El Cenáculo, en el punto de mira de los extremistas judíos

Cenáculo
|

(Nicola Scopelliti en la Nuova Bussola Quotidiana)-El vandalismo contra iglesias y las agresiones a sacerdotes por parte de colonos judíos y ultraortodoxos están aumentando peligrosamente. También se producen ataques en pueblos palestinos de Cisjordania y en Orif se profanó una mezquita.

Tirar piedras, escupir a los sacerdotes y ocupar tierras. No hay día en Israel, incluida Jerusalén, en que no se produzcan incidentes en los que colonos o judíos ortodoxos ataquen pueblos árabes y lleven a cabo represalias contra los cristianos y sus estructuras. El último acto de vandalismo es la destrucción del cristal de una ventana del Cenáculo, la sala donde tuvo lugar la Última Cena, en el Monte Sión. El autor fue un judío que arrojó una piedra contra la ventana del lugar sagrado. La policía, tras identificarlo y detenerlo, lo puso en libertad casi de inmediato.

El clima de tensión se mantiene elevado, sobre todo debido a las provocaciones de la comunidad judeo-ortodoxa, que tolera mal la presencia cristiana en Tierra Santa. En la ciudad vieja, escupir a los sacerdotes armenios o a los monjes benedictinos y escribir frases insultantes en los muros de las estructuras cristianas se ha convertido en rutina. Es lo que le ocurrió recientemente al nuevo abad de los benedictinos de la abadía de la Dormición, en el Monte Sión, el padre Nikodemus Schnabel, antiguo vicario de la pastoral de emigrantes y solicitantes de asilo del Patriarcado de los Latinos de Jerusalén. «Este no es vuestro barrio. Este es nuestro país» es el escrito que ha aparecido recientemente en los muros del barrio armenio, uno de los cuatro en que se divide la vieja Jerusalén. «Los que llevan a cabo estos actos contra los cristianos se sienten protegidos», dicen en el Patriarcado Armenio, «sobre todo desde que Itamar Ben-Gvir fue nombrado ministro en el gobierno de Netanyahu».

Armenia ha expresado su gran preocupación por los últimos informes de ataques contra su comunidad de Jerusalén, todos atribuidos a extremistas judíos. «Estamos profundamente preocupados por los recientes actos de violencia y vandalismo contra instituciones religiosas en Jerusalén, incluido el Patriarcado Armenio y los residentes armenios de la Ciudad Vieja», tuiteó el portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores de Armenia, Vahan Hunanian.

Desgraciadamente, hay una noticia que causa mucha preocupación en el lado católico. Algunos adeptos al Breslov Hassidim, un grupo de judíos de la rama jasídica del judaísmo, han empezado en las últimas semanas a permanecer frente a la iglesia del monasterio carmelita Stella Maris, en el monte Carmelo, en Haifa. Estos judíos ultraortodoxos creen que el lugar les pertenece, ya que, según ellos, allí está enterrado Eliseo, uno de los discípulos del profeta Elías. Hasta ahora, los jasidim se habían limitado a rezar fuera de la iglesia, pero hace una semana, dos de ellos entraron en el interior del santuario. Este gesto fue mal visto por un cristiano árabe, que, tras una animada discusión, agredió a los jasidim. El hombre, que fue detenido, fue liberado más tarde bajo la presión de los representantes de la Iglesia local. Tras los sucesos de Haifa y el creciente enfado entre la población árabe de la ciudad, el comandante de policía celebró una reunión con el alcalde y los frailes carmelitas, en la que anunció el endurecimiento de los controles en torno al monasterio.

Pero hay más. Extremistas judíos incendiaron casas, coches y campos de trigo en la localidad cisjordana de Turmus Ayya. Según la radio militar israelí, un grupo de unos 200 judíos entró en la localidad para intentar incendiarla. El balance es elevado: un palestino muerto, doce heridos de bala, treinta casas y más de sesenta vehículos destruidos por las llamas. Las fuerzas de seguridad israelíes, que acudieron al lugar de los hechos, detuvieron a un ciudadano israelí. Yair Lapid, líder de la oposición al gobierno de Netanyahu, calificó el ataque de los colonos de «gesto que ha sobrepasado ya todos los límites. Prender fuego a vehículos y viviendas de personas inocentes no es humano. El primer ministro debe condenar absolutamente estos gestos porque lo que está ocurriendo es una amenaza real para la seguridad nacional».

Que el clima está a punto de enrarecerse aún más lo demuestra lo ocurrido en la aldea de Orif, al sur de la ciudad cisjordana de Naplusa. Un grupo de colonos, con la cara cubierta con pasamontañas, entró en la mezquita del pueblo y, tras coger un texto del Corán, arrancó despectivamente algunas páginas, arrojando el libro en medio de la calle. La acción provocadora continuó prendiendo fuego a algunas aulas de la escuela local. La reacción del gobierno egipcio fue rápida: a través del ministro de Culto, Mokhtar Gomaa, condenó la profanación de la mezquita y especialmente la destrucción del libro sagrado para los musulmanes. «El ataque de los colonos a una de las mezquitas de Orif (Naplusa) y a un ejemplar del sagrado Corán es un gesto de terrorismo y extremismo que socava todas las posibilidades de convivencia y amenaza violentamente la libertad de las personas a elegir y profesar su fe».

El portavoz de Hamás, Abd al-Latif al-Qanua, condenó el acto, advirtiendo al gobierno de Netanyahu de que la profanación del Corán podría conducir a una peligrosa escalada de la guerra religiosa emprendida por miembros de su gobierno contra nuestro pueblo. El Ministerio de Asuntos Exteriores turco también condenó el incidente: «Condenamos el cobarde ataque contra nuestro libro sagrado, el Corán, por parte de un grupo de colonos judíos que entraron en una mezquita de la aldea de Orif, situada en los territorios palestinos bajo ocupación israelí. Esperamos que los autores de este crimen inaceptable sean detenidos y llevados ante los tribunales».

Estados Unidos está muy preocupado por lo que ocurre en Israel. El Consejero de Seguridad Nacional, Jake Sullivan, hablando con el ministro de Seguridad Nacional del gobierno israelí, Tzachi Hanegbi, dijo estar, entre otras cosas, profundamente preocupado por los recientes ataques de colonos extremistas contra civiles palestinos y la destrucción de sus propiedades en Cisjordania. Además, hizo un llamamiento a Israel para que restablezca la calma y reduzca las tensiones, instando a todas las partes a abstenerse de acciones unilaterales, incluidas las actividades de asentamiento, que exacerban aún más las tensiones. Por su parte, el portavoz de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) reconoció que habían «fracasado» en su intento de impedir el ataque de los colonos a la aldea palestina de Orif.

 

Publicado por Nicola Scopelliti en la Nuova Bussola Quotidiana

Traducido por Verbum Caro para InfoVaticana

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
25 comentarios en “El Cenáculo, en el punto de mira de los extremistas judíos
  1. El problema no es la religión q se profese, el problema es el fanatismo.

    Las personas q caen en eso son, o se vuelven, impositivas. El despotismo es una lacra q destruye la convivencia pues Dios nos ha creado para q vivamos en libertad de pensamiento, de creencias etc. (Aunque quiere q esa libertad nos lleve a Él) y no sometidos a la voluntad ajena.

    Hay fanatismo en las religiones, en la política, en el futbol, en la ecología etc.

    La radicalidad de las Escrituras jamas puede traducirse como fanatismo sino como fidelidad. Y en esto caen o han caído todas las religiones. Y es triste, pues es un boomerang, ya q es un arma q se le da al ateismo en contra de Dios.

    Y es fácil saber si caemos en eso preguntándonos si nosotros haríamos lo mismo.

    Dios nos libre del fanatismo y del despotismo religioso.Y de luz a los fanáticos, sobre todo a los activistas violentos, para q vean. 🙏🙏🙏

    1. «El problema no es la religión q se profese, el problema es el fanatismo»

      Mantra repetido por los fanáticos del «prohibido prohibir», e incompatible con la fe católica.

      «Dios nos ha creado para q vivamos en libertad de pensamiento, de creencias etc.»

      Afirmación contraria a la fe católica.

      «Hay fanatismo en las religiones…»

      Sí: en las falsas; y mucho entre modernistas.

      «La radicalidad de las Escrituras jamas puede traducirse como fanatismo sino como fidelidad»

      Lo único radical de las Escrituras es su manía de tergiversarlas para sostener un discurso ajeno a la fe católica.

      Usted no pierde ripio. O, lo que es lo mismo: cualquier excusa es buena para endilgarnos una de sus ihomilías».

          1. Quienes han empleado ese término han sido un ministro egipcio y el portavoz de Hamás, ambos musulmanes, no católicos.

      1. Catolicvs,

        Ni mantras ni 8 cuartos el fanatismo està en todas las religiones y en el ateismo, como he dicho, pues no es algo inherente a ninguna religión ni ninguna afiliación concreta sino a la psique de la persona .

        Que Dios nos ha hecho libres 100%católico! ,
        Pero ha recortado donde he escrito q quiere en nuestra libertad le elijamos a Él. 100% católico!

        La radicalidad de las Escrituras no se refiere a lo q dicen, q es Palabra de Dios, sino a cómo vivimos nuestra fe, según ellas. Con radicalidad se refiere a » con fidelidad».

        Yo no tergiverso las escrituras para nada y en cuanto a homilías…las suyas q cada vez q comenta escribe un libro, analizando punto por punto lo q dicen los demàs. Si es necesario recortando para poder criticarles, como ha hecho ahora.

        Pues menuda metedura de pata esta vez hijo, da pena sus ganas de imponerse siempre.

        Dios le guarde

        1. Su perorata comienza con una reiteración de lo mismo, por lo que puede darse por ya contestada. En cuanto a lo siguiente: «Con radicalidad se refiere a ‘con fidelidad'», volver a reiterarle que se aplique el cuento, porque la fidelidad en usted brilla por su ausencia.

          «Yo no tergiverso las escrituras para nada»

          ¿Usted faltó a catequesis cuando explicaron el Decálogo? Si no lo hizo, igual se despistó cuando explicaron lo de «No dirás falso testimonio ni mentirás». Salvo que sea un alarde de humor por su parte.

          «cada vez q comenta escribe un libro, analizando punto por punto lo q dicen los demàs»

          Me alegra su disgusto. De eso se trata: si los diferentes trolls anticatólicos, herejes de todo pelaje (incluyendo modernistas, que es lo que más abunda) y usted, creían que podían soltar sus peroratas (que no sólo son cursis, sino también muy largas) e iban a quedar sin respuesta por pereza de quienes pueden refutarlas, han pinchado en hueso.

          1. «…recortando para poder criticarles, como ha hecho ahora»

            Para corregirla a usted no es necesario recortar nada. Se trata simplemente de economía del lenguaje y de ir al grano, centrándome en sus errores, falsedades o herejías (según sea el caso), pues usted mete mucha paja entremedias (si el veneno no se disuelve en la bebida o la comida, se nota y nadie se lo traga). Pero no sufra, que sus comentarios originales están encima de los míos y cualquiera puede cotejarlos.

            «Pues menuda metedura de pata esta vez hijo, da pena sus ganas de imponerse siempre»

            ¿Y en qué consiste la metedura de pata exactamente, «hija»? Y no soy yo quien me quiero imponer: es que la verdad se impone siempre (yo, simplemente, adhiero a ella).

            «Dios le guarde»

            Y a usted también; pero que antes elimine su ceguera voluntaria y le conceda la gracia de la conversión a la fe católica.

          2. Cat

            Lo importante aquí es preguntarse:

            Si yo tuviera el poder , haría lo mismo q ellos?
            Porque si antes de criticar a alguien, sobre lo q sea, nos preguntamos si nosotros hacemos o haríamos lo mismo, al prójimo o al mismo Cristo, muchas veces tenemos q cerrar la boca.

            Y así también vamos conociendo nuestro pecado y creciendo en Santidad.

            A veces es duro pq vamos viendo q no somos mejores q los demàs pero es muy enriquecedor pues crecemos en humildad.

            Personalmente, me ha ayudado mucho esta pràctica. La comparto con usted con todo mi cariño.

            Dios le guarde

          3. Todo lo que usted quiera, pero sigue confundiendo decir la verdad y corregir, con «criticar». El cuento de que no se puede ejercer la obra de misericordia «corregir al que yerra», o que no se debe evangelizar o exponer la verdad si uno es pecador, es una solemne majadería, porque perfecto sólo es Dios. Por lo tanto, no se haría nunca, lo cual es contrario a lo enseñado por el mismo Cristo. Su problema no es que sea pecadora, que eso lo somos todos, sino que escandaliza. Y mientras otros pecados sólo los conoce Dios, el escándalo es algo que se realiza públicamente y que afecta a terceras personas, por lo que debe ser corregido siempre.

    2. ACS Araceli Campos Sarmiento, la que nunca me responde.
      Los judíos no quieren a los cristianos. Ellos fueron los que crucificaron a Cristo, y hasta que no se conviertan, sufrirán el desprecio de todos.
      Fanáticos son ellos, y quieren dominar el mundo. En la Argentina, coparon todo: prensa escrita, educación, cultura, política, derecho, etc.
      De modo que antes de hablar, infórmate más.
      Ellos son los enemigos de la humanidad, y no comparten nada con nadie..

      1. Hoy le voy a responder, mira tú! Y eso q miente sobre mi identidad.

        Los judíos no son los únicos q crucificaron a Cristo. A Cristo le crucificamos nosotros cada vez q pecamos. Usted Claudio, està allí, azotàndole, escupiéndole, clavàndole en la cruz.Usted es la mano q le clava los clavos. La mano q le pega, la boca q se burla etc. Y yo. Y todos nosotros, pues murió por nuestros pecados.
        Usted elige a Barrabàs cada vez q peca.Usted le es infiel con el demonio cada vez q peca. Y estos pecados suyos de hoy son los q le clavaron en la cruz ayer. Los suyos, los mios y los de todos.

        Ahora visualícese en el Calvario torturando a Cristo y ya vera q no somos mejores q los judíos. Ademàs Cristo era judío, no lo olvide, la Virgen también.

        Por qué cree q Mel Gibson quiso grabar la escena de la mano q clava el clavo a Cristo con su propia mano?

        Dios le guarde

        1. Pero, ¿no quedamos en que no hay que echar en cara al pecador sus pecados, que entonces lo espanta? ¿Pretende que otros le hagan caso, sin ni siquiera cumplir lo que usted misma predica? Eso sí, tal incoherencia la reserva, casualmente, sólo para quienes la corrigen a usted. Por otro lado, a ver si se sale ya de Matrix: el motivo último de que Cristo se inmolara en la Cruz fue para reconciliar al hombre con Dios y darles la oportunidad de que se perdonaran sus pecados; pero los sujetos que la llevaron a cabo no fuimos «todos nosotros», pese a que usted lo repita muchas veces. Sus propios autores, al decir: «¡Que su sangre caiga sobre nosotros y sobre nuestros hijos!», hablaban exclusivamente de ellos mismos y de sus descendientes biológicos, no de usted por ser «mala». Y a éso, exclusivamente, se está refiriendo Claudio, aunque usted se haga la «despistada» y nos vuelva a castigar con sus elucubraciones pseudo religiosas.

        2. Señora
          Anas, caífas, judas iscariote, Herodes eran judíos no?
          Porque usted esta defendiendo a los hijos espirituales de esa gente?
          Dejese de majaderías dispensacionalistas de movimientos evangélicos anticatolicos adoradores de caifases
          Y un judío por mas «bueno» que sea si no se convierte a Cristo nunca sera salvo, lo mismo va para los musulmanes
          Un pueblo sin Cristo no es pueblo de Dios. Los creyentes en Cristo (sean de origen israelita o gentil según la carne) son el verdadero pueblo de Dios, no esos apostatas que no creen en Cristo ni en los profetas, porque si de verdad creyesen en los profetas también creerían en Cristo.

  2. A propósito del Cenáculo, ya en 2014-2015, cuando lo visité, la situación era muy tensa para los cristianos. Las autoridades judías nos permitían visitarlo, sí, hacer oraciones también, pero ¡Ojito con cantar!; esto último no lo permitían ya en esos años, pues justo al lado del Cenáculo se halla la tumba del rey David y los judíos piadosos que en torno a la misma se reunían no querían verse perturbados por cánticos cristianos. Ciertamente, en los años de los que hablo, te permitían rendir homenaje a tan importante personaje, siempre que llevases la cabeza cubierta. En particular, yo lo hice tocado con mi gorra con los colores vaticanos y la Cruz de Jerusalén, sin ser molestado, a pesar de estar rodeado de un nutrido grupo de «Hasidim». No obstante, sí que se hablaba ya en esos años, aunque como algo muy excepcional, como algunos peregrinos cargados con la Cruz y realizando el trayecto de la Vía Dolorosa, habían sido increpados y escupidos.

  3. ACS. Por favor, escuche y no se deje llevar de malhumor.
    En Hijo de Dios, vino a la tierra con una misión: «con su inmolación, nos libraba del pecado original y, aquellas puertas de bronce que se cerraron para toda la humanidad, se abrieron con la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo»; como canta el Salmo 23 (Hebreo 24), al gritar salmista, «portones alzad los dinteles, que se alcen las puertas eternas, vaca entrar el Rey de la Gloria».
    Y por otra parte, la predicación de Jesús y la llamada a la conversión.
    Los que crucificaron a Jesús, fueron precisamente el pueblo elegido de Dios, el pueblo de la heredad. Como lo canta el Viernes Santo las Lamentaciones y, entre ellas me quedo con esta de las de Palazón:
    Qué más pude hacer por ti?
    yo te planté como viña mía,
    escogida y hermosa.
    ¡Qué amarga te has vuelto conmigo!
    Para mi sed me diste vinagre.
    Con la lanza traspasaste el costado
    a tu Salvador.

    Nosotros somos pueblo gentil, que nuestro Señor nos asoció a la salvación.

  4. Nosotros somos pueblo gentil, que nuestro Señor nos asoció a la salvación. Pero la salvación no está con la muerte de CRISTO y su triunfal Resurreccion. Nuestra salvación está en tomar la cruz, nuestra cruz y seguirle. La cruz de Cristo no nos salva, es tomar nosotros la Cruz y seguirle
    Todos somos pecadores y lo que Mel Gibson plasma en su película es una verdad evidente. Si nosotros pecamos, nos convertimos por momentos en sayones que laceraron el cuerpo del Senor. Pero al Señor lo condenó el Sanedrín y sus sacerdotes, que enfurecieron a las masas.

  5. El objetivo de los judíos es la construcción del Tercer Templo en la zona de la explanada del templo(donde está el Domo de la Roca), donde estuvo el Templo de Salomón. Pero el tiempo para su construcción lo marcará cuando ellos consigan obtener una vaca roja para su sacrificio, todo para que se cumpla la venida del Mesías. Las vacas ya las tienen, también todos los objetos necesarios para comenzar los cultos. Pero es que además el lugar para empezar ese sacrificio se encuentra en la zona del Dominus Flevit. ¿Es esa la razón por la que el gobierno israelí quiere declarar el Monte de los Olivos parque natural para quitar la presencia cristiana(ortodoxos, católicos) de allí?. Creo que simplemente están forzando poco a poco las cosas en todos los frentes, incluso conquistar la explanada, para acelerar los tiempos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles