PUBLICIDAD

El Papa defiende las uniones civiles entre homosexuales

|

En un documental que se estrenó hoy en Roma, el Papa Francisco alentó la aprobación de leyes de unión civil para parejas homosexuales, alejándose de la posición de la postura de sus predecesores, informa Aciprensa, en un artículo publicado originalmente por CNA.

Las palabras del Papa se recogen en un documental que reflexiona sobre el cuidado pastoral para aquellos que se identifican como LGTB. “Las personas homosexuales tienen derecho a estar en la familia, son hijos de Dios, tienen derecho a una familia. No se puede echar de la familia a nadie, ni hacer la vida imposible por eso”, dice el Papa en el documental.

“Lo que tenemos que hacer es una ley de convivencia civil. Tienen derecho a estar cubiertos legalmente”, asegura el Vicario de Cristo. “Yo defendí eso”, añade.

Estas declaraciones aparecen en “Francesco”, un documental dirigido por el ruso Evgeny Afineevsky, que versa sobre la vida y el ministerio del Papa argentino que se estrenó hoy en el Festival de Cine de Roma. La película presenta, según informa Aciprensa, la aproximación del Santo Padre a diversos problemas sociales, así como el ministerio pastoral hacia quienes viven, en palabras del pontífice, “en las periferias existenciales”.

La película aborda el alcance pastoral del Papa hacia quienes se identifican como LGTB, incluyendo una historia de Su Santidad alentando a una pareja homosexual de hombres italianos para que lleven a sus hijos a su parroquia, lo que, de acuerdo a uno de ellos, fue muy beneficioso para los menores. “Él no mencionó cuál era su opinión sobre mi familia. Probablemente él está siguiendo la doctrina en este punto”, dice el hombre, al tiempo que elogia al Papa por una disposición y una actitud de acogida y aliento.

La oficina de prensa de la Santa Sede no ha respondido a preguntas de CNA sobre las declaraciones del Papa en la película.

Uno de las figuras clericales que más ha abogado por las personas con tendencias homosexuales y sus derechos, el jesuita James Martin, se ha mostrado muy contento por estas declaraciones del Papa. “El apoyo del Papa Francisco a las uniones civiles entre personas del mismo sexo es un gran paso adelante en el apoyo de la iglesia a las personas LGBTQ. Está en consonancia con su enfoque pastoral para las personas LGBT, incluidos los católicos LGBT, y envía una fuerte señal a los países donde la iglesia se ha opuesto a tales leyes”, ha escrito en Twitter.

61 comentarios en “El Papa defiende las uniones civiles entre homosexuales
    1. Se están sacando las cosas de quicio. Se trata de un documental donde se entresacan algunas frases sueltas fuera de contexto. Dice que los homosexuales tienen derecho a una familia, a que no les echen de casa. No dice para nada que tengan derecho a formar una familia mediante una unión homosexual.
      Y no defiende el matrimonio homosexual ni la adopción de niños por parte de homosexuales, sino que habla de uniones civiles no sólo para homosexuales, sino para todo tipo de convivientes, con derechos civiles como empadronamiento, seguridad social, aparcamiento donde el domicilio, subrogación del alquiler, poder visitar en el hospital…

      1. Las uniones civiles de homosexuales o heterosexuales (al menos, si hablamos de heterosexuales bautizados) están condenadas por la Iglesia desde siempre. Así que déjese de cuentos. Esto que ha dicho el Papa es una barbaridad, sin paliativos.

        1. Pero qué me dice usted? Que la Iglesia condena que varias personas vivan juntas? Por parentesto, afinidad, religión, amistad o lo que sea… Cómo va a condenar eso la Iglesia? Muy por el contrario, lo fomenta, como en el caso de las personas consagradas.
          Una unión civil (no confunda con el matrimonio civil) es perfectamente posible y lícita.

          1. Hombre, Simplicio, ¿usted cree que dos homosexuales en unión civil van a vivir en perfecta castidad como en un monasterio?, ¿qué la unión civil no propicia su equiparación con el matrimonio y con ello el derecho de adopción, etc?

            Detrás de esto lo que subyace es la aceptación de la homosexualidad como algo que no contraviene la ley natural. Es el reconocimiento que las realidades temporales son independientes de las realidades espirituales.

      2. Y la prueba de lo que dice es que la oficina de prensa del Vaticano se ha apresurado a desmentirlo… oh, wait! Que me dicen que no ha desmentido nada.

      3. Las uniones civiles de homosexuales han sido condenadas por el magisterio de la Iglesia, concretamente por los últimos papas, Juan Pablo II y Benedicto XVI.

        Dejemos de justificar lo injustificable. El papa se ha equivocado y gravemente. Y es verdad que se trata de una mera entrevista, porque si no, el problema más que grave sería terrorífico.

  1. “Por eso los entregó Dios a pasiones infames; pues sus mujeres invirtieron las relaciones naturales por otras contra la naturaleza; igualmente los hombres, abandonando el uso natural de la mujer, se abrasaron en deseos los unos por los otros, cometiendo la infamia de hombre con hombre, recibiendo en sí mismos el pago merecido de su extravío. ” Romanos 1:26-27

    “Y lo mismo Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, que como ellos fornicaron y se fueron tras una carne diferente, padeciendo la pena de un fuego eterno, sirven de ejemplo. Igualmente éstos, a pesar de todo, alucinados en sus delirios, manchan la carne, desprecian al Señorío e injurian a las Glorias. ” Judas 1:7-8

  2. Creo que nos viene bien recordar la doctrina católica sobre el Papa: como Obispo y doctor particular (entiéndase: maestro en teología) tiene derecho a expresar sus opiniones personales, lo cual los últimos Sumos Pontífices han solido hacer por medio de libros-entrevistas (recordad : “Cruzando el umbral de la esperanza” de San Juan Pablo II, un libro lleno de opiniones suyas personales) o incluso documentales audiovisuales. Sólo los documentos oficiales magisteriales son Magisterio del Papa (encíclicas, exhortaciones apostólicas, bulas…). Y aún en éstos, para ver el grado de enseñanza que tienen, hay que atenerse a la manera de expresarse (en varios pasajes de Amoris Laetitia, por ejemplo, el Papa dice que entiende a los que piensan algo contrario a lo que él dice, lo cual significa que no tiene intención de declarar doctrina definitiva). Las palabras que estamos escuchando son de un documental (por lo tanto NO ES MAGISTERIO PONTIFICIO) y expresan una opinión personal del Papa:

    1. Un santiaguista y munillino me ha dicho que hay que leer entre líneas, a lo que le he respondido, a la gallega, con otra pregunta: ¿ Qué es lo que hay que leer entre líneas ? No me ha sabido responder.

    1. Ya no puede haber desmentido por el portavoz porque sus palabras están recogidas en el documental y no creo que se atrevan a decir que el documental ha sido manipulado. Scálfari no tiene grabadora, por lo que el desmentido posterior, que no desmiente nada, podía mentir perfectamente.

    2. Yo creó qué todos podemos equivocarnos, pero lo qué representa el Papa para los millones de cristianos De la Iglesia catolica, creó qué tendría y debería ser más cauto, y no dejar ningún mal entendido y hacer creer no a los qué sabemos qué nuestro Señor Jesucristo nos reveló lo qué es la Union única, hombre mujer, matrimonio otra cosa es lo qué quieren algunos gobernantes, no tengamos miedo debemos y tenemos qué llevar el mensaje de Cristo sin cambiar una coma.

  3. (continua) …expresan una opinión personal del Papa: cree que sería deseable que las parejas homosexuales podrían tener una cobertura legal (lo cual, por cierto, no implica aprobar dichas uniones como algo bueno). En este sentido no hay que escandalizarse. Me da la sensación que muchos católicos piensan que nuestra doctrina nos dice que cada palabra del Papa, se diga donde se diga, es magisterio oficial o algo definitivo. ¡No! Ni siquiera los sermones del Papa son magisterio oficial (el Papa Juan XXII, en sus sermones del año 1331, predicó que según su opinión, como doctor privado, los santos del Cielo no gozarían de la visión de Dios hasta la resurrección del día final, doctrina que posteriormente fue rechazada dogmáticamente por el Papa Benedicto XII). El Papa Francisco muestra su opinión y es legítimo no tener la misma. De hecho si hubiera querido hacer de esta opinión una enseñanza magisterial lo habría hecho en la última encíclica. Ahora: ….

    1. El ESCÁNDALO es que cualquier persona sin formación (vamos, la mayoría del pueblo) se excuse en las palabras de Francisco para seguir viviendo en el error de su pecado moral y recomendarlo a quien se cruce…

      Un católico serio entiende que esto no tiene en absoluto que ver con la infalibilidad papal. Ni con la doctrina católica, ni con las enseñanzas bíblicas, ni con el orden natural, ni con el sentido común…!!!

  4. (continua). Ahora: otra cosa es que esto sea oportuno. En mi opinión no. Un Papa debe saber que, aunque es legítimo expresar su opinión privada, suele ser problemático hacerlo pues muchos católicos no distinguen entre opinión privada del Papa y enseñanza oficial de la Iglesia y los enemigos de la Iglesia aprovechan estas cosas para confundir. Si al menos hubiera dicho: “La fe católica es clara: las uniones homosexuales contradicen el plan de Dios sobre la naturaleza y sexualidad humana, así como el plan sobre el matrimonio. No podemos aprobarlas. En mi opinión, legalmente quizás no sería malo, en un terreno puramente civil, que tuvieran alguna cobertura legal”. Pero como el Papa no suele precisar cuando habla a periodistas pues todo esto va a crear mucha confusión. Y lo peor serán los Obispos y sacerdotes que empiecen, por “chupamedias” o por no entender la enseñanza católica del Papado, a decir lo mismo e incluso asegurar que esa es ahora la doctrina de la Iglesia.

  5. “Lo que tenemos que hacer es una ley de convivencia civil. Tienen derecho a estar cubiertos legalmente”

    Ahí no veo que hable de unión civil. El Papa defiende a los homosexuales ante los ataques de los que son víctimas.

    1. Pero Jesús, si a los homosexuales no les ataca nadie, al contrario tienen todas las leyes a su favor, se pueden casar y adoptar niños, que necesidad hay que este Francisco les defienda mas

      1. María, oficialmente en países como el nuestro los homosexuales incluso tienen leyes que van claramente en contra de lo que el Señor dispuso. Otras naciones no, dan la espalda o miran hacia otro lado ante las agresiones y discriminaciones contra ellos (llegando a ser expulsados de sus familias, como pasa en Rusia o en diversos países hispanoamericanos), por lo que no tienen esa “cobertura legal” que reclama el Papa.
        No veo inadecuada tal petición, pero una cosa es eso y otra es aceptar lo inaceptable, lo que ya todos sabemos. Se evangeliza, no se insulta ni se le hace la vida imposible a nadie.

        1. Jesús. Gracias a que hemos dado poder al estado para legislar hasta en los sentimientos es que estamos como estamos. Nadie puede obligar a una madre a tener un hijo con conducta homosexual en casa. Sé de una mujer que su hija metía a la “novia” en casa y la madre terminó suicidándose. Dejemos que cada quien actúe en su casa y la organice como le dé la real gana.

          1. Mariela, nadie puede obligar a un padre o madre a aguantar tal hábito pecaminoso por parte de su hijo si no quiere, pero ese hijo tampoco tiene derecho al ostracismo por ello. Date cuenta que hablé de expulsión familiar, no del hogar. Por ponerme como ejemplo, que yo no quiera admitir esas desviaciones bajo mi techo no implica que le tenga que retirar a mi hijo la palabra ni negarle mi apoyo cuando lo necesite (mientras no sea en favor de su pecado).

        2. No es malo que se preocupe por su bienestar físico; eso le honra. En cuanto al pasaje, ahí habla de un pecador que persistía en su pecado, respecto al cual escribía San Pablo que debía ser expulsado de la comunidad cristiana. Eso no supondría una agresión ni discriminación contra los homosexuales como personas, sino una medida tomada ante su insistencia en el desvío (Jesús también habló de ello en los Evangelios). Sin embargo, cualquier ataque contra los homosexuales es una falta de respeto, y se les debe respetar. ¿No lo dice así el punto nº 2358 del catecismo? Esto sin obviar los puntos anterior y posterior, que son también bastante claros y acordes con las Sagradas Escrituras, y que cualquier homosexual que se considere creyente debe tener en cuenta y seguir.

    2. Sabemos que en Argentina era el unico obispo que favorecia las llamadas uniones civiles.
      Asi que sabemos que el esta a favor de ese tipos de leyes.

      1. No diga mentiras señora. En Argentina el dijo que detrás de le legalización del matrimonio igualitario estaba el diablo. Lo hizo por escrito en una carta a las monjas carmelitas.

  6. Hermana Concepción, si un Cardenal sale a “apaciguar” es como poner una carpa en la playa para protegernos del tsunami. Y si es firme, debe exigirle al papa que rectifique el mismo… Cada vez mas amargura me dan mis pastores… solo el Señor mejorará esto…

  7. El Papa no tiene que pronunciarse sobre cuestiones civiles sobre las que no tiene potestad. Si quiere regularlas debe hacerlo desde el Derecho Canónico. Una “civilis unio” canónica.

  8. Totalmente de acuerdo. No perdamos el fervor de seguir a Jesucristo a pesar de estos escándalos, con mayor ahínco seamos soldados del ejército de la Virgen Santísima para estos últimos tiempos con rosario en mano y la Verdad en boca.

  9. Un paso adelante hacia el abismo. Los años de ignorancia han empezado hace poco, justo cuando el lobby gay ha construido esta ideología basada en mentiras.

  10. El fin de la Iglesia Católica sería el fin de la fe católica, porque según esa fe, la Iglesia es indefectible. Y entonces ya no tendría sentido referirse a Jesucristo, ni al Evangelio, etc. Somos católicos, no protestantes.

  11. Esto es una destrucción total de la moral sexual católica. Si se acepta la unión civil entre homosexuales y transexuales, también se aceptará la unión civil entre heterosexuales, la ideología de género y la convivencia prematrimonial. Y a ver quién le dice ahora a los casados que no pueden usar métodos anticonceptivos porque el aspecto unitivo y procreativo tienen que estar juntos.

  12. Lo que tiene que hacer Francisco es OCUPARSE DEL ALMA DE LAS PERSONAS, no de sus cuerpos. Ya lo dijo Jesús a San Pedro: “Apártate de mi Satanás, porque pones la mira en las cosas de los hombres y no en las de Dios”. La misión fundamental de la Iglesia es SALVAR ALMAS. ¿De qué le vale al hombre ganar el mundo y perder su alma? ¿De que le vale al homosexual tener pretendidos derechos civiles si continuando con su conducta se condena por toda la eternidad? De eso se tiene que ocupar “Bar Gog lio” (el Hijo de Gog) y no de confirmar en el pecado a quienes caminan en él. El mandato de Cristo es: “Id y anunciad el Evangelio a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo y enseñandoles a que GUARDEN LO QUE OS HE ENSEÑADO”. Eso es lo que tiene que hacer el obispo de Roma; predicarles el Evangelio, las enseñanzas de San Pablo a los homosexuales.

  13. Dos homosexuales que no vayan contra la virtud de la castidad, no tienen porque vivir juntos, porque levantan escándalo. Si un homosexual guarda la virtud de la castidad, entonces vivirá con sus padres, o sus hermanos, pero no con otro homosexual. Lo que tiene que hacer Francisco es predicar el Evangelio, y no otra cosa. Eso es lo que mandó Jesús. Que los muertos entierren a sus muertos.

  14. Si son «civiles» ¿no es una intolerable intromisión del papado en los asuntos de los estados, que son soberanos? ¿No debería respetar esa separación Iglesia-Estado y pronunciarse solamente en lo que es materia de su competencia?

  15. Declaración Universal de los Derechos Humanos ONU 1948: “Artículo 16. 1. Los hombres y las mujeres, a partir de la edad núbil, tienen derecho, sin restricción alguna por motivos de raza, nacionalidad o religión, a casarse y fundar una familia, y disfrutarán de iguales derechos en cuanto al matrimonio, durante el matrimonio y en caso de disolución del matrimonio… 3. La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado.”
    El significado de “matrimonio” en 1948 era similar en todas las lenguas que seguían la tradición del derecho romano
    RAE: Unión de hombre y mujer, concertada mediante ciertos ritos o formalidades legales, para establecer y mantener una comunidad de vida e intereses.
    Académie de la Langue Française : Union légitime d’un homme et d’une femme, formée par l’échange des consentements que recueille publiquement le représentant de de l’autorité civile

  16. Las uniones civiles, válidas para mucha gente, no necesariamente homosexuales, pero aplicables a los homosexuales, cumplirían con lo que dice el Catecismo: “Se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta.”
    Acaso los homosexuales, por ser homosexuales, no van a tener derechos civiles? Se habla de una unión civil, no de una unión de homosexuales, aunque los homosexuales se puedan acoger a esa ley civil como todos los demás.

  17. Pero como el artículo 21.3 dice lo siguiente:
    3. La voluntad del pueblo es la base de la autoridad del poder público; esta voluntad se expresará mediante elecciones auténticas que habrán de celebrarse periódicamente, por sufragio universal e igual y por voto secreto u otro procedimiento equivalente que garantice la libertad del voto.
    Eso significa que cualquier cosa se puede aprobar. Por eso la Iglesia no aprobó en su momento esa Declaración Universal de Derechos Humanos. Y no sólo por ese artículo.

    1. Se me podría criticar por hacer estos comentarios puramente jurídicos aquí. Pero una vez aceptado el enfoque de mi comentario, de lo que se trata es de que una ley de rango superior no debería ser modificada ni quebrantada por otra de rango inferior, al margen de donde emane la autoridad (por ejemplo, la voluntad popular); tampoco la voluntad popular debería osar quebrantar el significado de las palabras, imitando lo que hace la reina en “Alicia en el país de las maravillas” (utilizar nombres arbitrarios para cada cosa), donde lo que importa no es qué significa una palabra, sino quién manda. De la misma manera que “matrimonio” ha sido usado para otras uniones, no hay motivo para que mañana se use esa palabra para el apareamiento de mascotas, la adopción de mascotas, la fusión de empresas, etc. Reacionado con esto están las “interpretaciones evolutivas”, el “activismo judicial”,…

  18. Los niños tienen derecho a una familia. las uniones de 2 varones homosexuales o 2 mujeres homosexuales no son capaces de engendrar por sí mismas. Con lo cual su posible descendencia si viene será con la participación de terceras personas ajenas a la unión. Explícaselo al crío/cría. Contravienen la ley natural.

  19. ¿Y vosotros os consideráis cristianos? Tanta inquina hacia hijos De Dios no son propias de un cristiano. Sólo veo en estos comentarios juicios vacíos y autómatas, odio, soberbia y ausencia de respeto por la dignidad de las personas. ¡Capaces hasta de juzgar al propio Papa y ponerse así por encima del propio Dios! No entendéis nada de nada. Sois vosotros quienes hacéis desaparecer cada día un poco más a la Iglesia y por quién otros pierden la fe. Seguid creyéndoos cristianos, eso de creer lo hacéis muy bien. Otra cosa bien distinta es la realidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles