Nuestra Señora de Fátima

virgen fatima
|

Se cumplen 104 años de las apariciones de la Virgen a tres pastorcitos en un pueblecito portugués, apariciones con mensajes proféticos y escatológicos.

Lucía dos Santos, Jacinta y Francisco Marto eran unos pastorcillos que vivían en un pueblo llamado Fátima y que tenían 10, 6 y 9 años respectivamente. En 1916 aseguran haber tenido una presencia angélica en tres ocasiones en las que el ángel les pide que recen por los pecadores.

El domingo 13 de mayo de 1917 los niños fueron a pastorear a un lugar conocido como Cova da Iria, cerca de su pueblo. Lucía vio en una encina, a una mujer ‘más brillante que el sol’, vestida de blanco, con un manto con bordes dorados y con un rosario en las manos. Les pidió que rezaran el rosario pidiendo por la paz.

En ese lugar la Santísima Virgen, bajo el nombre de Nuestra Señora del Rosario, se les apareció en seis ocasiones en 1917, y una novena vez en 1920 -esta última sólo a Lucía.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
9 comentarios en “Nuestra Señora de Fátima
  1. Bendita Virgen de Fátima, Niestra Señora del Rosario, que se apareció 6 veces a los tres pastorcitos, y otras tres a Lucía.
    Bendita Virgen Nuestra Señora del Carmen de Garabandal, que se apareció más de 2000 (dos mil) veces a las cuatro niñas, y les transmitió oara el mundo dos mensajes, continuación de Fatima y su actualización, pero más fuerte y profetico el segundo (18 junio 1965). La Jerarquia sigue escondiendo la cabeza en la tierra ante estas apariciones, sin duda las más importantes de la Historia.

  2. El 13 de octubre de 2016, Francisco no dedicó ni una sola palabra en público en honor a la Virgen de Fátima. En su lugar, optó por recibir en ese mismo día a 1000 luteranos en el Aula Pablo VI en el Vaticano.
    Para el caso, ordenó que una estatua de Martín Lutero se erigirá en el escenario en un lugar de preeminencia para que pudiera presidir la reunión.
    A continuación, recibió de los luteranos una copia encuadernada de las 95 tesis con la que el heresiarca comenzó su revuelta.
    Durante la reunión llevaba dos pañuelos en el cuello, uno amarillo, que simboliza el papado, y uno de color azul claro, que representa el luteranismo, los dos fueron atados juntos para significar la unión entre la Iglesia conciliar y la herejía protestante.

    1. Pues hay gente que aquella traición a Cristo y la Iglesia, no le parece mal. Es más, lo defienden.
      Una locura…
      Por otro lado, no sé cómo se le ocurrió poner la estatua de Lutero, siendo los luteranos iconoclastas.
      Todo es demencial. Y ya lo del sello…fue como recalcarnos quién es el Papa y que desde su cargo puede hacer lo que le de la gana, incluso reírse de nosotros…

      1. Mariela, me encantaría poder contradecirte, pues es tremendamente doloroso lo que dices, pero es la verdad, desgraciadamente. Ha pasado un año desde tus apreciaciones y, a esas aberraciones, hay que añadir la adoración, sí, adoración, a la Pachamama, por el mismísimo Bergoglio y sus pelotas habituales, que se van a ir al infi erno por sus múltiple pecados de idolatría. Estamos cada año peor, mucho peor, pero aún sigue habiendo católicos que no lo quieren ver, en especial opusdei y movimientos sometidos a la disciplina bergo liante: O te sometes o te misericordio. Han hecho la peor opción, que les lleva a la nada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles