El obispo de San Sebastián pide a los vascos votar el domingo por «la mejor opción posible»

Fernando Prado Ayuso
|

Este próximo domingo 20 de abril, los vascos están llamados a las urnas para elegir al próximo presidente del País Vasco.

La campaña electoral llega casi a su fin en un ambiente marcado de nuevo por la violencia y los ataques de los cachorros de ETA. Hasta casi una docena de partidos concurren a estas elecciones autonómicas vascas en la que las encuestas avisan que la izquierda proetarra de Bildu -cuyo candidato se ha negado esta semana a negar que ETA fuera una banda terrorista- puede ganar las elecciones.

Por su parte, el candidato del PNV -atacado esta semana por un hombre con gas pimienta- busca revalidar el pacto de gobierno con los socialistas.

La campaña electoral ha vuelto a quedar empañada por la falta de libertad que existe en Vascongadas donde de nuevo los candidatos y simpatizantes de VOX han sido agredidos, insultados y acosados en todo sus actos a lo largo y ancho de la geografía vasca. Incluso las mesas informativas que montaba el partido por distintos municipios necesitó de protección policial para evitar males mayores.

En medio de este ambiente de inseguridad y radicalidad extrema por parte del separatismo vasco, los ciudadanos están llamados a votar. Es preciso señalar, el silencio durante toda la campaña de los tres obispos vascos (Juan Carlos Elizalde, Vitoria; Joseba Segura, Bilbao y Fernando Prado Ayuso, San Sebastián) ante las actitudes violentas de de los abertzales.

El que sí se ha animado a lanzar una mínima orientación de voto ha sido Prado Ayuso, obispo de San Sebastián, quien a través de sus redes sociales ha invitado a todas las personas de la diócesis «a participar en las elecciones del próximo domingo». El sucesor de Munilla en San Sebastián, ha señalado que «se trata de elegir, a la luz del Evangelio, la mejor opción posible y considerar cuál es la que más se compromete a colaborar con los demás para buscar el bien común de todos».

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
11 comentarios en “El obispo de San Sebastián pide a los vascos votar el domingo por «la mejor opción posible»
  1. Yo sabiendo que no me sigue nadie, que no me escucha nadie, que no influyo nada…..mantendría la boca cerrada. La Iglesia en Guipúzcoa no es nada. Y los que van….saben muy bien a quien votar.

  2. Estar callado en el Pais Vasco es lo más facil y cómodo, pero hablar para decir que hay que votar al partido que más se parezca al evangelio, es algo que al menos agrada a Dios, para quién trabaja un Obispo.
    Perder la Fe, es perder la posibilidad de que Dios nos escuche.

    1. Desde que nos dio (o nos dieron los monseñores) por conceptuar a Dios como una especie de jubilata bobalicón, nos va de lujo a los católicos…

    2. Y que partido es ese que se parezca más al evangelio? Porque el PNV (el de las viejas leyes y Dios) el muy tradicionalista de Sabino Arana, un sectario nacionalista y misógino, que decía que «las mujeres eran como bestias de carga», ya no se parece en nada. Ha blanqueado a los etarras durante los últimos años, los ha traído a casa y los ha puesto en libertad. El PP es otro que tal baila y, el único que defiende la libertad religiosa, la vida y la Iglesia, es VOX, pero no tiene nada que hacer en esa tierra de desalmados.
      En fin, Sr. Ayuso (bilbaíno) no se a quien se referirá pero no creo que sea para que voten por Vox.

  3. La única opción de justicias ería pedirles la pena capital por alta traición, asesinato, envenenamiento, etc de las personas. Nunca jamás votar a ningún esbirro de estos ya que son bastante peores que los criminales que les mandan. Es triste y descorazonador el despiste, o lo que sea, que les pasa a los pastores del rebaño.

  4. Enrique pensaba que, en estos tiempos, apenas los obispos dejan oír su voz para ayudarnos a entender santamente todo lo que está ocurriendo. Sin quererlo recordó este sueño que tuvo tiempo atrás:
    De lejos veía lo que parecía ladera rocosa de un monte, pero al acercarse vio que no era una roca, sino un conjunto como de nueces gigantes, amontonadas en orden, que daban de lejos la sensación de roca compacta. La explicación era la siguiente: la roca es Cristo, y las semillas gigantes representaban los obispos de la iglesia, cuyo conjunto de lejos parece parte de la roca, el edificio de Cristo, pero de cerca se ve que no es así; de primeras parecen un todo uniforme, pero sólo son contiguos, permaneciendo en realidad independientes entre sí, y en segundo lugar son semillas enormes, destinadas a dar un inmenso fruto, pero muchas quedan finalmente sin fructificar.
    La finalidad del Cielo al conceder este tipo de sueños es siempre la misma: pedir con más dedicación por la iglesia.

  5. La traicionada de la Iglesia Vasca a los Españoles aun no se ha narrado convenientemente, pero pronto se hará.
    La Iglesia se declaró en 1965 enemiga mortal de España y los Españoles, no deberíamos marcar la casilla del irpf.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles