Torreciudad: la verdad verdadera y sincera de cabezos y calaveras

Ángel Pérez Pueyo, obispo de Barbastro y Marta Calavera, ecónoma de la diócesis de Barbastro Ángel Pérez Pueyo, obispo de Barbastro y Marta Calavera, ecónoma de la diócesis de Barbastro
|

El conflicto surgido ente el Opus Dei y el obispo de Barbastro tiene una salida complicada, especialmente para Pérez-Pueyo quien se ha metido solito en un jardín del que tiene muy pocas salidas honrosas.

Torreciudad es el templo más visitado de la diócesis de Barbastro a varios millones de años luz de distancia sobre todos los demás juntos, lo que supone una realidad extraordinariamente jugosa para quien no es capaz de ver más allá de las cuestiones netamente económicas.

Pueyo (vocablo del dialecto navarro-aragonés cuya traducción al castellano es cabezo) sabe, o debería, que las cifras de Torreciudad van indisolublemente ligadas al Opus Dei y que el Opus como institución ajena sería una catástrofe financiera porque apenas quedarían unos edificios vacíos de ladrillo más o menos bonitos, dependiendo de gustos. A ver en qué momento y con qué ocurrencia iban a abarrotar los parroquianos de todo el mundo un lugar con tan discreto encanto si se le arrebata la variable Escrivá de Balaguer.

Desde que se firmó el convenio con el Opus Dei, han pasado por la diócesis media docena de obispos, incluido el cardenal Omella, los cuales, expresa o tácitamente, validaron el acuerdo y no vieron necesidad ni conveniencia ni posibilidad alguna de variarlo o de impugnarlo; la mayoría de ellos con el nuevo Código de Derecho Canónico ya aprobado y en vigor. La actuación de Pérez Pueyo supone además de una exhibición pública de ambición dineraria, una escandalosa enmienda a sus predecesores desde el momento en el que pretendió el cobro de una suerte impuesto revolucionario. Y a por ello se lanzó sin calcular el desgaste que aquello supondría.

Analicemos los cinco (4+1) escenarios posibles:

Camino número 1: El opus paga. Fin del conflicto. Aflojando y obispo contento. No parece que vayan a aceptar tal situación porque les dejaría en mal lugar frente a sus propias huestes y se crearía un precedente difícilmente salvable en el futuro. Dicen haber descartado tal posibilidad, al menos en los términos iniciales de la negociación y es creíble porque han sacado un comunicado contundente, como nunca antes lo habían hecho ante otras discrepancias.

Camino número 2: El opus no paga y el obispo acude los tribunales civiles a declarar la nulidad de ese contrato y la consabida cantidad de alquiler, cesión, canon, limosna, rescate… Si Pueyo ganara retornaría la posesión a la diócesis, pero como en este caso los del Opus han obrado de buena fe durante estos años, es lógico pensar que deberían abonar los gastos de mejoras, mantenimiento, nuevas construcciones y conservación de lo retornado. Tremendo palo a las arcas de la diócesis. Posible bancarrota.

Camino número 3: A los tribunales civiles y se declara la validez de ese contrato o, habiendo buena fe y justo título, se declara la usucapión (adquisición de la propiedad por utilización ininterrumpida durante muchos años). El Opus se saldría con la suya en ambos supuestos y el obispo, vencido en juicio, tendría que pagar unas costas gigantescas obligándole exprimir lampadarios, apañar estipendios y rebañar cepillos de toda la diócesis para abonar su capricho y ni por esas. Bancarrota segura.

Camino número 4: El Opus despierta y le tira con las llaves de todo el complejo al señor obispo, quien debe quedarse con el personal, con el mantenimiento y con los ingresos y también con los gastos. A seguir conservando el chiringuito solo y ahí se haría buena aquella frase de Santa Teresa «se derraman más lágrimas por las plegarias atendidas que por aquellas que permanecen desatendidas». Súplicas al Opus para que vuelva o bancarrota. Cuando anuncia con solemnidad que Torreciudad va a ser diocesana, es un farol a la desesperada.

Una derrota judicial del obispo obligaría a su feligresía a rascarse aún más el bolsillo, cosa que sin duda harían con extremo gusto cuando se enteraran de que su esfuerzo limosnero iba a acabar directamente en las arcas del Opus ¡Con qué alegría yo le haría un cuantioso donativo a Amancio Ortega!

Camino número 5. El Opus va a juicio y da igual si gana o pierde porque siguiendo sus habituales manías, ficha a Cremades o algún asimilado que le ofrece un contrato pro bono de los suyos. En este caso, el Opus pide perdón a Pérez-Pueyo a pesar de haber ganado porque la ambición del obispo sale más barata que la gratuidad del hermano.

En todo caso, alguien debería decirle a Cabezo y a Calavera -sin chistecitos, por favor, pues es rigurosamente cierto que tal es el apellido de la ecónoma de Barbastro- que sin el Opus de por medio, esa montaña de sillares no vale ni para alquilársela a los chinos.

Datos

Año 2023

  • Museo diocesano
  • Catedral de Barbastro
  • Concatedral de Monzón
  • Catedral de la Roda de Isábena
  • Monasterio de San María de Obarra
  • Monasterio de Alaón

Total visitantes: 33.000

Año 2023:

  • Torreciudad

Total visitantes: 200.000

Comparativa de Torreciudad frente al conjunto de edificios diocesanos +600%

Datos económicos diócesis de Barbastro ejercicio 2022 (último publicado)

  • Ingresos totales de la diócesis por alquileres: 58.872 € /año
  • Pretensión económica por alquiler de Torreciudad: 600.000 € /año
  • Operación Torreciudad: Expectativa episcopal de rentas en concepto de alquileres… +1.191,16%

Con la contundencia aplastante de estos datos numéricos solo hace falta que Pérez-Pueyo vuelva justificarse hablando solemne de motivaciones de tipo sinodalidad, de confraternización; de Derecho Canónico; de propiciar la comunión eclesial; de servir a la coordinación, la comunión, la corresponsabilidad; de los beneficios de la dieta mediterránea; de lo importante que es reciclar el vidrio; o de la urgente preservación de los ecosistemas amazónicos. Entonces, todos en pie aplaudiremos y cantaremos a coro este tema de Emilio Vicente Mateu:

“¡Qué bonitas son tus palabras!

¡qué bonitas son!

¡qué bonitas son!

¡qué bonitas son!” (BIS)

Aurora Buendía

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
29 comentarios en “Torreciudad: la verdad verdadera y sincera de cabezos y calaveras
  1. Riquezas y bienes. Todo es tan de Nuestro Señor y su Santísima Madre. A la Iglesia le sobran todos los bienes aunque a los clérigos conservadores y modernistas no les guste nada esa idea. Esa es la revolución que nunca se hará (la del “espíritu del concilio” sobraba). Al Opus no le sobra nada porque es lo que Dios siempre quiso para los ricos, a ellos todos los bienes. A los demás conversión y fe.

      1. ¿Y si el pobre obispo solo estuviera atendiendo ordenes torticeras que le han impuesto de más arriba? Es el escenario 6, con el inconveniente de que los de arriba piden, pero casi nunca dan.

  2. ¿La verdad verdadera? No, mujer, no. ¡Las sartas de mentiras que se vomitan… a sueldo! Pero, sobre todo, con una máxima: no deje usted que la Verdad (la buena) le estropee un mal artículo (pero malo, de contenido y de maldad) Y eso sin entrar en esas gracietas de patio de recreo haciendo mofa del prójimo. Qué asco. Qué asco.

  3. Discrepo de algunos de los argumentos. Sin embargo, sustancialmente es verdad
    lo que dice el artículo. El Obispo está haciendo el ridículo más soberano, y está
    arrastrando a la diócesis por un camino que no va a acabar bien de ninguna de
    las maneras. El Opus Dei defenderá legítimamente lo que es suyo. Y si este cazurro
    de pocas letras y mucha cabezonería insiste, la diócesis
    tendrá que pagar lo que se ha invertido en la ermita y en la imagen (más de
    1 millón de Euros, según dicen). Si no se queda sin nada.

  4. Pues a mi me parece que si los datos numéricos que aporta son ciertos, el obispo queda retratado como alguien que busca dinero.
    Así que no debería hablar más de otras cuestiones morales o canónicas. Dinero, dinero, dinero.

    Eso sí, la periodista tiene muy mala leche.

    1. «Si fueran ciertos». Eso que dice de «pretensión económica por alquiler…» no es un dato publicado por la Diócesis en ningún lugar porque no es más que una fantasía repetida hasta la saciedad con un único objetivo: desprestigiar a Barbastro-Monzón y a su obispo. No hay ninguna reclamación económica. Lo saben, pero les da igual porque es mucho más facilón tirar por la pasta en lugar de escribir la verdad. Vaya tropa de lacayos al servicio de la Pasta y el Poder.

      1. 600.000 euros ¡Sí!

        Fuentes y fechas:

        ABC 20/7/23
        Vida Nueva 20/7/23
        Religión Confidencial 4/1/24
        Heraldo de Aragón 2/3/24
        Católicos Anónimos 8/1/24
        Religión Confidencial 1/9/23
        La Razón 23/7/23
        y un largo etcétera…

        Creo que está suficientemente documentado.

        Sería muy sencillo que el obispo saliera hoy mismo y desmintiera a todos esos medios (hay muchos más y todos en la misma línea).
        Ojalá lo haga y diga que lo que pretende es la actualización legal conforme a IPC o publicase su pretensión económica real.

        Señor Obispo, es muy fácil ser transparente: Si estos medios mienten salga a la palestra diga usted públicamente cuánto quiere y zanje el asunto.

        ¿No ve cómo sus monaguillos están tratando de defenderle a la desespera acusando de mentir a quienes exponen los números públicos publicados?

      2. Dice el arzobispado que quieren actualizar él canon: a cuánto? Quemo digan por favor. La otra parte dice que le piden 600.000 Eros, 3 euros por peregrino.
        Si no es cierto, yo lo desmentiría.

  5. Lo único que faltaba, dos facciones de la iglesia pegándose por unas piedras. Al Opus si le quitan el monumento dedicado ´de Escrivá se les va el icono. La iglesia no es ni el obispo, ni el papa, ni Escrivá de Balaguer, ni San Antonio de Padua. El centro de nuestras vidas es Jesucristo.

  6. Doy fe de que el apellido es verdadero, y su origen es de esa zona de Barbastro, Huesca, Zaragoza.

    Mucha suerte prima

    Santiago Pérez Calavera

    1. Está mal titulado. El conflicto es entre el obispado y el Opus. Esto es así por cuánto quien comenzó el conflicto ha sido el Obispo y quién es atacado es el Opus

  7. Oye, este portal hace magia. Es escribir algo en contra de un Obispo con mucha dignidad y poca cabeza para que todos sus corifeos -sobre todo las corifeas que rodean al Pueyo- salgan en tromba a publicar comentarios aquí.
    Se os ve el plumero. Aunque con una diócesis tan pequeña y unos curas tan mayores pronto se os van a agotar los comentarios y las personas que pueden hacerlos…
    Pueyo, nunca debiste pasar el Cinca.

  8. Otro dato interesante: la flamante canciller de la Curia es Dª. Beatriz Mairal Fumanal y el
    pseudo-rector de Torreciudad nombrado ilegítimamente por el obsipo se llama: D. José Mairal Villellas.
    No digo que sean parientes en primer grado, pero si en segundo, sin lugar a dudas. Todo queda en familia.

  9. No soy un corifeo, como dice alguno por ahí, pero diré mi opinión también hoy. Yo conocí personalmente al Obispo Pueyo, siempre me pareció buena persona, y entregado a las misiones que la Iglesia le diese. Pero, los Operarios, a cuya congregación pertenece, siempre han pecado, me parece, de ser bastante voluntaristas en su modo de formar en los seminarios. Y lo de Pueyo ha sido así, porque lo que quería era la salvación económica de su ruinosa diócesis, y en lugar de plantearse si ya se puede, lo suyo fue un «a morir con los filisteos», y de ahí el desastroso resultado.

    1. De buenas intenciones está lleno el infierno!!

      Pues, a morir con los filisteos! Para lo que queda de diocesis …

      Su mayor garantía de continuidad es, que ningún obispo cercano toleraría que le incorporaran esa diócesis a la suya..

      Humildad es andar en verdad. Ánimo!

  10. Pues opino que la metedura del Sr. Obispo en tal charco ha sido causada por algún abogado picapleitos amigo alguien cercano, que dijo «esto lo arreglo yo y verás mejorar las finanzas de la diócesis». Lo supongo por la insólita metedura del asunto por la vía civil. ¿Cómo se le puede ocurrir, de motu propio, al Sr. Obispo acudir a esa jurisdicción en un asunto religioso? Imposible
    Y la realidad es que pueden mejorar, sin duda las finanzas del abogado, pero la diócesis va aviada.

    1. Bueno, con los bienes de la Franja Pueyo fue valiente e hizo pleito civil con el Obispo de Lérida, y le ganó. Pero para pleitos ayuda tener razón, y con lo de Torreciudad, el Obispo claramente no la tiene.

      1. Hasta el rabo, todo el toro. Cuidado con los pleitos y con el art. 1608 del Código Civil.

        Uno sabe como entra en el Juzgado, pero no que sentencia te dictarán.

        Pero si revierte la ermita y la imagen, seré el santuario el que continúe con otra imagen. Y si no puede seguir porque el rector lo nombra el obispo, santuario cerrado y veremos si la ermita en manos de Mairal mantiene la afluencia de visitantes, a un nivel muy humano.

        1. Y que pase el cepillo a los dueños de los negocios que se hundirán. Que abra la ventana al nuevo sol … como decía el Sr. obispo citando a Escriba con recochineo en el santuario. No demostró gran conocimiento ni de la persona ni de sus escritos. Ni dignidad los presentes: debía haber terminado la ceremonia entre una lluvia de monedas lanzadas a ese ordinario (de la diócesis, por supuesto).

    1. En Torreciudad me parece que no hay ningún Santuario: hay una ermita y un oratorio privado semipúblico. El Santuario más cercano es Lourdes, que el Pilar es basílica.

  11. Articulo maniqueo y falso:
    2) si usas un bien ya sea en propiedad, cedido o alquilado tienes la obligacion de mantenerlo y no puedes repercutir esos gastos si se cambia de titularidad mas adelante porque tu mismo has disfrutado de ese mantenimiento. Mas aun si es de uso publico. Si encima dicen que es oratorio + «semiprivado» mas aun. Si no lo mantuvieras encima te pueden reclamar
    3) No hay usucapión posible porque hay un contrato de cesión, enfitéutico, de alquiler etc, Si no lo hubiera y no fuera conocido el dueño si se aplicaría tras 30 años o fin de contrato, no es este caso porque el OD ya esta peleando lo firmado hace años
    4) y 5) La diócesis puede cerrarlo y abrirlo en días dados, despidiendo al personal y rebajando gastos.
    las cuentas son falsas, el OD solo declara de media 2€ por visitante y complejos análogos facturan de 6 a 8 € visitante, ergo el Obispo pide lo justo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles