Infovaticana
El Papa explica en Fátima la verdadera veneración a la Virgen María
a3, Voz del Papa

El Papa explica en Fátima la verdadera veneración a la Virgen María

Gabriel Ariza
13 Mayo, 2017

Peregrinos con María… ¿Qué María? ¿La Virgen María del Evangelio, venerada por la Iglesia orante, o más bien una María retratada por sensibilidades subjetivas, como deteniendo el brazo justiciero de Dios listo para castigar: una María mejor que Cristo, considerado como juez implacable; más misericordiosa que el Cordero que se ha inmolado por nosotros?

“Cada vez que miramos a María volvemos a creer en lo revolucionario de la ternura y del cariño. En ella vemos que la humildad y la ternura no son virtudes de los débiles sino de los fuertes, que no necesitan maltratar a otros para sentirse importantes… Que seamos, con María, signo y sacramento de la misericordia de Dios que siempre perdona, perdona todo”, lo dijo el Papa Francisco en su alocución durante la bendición de las velas y el rezo del Santo Rosario en la Capilla de las Apariciones, en el Santuario Mariano de Nuestra Señora de Fátima en Portugal.

En el marco de su 19° Viaje Apostólico a Fátima con ocasión de la celebración de los 100 años de las apariciones de la Bienaventurada Virgen María en Cova de Iría, el Santo Padre presidió la celebración de la bendición de las velas y la oración del Santo Rosario. En su discurso el Pontífice agradeció al pueblo portugués por la calurosa acogida y los invitó a unirse a su peregrinación vivida en la esperanza y en la paz. “Que María, madre tierna y solícita con todos los necesitados – afirmó el Pontífice – les obtenga la bendición del Señor”.

“Esta bendición, agregó el Papa, se cumplió plenamente en la Virgen María, puesto que ninguna otra criatura ha visto brillar sobre sí el rostro de Dios como ella, que dio un rostro humano al Hijo del Padre eterno; a quien podemos ahora contemplar en los sucesivos momentos gozosos, luminosos, dolorosos y gloriosos de su vida, como recordamos en el rezo del Rosario”. Con Cristo y María, dijo el Pontífice, permanezcamos en Dios. “De este modo, agregó, cada vez que recitamos el Rosario, en este lugar bendito o en cualquier otro lugar, el Evangelio prosigue su camino en la vida de cada uno, de las familias, de los pueblos y del mundo”.

Pero es necesario preguntarse, dijo el Papa Francisco: ¿Quién es María? Sólo así podremos proseguir por el camino que nos lleva a Dios. A veces, dijo el Papa, “cometemos una gran injusticia contra Dios y su gracia cuando afirmamos en primer lugar que los pecados son castigados por su juicio, sin anteponer —como enseña el Evangelio— que son perdonados por su misericordia”. Es necesario anteponer la misericordia al juicio – precisó el Pontífice – y, en cualquier caso, el juicio de Dios siempre se realiza a la luz de su misericordia. Por supuesto, la misericordia de Dios no niega la justicia, porque Jesús cargó sobre sí las consecuencias de nuestro pecado junto con su castigo conveniente.

En este sentido, puntualizó el Obispo de Roma, María nos enseña la dinámica de justicia y ternura, de contemplar y caminar hacia los demás, es lo que hace de ella un modelo eclesial para la evangelización. “Que seamos, con María, signo y sacramento de la misericordia de Dios que siempre perdona, perdona todo”. Y llevados de la mano de la Virgen Madre y ante su mirada, concluyó el Papa Francisco, podemos cantar con alegría las misericordias del Señor. “Podemos decir: Mi alma te canta, oh Señor. La misericordia que tuviste con todos tus santos y con todo tu pueblo fiel la tuviste también conmigo”.

(Renato Martinez – Radio Vaticano)

Texto y audio completo del discurso del Papa Francisco

Queridos peregrinos de María y con María.

Gracias por recibirme entre vosotros y uniros a mí en esta peregrinación vivida en la esperanza y en la paz. Desde ahora, deseo asegurar a los que os habéis unidos a mí, aquí o en cualquier otro lugar, que os llevo en mi corazón. Siento que Jesús os ha confiado a mí (cf. Jn 21,15-17), y a todos os abrazo y os confío a Jesús, «especialmente a los más necesitados» —como la Virgen nos enseñó a pedir (Aparición, julio de 1917)—. Que ella, madre tierna y solícita con todos los necesitados, les obtenga la bendición del Señor. Que, sobre cada uno de los desheredados e infelices, a los que se les ha robado el presente, de los excluidos y abandonados a los que se les niega el futuro, de los huérfanos y las víctimas de la injusticia a los que no se les permite tener un pasado, descienda la bendición de Dios encarnada en Jesucristo: «El Señor te bendiga y te proteja, ilumine su rostro sobre ti y te conceda su favor. El Señor te muestre su rostro y te conceda la paz» (Nm 6,24-26).

Esta bendición se cumplió plenamente en la Virgen María, puesto que ninguna otra criatura ha visto brillar sobre sí el rostro de Dios como ella, que dio un rostro humano al Hijo del Padre eterno; a quien podemos ahora contemplar en los sucesivos momentos gozosos, luminosos, dolorosos y gloriosos de su vida, como recordamos en el rezo del Rosario. Con Cristo y María, permanezcamos en Dios. En efecto, «si queremos ser cristianos, tenemos que ser marianos, es decir, hay que reconocer la relación esencial, vital y providencial que une a la Virgen con Jesús, y que nos abre el camino que nos lleva a él» (Pablo VI, Homilía en el Santuario de Nuestra Señora de Bonaria, Cagliari, 24 abril 1970). De este modo, cada vez que recitamos el Rosario, en este lugar bendito o en cualquier otro lugar, el Evangelio prosigue su camino en la vida de cada uno, de las familias, de los pueblos y del mundo.

Peregrinos con María… ¿Qué María? ¿Una maestra de vida espiritual, la primera que siguió a Cristo por el «camino estrecho» de la cruz dándonos ejemplo, o más bien una Señora «inalcanzable» y por tanto inimitable? ¿La «Bienaventurada porque ha creído» siempre y en todo momento en la palabra divina (cf. Lc 1,45), o más bien una «santita», a la que se acude para conseguir gracias baratas? ¿La Virgen María del Evangelio, venerada por la Iglesia orante, o más bien una María retratada por sensibilidades subjetivas, como deteniendo el brazo justiciero de Dios listo para castigar: una María mejor que Cristo, considerado como juez implacable; más misericordiosa que el Cordero que se ha inmolado por nosotros?

Cometemos una gran injusticia contra Dios y su gracia cuando afirmamos en primer lugar que los pecados son castigados por su juicio, sin anteponer —como enseña el Evangelio— que son perdonados por su misericordia. Hay que anteponer la misericordia al juicio y, en cualquier caso, el juicio de Dios siempre se realiza a la luz de su misericordia. Por supuesto, la misericordia de Dios no niega la justicia, porque Jesús cargó sobre sí las consecuencias de nuestro pecado junto con su castigo conveniente. Él no negó el pecado, pero pagó por nosotros en la cruz. Y así, por la fe que nos une a la cruz de Cristo, quedamos libres de nuestros pecados; dejemos de lado cualquier clase de miedo y temor, porque eso no es propio de quien se siente amado (cf. 1 Jn 4,18). «Cada vez que miramos a María volvemos a creer en lo revolucionario de la ternura y del cariño. En ella vemos que la humildad y la ternura no son virtudes de los débiles sino de los fuertes, que no necesitan maltratar a otros para sentirse importantes. […] Esta dinámica de justicia y ternura, de contemplar y caminar hacia los demás, es lo que hace de ella un modelo eclesial para la evangelización» (Exhort. Ap. Evangelii gaudium, 288). Que seamos, con María, signo y sacramento de la misericordia de Dios que siempre perdona, perdona todo.

Llevados de la mano de la Virgen Madre y ante su mirada, podemos cantar con alegría las misericordias del Señor. Podemos decir: Mi alma te canta, oh Señor. La misericordia que tuviste con todos tus santos y con todo tu pueblo fiel la tuviste también conmigo. Oh Señor, por culpa del orgullo de mi corazón, he vivido distraído siguiendo mis ambiciones e intereses, pero sin conseguir ocupar ningún trono. La única manera de ser exaltado es que tu Madre me tome en brazos, me cubra con su manto y me ponga junto a tu corazón. Que así sea.

Gabriel Ariza


45 COMMENTS ON THIS POST To “El Papa explica en Fátima la verdadera veneración a la Virgen María”

  1. Echenique dice:

    La María de Fátima es la María de los tres pastorcitos, que nos habla, como en el evangelio, de conversión, de oración, de penitencia, de infierno, de purgatorio, y esos pastoriles no mienten. De otro modo no serían canonizados. Esa verdades de fe no las podemos perder. perderíamos el camino que nos lleva al cielo. Misericordia y conversión son inseparables. Alguien tiene mucho interés en separarlas.

  2. Marcopolo dice:

    Es cierto que en esta visita no se ha dicho praticamente nada sobre conversión, sobre la penitencia y la posibilidad de perdición, dos ejes del mensaje de Fátima. Sólo misericordia, lo cuál está muy bien, pero altera el mensaje. Da la sensación de que en esta visita se ha intentado “actualizar” (o más bien corregir) el mensaje de Fátima, pero fue Dios por medio de María misma quien lo entregó.

  3. Francisco Antonio dice:

    El papa jesuita siente que «Jesús os ha confiado a mí».
    ¡SOCORRO!

    (Johnny-Gin)

  4. Marcopolo dice:

    En la homilía de la MISA de Canonización sí ha dicho ya algunas palabras sobre la necesidad de conversión y las realidades escatológicas.

  5. ricardo dice:

    Magnífico discurso en la línea de Juan XXIII. Que falta que nos hace el remedio de la misericordia. Pobres aquellos que buscan los rigores de la severidad.

  6. J.M.R. dice:

    También hay que tomar como modelo al Jesús Cristo que dijo:
    – “Yo te perdono, pero no vuelvas a pecar”. Hubo una condición o penitencia para el perdón. Esto es de aplicación a las “personas”, sean ricas o pobres. En sus enseñanzas vienen bien definidos los pecados y se relacionó con ricos y pobres, luchando contra el MAL.
    – “Padre, perdonales porque no saben lo que hacen”. Pero no dijo nada de los que “sí saben lo que hacen” y a pesar de ello reinciden y se sienten orgullosos de ello. Es decir, el perdón o misericordia no fue a todos, sino a muchos.
    El papa Francisco se empeña en minimizar, desplazar o anular el sacramento de la Reconciliación y para ello no duda en utilizar de forma sectaria a la Virgen Maria. Cada vez es más evidente que su Iglesia no es la Iglesia ni el Reino de Jesús Cristo.

  7. María R dice:

    Catecismo de la IGLESIA CATOLICA : 1451 : Contrición : Entre los actos del penitente , la contrición aparece en primer lugar . Es “un dolor del alma y una detestación del pecado cometido con la resolución de no volver a pecar” ( Cc Trento:DS1676); 1452: Cuando brota del amor de Dios amado sobre todas las cosas, la contrición se llama “contrición perfecta” (contrición de caridad) . Semejante contrición perdona las faltas veniales; obtiene también el perdón de los pecados mortales si comprende la firme resolución de recurrir tan pronto sea posible a la confesión sacramental (cfCcTrento:DS1677) 1453 : La contrición llamada imperfecta ( o “atrición”) es también un don de Dios , un impulso del Espíritu Santo . Nace de la consideración de la fealdad del pecado o del temor de la condenación eterna y de las demás penas con que es amenazado el pecador. Tal conmoción de la conciencia puede ser el comienzo de una evolución interior que culmina , bajo la acción de la gracia , en la absolución sacramental. Sin embargo , por si misma la contración imperfecta no alcanza el perdón de los pecados graves , pero dispone a obtenerlo por el sacramento de la penitencia (cfCcTrento:DS1678,1705).
    El temor de Dios es necesario ( Padre Jordi Rivero ) : Es popular decir “Dios es amor y no se le debe temer”.Es cierto que a Dios no le debemos tener miedo en el sentido que hoy se usa esta palabra ,ese miedo que paraliza o que impulsa a huir de Dios (…) .Pero existe un temor de Dios que es un don del Espitu Santo : Temer ofenderle , tememos , al realizar nuestra propia debilidad y al saber que , con facilidad podemos caer en pecado mortal y condenearnos . Los buenos padres no sólo hablan de amor (….) sino tambien inculcan un sano temor al castigo , la justa medicina .No el temor excesivo que quita la confianza y traumatiza (…) “No tengaís miedo a los que matan el cuerpo , que al alma no pueden matarla ; temed más bien a Aquel que puede perder el alma y el cuerpo en la gehenna ” (Mt. 10,28) (…) “Purifiquémonos de toda mancha de la carne y del espíritu ,acabando la obra de la santificación en el temor de Dios ” ( 2Corintios ,7-1). (….) Conclusión : El temor de Dios no es una ruta alternativa al camino del amor. Se trata más bien de un don divino que nos hace comprender la seriedad del pecado por el castigo que merece ante un Dios justo. Por otra parte , el olvido del don de temor a Dios, está llevando a muchos a la negación del pecado y sus consecuencias. El camino está entonces abierto a pretender que todo lo que todo lo que la carne , el mundo y el demonio sugieren es amor .¡Cuántas vidas destruidas por ese engaño! ( es mucho más extenso y está publicado en http://www.corazoes.org)

  8. Lostrego dice:

    Como no podia ser de otra forma la Virgen no es la Virgen que se manifiesta en Fatima, la Virgen es la que dice Bergoglio. Esta visita es lo que se previa, cambiar el mensaje de FAtima y para no levantar sospechas se canoniza a los niños

  9. ricardo dice:

    misericordia – Real Academia Española. Diccionario Usual. Del lat. misericordia. 1. f. Virtud que inclina el ánimo a compadecerse de los sufrimientos y miserias ajenos.
    Sorprende que se tenga el ánimo pronto al juicio y a la condena y no a la misericordia. ¿ De que serviría el temor a un Dios que es incapaz de tener misericordia?

  10. Daniel Argentina dice:

    En mi humilde parecer, ninguno de nosotros es anterior a la Misericordia de Dios. Efectivamente, Jesús dijo “Yo tampoco te condeno. Vete y no peques mas” Primero fue una cosa y luego la otra.
    Igualmente, rizar el rizo para esforzarse en encontrarle defectos a lo que dice este Papa en las cosas que no parecen controvertidas -como otras- no tiene un aire de acto cristiano.

  11. Daniel Argentina dice:

    Echenique, la homilía de la misa de canonización empieza así:
    «Un gran signo apareció en el cielo: una mujer vestida del sol», dice el vidente de Patmos en el Apocalipsis (12,1), señalando además que ella estaba a punto de dar a luz a un hijo. Después, en el Evangelio, hemos escuchado cómo Jesús le dice al discípulo: «Ahí tienes a tu madre» (Jn 19,27).
    Tenemos una Madre, una «Señora muy bella», comentaban entre ellos los videntes de Fátima mientras regresaban a casa, en aquel bendito 13 de mayo de hace cien años. Y, por la noche, Jacinta no pudo contenerse y reveló el secreto a su madre: «Hoy he visto a la Virgen». Habían visto a la Madre del cielo. En la estela de luz que seguían con sus ojos, se posaron los ojos de muchos, pero… estos no la vieron. La Virgen Madre no vino aquí para que nosotros la viéramos: para esto tendremos toda la eternidad, a condición de que vayamos al cielo, por supuesto.
    Pero ella, previendo y advirtiéndonos sobre el peligro del infierno al que nos lleva una vida, a menudo propuesta e impuesta, sin Dios y que profana a Dios en sus criaturas, vino a recordarnos la Luz de Dios que mora en nosotros y nos cubre, porque, como hemos escuchado en la primera lectura, «fue arrebatado su hijo junto a Dios» (Ap 12,5). Y, según las palabras de Lucía, los tres privilegiados se encontraban dentro de la Luz de Dios que la Virgen irradiaba. Ella los rodeaba con el manto de Luz que Dios le había dado. Según el creer y el sentir de muchos peregrinos —por no decir de todos—, Fátima es sobre todo este manto de Luz que nos cubre, tanto aquí como en cualquier otra parte de la tierra, cuando nos refugiamos bajo la protección de la Virgen Madre para pedirle, como enseña la Salve Regina, «muéstranos a Jesús».

    No me parece que separe Misericordia del resto.

  12. Lostrego dice:

    En mi humilde opinion enmendar la plana a la Virgen es algo muy pretencioso por parte del Papa y es un acto de misericordia corregir al que yerra, en este caso erg se ha pasado de frenada , con todos mis respetos

  13. Man With No Name dice:

    ricardito mentiroso debería recordar que la misericordia y la justicia van unidas intrínsecamente, por ende DIOS es misericordioso pero también es justo, es decir misericordia para aquel que se arrepiente y se convierte de todo corazón, pero justicia para aquel que persiste en el pecado pertinazmente.

  14. Fred dice:

    Hablar de la Misericordia de Dios, sin hablar de conversión y oración es un fraude, y no es católico.

    Precisamente todas las apariciones Marianas insisten en que es imprescindible la conversión y la oración, para obtener la Misericordia de Dios. La palabras de la Virgen de Fátima son “si no se reza y se deja de ofender a Dios, vendrá una guerra peor en tiempos de Pio XII”, como así fue. Según revelación privada a Sor Lucía “si un millón de familias en Portugal reza el rosario, la revolución comunista se desvanecerá”. Sor Faustina Kowalska insiste en lo mismo “si la gente no se acoge a la Misericordia de Dios, se tendrá que acoger a su Justicia”.

    La frase “una María retratada por sensibilidades subjetivas, como deteniendo el brazo justiciero de Dios listo para castigar: una María mejor que Cristo, considerado como juez implacable; más misericordiosa que el Cordero que se ha inmolado por nosotros “, es muy desafortunada, porque parece desconocer el concepto católico de intercesión. María y todos los santos interceden ante Dios en favor de la humanidad. Cuando los cristianos rezamos en favor de otras personas, hacemos lo mismo. La oración de intercesión no supone que María o nosotros seamos mejores que Cristo, sino que Cristo ha condicionado dispensar su Misericordia a la intercesión de María (medianera de todas las gracias), y a nuestra conversión y oración.

    Otra frase desafortunada es: “por supuesto, la misericordia de Dios no niega la justicia, porque Jesús cargó sobre sí las consecuencias de nuestro pecado junto con su castigo conveniente”, porque Francisco nunca aclara que el Sacrificio de Cristo en la Cruz, es condición indispensable pero no suficiente para nuestra salvación, ya que se debe completar con nuestra conversión y oración. Por esto en la consagración se ha corregido y se dice “la sangre derramada por muchos” y no “por todos”.

    La frase “cometemos una gran injusticia contra Dios y su gracias cuando afirmamos en primer lugar que los pecados son castigados por su juicio, sin anteponer –como enseña el Evangelio, que son perdonados por su misericordia”, es muy típica del discurso de Francisco, pero es insuficiente, y de hecho está dando lugar a malas interpretaciones . La doctrina católica enseña que, la Misericordia y Justicia son simultaneas en Dios, una no va delante de la otra, y así lo vemos en el Evangelio, cuando se alternan momentos en que prevalece la Misericordia, con momentos donde prevalece la justicia, como son las parábolas de los talentos y los servidores infieles.

  15. javcus dice:

    Fred:

    No es que sean desafortunadas, es que ya son heréticas, se estrena. Hasta ahora iba rozando.

    100 años después de pedirle a Luis XIV la consagración de Francia al Sgdo. Cor. de Jesús, transmitido por Santa Margarita María de Alacoque (y no hacerle caso), su descendiente Luis XVI fue destronado.

    100 años después de Fátima ( y pobablemente tampoco hacerle caso con la consagración EXPLÍCITA de Rusia al Inmaculado Cor. de María), un Papa PREDICA LA HEREJÍA:

    «Cometemos una gran injusticia contra Dios y su gracia cuando afirmamos en primer lugar que los pecados son castigados por su juicio, sin anteponer —como enseña el Evangelio— que son perdonados por su misericordia. Hay que anteponer la misericordia al juicio y, en cualquier caso, el juicio de Dios siempre se realiza a la luz de su misericordia. Por supuesto, la misericordia de Dios no niega la justicia, porque Jesús cargó sobre sí las consecuencias de nuestro pecado junto con su castigo conveniente. Él no negó el pecado, pero pagó por nosotros en la cruz. Y así, por la fe que nos une a la cruz de Cristo, quedamos libres de nuestros pecados; dejemos de lado cualquier clase de miedo y temor, porque eso no es propio de quien se siente amado (cf. 1 Jn 4,18)»

    Por más que lo leo, no dejo de ver ahí el sola fide, la justificación luterana.

    Encima menoscaba el papel de María, a quien presuntamente va a venerar, rechaza la idea de una María que detiene el brazo de Dios. ¿Y qué pasa con el 5.º misterio gozoso, por ejemplo? ¿Y los mensajes aprobados por la Iglesia, como los de La Salette?

  16. ricardo dice:

    La misericordia no se opone a la justicia de modo que ese sofisma hay que aparcarlo. Juan XXIII dijo que la Iglesia había decidido aplicar el “remedio de la misericordia en lugar del rigor de la severidad” de modo que prefiero equivocarme con la Iglesia. Resulta una obviedad que si alguien no está arrepentido se cierra al Amor de Dios. El tema es central consiste en señalar que Jesucristo ayudó a convertir con misericordia perdonando y sanando. A los rigoristas doctrinales no los trató muy bien. Esto no implica rechazar la sana doctrina sino revisar la actitud frente a un magisterio que nos propone la misericordia como camino.

  17. Echenique dice:

    Una parte esencial del mensaje de Fátima es el infierno. Francisco, una vez más, lo ha eludido por hacerse el gracioso, pero no tiene ninguna gracia. Lean, lean, por favor.http://www.fluvium.org/textos/iglesia/igl518.htm

  18. Man With No Name dice:

    ricardito mentiroso vuelve a machacar sobre el mismo ajo. y sobre los rigoristas doctrinales, solo decir que es una invención que nace de la hilarante imaginación de ciertos mitomanos.

  19. lindor covas dice:

    Tirar basuras y calumnias sobre el Santo Padre , es un deporte permanente de ciertos comentaristas de Infocatólica …También habrá justicia para ellos .

  20. ricardo dice:

    Cristina: Dios sale al encuentro con su gracia. Se adelanta propiciando la gracia del arrepentimiento. Hay un cierto voluntarismo pelagiano tu planteamiento. Claro está y es obvio decirlo que a esa gracia hay que corresponder.

  21. ricardo dice:

    Lindor: Efectivamente. Esto es lo sorprendente de alguno participantes de este foro; algunos tienen la visión y llevan la cuenta de cuantos se condenan: Agreden a Francisco como un hincha insulta al equipo contrario.

  22. Nestor dice:

    Ricardo, la apaicion de fatima y las otras avaladas por nuestra iglesia, no son mensajes de felicitacionnes de una madre a sus hijos, es un llamado de dolor por despertar a hijos necios que no ven el camino que trancitan y sobre esto no se habla, hoy mas que nunca debemos orar por el papa francisco pero tener en cuenta que apelar a la misericordia para tener licencia para pecar no viene del señor.

  23. María R dice:

    La vida MORAL de los cristianos está sostenida por los dones del Espíritu Santo. Estos son disposiciones permanenetes que hacen al hombre dócil para seguir los impulsos del Espíritu Santo (1830) .
    Los siete dones del Espíritu Santo son : SABIDURIA, INTELIGENCIA, CONSEJO, FORTALEZA, CIENCIA, PIEDAD Y TEMOR DE DIOS .(…) (1831 ). Los dones del Espítu Santo son hábitos sobrenaturales infundidos por Dios en las potencias del alma para recibir y secundar las inspiraciones del Espiritu Santo al modo divino o sobrehumano , y los poseen en algún grado todas las almas en gracia , pero no pueden coexistir con el pecado mortal. SABIDURIA para “juzgar las cosas humanas , según la medida de Dios, a la luz de Dios ” (S. Juan Pablo II). INTELIGENCIA : Para comprender la Palabra de Dios y profundizar en las verdades reveladas. CONSEJO : Ilumina la conciencia para elegir lo que es lícito y más conviene al alma , en las opcoiones que se plantean en la vida diaria. FORTALEZA : “El don de la fortaleza es un impulso sobrenatural que da vigor al alma, no solo en momentos dramáticos como el del martirio , sino también en las habituales condiciones de dificultad : En la lucha por permanecer coherentes con los propios principios; en el soportar ofensas y ataques injustos; en la perseverancia valiente , incluso entre incomprensiones y hostilidades , en el camino de la verdad y de la honradez ( S. Juan Pablo II). CIENCIA : “Gracias a ella el hombre no estima las criaturas más de lo que valen y no pone en ellas , sino en Dios, el fin de su propia vida ” (S. Juan Pablo II). PIEDAD: ” Sana nuestro corazón de todo tipo de dureza y lo abre a la ternura para con Dios y para con los hermanos ” ( S. Juan Pablo II). TEMOR DE DIOS : ” Es el sentimiento sincero y trémulo que el hombre experimenta frente a la trmenda Majestad de Dios, especialmente cuando reflexiona sobre las propias infidelidades y sobre el peligro de ser encontrado “falto de peso ” ( Dn 5,27) en el juicio eterno del que nadie puede escapar. El creyente se presenta y se pone ante Dios con el espíritu contrito y con el corazón humillado (cf Sal 50751, 19), sabiendo bien que debe atender a la propia salvación con “temor y temblor” Flp, 12). Sin embargo , eso no significa miedo irracional , sino sentido de responsabilidad y de fidelidad a la ley ” ( S. Juan Pablo II)

  24. ricardo dice:

    Nestor: En modo alguno Francisco llama a una especie de “licencia para pecar” sino sencillamente presenta con fuerza un aspecto fuerte del mensaje de Jesús de Nazaret: La Misericordia. Curiosamente fue San Juan XXIII quien inició este camino y el Concilio Vaticano II. La misericordia es una invitación a la conversión no a una vida de hippie.

  25. Man With No Name dice:

    según el ricardito mentiroso la misericordia comenzó con juan xxiii y el concilio vaticano ii. a este individuo le va a crecer la nariz como a pinocho de tanto decir mentiras.

  26. María R dice:

    CONCILIO VATICANO II : CONSTITUCIÓN DOGMÁTICA SOBRE LA IGLESIA.- Punto 14 : El sagrado Concilio pone ante todo su atención en los fieles católicos . Porque enseña fundado en la Escritura y en la tradición , que esta Iglesia peregrina es necesaria para la salvación. Pues sólamente Cristo es el mediador y el camino de salvación, presente a nosotreos en su Cuerpo , que es la Iglesia y Él, inculcando con palabras concretas la necesidad del bautismo (cf Mc 16,16; Io 3,5) , confirmó a un tiempo la necesidad de la Iglesia, en la que los hombres entran por el bautismo como puerta obligada. Por lo cual no podrían salvarse quienes sabiendo que la Iglesia católica fue instituida por Jesucristo como necesaria, desdeñaran entrar o no quisieran permanecr en ella . A la sociedad de la Iglesia , se incorporan PLENAMENTE , los que , POSEYENDO EL ESPÍRITU DE CRISTO, RECIBEN ÍNTEGRAMENTE SUS DISPOSICIONES Y TODOS LOS MEDIOS DE SALVACIÓN DEPOSITADOS EN ELLA, y se unen por los vínculos de la profesión de la fe , de los sacramentos , del régimen eclesiástico y de la comunión, a su organización visible con Cristo, que la dirige por medio del Sumo Pntífice y de los obispos. Sin embargo, NO ALCANZA LA SALVACIÓN , AUNQUE ESTÉ INCORPORADO A LA IGLESIA, , QUIEN , no perseverando en la caridad, PERMANECE EN EL SENO DE LA IGLESIA “EN CUERPO”, pero “NO EN CORAZÓN”. NO OLVIDEN , con todo, LOS HIJOS DE LA IGLESIA. que su excelsa condición no deben atribuirla a sus propios méritos , SINO A UNA GRACIA ESPECIAL DE CRISTO, , Y SI NO RESPONDEN A ELLA CON EL PENSAMIENTO , LAS PALABRAS Y LAS OBRAS, LEJOS DE SALVARSE, SERÁN JUZGADOS CON MAYOR SEVERIDAD. -Punto 15 (…) Pues los que INCULPABLEMENTE desconocen el Evangelio de Cristo y su Iglesia, y BUSCAN CON SINCERIDAD A DIOS, y SE ESFUERZAN bajo el influjo de la gracia en CUMPLIR CON LAS OBRAS DE SU VOLUNTAD, CONOCIDA POR EL DICTAMEN DE LA CONCIENCIA, pueden CONSEGUIR LA SALVACIÓN ETERNA. La divina PROVIDENCIA no niega los auxilios necesarios para la salvación a los que SIN CULPA POR SU PARTE no llegaron todavia a un claro conocimiento de Dios y, sin embargo, SE ESFUERZAN, ayudados por la gracia divina, EN CONSEGUIR UNA VIDA RECTA. (…) .Pero con demasiada frecuencia, LOS HOMBRES ENGAÑADOS POR EL MALIGNO , SE HICIERON NECIOS EN SUS RAZONAMIENTOS Y TROCARON LA VERDAD DE DIOS POR LA MENTIRA SIRVIENDO A LA CRIATURA EN LUGAR DEL CRIADOR . ( Rom I, 21y 25 )- Punto 25 : (…) Cuando el Romano Pontífice o con él el cuerpo episcopal definen una doctrina, LO HACEN SIEMPRE DE ACUERDO CON LA REVELACIÓN, A LA CUAL DEBEN SUJETARSE Y CONFORMARSE TODOS , la cual (…) se nos transmite ÍNTEGRA y en la Iglesia se conserva Y SE EXPONE CON religiosa FIDELIDAD , gracias a la LUZ del ESPIRITU SANTO.

  27. María R dice:

    Concretando1.- La Iglesia es necesaria para la salvación y se entra a ella por el bautismo .2.- Si se pertenece a la Iglesia “en cuerpo” , pero “no en corazón” NO SE ALCANZA LA SALVACIÓN , y así de rotundo lo dice el texto.3.-La Iglesia es una sociedad y se incorporan plenamente a ella los que poseen el Espíritu de Cristo , reciben íntegramente sus disposiciones y todos los medios salvación depositados en ella ( sacramentos ..), es decir los practicantes 4.-Los hijos de la Iglesia deben saber que su excelsa condición no se debe a sus propios méritos , sino a una gracia especial de Cristo .5.- Si los hijos de la Iglesia NO RESPONDEN A ESTA GRACIA CON EL PENSAMIENTO , LAS PALABRAS Y LAS OBRAS , LEJOS DE SALVARSE , SERÁN JUZGADOS CON MAYOR SEVERIDAD y así de tajante lo dice también el texto .Esto enlaza con lo que nos dice el Catecismo “Cristo glorioso , al venir al fin de los tiempos a juzgar a vivos y a muertos , revelará la disposición secreta de los corazones y retribuirá a cada hombre según sus obras y SEGÚN SU ACEPTACIÓN O RECHAZO DE LA GRACIA (682). 6.- La voluntad de Dios está inscrita en la conciencia de los todos los hombres 7.- Quien ,sin culpa , no ha llegado al conocimiento de Dios , puede lograr la SALVACIÓN ETERNA SI CUMPLE SU VOLUNTAD ,inscrita en su conciencia y lleva una VIDA RECTA , gracias a la Providencia divina . 8.-Todos están sujetos a la Revelación , depositada y conservada en la Iglesia , que se ha de transmitir integramente y se ha de exponer con fidelidad.

  28. María R dice:

    Por el pecado original , el hombre nace inclinado al mal . El hombre , con sus propias fuerzas no puede llegar al cielo y por ello, necesita el auxilio de la gracia . La misericordia de Dios es necesaria para todos los hombres , también para los santos “Si llevas cuenta de nuestro delitos Señor ¿ quién podrá resistir ? (salmo 129 ) . Pues bien , establecido esto , en el libro del Concilio Vaticano II . Constituciones . Decretos . Declaraciones , no figura la palabra Misericordia en el Índice alfabético de materias , dónde se pasa de Misal a Misioneros .

  29. María R dice:

    SAN JUAN CRISÓSTOMO . santo , obispo y Doctor de la Iglesia siglo IV : “Quien con causa no se enfada , peca . Porque la paciencia irracional siembra vicios, fomenta la negligencia y lleva al mal , no sólamente a los malos , sino también y principalmente a los buenos “

  30. ricardo dice:

    María precisamente la MISERICORDIA es la gracia especial. ¿Acaso crees que los pecados de los que nos confesamos son ocurrencia nuestra o revelación del Espíritu Santo? Te propongo, ademas, que seas un poco mas específica en el temario porque si quieres te obsequio la totalidad de los documentos del Vaticano II.
    Reitero es la gracia – misericordia – la que mueve y no los “rigorismos”. Ya bastante “signo de contradicción” somos los católicos para que vayamos despachando sentencias por la vida olvidando la centralidad del mensaje evangélico.

  31. ricardo dice:

    No se puede negar los hechos.
    San Juan XXIII pronunció en la apertura del Concilio para indicar el camino a seguir: « En nuestro tiempo, la Esposa de Cristo prefiere usar la medicina de la misericordia y no empuñar las armas de la severidad … La Iglesia Católica, al elevar por medio de este Concilio Ecuménico la antorcha de la verdad católica, quiere mostrarse madre amable de todos, benigna, paciente, llena de misericordia y de bondad para con los hijos separados de ella ».
    El beato Pablo VI quien, en la Conclusión del Concilio, se expresaba de esta manera: « Queremos más bien notar cómo la religión de nuestro Concilio ha sido principalmente la caridad … La antigua historia del samaritano ha sido la pauta de la espiritualidad del Concilio … Una corriente de afecto y admiración se ha volcado del Concilio hacia el mundo moderno. Ha reprobado los errores, sí, porque lo exige, no menos la caridad que la verdad, pero, para las personas, sólo invitación, respeto y amor. El Concilio ha enviado al mundo contemporáneo en lugar de deprimentes diagnósticos, remedios alentadores, en vez de funestos presagios, mensajes de esperanza: sus valores no sólo han sido respetados sino honrados, sostenidos sus incesantes esfuerzos, sus aspiraciones, purificadas y bendecidas … Otra cosa debemos destacar aún: toda esta riqueza doctrinal se vuelca en una única dirección: servir al hombre. Al hombre en todas sus condiciones, en todas sus debilidades, en todas sus necesidades ».

  32. mª pilar villanova dice:

    En primer lugar, se olvida la tercera parte del secreto de Fátima, en la que, efectivamente, la Virgen sujeta el brazo de la justicia de Dios.
    En segundo lugar, recomiendo muy vivamente a todos que veais en You TUbe la charla del padre Jonathan Romanoski “La ira de Dios”. El Papa debería ser el primero en hacerlo. Por cierto, recomiendo todas las charlas del padre Romanoski

  33. María R dice:

    Ricardo : No es lo mismo gracia que misericordia . La misericordia es una virud como tu has reseñado en un comentario anterior , cuya etimología deriva de dos palabras del latín . “misereri” que significa tener compasión y “cor” que significa corazón . Misericordioso es quien tiene un corazón compasivo. La misericordia es efecto del amor , es decir de la caridad . Un ejemplo de este amor misericordioso es el de la Misericordia de Dios . Concilio Vaticano II :Constitución Domática punto 2 . “El Padre Eterno creó el mundo universo por un libérrimo y misterioso designio de su sabiduria y de su bondad, decretó elevar a los hombres a la participación de su vida divina y, caidos por el pecado de Adán , no los abandonó, dispensándoles siempre su ayuda en atención a Cristo Redentor , que es “la imagen de Dios invisible, primogénito de toda criatura” (Col I, 15 )” .- La gracia santificante es un don sobrenatural infundido por el Espiritu Santo en nuestras almas, personal y gratuito , que se nos otorga por aplicación de los méritos de Cristo obtenidos en su Pasión y que nos hace partícipes de la divinidad de Dios de modo que “lo que Dios es por naturaleza , nos hacemos nosotros por la gracia”y por ello cuando estamos en gracia somos templos del Espíritu Santo . Una consecuuencia de la gracia santificante son los dones del Espíritu Santo y las virtudes teologales que son Fe, Esperanza y Caridad . La gracia santificante se pierde por el pecado mortal . Por el pecado de Adán , todos nacemos con el pecado original y la primera obra de la gracia en nosotros es la conversión que obra la justificación (Catecismo 1989), que es el paso del estado de pecado al estado de gracia y que tiene lugar en el Bautismo y cada vez que Dios perdona los pecados mortales e infunde la gracia santificante , ordinariamente en el sacramento de la penitencia . La Justificación es la obra más excelente del amor de Dios (Catecismo 1994) . La justificación tiene por fin la Gloria de Dios y de Cristo y el poder de la vida eterna (Catecismo 1992) . Gracia es darnos algo que no merecemos : la gracia de Dios no la merecemos ( se nos otorga por los méritos de Nuestro Señor Jesucristo.). Misericordia es no darnos lo que merecemos. Por el amor misericordioso de Dios , es decir, por la Misericordia de Dios se nos otorga la gracia santificante que nos hace hijos de Dios y herederos del cielo. Dios da a todos las gracias suficientes para salvarse , porque quiere que todos los hombres se salven ; pero el hombre puede acptar o rechazar la gracia , ya que como dice S. Agustín “Dios que te creó sin ti , no te salvará sin ti”

  34. María R dice:

    Ricardo: Rigor tiene en el diccionario dos acepciones , 1.- La que significa rigidez en el cumplimiento de las normas, que es la que tu usas reiteradamente , en sentido peyorativo, en tus comentarios y 2.- La propiedad y exactitud o precisión en la realización de algo , especialmente en el anális, estudio o el trabajo científico .- El rigor intelectual es importante para analizar y descubrir la verdad cuando se analiza o estudia un texto . Entiendo que , en este caso , al hablar de rigorismos , sólo puedes referirte a la Constitución DOGMATICA del Concilio Vaticano II , cuyos puntos he copiado literalmente , precisamente para evitar que pueda producirse una errónea interpretación de la Doctrina dictada por el Concilio , del que el beato Pablo VI en su Breve Pontificio de Clausura dice ” El Concilio ecuménico Vaticano II, reunido en el Espíritu Santo y bajo la protección de la Bienaventurada Virgen María , que hemos declarado Madre de la Iglesia, y de San José , su ínclito esposo y de lo santos apóstoles Pedro y Pablo, debe sin duda considerarse como uno de los mayores acontecimientos de la Iglesia (…) Decimos también que todo cuanto ha sido establecido conciliarmente sea religiosamente observado por todos los fieles para Gloria de Dios , decoro de la Iglesia , tranquilidad y paz de los hombres. Hemos sancionado y establecido estas cosas, decretando que las presentes letras sean permanentes y continúen firmes , válidas y eficaces, que se cumplan y obtengan plenos e íntegros efectos y que sean plenamente convalidadas por aquéllos a quienes compete o podrá competir ahora o en el futuro . Así se debe juzgar y definir . Y debe considerarse nulo o sin valor desde este momento todo cuanto se haga contra estos acuerdos por cualquier individuo o cualquier autoridad , conscientemente o por ignorancia. Dado en Roma, junto a San Pedro, bajo el anillo del Pescador, el día 8 de diciembre, fiesta de la Inmaculada Concepción de la Bienaventurada Virgen María , al año 1965, tercero de nuestro pontificado ” Pablo PP. VI

  35. María R dice:

    Ricardo : En el segundo comentario que haces al transcribir unas frases del discurso dado por San Juan XXIII , has omitido el contexto de las mismas , lo que pudiera dar lugar a una interpretación errónea de su significado . Según lo expresas , pudiera deducirse que la Iglesia no debe corregir el error , al renunciar a la severidad y aplicar como medicina la misericordia .
    Se hace por ello necesario , en virtud del rigor intelectual , decir que en el referido discurso el texto se agrupa en seis apartados temáticos y que todas las frases que tu has reseñado corresponden al mismo apartado denominado precisamente FORMAS DE REPRIMIR LOS ERRORES . En él se dice : Al iniciarse el Concilio Vaticano II es evidente como nunca que la verdad del Señor permanece siempre . Vemos, en efecto, al pasar de un tiempo a otro, que las opiniones de los hombres se suceden excluyéndose mutuamente y que los errores, apenas nacidos, se desvanecen como la niebla ante el sol. Siempre se opuso la Iglesia a estos errores. Frecuentemente los condenó con la mayor severidad. En nuestro tiempo, sin embargo, la Esposa de Cristo prefiere usar de la medicina de la misericordia más que de la severidad. PIENSA QUE HAY QUE REMEDIAR A LOS NECESITADOS MOSTRÁNDOLES LA VALIDEZ DE SU DOCTRINA SAGRADA , MÁS QUE CONDENÁNDOLOS. No es que falten doctrinas falaces, opiniones, conceptos peligrosos que hay que prevenir y disipar; pero ellos están ahí , en evidente contraste con la recta norma de la honestidad , y han dado frutos tan perniciosos que ya los hombres , por si sólos , hoy día parece que están por condenarlos y en especial áquellas costumbres que desprecian a Dios y a su Ley, la excesiva confianza en los progresos de la técnica, el bienestar fundado exclusivamente sobre las comodidades de la vida. Cada día están ellos más convencidos del máximo valor de la dignidad de la persona humana y de su perfeccionamiento y del compromiso que esto significa. Lo que más cuenta es que la experiencia les ha enseñado que la violencia causada por el poder de las armas y el predominio político de nada sirven para la feliz solución de los problemas que los afligen. Estando así las cosas, la Iglesia católica , al elevar por medio de este Concilio ecuménico la antorcha de la verdad religiosa , quiere mostrarse madre amable de todos, benigna, paciente , llena de misericordia y de bondad con los hijos separados de ella (…). La Iglesia no ofrece riquezas caducas a los hombres de hoy , no promete una felicidad solo terrena;les hace participantes de los bienes de la gracia divina,que, elevando a los hombres a la dignidad de Hijos de Dios , constituye una poderosísima tutela y ayuda para una vida más humana, abre las fuentes de su DOCTRINA VIVIFICADORA, que permite a los hombres, iluminados por la Luz de Cristo, COMPRENDER AQUELLO QUE SON REALMENTE , SU EXCELSA DIGNIDAD, SU FIN. (…) ” Custa un poco más transcribir el texto más completo , pero se comprende mucho mejor el significado del mismo .

  36. María R dice:

    En Alicia en el Pais de las Maravillas , Alicia se pierde y le pregunta preocupada al gato Cheshire : ¿ Qué camino debo tomar …? y el gato le responde ” Todo depende de dónde quieras ir …” Hay un camino que lleva al cielo y otro que lleva al infierno . Cada hombre debe pues preguntarse adónde quiere ir . Si quiere ir al cielo ha de tomar el camino que lleva al cielo y ¿cómo es este camino? ” Es angosto el camino que lleva a la vida ” ( Mt 7,14) . Si quiere ir al infieno y hay personas que quieren porque dicen que tiene que ser mucho más divertido que el cielo, pues tiene que tomar el camino del infierno y ¿ cómo es ? ” Espacioso es el camino que lleva a la perdición” (Mt 13) . El problema es los que quieren ir al cielo y cogen el camino del infierno . Dice Quevedo en los Sueños “Se burlan de sí las almas que consideran la misericordia de Dios encubridora de maldades y no como ella es purísima y infinita en los santos y capaces della , pues los mismos que más en ella están confiados son los que menos lugar la dan para su remedio. No merece la piedad de Dios quien sabiendo que es tanta , la convierte en licencia y no en provecho espiritual, y de muchos tiene Dios misericordia que no la merecen , y en los más es ansí , pues nada de su mano pueden , sino por sus Méritos , y el hombre que más hace es procurar merecerla “

  37. ricardo dice:

    María no se trata de olvidar de corregir el error. Sencillamente no se entiende porque niegas el rol de la misericordia que la considero una gracia – un Dios que es misericordioso, perdona – y sigues insistiendo en un Dios riguroso y justiciero. Tu misma te contradices: “Estando así las cosas, la Iglesia católica , al elevar por medio de este Concilio ecuménico la antorcha de la verdad religiosa , quiere mostrarse madre amable de todos, benigna, paciente , llena de misericordia y de bondad con los hijos separados de ella (…)”
    Tambien te olvidas que San Juan Pablo II le dedicó especial importancia a la Misericordia de Dios o no te acuerdas de la santa polaca ni de la Coronilla de la Misericordia?
    Mi pregunta ¿Porque criticas tanto la Misericordia de Dios en las que tanto acento han puesto tres Pontífices?

  38. japanese dragon dice:

    maria es imposible razonar con cierto pajarraco mentiroso, ya que para este la misericordia de DIOS es licencia para pecar alegremente e irse para el cielo como si nada. Refutando cierta mentira no se critica la misericordia de DIOS, lo que en realidad se critica es la grotesca distorsión que se hace de la misericordia de DIOS para justificar el pecado, eliminando de paso el arrepentimiento, la conversión y el propósito de enmienda, elementos indispensables e inseparables que exige la misma misericordia de DIOS.

  39. María R dice:

    Ricardo ¿ Por qué dices que sigo insistiendo en un Dios riguroso y justiciero ? La doctrina no es mía , es la doctrina, copiada literalmente, del Concilio Vaticano II , y no de cualquier documento , sino de su Constitución dogmática y es también la dotrina del Catecismo . Y refiriéndose al Concilio dice el Beato Pablo VI en el Breve Pontificio de clausura : ” Y debe considerarse nulo y sin valor desde este momento, todo lo que se haga contra estos acuerdos por cualquier individuo o por cualquier autoridad, conscientemente o por ignorancia” . Es la Doctrina de la Iglesia Católica , la doctrina de la fe que profesamos.

  40. María R dice:

    Ricardo : Yo no critico la Misericordia de Dios ¿ Cómo podría hacerlo si pienso que Dios nos ama enormemente y que por ese amor se compadece de nosotros que nada merecemos, y que sin su Misericordia nadie podría alcanzar el cielo ? Sería cortar la cuerda por la que subimos a la cima dónde nos espera el Amor , la plenitud del bien , la libertad absoluta , la felicidad para siempre . Yo lo que digo es que el primer mandamiento de la Ley de Dios es amarle a Él sobre todas las cosas y que por este amor tenemos que negarnos a nosotros mismos como nos dijo Cristo y que nuestra vida es un combate contra el mal al que nacimos inclinados por el pecado original . Que para llegar al cielo tenemos que trepar hacia lo alto por un camino angosto y difícil , porque perdimos el Paraíso por el pecado. Pero que podemos subir porque fuimos redimidos con la muerte de Cristo y una muerte de Cruz , porque Dios se compadeció de nosotros por su Misericoria . Que como nos ama mucho , el pecado le ofende mucho y que por ello , cuando no cumplimos su voluntad , cuando pecamos , hemos de reconocer humildemente nuestra nada y acogernos a su Misericordia con arrepentimiento , dolor por nuestros pecados por haberle ofendido a Él a quien amamos y debemos amar sobre todas las cosas (contrición) y por miedo al castigo del infierno (atrición) , tal y como rezamos en el Señor mio Jesucristo y que tenemos que proponernos no volver a pecar y que de este modo se nos perdonan los pecado y volvemos a estar en gracia , es decir , aceptamos el amor y la Misericordia de Dios. Yo lo que critico es esta nueva misericordia que se predica actualmente , dónde con una inmensa soberbia se niega el pecado aún siéndolo y a menudo muy grave, dónde se ignora la conciencia , dónde no existe arrepentimiento , ni propósito de no volver a pecar , porque así no se alcanza el perdón de Dios , lo diga quien lo diga . Así se rechaza la verdadera Misericordia de Dios , así se cierra el alma a su perdón. No se puede utilizar la Misericordia de Dios para hacer el mal o encubrirlo , abusando de que es mucha . El hombre que así actúa se engaña a si mismo y se burla de Dios . Dice Quevedo con mucha gracia por boca de un demonio refiriéndose a los que están en el infierno :” Mirad cuántos son los que , cuando hacen algo mal hecho y se les reprehende , pasan adelante y dicen : “Dios es piadoso y no mira en niñerias; para es la misericordia de Dios tanta “. Y con esto, mientras ellos haciendo mal esperan en Dios, nosotros los esperamos acá ” . Ricardo en cuanto a los católicoa intransigentes o rígidos como nos llamaís , no veas en nuestra preocupación más que una acto de caridad hacia los que pensamos que queriendo ir al cielo , caminan por el camino que va al infierno . Es nuestra forma de preocuparnos por ellos , aunque a nosotros nada nos afecta , porque la salvación es un camino personal e intransferible , una elección que cada uno hemos de hacer.

  41. ricardo dice:

    María: Está claro que tenemos dos posiciones claramente diferentes respeto del papel de la misericordia en la Iglesia actual. Prefiero seguir apoyando en San Juan Pablo II, Juan XXIII y Francisco. En cualquier caso respeto tu posición.

  42. ricardo dice:

    Finalmente, te agradezco el dialogo sereno. Como habrás advertido a foristas insultantes sencillamente no les respondo. El insulto no forma parte del dialogo entre católicos.

  43. María R dice:

    Ricardo : En S .Juan Pablo II no te puedes apoyar , porque él habla de la verdadera Misericordia de Dios .1″El Señor ama a Israel con el amor de una peculiar elección, semejante al amor de un esposo, y por esto perdona sus culpas e incluso sus infidelidades y traiciones. Cuando se ve de cara a la penitencia, a la conversión auténtica, devuelve de nuevo la gracia al pueblo “. 2.-” Tanto el mal físico como el mal moral o pecado hacen que los hijos e hijas de Israel se dirijan al Señor recurriendo a su misericordia . Así lo hace David , con la conciencia de la gravedad de su culpa.” 3.-” Parábola del hijo pródigo “Me levantaré e iré a casa de mi padre y le diré : Padre, he pecado, contra el cielo y contra ti; ya no soy digno de ser llamado hijo tuyo. Trátame como a uno de tus jornaleros”(…) A través de la compleja situación material, en que el hijo pródigo había llegado a encontrarse, debido a su ligereza , a causa del pecado, había ido madurando el sentido de la dignidad perdida. (…) la relación de misericordia se funda en la común experiencia de aquel bien que es el hombre , sobre la común experiencia de la dignidad que le es propia . Esta experiencia común hace que EL HIJO PRÓDIGO COMIENCE A VERSE A SÍ MISMO Y SUS ACCIONES CON TODA VERDAD ( SEMEJANTE VISIÓN EN LA VERDAD ES AUTÉNTICA HUMILDAD) ; en cambio para el padre, y precisamente por esto, el hijo se convierte en un bien particular : el padre ve el bien que se ha realizado con una claridad tan límpida, gracias a una irradiación misteriosa de la verdad y del amor, que parece olvidarse de todo el mal que el hijo había cometido “. “La parábola del hijo pródigo expresa de manera sencilla, pero profunda LA REALIDAD DE LA CONVERSIÓN. Esta es la expresión más concreta de la obra del amor y de la presencia de la misericordia en el mundo humano. El significado verdadero y propio de la misericordia en el mundo no consiste únicamente en la mirada, aunque sea la más penetrante y compasiva, dirigida al mal moral, físico o material : la misericordia se manifiesta en su aspecto verdadero y propio, cuando revalida promueve y extrae el bien de todas las formas de mal existentes en el mundo y en el hombre. (…) Ella no cesó nunca de revelarse en sus corazones y en su acciones ( se refiere a los discípulos y seguidores de Cristo) como una prueba singularmente creadora del amor que “NO SE DEJA VENCER POR EL MAL” sino que
    “VENCE CON EL BIEN AL MAL” ( Rom 12,21 ); 4.-La iglesia vive una vida auténtica, cuando profesa y proclama la misericordia-el atributo más estupendo del Creador y del Redentor -Y CUANDO ACERCA A LOS HOMBRES A LAS FUENTES DE LA MISERICORDIA DEL SALVADOR, DE LAS QUE ES DEPOSITARIA Y DISPENSADORA . En este ámbito tiene un gran significado la meditación constante de la palabra de Dios , y sobre todo la participación consciente y madura en la Eucaristía y el sacramento de la penitencia” 5.- La misericordia en sí misma , en cuanto perfección de Dios infinto es también infinita (..) Son infinitas la prontitud y la fuerza del perdón que brotan continuamente del valor admirable del sacrificio del Hijo. No hay pecado humano que prevalezca por encima de esta fuerza y ni siquiera que la limite. POR PARTE DEL HOMBRE PUEDE LIMITARLA ÚNICAMENTE LA FALTA DE BUENA VOLUNTAD, LA FALTA DE PRONTITUD EN LA CONVERSIÓN Y EN LA PENITENCIA, es decir, SU PERDURAR EN LA OBSTINACIÓN, OPONIÉNDOSE A LA GRACIA Y A LA VERDAD ESPECIALMENTE FRENTE AL TESTIMONIO DE LA CRUZ Y DE LA RESURRECCIÓN DE CRISTO “. Pertenecen al texto de la Encíclica Dives in Misericordia de S. Juan Pablo II

  44. María R dice:

    Bueno Ricardo , ya me despido . Yo también respeto tu posición aunque creo que es profundamente errónea y también te agradezco que hayamos tenido un diálogo sereno, que , por otro lado , me ha producido mucha tristeza, porque me ha permitido constatar la división que se está produciendo en el seno de la Iglesia respecto a un tema tan importante .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Únete a InfoVaticana


Únete a InfoVaticana

Y recibe las noticias más importantes de la Iglesia. Es GRATIS.
Nombre:
E-mail: