», el arzobispo decidió aplazar cualquier decisión sobre «la Madonna» a la vuelta del Sínodo, esto es, para noviembre.

Bien entrado noviembre, parece que el escándalo de la Madonna podría estar llegando a su fin. El próximo domingo, 18 de noviembre, el nuevo sacerdote/administrador llegará a la parroquia de Nuestra Señora de Madrid para tomar las riendas de la parroquia, tras meses de escándalo provocado por los sacerdotes de la parroquia y denunciado por este medio.

Según fuentes cercanas a la parroquia, los actuales sacerdotes, Ramón y Luis José, ya se están despidiendo de los feligreses, aunque han convocado un «piscolabis» para despedirse de todo el mundo. El domingo 2 de diciembre será su último día en la parroquia.

Gracias a Dios, tras más de seis meses de denuncias por parte de este portal, la parroquia volverá a ser un lugar donde se explica la fe católica, y no una nueva «teología LGTBI«.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
20 comentarios en “Osoro cede por fin y aparta a los curas de la Madonna
  1. Dejan la citada parroquia pero ¿qué destino les espera a estos presbíteros? Porque allá donde lleguen harán de las suyas… ¿Van para formadores de seminario o qué se les encomienda?

  2. Me alegro, pero me dan pena los feligreses del próximo destino que ocupen estos. Si estos curas no aceptan la doctrina católica pueden fundar otra iglesia o dedicarse a otra cosa. Si no, lo que hacen es parasitar a la Iglesia en su propio provecho y para sus fines homosexualistas. Es decir, si no se van, hay que expulsarles.

  3. Una buena noticia, que parece como consecuencia del resultado del Sinodo. No se han aprobado las siglas LGTBI, luego no tienen cabida los que las proclaman.

  4. Pues en principio, buena noticia; ¡Bien por el Cardenal! Ahora, lo preocupante es en qué estado se encontrará la parroquia el nuevo párroco o administrador parroquial; esperemos que pueda llevar las aguas a su cauce, nuevamente, sin graves problemas.

  5. Pues si el duo dinámico va a otra parroquia la estropeará igual, si les encargan la pastoral de no se qué sector pues harán de tapadillo lo mismo. Un tiempo en el limbo y cuando se pase la polémica y el recuerdo, pues los recolocarán en otro lado y aquí paz y después gloria.
    Eso que era tan fácil antes ahora no tanto porque los medios de comunicación y las redes sociales son inmediatas y hacen pasar mal la hemroteca a todos, políticos, periodistas, futbolistas etc y para eso está Infovaticana para seguir la pista e informarnos de estos asuntos. Dime de que presumes y te diré de lo que careces dice el refrán, y en este caso bien cierto con el farol de que los de Infovaticana no le van a gobernar la diócesis.

  6. No se trata solo de apartarlos. Ellos tienen sus inclinaciones sexuales y su enseñanza explícita, incompatibles con el sacerdocio. Deben renunciar y no hacer más daño a la comunidad. Por fuera de la Iglesia pueden hacer de su vida lo que les de la gana.

  7. Como feligrés de Ntra Sra de Madrid te digo ,Gabriel Ariza , que has conseguido infamar y dañar a dos sacerdotes dignos que han trabajado mucho por la parroquia y destruir una de las que mejor funcionaba en Madrid. Es un pecado gravísimo contra el Octavo Mandamiento.
    No me gustaría estar en tu piel. ¿ Como vas a devolver la fama a esos dignos sacerdotes?

    La actuación del obispo de Madrid, como casi siempre, lamentable y cobarde

    1. Antonio, como ex feligresa de la parroquia le digo, que los parroquianos no nos hemos ido por los comentarios de infovaticana. Esta parroquia antes de llegar Luisjo estaba vacía, muerta, no iba nadie a excepción de 4 vecinos de la zona. Toda la gente que «llenabamos» la parroquia éramos de otros barrios en los que había trabajado Luisjo anteriormente. Los sacerdotes serán muy dignos, pero no predican el evangelio . Las homilías de Ramón en la página de gays son absolutamente escandalosos, son públicos, puede leerlos usted mismo. Y esas homilías han sido lo que ha hecho explotar la bomba del pasado de Luisjo. Deje usted de culpar a infovaticana de las actuaciones de los sacerdotes, sólo ellos son responsables de lo que han hecho. Y ahora una profanacion en el templo??????? Mucha casualidad. Les deseo mucha suerte a partir del día 18 con don Jesús. No cuenten conmigo para el piscolabis. Que barbaridad, celebrar un despido, insensatos.

  8. No se les echa por sus ideas, sino por la incompatibilidad entre lo que predican y dónde lo predican. Defensores acérrimos de la homosexualidad y activos por lo que parece es lo que les ha hecho irse.Se comportaban como lobos con piel de cordero.Lo mejor que podrían hacer es dejar de ejercer como sacerdotes católicos y hacer su vida según sus convicciones,fuera del estado clerical, ya que son cosas incompatibles.No es tan difícil de entender

  9. Sois todos unas malisimas personas, no se que Evangelio habeis podido leer. La Iglesia es de TODOS y para TODOS. Si segis pensando así desapareceran hasta los campanarios.

    1. Por supuesto que la Iglesia es de todos y para todos. Jesus aceptaba a todos, y cuanto mas pecadores mas los queria. pero les decia sigueme y no peques mas. lo que no hacia era animarlos a seguir pecando, por eso les han echado, porque eran barbaridades lo que predicaba Ramon, otra cosa es que no lo digan para no escandalizar.os recuerdo a ramon publicando en su facebook contra el celibato de los sacerdotes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles