Tras la muerte del cardenal Sim, ¿cómo queda el Colegio Cardenalicio?

Cornelius Sim
|

El cardenal Cornelius Sim, de 69 años, primer purpurado de Brunei, falleció el 29 de mayo en Taipéi, capital de Taiwán, donde se estaba sometiendo a un tratamiento contra el cáncer. Según un comunicado médico, murió de un ataque al corazón, informó Asian News. Con su inesperada muerte, ¿cómo queda el Colegio cardenalicio?

Con la muerte de Sim, según indica Il Sismógrafo, el Colegio de cardenales queda de la siguiente forma: 61 purpurados creados por Juan Pablo II, 68 por Benedicto XVI y 93 por Francisco. Pero, como saben, lo importante son los cardenales electores -es decir, menores de 80 años y, por tanto, electores y elegibles en un eventual cónclave-, y en ese caso tenemos 14 creados por Juan Pablo II, 39 por Benedicto XVI y 72 por Francisco.

Los cardenales electores, tras el fallecimiento del cardenal asiático, son 125. Dentro de pocos días el cardenal australiano George Pell, cumplirá 80 años, perdiendo su derecho a participar en un cónclave; le seguirán los cardenales Piat, Stella y, el 7 de noviembre, Scola. Se llegará al número de 120 cardenales reglamentario el 7 de enero de 2022 cuando el chileno Ezzati cumpla 80.

No sería raro que el Papa se adelantara a las vacantes que haya en el colegio de cardenales electores -en 2022 habrá 10 vacantes- y convocara un consistorio a finales de 2021. Perderán su derecho a participar en un cónclave en 2022, entre otros, Maradiaga, Ravasi, Bassetti y Blázquez.

Cornelius Sim
El cardenal fallecido, junto al Papa

Cornelius Sim había sido nombrado cardenal por el Papa Francisco en noviembre de 2020, en el último consistorio de creación de cardenales. Según declaró en una entrevista con AsiaNews, le sorprendió el nombramiento, y lo atribuyó al estilo del pontífice, que “ama las periferias”.

El cardenal no recibió la birreta púrpura de manos del Papa Francisco, ya que, debido a las restricciones relacionadas con la pandemia, no pudo estar presente en el consistorio del 28 de noviembre de 2020.

La “Iglesia escondida” de Brunéi está compuesta por unos 16.000 fieles. El 80% son emigrantes y están en el país por trabajo. Son una pequeña minoría cristiana rodeada de una mayoría musulmana.

El cardenal Sim fue ordenado sacerdote en 1989. En 1998 se convirtió en prefecto apostólico de Brunéi y en 2004 fue nombrado vicario apostólico; un año después, en 2005, fue ordenado obispo.

De vocación tardía, durante años ejerció de ingeniero pero, impulsado por la curiosidad y el deseo de fortalecerse en la fe, acabó estudiando teología. Así es como relata su trayectoria en la entrevista citada anteriormente: “Entonces el obispo me pidió que me hiciera sacerdote. Al principio rechacé la idea, luego pensé: tal vez soy el último, el más reacio, el menos adecuado, pero acepto. Trabajé como sacerdote, colaborando con los laicos… Luego llegó el puesto de vicario apostólico y acepté ayudar a la Iglesia aquí. Después me pidieron que fuera obispo. No había obispo en Brunei desde hacía más de 20 años. Y en este caso, también pensé: es por el bien de la Iglesia”, dijo el difunto purpurado.

Y luego el Papa le nombró cardenal. “Y pensé: en nombre de mi comunidad, acepto. Por supuesto, me piden que participe en la carrera de Indianápolis pero solo tengo un Fiat 500, ¡y todo esto me hace mucha gracia! Al fin y al cabo, el Papa Francisco es brillante: dice que la Iglesia no existe sólo en comunidades famosas y estables, sino también en lugares pequeños y escondidos, como Laos y Brunei, quizás como Corea del Norte, o Nepal. La gente de estos lugares no pide tanto, pero sigue creyendo, esperando…».

Requiem aeternam dona ei Domine.
Et lux perpetua luceat ei.
Requiescat in pace.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
6 comentarios en “Tras la muerte del cardenal Sim, ¿cómo queda el Colegio Cardenalicio?
  1. Un pequeño matiz a la información: no hay límite de edad de cardenales elegibles, de lo que hay límite de edad es de cardenales electores.
    Y eso es lo preocupante, que los nombrados por Francisco son mayoría absoluta, por lo que la jerarquía se ha escorado hacia una línea confusa, y por tanto, si Dios no lo remedia, probablemente el próximo Papa será del estilo de la «Iglesia de Francisco.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles