La Santa Sede advierte a los alemanes que el camino sinodal puede suponer «una amenaza a la unidad de la Iglesia»

Francisco y Batzing
|

En el día de ayer, el Vaticano nos sorprendió con una «declaración de la Santa Sede», aunque no aparece directamente firmada por Francisco.

Desde este medio hemos alertado, en no pocas ocasiones, de la preocupante deriva del camino sinodal alemán…y universal. Sin ir más lejos, esta misma semana, Luis Marín de San Martín, O.S.A, obispo subsecretario del Sínodo de los Obispos escribía un artículo criticando a los críticos del Sínodo.

En su empeño por pintar el Sínodo como algo maravilloso que dará muchos frutos espirituales, alertaba sobre aquellos que insisten «en la irrelevancia del proceso sinodal. Otros en su peligro. Algunos otros en su ineficacia».

Ahora, Roma emite un comunicado en donde se palpa una evidente preocupación dentro de los muros vaticanos por los delirios planteados por los alemanes.

Comunicado de la Santa Sede

«Para proteger la libertad del pueblo de Dios y el ejercicio del ministerio episcopal, parece necesario precisar que el «Camino sinodal» en Alemania no tiene potestad para obligar a los obispos y fieles a adoptar nuevas formas de gobierno y nuevas Aproximaciones a la doctrina y la moral», dice la nota vaticana.

Además, el comunicado de la Santa Sede asegura que «no sería lícito iniciar nuevas estructuras oficiales o doctrinas en las diócesis, antes de un acuerdo acordado a nivel de la Iglesia universal, lo que representaría una herida a la comunión eclesial y una amenaza a la unidad de la Iglesia».

El texto cita un trozo de la carta que escribió Francisco a los católicos alemanes allá en el año 2019: «La Iglesia universal vive en y de las Iglesias particulares, así como las Iglesias particulares viven y florecen en y de la Iglesia universal, y si se encuentran separados de todo el cuerpo eclesial, se debilitan, se pudren y mueren. De ahí la necesidad de mantener siempre viva y eficaz la comunión con todo el cuerpo de la Iglesia”.

Por último, la declaración concluye diciendo que «se espera que las propuestas del Camino de las Iglesias particulares en Alemania converjan en el camino sinodal que está recorriendo la Iglesia universal, para un mutuo enriquecimiento y testimonio de aquella unidad con la que el cuerpo de la Iglesia manifiesta su fidelidad a Cristo el Señor».

A pesar de esta declaración del Vaticano dirigida a la Iglesia de Alemania, por el momento son solo eso, palabras. Cabe recordar que en otras circunstancias, desde Roma se actuado con medidas más drásticas y contundentes como paralizar ordenaciones sacerdotales o quitar obispos incómodos.

Por eso, si es real la preocupación existente en Roma con el proceso sinodal alemán, sería conveniente pasar cuanto antes de las palabras a los hechos y tomar medidas contra aquellos sacerdotes, obispos y cardenales que empujan a la Iglesia de Alemania hacia el abismo del cisma.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
42 comentarios en “La Santa Sede advierte a los alemanes que el camino sinodal puede suponer «una amenaza a la unidad de la Iglesia»
  1. No es un problema exclusivo de los alemanes. La deriva del Papa Francisco también pone en riesgo la unidad de la Iglesia.

    1. Francisco no confirma en la fe y fomenta la división, cuando contradice verdades dogmáticas o fomenta prácticas pecaminosas. Tal es el caso cuando erróneamente el Papa dice que todos somos hijos de Dios, que la multiplicidad de religiones es voluntad de Dios, que al Cielo iremos todos, que la Virgen no nació santa, etc. Así como cuando el Papa calla ante el aborto y el lgtbi y además permite la comunión de sus promotores y otros pecadores no confesados, cuando exhorta a obedecer a la ONU y erigir una gobernanza mundial, cuando fomenta la invasión musulmana, en su forma de auspiciar un reinicio económico, en su apoyo a las tesis de moda sobre ecología, en su participación en rituales idolátricos, etc.

      1. Padre….me cuesta creer que dijera el Papa que todos vamos al cielo…es una barbaridad (bonita pero barbaridad)
        La multiplicidad de religiones no es que sea querida por Dios (como tampoco son queridas por Dios las violaciones) pero sí las respeta porque son fruto de la libertad humana y Dios la respeta. No creo que diga que todos se salvan. Lo que viene a decir -y yo creo a sangre y fuego – es que nadie se condena por profesar una religión u otra, sino por sus actos. Es un juicio particular de la propia vida de cada uno. Y Dios exigirá más a quien más posibilidad haya tenido de conocer la Verdad. Es un juicio que contempla el conocimiento de la Verdad y versa sobre la moralidad de los actos de toda una vida (la falta de conocimiento es atenuante -a quien más se le dio más…) pero como todos estamos sujetos

        1. … a la ley moral natural y por tanto, todos nuestros actos son enjuiciables.
          No existe muerte = condena ipso facto por el hecho de ser luterano o budista o taoísta. Existe muerte = juicio. Ya depende del juicio la condena o la salvación, pero la condena no depende de un credo.

          1. Ésto que sostengo sabe usted mejor que yo que hay jerarcas de la Iglesia que lo sostienen (no sólo el Papa Francisco ni BDXVI o JPII)

            Lo que sí es heterodoxia mía y que creo FIRMEMENTE es que se condenarán poquísimos y que Dios tendrá Misericordia con los condenados ¿De qué tipo? No lo sé….pero seguro que hará las cosas de tal modo que nadie podrá objetarle:

            -Dios….creo que con este gay activo te has pasado. (Por ejemplo) A parte, los pecados de la carne son o pienso que son, de debilidad. Será comprensivo. Y luego está el momento último definitivo, donde el alma tiene su última oportunidad. Realmente…es difícil ir al infierno.

            No…no cabe el error en las sentencias…porque el Juez es el único que lo sabe todo (antecedentes, agravantes, eximentes…) y por tanto, el que tiene un conocimiento absolutamente absoluto de todo y por tanto, la base de todo juicio garantiza la justicia de la sentencia.

            Estoy tranquilo…muy tranquilo.

          2. Y todos somos hijos de Dios, por supuesto: descendientes de Adán y Eva ( o una pareja o grupo original – posiblemente africano -) y por tanto, obra de sus manos. Sobre esta filiación, está la filiación bautismal. Ésto se lo leí al Papa Francisco no sé cuando ni dónde. Hay dos filiaciones por tanto: la creatural y la bautismal. Dios ama tanto a un aborigen australiano como a un católico y por eso quiere que todos se salven y lleguen al conocimiento pleno de la Verdad.

          3. Manuel David o la religión de Juan Palomo «yo me lo guiso, yo me lo como».
            «¿No sabéis que los inicuos no heredarán el Reino de Dios? No os hagáis ilusiones. Ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados , ni los sodomitas…, heredarán el reino de Dios.» 1Cor6, 9
            En el juicio particular le dirás al Juez Justo «seguí follando con hombres porque era débil y me daba gusturrete, ya de paso».
            Por favor, deja de contar pamplinas, estás jugando con fuego. Fuego eterno.

          4. ¿Otra vez usted de vuelta a las andadas? Cualquier excusa es buena para volver (por enésima vez) a desviar el tema y contarnos otra vez la herejía en la que usted cree, que nada tiene que ver con el tema de la noticia: el toque de la Santa Sede a los del camino sinodal gay alemán.

            «es que nadie se condena por profesar una religión u otra, sino por sus actos»

            Con esta frase usted se coloca fuera de la Iglesia, como le he explicado mil veces, al negar la misma Redención: Cristo se encarnó y murió para redimirnos. ¿De qué? DEL PECADO ORIGINAL, que cerró las puertas del cielo A TODO EL MUNDO. Si sólo se condenase la gente por sus pecados actuales (por sus actos), la Redención no habría sido necesaria ni serviría para nada. Y si no fuera necesario el bautismo para borrar dicho pecado, Cristo sería un mentiroso por decir, literalmente, ésto (que ya se debería saber de memoria, de tantas veces como se lo he puesto):

          5. Yo no he dicho que se salvan los sodomitas: por favor, lee el mensaje antes de responder. De hecho, no tengo ni idea los que se salvan y los que se condenan. Yo lo único que digo es que hay pecados de debilidad, porque el vicio genera ya una tendencia, una inercia y con el tiempo, se hace más difícil salir que si se corta de raiz y pronto. Yo he dicho que es un atenuante en determinados casos ¿qué casos? yo no lo sé. Tendría que ser Dios u otro Dios para saber lo que hará Dios en el día de Juicio. ES MÁS DIFÍCIL PECAR UNA VEZ SÓLAMENTE CUANDO YA SE HA PECADO ANTES QUE PECAR UNA VEZ SIN HABERLO HECHO ANTES. Eso hay que – digo yo – considerarlo también.

          6. «Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, se salvará; mas el que no creyere, se condenará» (Mc 16,15-16).

            Además de dudar usted de la Palabra de Dios, que es meridianamente clara en este punto, como así lo ha entendido y enseñado siempre la Iglesia, y dejar por mentiroso al mismo Cristo, también presupone que Dios no es justo, sino arbitrario y cruel, pues pudiendo salvar a todos los ignorantes de la verdad, ordena que no se les deje en la ignorancia, con la posibilidad de que muchos la rechacem, pese a poderse haber salvado por ignorantes, pese a carecer de mérito alguno para ello, según su estrafalaria creencia.

            Y aunque también se la debería saber de memoria, porque se la he puesto muchas veces, aquí tiene la definición dogmática «ex catedra» del Concilio de Florencia (irreformable) que usted niega, conviertiéndole en no católico:

          7. “La Iglesia Firmemente cree, profesa y predica que nadie que no esté dentro de la Iglesia católica, no sólo los paganos, sino también judíos o herejes y cismáticos, puede hacerse partícipe de la vida eterna, sino que irá al fuego eterno que está aparejado para el diablo y sus ángeles (Mt. 25, 41), a no ser que antes de su muerte se uniere con ella; y que es de tanto precio la unidad en el cuerpo de la Iglesia que sólo a quienes en él permanecen les aprovechan para su salvación los sacramentos y producen premios eternos los ayunos, limosnas y demás oficios de piedad y ejercicios de la milicia cristiana. Y que nadie, por más limosnas que hiciere, aun cuando derramare su sangre por el nombre de Cristo, puede salvarse, si no permaneciere en el seno y unidad de la Iglesia católica [..] “Asimismo definimos (…) las almas de aquellos que mueren en pecado mortal actual o con sólo el original, bajan inmediatamente al infierno, para…

          8. Me da miedo ya hablar contigo, porque lo pasé mal viéndome juzgado a mis años y no podría seguramente afrontar el pago de la pena. No creas que me lo he pensado poco el contestarte o no.

          9. …ser castigadas, si bien con penas desiguales». (Constitución Apostólica de S. S. el Papa Eugenio IV en el Concilio de Florencia, “Cantate Domino”).

            Y para que no salga con el mismo rollo de siempre sobre la «Lumen Gentium» del CVII, documento que no define dogma alguno y, por tanto, no deroga dogma alguno (cosa imposible, por otro lado), aquí tiene declaración a la que se remite la nota doctrinal del cardenal Felici, Secretario General del Concilio Vaticano II, que acompaña a dicho documento (y que usted siempre se salta, casualmente):

            Declaración del 6 de marzo de 1964, accesible en la propia web oficial de la Santa Sede:

            «Teniendo en cuenta la práctica conciliar y el fin pastoral del presente Concilio, este santo Sínodo precisa que en la Iglesia solamente han de mantenerse como materias de fe o costumbres aquellas cosas que él declare manifiestamente como tales».

          10. Y como el CVII no hizo tal cosa, ni lo pretendió nunca, el mismo Concilio aclara que sólo se debe creer lo que así haya declarado expresamente la Iglesia, es decir, antes del CVII (como el dogma del Concilio de Florencia que le he transcrito), anulando su pretensión, y la de todos los que no aceptan la fe católica como siempre la ha profesado la Iglesia, de que haya algo diferente que creer tras el CVII.

            Espero que ésta sea la última vez que vuelva a desviar cualquier tema en el que participe usted con el mismo rollo monotemático y obsesivo. ¿Que usted cree que no se necesita el bautismo para salvarse? Pues felicidades: no nos lo cuente más veces, que ya lo ha dejado claro. Si no va a decir nada sobre los cismáticos alemanes, haga el favor de seguir llenando de SPAM la sección de comentarios para que no se hable del tema que cada vez elige Infovaticana.

          11. Donde dice: «haga el favor de seguir llenando de SPAM la sección de comentarios»,
            debe decir: «haga el favor de NO seguir llenando de SPAM la sección de comentarios».

          12. Te contesto: veo que sigues escudándote en material ajeno para responder a mis preguntas y así enfrentarme no ya a tí, sino al autor de tales afirmaciones, pero hay un problema: que yo me estoy comunicando contigo y no con el autor de las mismas. Para ellos está vatican.va (por ejemplo). Entiendo que tú crees y afirmas CIEGAMENTE lo que copias y pegas de estos autores – dicho ésto sin ánimo de ofensa -.
            Veo que tampoco aceptas el llamado «bautismo de sangre» ( y supongo que el llamado «de deseo») Perfecto…entonces una pregunta:
            Supongo que eres consciente que se condenarían – y lo pongo en condicional – miles de miles de millones de hombres que desde la existencia del pueblo hebreo y luego la Nueva Alianza ni conocieron o ni vieron claro el camino a seguir por el MAL EJEMPLO que muchas veces han dado los predicadores de la Buena Nueva. …. ¿Estoy en lo cierto?

          13. Los Spam: yo creo en la libertad de expresión (mientras no se insulte) y si surge el tema de la «virginidad de María» en una noticia sobre las finanzas del vaticano ¿por qué no podemos hablar?

          14. El CVII dice que no cambia pero luego cambia: es un no pero sí. Ésto, repito por centésima vez, es algo que hasta los mismo tradi que lo detestan lo aceptan como verdad y cierto. Yo puedo decir en el preámbulo de una ley – digo la ley para que me entiendas mejor – que no harré tal cosa, pero luego en el articulado cambiar por atrás esas cosas. Lo mismo sucedió con el CVII y el Papa Francisco no hace sino seguir una tendencia que tiene su origen en ese tan amado CVII por unos. El CVII TOCA Y DE QUÉ MANERA TEMAS DOCTRINALES COMO ÉSTE Y EN CONSECUENCIA, EL ECUMENISMO, QUE ALGUNO SE EMPEÑAN EN NO ACEPTAR. Ésto es una realidad histórica, puesto que la tendencia actual del Papa reinante no sale por generación espontánea: es algo que tiene un antecedente que lo explica y engloba.

          15. Un antecedente, el ecumenismo, que tiene sus raíces en papas anteriores como Pablo VI, JPII (JPI el pobre duró muy poco) y BNXVI, los cuales visitaron sinagogas y organizaron encuentros macroecuménicos, como el organizado por JPII en Asís. Este papa en el libro «Cruzando el Umbral de la Esperanza» hablaba de las «semina verbi» o «semillas del Verbo, que se hallan dispersas en las distintas confesiones religiosas. Supongo que ese acto y afirmaciones suyas en distintos documentos que ahora no voy a citar y que sabes cuales son – supongo – lo posicionan «fuera de la Iglesia» y fíjate: Es Santo y Grande ¿Se puede equivocar la ¨IGlesia al declarar santo a uno que no lo es? gran pregunta que me planteo. ¿Puede haber medidas correctivas retroactivas – por tanto – en estas materias?

          16. No se empeñe elucubrando sobre cosas que no han ocurrido y poniendo ejemplos inapropiados, como «Yo puedo decir en el preámbulo de una ley – digo la ley para que me entiendas mejor – que no harré tal cosa». La nota aclaratoria no es ningún preámbulo, sino posterior a la «Lumen Gentium», y Pablo VI la ordenó añadir para cortar de raíz las interpretaciones heterodoxas, estando especialmente destinada, precisamente, a quienes opinan como usted, aclarándoles que nada de lo dicho en LG, ni en ningún documento del CVII ha de creerse como doctrina o verdad de fe si el propio concilio no lo manda de forma expresa, ésto es, definiéndolo como dogma, cosa que no hizo (y menos para contradecir algo ya definido «ex cathedra» previamente y creído siempre, por todos y en todas partes (que es la Regla de la Fe).

            «sigues escudándote en material ajeno…»

            ¿Ajeno? Son los dogmas de fe definidos por la Iglesia que todo católico debe creer, no una opinión.

          17. «¿Se puede equivocar la ¨IGlesia al declarar santo a uno que no lo es? gran pregunta que me planteo»

            Pregúntele usted a PabloVI, que «descanonizó» a unos cuantos. Además, esa no es ninguna «gran pregunta»: es una pregunta boba de alguien que debe de creer, erróneamente, que la canonización de alguien implica «canonizar» todo lo que ha hecho, escrito, dicho o dejado de decir. Canonizar a alguien sólo implica reconocer que ya goza de la visión beatifica (que está en el cielo) y que se le puede rendir culto público. Nada más. Si su peregrina teoría era que alguien canonizado no puede decir disparates ni hacer algo mal (cosa que también parece creer Francisco, con sus prisas para canonizar, incluso sin los milagros exigibles, a todos los Papas posconciliares, creyendo que así «canoniza» el CVII y cualquier cosa que éstos dijeran o hicieran), siento haberle desilusionado diciéndole la verdad.

          18. No…no confundas. Yo nunca he sostenido que el ser Santo sea igual a inerrancia y perfección y exención de errores. Eso nunca lo he sostenido. Eso por ahí. Yo no digo que porque un Papa Santo siga el CVII hayamos de «canonizar al concilio» sino que me extraña que un concilio en donde , según los «tradi» se han dicho herejías como camiones, santifique a sus seguidores. Y es que los «Tradi» sostienen esas afirmaciones. Yo no…estoy siguiendo sus argumentarios( los de los tradi). Lo que quieras, se pudo haber dicho en el Prólogo o como se llame: X, pero luego se ha sostenido: Y y prueba de ellos son los comportamientos, los encuentros ecuménicos las opiniones de los Papas postconciliares. Francisco sigue una tendencia cuyo origen está en CVII. Te guste o no. Lo reconozcas o no. La herejía o heterodoxia está muy arriba en el Vaticano.

          19. «Francisco sigue una tendencia cuyo origen está en CVII. Te guste o no. Lo reconozcas o no»

            Lo reconozca usted o no, Francisco ha llevado la contraria a TODOS sus predecesores en materias de fe y moral (sólo hay que leer la heterodoxa «Amoris laetitia» y las barbaridades que en ella se dicen, citando torticeramente a estos Papas para decir justo lo contrario que ellos), incluyendo todos los Papas posteriores al CVII (Juan XXIII, Pablo VI, Juan Pablo II y Benedicto XVI; me salto a JPI porque no le dio tiempo a nada y éso no se puede contradecir). Según usted, ¿sigue Francisco la tendencia que tiene como origen los 20 primeros concilios de la Iglesia? Porque si no lo hace, no es que no sea Papa: es que no es católico. ¿Es éso lo que usted nos ha estado tratando de decir todo este tiempo, que a usted le gusta una nueva «iglesia» creada hacer cuatro días y que no tiene nada que ver con la Iglesia católica, que tiene más de dos milenios?

        2. Católicvs: » Según usted, ¿sigue Francisco la tendencia que tiene como origen los 20 primeros concilios de la Iglesia? Porque si no lo hace, no es que no sea Papa: es que no es católico. ¿Es éso lo que usted nos ha estado tratando de decir todo este tiempo, que a usted le gusta una nueva «iglesia» creada hacer cuatro días y que no tiene nada que ver con la Iglesia católica, que tiene más de dos milenios?»
          No te entiendo a dónde quieres llegar. Por favor, ¿puedes explicármelo? y no lo digo con ironía, que contigo hay que tener cuidado.
          No sé a dónde quieres ir con este comentario…es un poco desconcertante.

          La respuesta te la pondré ya en otra noticia y te pondré la fecha de tu comentario para que no te pierdas. Yo me pierdo y me cuesta mucho leer las listas de mensajes…vamos…que me canso.

          1. Es lamentable lo MAL que lo hace esta web en los aspectos fundamentales donde tiene que hacerlo bien:

            – orden, claridad en la forma de establecer los mensajes
            – faltar a lo que establece en «avisos legales» al permitir expresiones como «pu ta» «pe rra»…expresiones que NADIE puede decir que yo las he dicho…yo NO CAMBIO DE NICK!!!!

  2. Francisco ha abierto el melón del camino Sinodal, aquí en mi región no tuvo nada de éxito, en las parroquias de mi entorno, los de siempre cuatro de los habituales de las sacristías, y cuatro del O.D. que van siempre a todos los cotarros a ver lo que pasa, para ver hacia donde tienen que virar. Y ahora se queja Francis, de que si no sale lo que el quiere no es legal. ¡qué cruz!

  3. Veo q hace distinción entre sínodo de la sinodalidad y sínodo alemán.

    El primero es una iniciativa propuesta por el Vaticano a la Iglesia mundial y que busca aunar las distintas espiritualidades del Cuerpo de Cristo, a pesar de su diversidad, invocando al Espíritu Santo para que sea Él quien hable por boca de los fieles que participan.
    Busca la Unidad.

    El sínodo alemán es todo lo contrario. Busca imponer sus criterios a la Iglesia mundial, comenzando por Alemania, sin tener en cuenta la tradición, ni el magisterio ni la Biblia, ni la voz del Espíritu Santo. Va por libre sin tener las Llaves del Reino.Una ruptura total con lo anterior.

    Provoca división.

    Está bien que desde Roma pongan orden.

    1. ACS yo creo más bien que la clave es que el Sinodo está sinodalizado y es precisa una dessinodalización que le dessinodalice con lo cual buen dessinodaliador será. Y no por mucho sinodalizar amanece más temprano y a quien buen sinodo se arrima, buen cargo lo cobija.

  4. Es para partirse de risa.
    Lo penoso es que estamos tratando de un asunto tan serio como la salvación de las almas.
    Ven Señor Jesus

  5. A los alemanes díscolos se les ve venir de lejos porque dicen abiertamente lo que piensan, por lo que es fácil resistirles.
    Pero en cambio Francisco actúa de forma sibilina. Muchas veces tira la piedra y esconde la mano (aunque otras veces ni se oculta), por lo cual es más peligroso. Además, por el cargo que le dieron los cardenales, ejerce una gran influencia sobre católicos poco formados, así como sobre los que, con equivocado criterio, piensan que el Papa nunca se equivoca y lo siguen como al líder de una secta.

  6. Menudo sinvergüenza el bergoglio este. Él es que el monta todos los líos y despu´és le echa la culpa a los «alemanes» y a la Santa Iglesia. ¡Qué personaje más repulsivo!.

  7. «no sería lícito iniciar nuevas estructuras oficiales o doctrinas en las diócesis, antes de un acuerdo acordado a nivel de la Iglesia universal» Me parece timorata y ambigua la respuesta del vaticano, que está motivada «para salvaguardar la libertad de los fieles» es decir, no le importa la fe de los alemanes, y luego le dicen algo así como que los alemanes se esperen que el sínodo de los sínodos va a generar los cambios doctrinales para toda la Iglesia. Es decir, sí pueden hacerse cambios doctrinales pero todos juntos.

    1. No es una respuesta timorata: es una mentira, pues da a entender que después «de un acuerdo acordado (sic) a nivel de la Iglesia universal», sí es licito «iniciar nuevas estructuras oficiales o doctrinas en las diócesis», cosa metafísicamente imposible, que ha expresado muy bien D. Bruno Moreno hoy mismo en Infocatólica:

      «No hay doctrinas nuevas ni puede haberlas. Puede que algunas doctrinas, en un momento del tiempo, no se hayan definido formalmente porque no hacía falta o se daban por supuestas, pero ya estaban contenidas en la enseñanza de la Iglesia. Igual que la doctrina de las dos naturalezas de Cristo ya estaba en la enseñanza de los apóstoles aunque aún no se hubiera definido formalmente por un concilio y que no se utilizara esa terminología, la doctrina sobre la inmaculada concepción forma parte de la Revelación desde el principio de la Iglesia».

      1. Y en cuanto las «estructuras», sigue D. Bruno en la misma respuesta al mismo comentarista;

        «…los alemanes no quieren cambios accidentales en la Iglesia, sino esenciales introduciendo estructuras que son contrarias a la Revelación, en las que la fe se decidiría por votaciones en las que tendrían el mismo peso los seglares que los obispos. Esto es contrario a la estructura revelada e irreformable de la propia Iglesia».

        Se puede decir más alto, pero no más claro (por cierto, lo escribió ayer, no hoy, como había dicho antes).

  8. El cisma católico institucionalizado, la partición de la Iglesia por la Jerarquía, no se trata de apartar a los herejes sino que los necios aspiran a una Iglesia católica ecuménica con tradicionalistas, conservadores y progresistas dentro, mientras, se siembran tempestades. Hay otros que tienen sus propios proyectos como su propia Iglesia católica reformista nacional sin necesidad de pasarle un peso a Roma, rica para los ricos ¿para qué necesitaría la Iglesia alemana a Roma? Puede tener su propia Iglesia. El resultado del proceso cismático institucionalizado es la apostasía general de tradicionalistas, conservadores y progresistas, mientras, algunos juegan a la creación de la propia quinta con moral, religión y culto dentro de una Iglesia ecuménica otros aspiran a su propia Iglesia separada. Te daré una parte de la Iglesia si me adoras, la Iglesia partida. Se comerán sus carnes.

  9. Buenas tardes: Suelo visionar las homilías diarias y «actualidad comentada» semanal del Pbro. Santiago Martin en youtube. La A.C. de esta semana versa sobre estas declaraciones de la Santa Sede y animo a los diversos lectores menos versados (como yo) a visionarlo porque me parece de una claridad meridiana e independiente. Paz y bien,

  10. La declaración NO ESTÁ FIRMADA, esto es, tiene de Santa Sede sólo el impreso en el que se ha redactado. Eso sólo ya la hace absolutamente prescindible. Igualmente, NO VA DIRIGIDA al Sínodo alemán, sino que habla del Sínodo germano. Es AMBIGUA, porque no condena nada de lo que adopta el aquelarre teutón, al menos no explícitamente. Dice que nnada de lo que decidan se puede aplicar a la Iglesia Universal, lo que es obvio, dado el localismo de la reunión, pero NO CONDENA nada de lo que allí se trata, ni mucho menos a nadie. Todo esto después de casi tres años de símodo. Cuando se compara esta inacción de la Santa Sede con los teutones, así como la birriosa nota sin firma, con su celeridad en la anulación de ordenaciones sacerdotales de la diócesis de Toulon, queda cada vez más patente la parcialidad de la Santa Sede y deja entrever ya sus acciones futuras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles