PUBLICIDAD

Dos futuros purpurados comunican que no acudirán al Vaticano para ser creados cardenales

|

El próximo 28 de noviembre el Vaticano tiene programado un Consistorio para la creación de cardenales. Por la situación en la que nos encontramos promete ser especial; de hecho, como era de esperar, ya hay dos futuros purpurados que han comunicado que no asistirán.

Según informa Il Sismógrafo, José Advincula, arzobispo de Capiz y Cornelius Sim, el primer cardenal que tendrá Brunéi, han comunicado que no estarán presentes en el Consistorio en Roma.

Mientras tanto, crece la impresión de que el Consistorio se modificará en varios pasos. Los prelados, al igual que otros futuros cardenales, recibieron una comunicación del Vaticano en la que se subrayaba que podían, si lo deseaban, no viajar a Roma y, por tanto, esperar instrucciones para un futuro próximo.

Esto se debe a las restricciones y medidas que los gobiernos están imponiendo debido al incremento de contagios por coronavirus. Italia registró ayer 580 fallecidos por el virus, cifra que para superarla habría que remontarse al 14 de abril.

Pero, ¿se pueden crear cardenales a distancia? Las rúbricas no nos dicen lo contrario. De hecho, así ha ocurrido en varias ocasiones en el pasado. Sin ir más lejos ocurrió eso con el ex secretario de Juan XXIII, Loris Francesco Capovilla, quien fue creado cardenal en 2014 pero al tener problemas de salud no acudió a Roma.

Al propio Juan XXIII se le creo cardenal fuera de Roma. El presidente de la República Francesa, Vincent Auriol, ejerció un antiguo privilegio para imponerle personalmente la birreta en una ceremonia en el Palacio del Elíseo.

A los cardenales ‘in pectore’, por ejemplo, también se le crea con el máximo secreto y sin tener que acudir a la Ciudad Eterna.

Los nueve purpurados que serán creados el 28 de noviembre y que tendrían derecho a voto en un hipotético cónclave son: el obispo maltés Mario Grech, Secretario General del Sínodo de Obispos; Marcello Semeraro, prefecto de la Congregación de las Causas de los Santos; Antoine Kambanda, arzobispo de Kigali, Uganda; Wilton Gregory, arzobispo de Washington; José Advíncula, arzobispo de Capiz, Filipinas; Celestino Aós, arzobispo de Santiago de Chile; Cornelius Sim, obispo de Puzia de Numidia, vicario apostólico de Brunei; Augusto Paolo Lojudice, arzobispo de Siena; y Mauro Gambetti, custodio del convento de Asís.

El Papa también creará otros cuatro cardenales mayores de 80 años y, por tanto, sin derecho a voto en un eventual cónclave. Se trata de Felipe Arizmendi, obispo “emérito” de San Cristóbal de Las Casas; Raniero Cantalamessa, predicador de la Casa Pontificia; Enrico Feroci, sacerdote de la Parroquia de Santa Maria del Divino Amor en Castel di Leva y Silvano Tomassi, ex nuncio y observador del Vaticano en la ONU.

3 comentarios en “Dos futuros purpurados comunican que no acudirán al Vaticano para ser creados cardenales
  1. El problema es que el colegio de cardenales cada vez está más escorado hacia la línea de Francisco. Esto ya sólo lo puede arreglar el Señor.

  2. En el caso del Señor Cardenal José de Jesús Pimiento Rodríguez (q.e.p.d.) por motivos de salud recibió el capelo cardenalicio y su titulo presbiteral en la catedra de Bogotá de manos del Cardenal Rubén Salazar delegado por el Papa para cumplir esa misión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles