Las ex monjas clarisas de Belorado expulsan del Monasterio al falso obispo Pablo Rojas y al ‘cura’ coctelero

Pablo Rojas y José Ceacero Pablo Rojas y José Ceacero
|

Importante giro de los acontecimientos el acaecido a media mañana de este miércoles en Belorado.

Tras la excomunión decretada por el arzobispo de Burgos, monseñor Mario Iceta, a las diez ex monjas clarisas díscolas y pedirles que abandonen cuanto antes el Monasterio, las ex religiosas han decidido expulsar de Belorado tanto a Pablo Rojas, el falso obispo fundador de la cismática Pía Unión san Pablo y a su mano derecha José Ceacero, el conocido como ‘cura’ coctelero.

Según informa ABC, tanto el obispo excomulgado, Pablo Rojas, como el José Ceacero, ya no se encuentran en el monasterio de Belorado. Todo parece indicar que la salida de ambos ha sido requerida por las diez exmonjas clarisas que el pasado sábado fueron excomulgadas y podría ser uno de los requerimientos del equipo de abogados al que, desde la semana pasada, han encomendado su representación jurídica.

El periodista José Ramón Navarro Pareja de ABC señala que esta nueva estrategia se fraguó en una reunión que mantuvieron el pasado lunes las ex religiosas con sus abogados quienes les recomendaron liberarse de la incómoda presencia de los dos únicos miembros conocidos de la Pía Unión de San Pablo Apóstol.

El diario de Vocento señala que la información ha saltado desde las propias exreligiosas, que la están comentando con sus familiares a través de llamadas telefónicas y mensajes de whatsapp. Este mismo medio confirma que desde el martes, tanto Pablo Rojas como José Ceacero ya no se encuentran en el monasterio por lo que las es religiosas está desprovistas de cualquier auxilio y atención espiritual.

El arzobispado cargará con las facturas del monasterio de Belorado

Por su parte, la archidiócesis de Burgos confirma que durante la noche del martes, 25 de junio, la Comisión Gestora recibió diversas facturas y nóminas de empleados, a través de varios correos electrónicos remitidos por D.ª Laura García de Viedma, la ex abadesa de Belorado. La propia Comisión ha confirmado que va estudiar con detenimiento dicha documentación.

Desde el arzobispado burgalés señalan que las facturas de servicios prestados con anterioridad al nombramiento de Comisario Pontificio, por importe total aproximado de unos 11.000 €, relativos a mantenimiento eléctrico, cartonería y materia prima para la elaboración de productos de repostería, se tratarán con quienes las han emitido.

Por otra parte, la administración de la Comisión Gestora va a hacer frente al pago de aquellas facturas de servicios y suministros ordinarios y, además, las correspondientes a servicios precontratados que se estiman necesarios para la vida ordinaria de la comunidad.

También harán frente al pago de once nóminas, por un importe aproximado de 9.800 €, además de las obligaciones de la Seguridad Social correspondientes.

«Para realizar estos pagos, y ante la insuficiencia de los saldos en las cuentas bancarias, es necesaria la aportación de fondos por parte de la Federación de Clarisas de Nuestra Señora de Aránzazu», aclara la archidiócesis.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
35 comentarios en “Las ex monjas clarisas de Belorado expulsan del Monasterio al falso obispo Pablo Rojas y al ‘cura’ coctelero
  1. ¿Once nóminas?

    ¿Más las diez monjas, son 21 personas necesarias para mantener el monasterio?

    La ex abadesa llevaba décadas pidiendo donativos. Sé de señores muy mayores de Madrid que no la conocían de nada y recibían continuamente cartas de ella, pidiendo o agradeciendo el donativo. Pensaban que el convento se les estaba cayendo encima y necesitaban dinero para arreglarlo.

          1. Pregúntele a Juan,
            que està en el ambiente,
            conoce a la gente
            Y sabe hacer plan.

            Pregúntele a Juannnn
            Pregúntele a Juannnn
            Porque de la panda
            es el capitàn.

            Y Olé!!!

  2. «tanto Pablo Rojas como José Ceacero ya no se encuentran en el monasterio por lo que las es religiosas está desprovistas de cualquier auxilio y atención espiritual.»

    Así que porque estos dos ya no están, ahora están desprovistas de auxilio y atención espiritual. Más bien a partir de ahora podrán buscar auxilio espiritual que era imposible con esos dos. Veamos cuál es el siguiente capítulo del culebrón.

  3. No entiendo ni la estrategia del abogado ni nada de nada.

    Ahora echan a sus líderes? Por qué? Ojalà se hayan arrepentido y vuelvan a la Iglesia pero es todo un poco raro, no? Sin ser católicas y sin líderes de la pia unión, qué les queda?

    Y por qué el abogado les pide que echen a los líderes? En qué les favorece eso?

    Algo ha pasado que no sabemos, no?

    O yo no sé verle el sentido a todo esto.

    Muchos pagos, eso sí! Muchos gastos.

    En cualquier caso: ojalà vuelvan a la Iglesia. 🙏🙏🙏

    1. «No entiendo ni la estrategia del abogado»

      Igual es para recular y, pese a haber declarado que se iban de la Iglesia y negado públicamente haber sido monjas nunca (niegan sus votos religiosos), poder alegar que siguen siendo monjas de clausura (algo difícil de sostener con dos maromos –seglares, para más inri– dentro del convento). No va a colar, pero lo de antes aún menos.

    1. «para poder preservar legalmente su patrimonio inmobiliario»

      Nunca ha sido suyo, sino de la Orden. Si una monja se va de cualquier convento porque no quiere seguir siendo monja, no reclama a la Orden «su parte». Ni los curas que cuelgan la sotana pueden pretender quedarse en la casa parroquial como si alguna vez hubieran sido los propietarios. En ambos casos, se van con la maleta con la que llegaron.

    2. Más bien parece que les han pedido que dejen de hospedarse allí para no complicar el poder beneficiarse de la legislación que favorece la ocupación ilegal. Igual vuelven los domingos y festivos para seguir representando su función teatral.

  4. Todos estos intentos de nada les servirán a esas excomulgadas de Belorado. Ya no son clarisas, y por tanto no pueden seguir viviendo en ese monasterio. Deben ser desalojadas lo antes posible, y deben devolver todo el capital del que presuntamente se hayan apropiado al vaciar las cuentas.

    1. «deben devolver todo el capital del que presuntamente se hayan apropiado al vaciar las cuentas».

      Presumir que han vaciado cuentas es decir mucho, salvo que se tenga constancia.
      Y si así fuera, las cuentas las han llenado ellas trabajando y haciendo dulces.
      ¿O los dulces los hacia el obispo?
      «No le pondrás voz al buey que trilla», dice la Escritura.

      1. O tienen lo de los dulces, o no lo tienen. Ambas cosas a la vez no puede ser. No se entiende, pues, que «exigieran» al arzobispado, al que dicen no reconocer, que les pague seguridad privada, como si fueran actrices de Hollywood. Por otro lado, ninguna persona puede usar el logo y el nombre de la empresa a la que pertenecieron si se han ido. Que vendan dulces como «Sedevacantistas beloradas» u otra denominación. No pueden usar el nombre de «Clarisas» si no lo son, o les meterán un puro no sólo por ocupación ilegal de un inmueble contra la voluntad de su legítimo propietario.

      2. Quién como Dios: Diversos medios de comunicación han informado de que han vaciado las cuentas bancarias, y como esas cuentas pertenecen a la comunidad clarisa y no a esas mujeres, deberán devolver ese dinero.
        Ese dinero se ganó con el trabajo de toda la comunidad (no sólo con el de las cismáticas), y también con donativos de fieles. Y el fin de ese dinero era la comunidad clarisa, y como ellas se han separado de la Orden Clarisa, ya no son dueñas de ese dinero, y tienen que devolverlo.

  5. ACS : Yo creo que la expulsión no va encaminada a conservar la propiedad del Monasterio , que efectivamente es de la Orden, sino a preservar el poder de quedarse a vivir en él , como dice Sancho, de acuerdo con la ley actual , ya que pierden su modo de ganarse la vida , lo que equivaldría a perder su «empleo» y no tienen dónde ir , y ello las convierte en personas vulnerables.

    1. El problema (añadido) es que en el convento hay monjas que no se han ido de la Iglesia y siguen siendo clarisas (así como lo son todas las que quiera enviar allí la Orden). Es como si cualquier otro o k u p a pretendiera quedarse a vivir en una casa ajena… que ni siquiera está vacía (es decir, en la que ya hay gente dentro). ¿Cómo piensan impedir, por ejemplo, que vaya un sacerdote a celebrar misa al convento y a administrar los sacramentos a esas monjas, a lo cual tienen derecho (derecho fundamental recogido en la Constitución)? Al final, no sólo van a acabar las o k u p a s de patitas en la calle por orden judicial, sino que igual acaban condenadas por varios delitos y mudándose de las celosías conventuales a las rejas de un penal.

    2. Maria R

      Ah bien!

      La pia unión no les ayuda, no?

      Como aquel q le dice a su esposa: me voy con mi amante pero tú me pagas el piso 😅😅

      Pero en fin, a aquel que te pide, dale!

      Dios quiera que abran los ojos y vuelvan 🙏🙏🙏

  6. Tal vez las monjas han visto las muchas pruebas de las patrañas y fantasías de estos individuos, sin ir más lejos las falsedades que se encuentran en su página web.

    1. ¿Qué tiene que ver San Atanasio, Padre y Doctor de la Iglesia y autor de esa frase, con las o k u p a s apóstatas de esta noticia, que se han ido voluntariamente de la Iglesia (fuera de la cual no hay salvación) y dicen no ser ni haber sido nunca monjas? A usted se le pira mucho.

  7. Entonces, si lo que he entendido no lo he entendido mal,
    se separan voluntariamente de la Iglesia Católica, pero a través de un burdo comunicado dicen que el monasterio es suyo porque pertenece a la Comunidad de clarisas de Belogrado, pero ¿almas de cántaro?, ¿ no os habíais separado de la Iglesia? ya no sois clarisas. Fin de la historia. Es que la película no se sostiene de ninguna manera.

    1. Si pueden estar ellas y hasta ahora dos maromos seglares que han violado la clausura, no se entiende el toque sarcástico de su ridículo comentario. ¿No es usted partidario de que en los conventos haya no católicos (como las o k u p a s? ¿Por qué no budistas? Están tan fuera de la Iglesia como ellas. Así que, tranquilo.

  8. Es por consejo de los abogados. Como persona jurídica Comunidad de clarisas Belorado, titular ante el Registro de la Propiedad, el tema es claro. Existe un derecho de libre asociación y separación ante federaciones superiores (Iglesia Católica, en este caso).
    Pero la adscripción a la Pía Unión podía verse como un fraude de ley por el que una confesión podría hacerse con un inmueble ajeno.
    Ahora está todo claro. Un Juez de Primera Instancia estará ante lo que diga el Registro de la Propiedad. OLE por esta monjas tan valientes.

    1. «Como persona jurídica Comunidad de clarisas Belorado, titular ante el Registro de la Propiedad»

      ¿Quien le ha engañado a usted? En el Registro de la propiedad no consta tal cosa. Y, aunque constase, quien ya no es clarisa tampoco sería titular, sino sólo las monjas que no han apostado públicamente (comunicándolo en al menos dos burofaxes). Pueden hacer el paripé que quieran, pero las van a poner de patitas en la calle por orden judicial. E igual las condenan por impedir que las clarisas que aún quedan en el convento, puedan ejercer un derecho fundamental protegido por la Constitución (art. 16) y la Ley Orgánica 7/1980, de 5 de julio, de Libertad Religiosa, al negarles la asistencia religiosa (misa y sacramentos) impidiendo la entrada de sacerdotes en el convento, pese a que ellas han declarado no ser monjas por no haber emitido votos válidos. Y el derecho de asociación no ampara ocupar inmuebles de confesiones religiosas ajenas.

  9. ACS : Dios quiera, como muy bien dices, que abran los ojos y vuelvan. En el Diario de Burgos del 18 de mayo, le preguntaron a Sor Amparo, la «díscola», si creía que las hermanas volverían y contestó: «No lo sé , eso cada una es libre de hacerlo. Hay que orar mucho al Espíritu Santo para tener luz. Si no, no se puede tener luz. Estamos orando mucho por ellas para que puedan ver, pero yo no sé la decisión, no se lo que pueden hacer. Yo las respeto con toda el alma. Pero rezo mucho para que tengan luz». Y acerca de su salida del Monasterio dijo: «Fue una decisión firme, tenía que salir. Sobre todo para no pertenecer a esta secta, por nada del mundo». Por eso, es un paso enorme que los hayan echado, aunque desconozco si es de verdad o por una argucia legal, porque las sectas son manipuladoras y persistentes. Ojalá sea cierto que están desligadas de ellos, se arrepientan de corazón y vuelvan a la Iglesia. ¡ Que importante es pedir a Dios que nos conceda el don de la perseverancia final !

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles