PUBLICIDAD

“Los católicos no tenemos ningún motivo para celebrar el 31 de octubre de 1517”

|

Punto por punto, la exégesis que el prefecto de la doctrina de la fe hace de las palabras de Francisco que más se han prestado a equívocos. Sobre homosexualidad, comunión a los divorciados que se han vuelto a casar, Lutero, sacerdocio femenino, celibato del clero por Sandro Magister

ROMA, 29 de marzo de 2016 – La expectación por la exhortación apostólica con la que Francisco resumirá el doble sínodo sobre la familia es cada vez más febril. Ya están tomando posición en los respectivos frentes las expectativas que conciernen el documento papal, lo que hace prever desde ahora las divisiones que estallarán tras su publicación. Por un lado, un triunfante cardenal Walter Kasper, jefe de filas de los reformadores, según el cual la exhortación “será el primer paso de una reforma que hará pasar página a la Iglesia tras un periodo de 1700 años” (con una presumible referencia al concilio de Nicea del año 325, cuyo canon 8, según una atrevida exégesis, autorizaría la comunión a los divorciados que se han vuelto a casar). Mientras que en el frente opuesto está, por ejemplo, el arzobispo Georg Gänswein, prefecto de la casa pontificia y secretario del Papa emérito Benedicto XVI, según el cual la exhortación dirá “lo que siempre ha dicho el magistero de la Iglesia”, sin desvíos en la doctrina o en la práctica pastoral. Lea el articulo completo de Sandro Magister

0 comentarios en ““Los católicos no tenemos ningún motivo para celebrar el 31 de octubre de 1517”
  1. Pues este señor dirá lo que quiera, pero está desobedeciendo al primo de Zumosol, que ya ha anunciado que participará en homenajes y celebraciones.
    Yo creo que a Lutero hay que celebrarlo mucho, porque con el rollo del libre examen puso la dinamita para acabar con la iglesia carca. Y gracias a que era un pajero que se abrasaba y no se podía contener de darle alegría al pito se cargó el celibato, pues se arrimó para dejar de hacerse gayolas. En la neoiglesia inclusiva de espiritualidades periféricas que defendemos es muy importante que el pito o el coñete manden sobre los mandamientos tiránicos de la ley de Dios, porque halagando el pito y el coñete se consigue que la gente deje de pensar en el pecado y exprese más libremente su sexualidad y su identidad de género.
    El primo de Zumosol, que es una persona que entiende esta problemática, no como los católicos carcas, va a santificar a Lutero y me parece muy bien, porque así le mete a la gente el gusanillo de pensar (libre examen) que si su pito o su coñete se ponen bravos es por inspiración del espíritu Santo, que no quiere que se queden a dos velas. Con el pitocoñete en ebullición y pidiendo género a tope, todo el rollo carca se viene abajo.
    Yo estoy con el primo de Zumosol en que la neoiglesia debe celebrar a Lutero y aprender mucho de él.

  2. Qué mal están las cosas, para que sea Müller (el progre Müller) quien sea el paladín de la ortodoxia y de la doctrina católica de siempre… ¡Qué pesadilla!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles