PUBLICIDAD

La Archidiócesis de Toledo, a fondo, tras este intenso trimestre

archidiócesis toledo
|

Según la tradición, la fundación de la Iglesia en Toledo fue en el siglo I con san Eugenio; una vez comprobado el desdoblamiento de dicha personalidad con un obispo de época visigoda, los primeros datos históricos se remontan al principio del siglo IV. Melancio, obispo de Toledo, aparece firmando las actas del concilio de Elvira hacia el año 300; con él, se inicia el listado de obispos toledanos que llegan hasta nuestros días.

Fue hacia el año 400 cuando se celebra el primer concilio toledano, para condenar la herejía de Prisciliano. Como prelados destacaron Audencio (h. 380), un obispo escritor, y Asturio (h.395-412), fundador del obispado de Alcalá. Las invasiones bárbaras, desde inicios del siglo V, con la huida de obispos, muertes, saqueos, cautiverios o hambre, supusieron un nuevo reto para la Iglesia que pasaba del marco romano a la nueva evangelización de otros pueblos. Fue preciso un nuevo empuje eclesiástico a nivel interno y externo.

La primacía de la diócesis de Toledo sobre el resto de las sedes episcopales de España es un título honorífico en la actualidad, pero de importancia en la Edad Media y Moderna, en las que gozaba fama de ser la sede más rica después de la de Roma. El arzobispo de Toledo es considerado primado de España.

En los comienzos de esta diócesis, algunos de sus obispos acabaron siendo santos, como por ejemplo San Eugenio de Toledo, San Eladio, San Ildefonso o San Julián. Más adelante, por la dirección de esta Archidiócesis también pasaron otros personajes ilustres como  Sancho de Castilla, hijo de San Fernando III de Castilla, el cardenal Cisneros, Fernando de Austria, hijo de Felipe III o Luis Antonio de Borbón, sexto hijo de Felipe V.

¿Quién es Francisco Cerro Chaves?

La archidiócesis está dirigida actualmente por Monseñor Cerro Chaves. Nació el 18 de octubre de 1957 en Malpartida de Cáceres y fue ordenado sacerdote en Toledo, el 12 de julio de 1981. Cursó los estudios de Bachillerato y de Filosofía en el Seminario de Cáceres, completando los Estudios Teológicos en el Seminario de San Ildefonso, de Toledo. Fue ordenado sacerdote en Toledo, el 12 de julio de 1981. Tras la ordenación sacerdotal, desempeñó diversos ministerios en la ciudad de Toledo: vicario parroquial de la parroquia de San Nicolás de Bari, consiliario diocesano de pastoral juvenil, colaborador de la parroquia de Santa Teresa y director de la Casa Diocesana de Ejercicios Espirituales «El Buen Pastor».

En la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma obtuvo la Licenciatura y el Doctorado en Teología Espiritual (1997), con la tesis: «La experiencia de Dios en el Beato Fray María Rafael Arnáiz Barón (1911-1938). Estudio teológico-espiritual de su vida y escritos». Es doctorando en Teología de la Vida Consagrada en la Universidad Pontificia de Salamanca.

Francisco Cerro Chaves

Es autor de más de 120 publicaciones, escritas con un lenguaje asequible para todos y dirigidas, sobre todo, a la formación espiritual de los jóvenes y también de los mayores. Algunos de sus libros han sido traducidos a varios idiomas (francés, italiano, portugués).

El Santo Padre le nombró Obispo de Coria-Cáceres el 21 de junio de 2007. Recibió la ordenación episcopal y tomó posesión de la diócesis, el 2 de septiembre de 2007. Es presidente del Comité Nacional del Diaconado Permanente, en la Conferencia Episcopal Española, y miembro de la Comisión Episcopal de Misiones y Cooperación entre las Iglesias y de la Comisión Episcopal del Clero desde 2017. 

El 27 de diciembre de 2019 se hizo público su nombramiento por el Santo Padre Francisco como Arzobispo de la sede Metropolitana de Toledo, Primada de España, sucediendo a Braulio Rodríguez Plaza, que estuvo al frente de la Archidiócesis durante 10 años. Tomó posesión como Arzobispo de la Archidiócesis el 29 de febrero de 2020.

El nuevo obispo auxiliar, Francisco César García Magán

Recientemente, el Papa Francisco ha nombrado a Francisco César García Magán, como obispo auxiliar de Toledo. Actualmente, venía desempeñando el cargo de vicario general de la misma. Comenzó su ministerio sacerdotal en la diócesis de Toledo como vicario parroquial de Santa Bárbara, en Toledo, y secretario del obispo auxiliar (1986-1988). Estuvo al servicio de la Santa Sede desde 1991 a 2007. Primero como oficial de la Secretaría de Estado (sección para los Asuntos Generales), a la vez que fue capellán de las Franciscanas Misioneras de la Madre del Divino Pastor (1989-1998). Posteriormente, como secretario y consejero de las Nunciaturas Apostólicas en Colombia, Nicaragua, Francia y Serbia.

Algunas voces afirman, que «es muy querido por las élites clericales y totalmente denostado por los curas de a pie». Al parecer, «lleva gobernando la diócesis más de una década, y ahora lo hará aún con más fuerza. Va a haber una fricción continua con D. Francisco en todos los temas que tengan que ver con el clero», afirman fuentes cercanas al nuevo obispo auxiliar.

Las Fundaciones de la Archidiócesis de Toledo

De la Archidiócesis de Toledo, dependen un total de 29 fundaciones.  De ellas, 10 en el ámbito educativo, otras 10 en el ámbito asistencial y 9 relacionadas con la pastoral. De las 29 fundaciones, más de la mitad, 16 en concreto, registran pérdidas por un total de 721.740,72 mil euros. Las más deficitarias son las que tienen que ver con la labor asistencial. La que peor balance presentó durante el año 2020 fue la Fundación Asistencial «San Francisco» de Santa Cruz de la Zarza, una residencia de mayores que registró pérdidas por valor de -181.313,98 euros.

Por otro lado, las otras trece fundaciones que obtuvieron ganancias, consiguieron en total un superávit de 429.090,88 euros siendo las más rentables las asociadas al ámbito educativo como son los colegios. La más rentable durante el año 2020 fue la Fundación “Madre de la Esperanza” de Talavera que cuenta con un Centro Concertado de Educación Especial, que se dedican a “mejorar la calidad de vida a través de una educación de calidad, desde una visión católica, que posibilite el desarrollo integral del alumno/a para el uso, control y disfrute del entorno en el que se desenvuelve, mediante la prestación de apoyos y recursos necesarios y con el personal implicado y formado, a través de un proyecto común en el que estén implicados todos los miembros de la comunidad educativa”, según la fundación.

Presupuestos 2021: Gastos e ingresos

La Archidiócesis contó en el ejercicio pasado con un presupuesto de casi 11 millones de euros. Algo más de la mitad de los ingresos, 6.133.900,00 de euros, proceden de la asignación tributaria. Por parte de los fieles, la recaudación asciende a 410.000 euros en donde entran las suscripciones, colectas para instituciones de la Iglesia y otras aportaciones de los fieles. Lo que no se especifica es el dinero recaudado a través de las colectas parroquiales.

En cuanto a los gastos, a donde más dinero se destina es a los sueldos de los sacerdotes y religiosos y su Seguridad Social y otras prestaciones sociales. 5.708.200 de euros necesitó emplear la Archidiócesis para el sostenimiento de sus pastores. Mientras que pagar los sueldos del personal seglar costó a las arcas de la Archidiócesis dirigida por Cerro Chaves 691.800 euros.

Además, este año, un total de 18 parroquias se han beneficiado de una subvención de 125.000 euros otorgada por la Diputación de Toledo para la restauración de los templos.

Plan pastoral a tres años vista

El plan pastoral de la Archidiócesis tiene como misión «la llamada a la santidad de todo bautizado» que se concreta en tres caminos vocacionales distintos. «Vocación laical, vocación a la vida consagrada y vocación al sacerdocio ministerial son tres formas, únicas en sí mismas y complementarias en su conjunto, de vivir esa llamada universal a la santidad».

Por este motivo, pretenden «centrar la atención en cada una de ellas en los próximos tres cursos pastorales, convencidos de que ello nos ayudará todos –sacerdotes, consagrados y laicos– a descubrir la grandeza de nuestra propia vocación y a comprender la esencia de las demás vocaciones». Este sería el esquema planteado para cada año:

  • El Curso Pastoral 2021-2022 se centrará en la vocación laical como auténtica vocación a la que Dios llama a los fieles laicos, impulsando en nuestra Archidiócesis las propuestas planteadas desde el Congreso de Laicos, en el marco del nuevo horizonte que se abre en nuestra Iglesia a nivel nacional.
  • El Curso Pastoral 2022-2023 profundizará en las distintas manifestaciones de la vocación a la vida consagrada y en el significado de la búsqueda de la vivencia plena de su triple voto de pobreza, obediencia y castidad y su plena consagración a Dios.
  • El Curso Pastoral 2023-2024 se dedicará a la vocación sacerdotal ministerial como llamada específica a ser representación Cristo Buen Pastor y a administrar los sacramentos, predicar la Palabra y ser intermediarios entre Dios y los fieles. 

Datos globales de la Archidiócesis

Los últimos datos que manejan desde esta Institución, fue que el año 2020 contaron con un total de 561 sacerdotes, 1.107 religiosos, 140 misioneros, 274 parroquias, 2171 catequistas, 2098 voluntarios de Cáritas, 650 voluntarios de Manos Unidas, 53 monasterios,  28 centros educativos católicos y más de 2,5 millones de horas dedicadas a la actividad pastoral. En cuanto a la celebración de los sacramentos, se contabilizaron un total de 4516 nuevos bautizados, 5221 comuniones, 3814 confirmaciones y 1341 matrimonios.

La amplia estructura organizativa de la Archidiócesis

La Archidiócesis de Toledo cuenta con 4 vicarías. Éstas a su vez están compuestas por varios arciprestados. 

  • La Vicaría de Toledo está dirigida por D. José Fernando González Espuela. Esta Vicaría, la más grande y principal de la Archidiócesis, está compuesta por los arciprestados de Escalona, Navahermosa, Toledo, Toledo Ronda y Torrijos. En total, esta Vicaría está compuesta por 67 parroquias. Cuenta con 144 sacerdotes con encargo pastoral y otros 44 sin encargo. Engloba una población de 196.795, lo que supone un ratio de un sacerdote por cada 1.367 habitantes.
  • La Vicaría de Talavera la preside D. Juan María Pérez. La forman un total de 10 arciprestados repartidos por la provincia de Toledo, Cáceres y Badajoz. Hasta 119 parroquias conforman esta amplia Vicaria que atienden 112 sacerdotes más otros 21 sin encargo pastoral. Abarca una población de 174.506 habitantes, lo que supone contar con un cura por cada 1.594 habitantes.
  • La Vicaría de la Mancha está gobernada por D. Luis Manuel Lucendo Lara. Un total de seis arciprestados, Madridejos-Consuegra, Mora, Ocaña, Orgaz, Quintanar de la Orden y Villacañas, componen esta Vicaría. Cuenta con 46 parroquias que son atendidas por 66 sacerdotes más otros 22 sin encargo pastoral. La población total es de 168.551 habitantes, por lo que el ratio sacerdote-población sale a 2.554 habitantes por cada párroco.
  • La Vicaría de la Sagra la dirige D. José Zarco Planchuelo. Dan forma a esta Vicaría los arciprestados de Méntrida, Fuensalida, Cedillo, Illescas y Añover. Está compuesta por 41 parroquias para un total de 51 sacerdotes en un territorio con una población de 182.539, lo que implica que cada casi 4000 habitantes hay un sacerdote. Es el ratio sacerdote-habitante más alto de las cuatro Vicarías.

Videoclip de Tangana en la catedral

El pasado 8 octubre se publicó la última canción del rapero C Tangana junto con la cantante argentina Nathy Peluso. El videoclip, fue grabado en el interior de la Catedral Primada, en donde aparecen los dos cantantes bailando de manera provocativa y sensual.

Esta grabación contó con la aprobación del Deán de la catedral, quien aseguró que «se trata de «historia de una conversión mediante el amor humano. La letra de la canción es precisa: «Yo era ateo, pero ahora creo, porque un milagro como tú ha tenido que bajar del cielo». Tras el escándalo originado, el propio arzobispo salió al paso pidiendo perdón y desautorizando al Deán de la catedral, que al poco tiempo acabó presentado su dimisión. Cerro Chaves, convocó una misa de reparación el 17 de octubre en la Catedral Primada con motivo de la apertura de la fase diocesana de la XIV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos. “A raíz de los acontecimientos recientes, quiero unir a esta celebración una invitación a la conversión, reparación por los pecados y purificación que requiere este tiempo de gracia y renovación interior, y que realizaremos en un especial acto penitencial de la Misa”, aseguró Monseñor Cerro Chaves.

Habla el clero de la Archidiócesis de Toledo

“D. Francisco Cerro se ha encontrado con una Diócesis muy herida por muchos años de desgobierno. Mientras que el clero toledano es abundante y bueno, los altos cargos de la diócesis en muchos casos se encontraban totalmente alejados de la realidad y maltrataban con frecuencia a los sacerdotes”, asegura un sacerdote de la Archidiócesis.

Sostiene que Monseñor Cerro Chaves ha reaccionado mostrando una cercanía que nunca mostró su antecesor, recibiendo rápidamente a todos los que se lo pedían, siendo accesible para hablar en cualquier momento, incluso por teléfono, y tomando muchas veces la iniciativa de llamar él. “Durante la pandemia muchos hemos recibido llamadas continuas suyas interesándose por nuestro estado de salud, nuestra familia”, detalla este sacerdote.

Por otro lado, argumenta que  “D. Francisco ha mantenido casi toda la estructura diocesana y sólo ha empezado a hacer cambios recientemente. Muchos pensamos que la mayoría de esos cambios no han sido acertados. Ha aumentado mucho el número de vicarios episcopales, pero esos mismos vicarios se están mostrando ineficaces, por lo general, para ayudarle a resolver crisis importantes”. 

Una queja que pone de relieve es que “muchos sacerdotes están hartos del abandono que supone estar en pueblos pequeños y que se acumulen sacerdotes en la ciudad de Toledo apenas sin oficio pastoral”.  Cerro Chaves “se dedica a escribir cartas pastorales, a viajar sin parar por todos los lugares de la diócesis y fuera, y a su escuela diocesana de oración, que es el único proyecto que es auténticamente suyo”, comenta este sacerdote.

Por último, concluye haciendo una reflexión. “Realmente lo que muchos deseamos es que sea él quien se dedique a gobernar con decisión y ayudado con gente que esté a su servicio y no que promuevan agendas particulares desde su cargo de poder, como hasta ahora. Hemos avanzado mucho con su cercanía a los sacerdotes, pero como no se tomen decisiones valientes de cara a la particular situación de muchas zonas casi muertas de la diócesis, se puede enfrentar a un auténtico éxodo de clero hacia otras diócesis donde se les dé un mejor trato”.

Otro sacerdote de Toledo nos ha contado que, en referencia a su obispo, «es un pastor de arriba a abajo. Siempre está disponible para hablar con los curas que lo necesiten, comprende, escucha y luego es verdad que hace lo que puede. Nos anima siempre a todos incansablemente. Todo esto por parte de un obispo para un cura es oro», asegura este sacerdote.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

11 comentarios en “La Archidiócesis de Toledo, a fondo, tras este intenso trimestre
  1. No me parece justo ni veraz afirmar que D. Braulio Rodríguez no recibiera a los sacerdotes cuando estos se lo pedíamos. Todo lo contrario. Lprimero que preguntaba bien él o bien en su secretaría era si era urgente, y si la respuesta era afirmativa, en no más de dos días éramos recibidos por el incluso haciendo hueco a horas que suponían verdadero esfuerzo.

    Otra cosa era el estado de decepción e incluso de temor que había en el clero a sus Vicarios Episcopales, a los miembros de su “consejo episcopal”, cosa que va volviendo a ocurrir con algunos de los actuales. Ser cura y tener poder se ve que no es combinación fácil.
    Desde el inicio de la llegada de Don Braulio a la Archidiócesis, le llenaron de prejuicios hacia la mayor parte de los sacerdotes jóvenes, que en Toledo son muchos, y se produjo una distancia importante, con el consiguiente sufrimiento por ambas partes.

    Pero los sacerdotes tuvimos siempre acceso inmediato a él y escucha paterna y cercana.

  2. La diócesis de Toledo es muy importante dada la fecundidad espiritual y evangelizadora que surge de ella, desde siempre. El enemigo sabe como socavar esa tarea llevada a cabo en esta diócesis por verdaderos santos y durante muchísimo tiempo. En la actualidad la vida de oración se ha enfriado en general bastante, y por ende, la fecundidad se ha visto mermada. O rezas o pecas, según el dicho popular, y nunca más cierto que ahora en estos tiempos de apostasía generalizada. Oremos para que los nuevos obispos sean fieles a Jesucristo, sean santos de verdad. Por el bien de todos.

  3. Podían ahorrarse el millón de euros que cuesta el Canal Diocesano, que lo ven cuatro gatos y cuyos programas de producción propia son bastante prescindibles y mediocres. Pero es que hay que salir por la tele…
    Estoy de acuerdo en que monseñor Cerro debería gobernar más por sí mismo y no delegar tanto, cerca de él hay varias personas con ambiciones de poder que no le van a hacer ningún bien a la diócesis, pues sólo quieren medrar. Personas bastante impopulares entre los sacerdotes de a pie, que los tienen bastante calados ya.
    Don Braulio parecía altivo, pero no por ello menos cercano que el anterior. Que Dios le dé salud.

  4. Una pena que, con tantísima información, no se dedique una sola línea a la niña de los ojos, al seminario diocesano, uno de los mejores de España, pero que me temo ha debido entrar en un proceso de decadencia, como, al parecer, la propia diócesis, en sintonía con los nuevos tiempos que estamos padeciendo y las primaveras postconciliares, tan gélidas. Ojalá me equivoque.

  5. D. Braulio creo fue un hombre de escucha y buen pastor.
    D. Francisco Cerro es un hombre de Dios. Enamorado de Jesucristo y de su Iglesita. Sus tres amores. Jesucristo. La Juventud y la familia con un amor al Sagrado Corazón de Jesús. Dando responsabilidad a los laicos que están dentro de la Iglesia y forman parte de las estructuras del mundo
    Conoce bien la Diócesis de Toledo porque se formo en el y ha colaborado durante varios años dentro de la diócesis.
    Un hombre cercano y con una formación humana y espiritual. Se diría que vive los mandamientos de la ley de Dios. Ama a Dios por encima de todo y al prójimo como a el mismo.
    Muy enmarado de San José a quine se concomiendo como hombre justo y fiel.
    Vive aquello del Quijote. Ladran luego cabalgamos. Trabaja aunque reciba criticas. Juntos podemos mas.

  6. Cerro Chaves está dedicado a dar retiros y salir en la tv. No hay día en que no de cuenta de su actividad en su Facebook. Más vale que el arzobispo de Toledo, siguiendo el ejemplo del palentino, se dedique a gobernar.
    La archidiocesis primada está gobernada por los vicarios, algunos de ellos con una ambición desmedida, como es el caso del sacerdote excardinado de Toledo e incardinado de nuevo, don Raúl Muelas. Su ascenso ha sido meteórico con Cerro Chaves, primero le nombró vicario para la vida consagrada y después Pro- vicario general. No se sabe los méritos que tiene, la archidiócesis tiene gente más preparada y que conoce más en profundidad el territorio y los sacerdotes. Todos los días debe rezar un rosario para que lo nombren obispo. El mérito que se me ocurre es la amistad García Magán y él fueron secretarios del obispo Rafael Palmero. Que decir de Magán, un lisonjero de D. Braulio, arribista donde los haya.

  7. Cerro es buena persona, espiritual, cercano y todo lo que se quiera pero gobernar no va a gobernar. Se pongan como se pongan, no va a gobernar y pretender otra cosa es no conocerle.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles