Los jesuitas se apuntan a la moda Hakuna

Jesuitas música
|

Un miembro de la Comunidad de Lanceros nos ha traído una simpática información. En esta Iglesia juvenil y dicharachera del lío del papa lioso, en esta Iglesia Hakunera hasta las cachas, en vez de hacer proselitismo y acercar al mundo a Cristo de lo que se trata es de hacer música, que es como hacer ruido. La música de Hakuna atrae a los jóvenes a Cristo y también a los bares de copas, no lo olvidemos. ¿Arregló Hakuna ya sus problemas con la marca?  

Evangelizar con la música es utilizar un lenguaje universal al que están pegados los jóvenes y los no tan jóvenes. Una evangelización basada en el sentimiento que no pasa de lo que siento, de lo que me hace sentirme bien, de lo que me da gustirrinin. Ánimo que ya llegarán las dificultades y la cruz. 

Tenemos, entre otras iniciativas, la moda de los musicales cuyo exponente en España es el cura Toño Casado dando la matraca todo el rato y haciendo dinero, que ya sabemos lo que pasó “33 El musical”. 

Como dice un miembro de la Comunidad de Lanceros, Toño Casado, al que le encantan los altares y los presbiterios para sus espectáculos, no sabemos si para decir misa, cuenta con todas las bendiciones, nos sospechamos que con algo más que bendiciones, de su menudencia el cardenal Cobo. Dicen que Casado le está poniendo música al pontificado del Papa Francisco. Va a producir un musical que se podría llamar “El Papa que armó el lío”. 

Los jesuitas no se iban a quedar atrás. Además, como dice otro miembro de nuestra Comunidad que le conoce bien, cuentan con un hombre orquesta, el P. José María Rodríguez Olaizola, escritor, poeta, rapsoda, responsable de comunicación de los jesuitas, de vocaciones, del coro y del canto. Como siga así terminará siendo Provincial de España. 

Aquí tienen al P. Olaizola en su nueva faceta de fundador del Hakuna jesuítico, que parece llamarse “Acoro”, gente unida con una pasión, cantar.

Pueden ver uno de sus ensayos y disfrutar de los bien que lo hacen: https://www.youtube.com/watch?v=gIHSmAdsPg4

O visitar la página web de esa iniciativa en este enlace: https://acoro.org/

Lo hacen, claro está, en la calle Maldonado, el Pentágono de los jesuitas en España. Estamos ansiosos por asistir a un concierto de la Hakuna jesuítica que, como ustedes mismos pueden comprobar, tiene una media de edad un poco más alta que la Hakuna auténtica.

¡¡¡Entre Hakunas y Toños Casado anda el juego!!!

Diego Lanzas

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
48 comentarios en “Los jesuitas se apuntan a la moda Hakuna
  1. Llevan medio siglo apuntándose a cualquier moda que sale, con tal de negar, sobre todo a sí mismos, la realidad que son. Y desangrándose de paso, claro. Lo que no tiene perdón en los jesuitas es que hayan arrastrado a su mismo sinsentido a casi toda la Iglesia…

  2. El padre Olaizola se ha cargado completamente la música sacra en su cada vez más vacía parroquia: hace tiempo que el más que digno coro que solemnizaba la misa de 13:00 se disolvió tras un sutil y continuado boicot por parte del igual de funesto párroco anterior, y desde hace meses el órgano de tubos de la iglesia brilla por su ausencia en las eucaristías dominicales, sustituído por moderneces blanditas que lo que hacen es pertubar el recogimiento y la solemnidad que debe imperar dentro de un templo.
    El hakunismo no es más que intentar disimular el enorme vacío que hay dentro sustituyéndolo por algazara exterior. Tras esos bodrios que cantan e incluso bailan sus adeptos se esconde una impostura total, falta total de piedad y superficialidad espiritual extremas.
    Tenía razón aquél que dijo que con el añorado Padre Maruri se murió el último jesuita. Si levantara la cabeza y viera en lo que se ha convertido su querida parroquia…

    1. «¿Cada vez más vacía parroquia»? Se nota que no pasa usted mucho por ella… (y los parroquianos actuales le agradeceremos que siga así)
      No hay nada peor que la nostalgia de quien se cree que solo lo que había en su pasado vale, y quien cree que sus gustos son Ley Natural.
      Allá usted si cree que sus comentarios son caridad o puro veneno.

      1. Paso mucho (cuando digo mucho es mucho) por ella desde hace más de treinta años, y pienso seguir haciéndolo. Hablo con conocimiento de causa. Los llenazos de las misas de 12:00 y de 13:00 de hace veinte años no se repiten en estos tiempos. Hablo de gente de pie, ocupando las naves laterales.
        Le aseguro que hablo desde la caridad, puede creerme, soy sincero. Me mueve la nostalgia de un espectador que ha visto cómo la música de su parroquia ha ido en declive desde que el empeño por llegar a todos los parroquianos ha incluido ritmos e instrumentaciones más propios de la música profana que de la sacra.
        Estoy de acuerdo con usted en lo de los gustos, tiene toda la razón, y no me creo en posesión de la verdad, sólo manifiesto mi disgusto como hace todo participante en estos foros. Lo mismo que le digo que tampoco su opinión es Ley Natural, y también que existe el buen gusto y el mal gusto. Cada uno piensa que el suyo es el bueno, como en todo.
        Siento que mi comentario le haya molestado.

        1. Vaya cualquier domingo a la misa de 13,00h y verá si hay o no hay gente de pie ocupando las naves laterales. Es muy fácil hablar de oídas y faltar a la verdad, o por malicia o por ignorancia. Si es por malicia, malo. Y si es por ignorancia, entonces ¿por qué hablar? Y sí, ciertamente, su comentario me ha molestado. Conozco al padre Olaizola y a otros jesuitas actuales y veo cómo trabajan y se desviven. Puede que no sean de su estilo. Pero ¿de verdad se atreve usted a decir en público que no son verdaderos jesuitas? Es terrible el grado de soberbia y de falta de respeto que se ha instalado en supuestos buenos cristianos. ¿De verdad es eso caridad? No tiene que disculparse conmigo, sino con ellos.

          1. JOEL
            Sosieguese, porque en dos comentarios ya esta usted repartiendo carnets de malo, de ignorancia, de soberbia, de jesuitez y por supuesto de ley natural. Lo hace desde una atalaya en las que nos ilumina a los ignorantes, soberbios..etc. El problema es que ser jesuita es seguir al fundador, un tal San Ignacio, que igual lo ignora. ¿Ha leido usted las obras de San Ignacio? ¿Ha leido algúna biografía del mismo? no hace falta que me conteste, ya se la respuesta por sus comentarios. No ha leido nada, porque si lo hubiera hecho sabría que Olaizola no se parece en nada a lo que preconizaba su fundador. Pasa en muchas congregaciones y en la misma Iglesia, donde hay Obispisimos y cardenalisimos empeñados en enmendar la plana a Cristo, afirmando que se puede comulgar en pecado.
            Sea prudente, tenga un poco de pudor y no difunda tan abiertamente su ignorancia.

          2. Joel, Estas misas Hakuneras ( hagan lío) bien podrian ser fiestas de la disco más cercana o estar tomándose un carajillo en el bar de al lado, total que más da, ni ellos se darian cuenta. Acerca del buen o mal gusto se la musica que acompaña la celebración de la Santa Misa, nada que añadir solo lo estipulado por el CVII , ese que muchos solo mientan para lo que les viene bien pero que de ningún modo cumplen. Recuerdo que la Misa es el sacrificio cruento de Nuestro Señor revivido y no la feria del pueblo. Es una vergüenza. Respecto a lis llamados jesuita, si San Ignacio levantase la cabeza!
            Aquí el que tiene enorme soberbia es usted.

        2. Jaroma, lo que han hecho en Maldonado es un crimen. También con la remodelación de la iglesia. Pero tampoco es una novedad. Es la línea natural de los jesuitas actuales.

        3. Completamente de acuerdo. La remodelacion del templo lo ha convertido en un mausoleo frío pero la música ha rematado su función al servicio del recogimiento y la oración. No es que sea moderna (ojalá) es que ni es música ni es poesía. Un despropósito que los sucesores tendrán como tarea demoler.

    2. El padre Maruri, al que también yo tuve la suerte de conocer, se sentiría avergonzado de comentarios como el suyo. Ciertamente comprendería mucho más a los jesuitas de hoy que a los feligreses que se han quedado anclados en la parroquia de otra época y otra sociedad, y gimotean porque ahora las cosas son distintas. Me pregunto si su propia familia es hoy en lo religioso como las familias de los años 80 y 90. Ya está bien de este matonismo de los foros.

  3. Vaya novedad… Olaizola lleva con esto de la música desde antes de que Manglano llegara a San Josemaría. Hay miles de vídeos en internet. Cristóbal Fonés y él ya tienen una edad y se han dedicado a esto desde hace muchos años. En este blog de incultos no se han dado cuenta de que Hakuna no es sino un revival de algo que pasa en España desde los años 70. Ayer era Hillsong, antes de ayer Brotes de Olivo, antes fueron Espinosa & Co. Cada década tiene su grupo. Pero no se olviden del decadente barroco que dio lugar al decadente romanticismo… La vida está hecha de modas. Eso mueve la pasta. No sé de qué se escandalizan…

    1. En efecto, unas modas dan los motetes de Tomás Luis de Victoria o el ‘Stabat Mater’ de Pergolesi, y otras «Sabed que vendrá» de Bob Dylan, ejem, «Padre Nuestro tú que estás», de Simon & Garfunkel, más o menos, «Resucitó» de Kiko Argüello o «No podemos caminar», del inquieto Cesáreo Gabaráin…

  4. Si de verdad pensáis que el problema de los jesuitas es que utilizan la guitarra y el canto vocal, permanecemos bastante desnortados. Y lo mismo pasa con la música de Hakuna, que te puede gustar más o menos pero ayuda al recogimiento y a la expresión de fe a muchos fieles. El término «moderneces» es curioso, ¿utilizamos antigualla para la música de órgano? ¿Solo es sacra la que se hace con ese instrumento?

    1. Pues tristemente es así….
      El OD tocó techo, y Manglano vació los centros y los clubes. Atrajo a muchos de sus miembros que, tocados por su eclesiología de ser un club dentro de la iglesia con pretensiones de jerarquía en el que se vive una espiritualidad muy formal que no llena la aspiraciones de plenitud del corazón del joven. Así nace hakuna, un emotivismo musical con una formación muy flojita.
      Y los sj, algo parecido pero por la izquierda. Una espiritualidad, que ya no lo es. La opción por la justicia que hicieron tiene su paralelo en la formación desde lo inmanente sin el criterio sobrenatural de profundizar con la razón en la revelación. Todo critica a lo católico, no hay más que ver los temas que se tratan en las CVX que sienten más contra la iglesia que en la iglesia. Esta crítica desde lo mundano tampoco llena el corazón del joven que busca a Dios.
      Curioso que andas realidades se deslicen hacia la emotividad de la música…

      1. La Iglesia lleva 60 años formando maravillosos protestantes.
        ¿Quiere comprobarlo?
        Pruebe a hablarles del doma de fuera de la Iglesia no hay salvación y le dirán que falta a la caridad con los hermanitos separados.
        Dígales que solo los santos entran en el cielo y le dirán que no conoce usted la misericordia de Dios.
        Pregúnteles qué es la fe para ellos y le dirán que un algo que sienten en el pecho (¿gases?).
        Pregunté que es la Misa y sorpréndase.
        Así hasta el infinito…

        1. Se salvan los que mueren en gracia de Dios, aunque tengan que pasar por el Purgatorio. Sí, luego de eso se supone que ya serán santos, y entonces sí, sólo los santos entran en el Cielo. Pero hay que explicarlo un poco.

          1. Está clarísimo para un católico.
            ¡Procurad la paz con todos y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor! (Hebreos 12:14).
            No se habla del Purgatorio, y si se hace, es como el que espera en la sala del dentista.
            Decía San Cirilo que mejor es soportar todos los tormentos de la tierra durante una vida entera que un solo día en el purgatorio. En términos parecidos se expresan San Agustín y otros padres.
            De ahí las promesas de la Santísima Virgen a quienes lleven con devoción el escapulario y de la Coronilla de San Miguel.

  5. Pues tristemente es así….
    El OD tocó techo, y Manglano vació los centros y los clubes. Atrajo a muchos de sus miembros que, tocados por su eclesiología de ser un club dentro de la iglesia con pretensiones de jerarquía en el que se vive una espiritualidad muy formal que no llena la aspiraciones de plenitud del corazón del joven. Así nace hakuna, un emotivismo musical con una formación muy flojita.
    Y los sj, algo parecido pero por la izquierda. Una espiritualidad, que ya no lo es. La opción por la justicia que hicieron tiene su paralelo en la formación desde lo inmanente sin el criterio sobrenatural de profundizar con la razón en la revelación. Todo critica a lo católico, no hay más que ver los temas que se tratan en las CVX que sienten más contra la iglesia que en la iglesia. Esta crítica desde lo mundano tampoco llena el corazón del joven que busca a Dios.
    Curioso que andas realidades se deslicen hacia la emotividad de la música…

    1. Mucho sentimentalismo, mucho brincar y gritar, mucho histerismo y nula profundodad espiritual. Están muy vistos ya estos inventos. Cuando vuelva el Hijo del hombre ¿Encontrará Fe en el mundo? Pero éstos ni se han enterado de determinados aspectos importantes del Evangelio….. ni se quieren enterar.

      1. Leoncio, su comentario huele a naftalina. Algunos comentarios que critican una supuesta falta de profundidad espiritual en los movimientos actuales de la Iglesia, revelan un avinagramiento de aquel que desde su lúgubre y maloliente habitación sombría, se dedica a mirar por la ventana y a despotricar de aquellos que disfrutan del sol, el viento fresco y la creación.
        ¡Cuanta falta de Amor! ¡Qué lástima de espíritus carcomidos por la amargura, impropios de la religión del Resucitado!
        ¡Cuánto hay que rezar por Vds!

  6. Estamos asistiendo a un empobrecimiento del sentido, contenido y razón de ser del Evangelio. Cuando ponemos el acento en la música, en las formas, en los lloriqueos, sensibilidades quinceañeras, espectáculos, letras pueriles, abrazos, besos y ternura…las consecuencias o la lectura los las siguientes: DIOS NO BASTA. Y por lo tanto, estas iniciativas, pretenden eso: SIN NOSOTROS imposible. Me quedo con la tradición y belleza de la Iglesia. Con sus expresiones y sus cantos milenarios. Todo esto pasará y quedará lo auténtico. ¿Pocos? Pero auténtico. ¿Sirve de algo estas escenografías si se convierten ellas en el centro y obvian lo demás? Para pensarlo.

    1. Quién se acuerda de «El diluvio que viene», que erizaba literalmente el vello de curillas y monjas desmelenadas que nos daban Religión en los institutos, luego secularizados y hoy venerables abuelos…
      «Un nuevo sitio a disponer para un amigo más. / Un poquitín que os estrechéis y se podrá sentar…»
      Qué místico y profundo todo…

  7. En general, coincido con las opiniones de la Comunidad de lanceros en el fondo, nunca en la forma: si muchos de los que la constituyen son sacerdotes, deberían hacérselo mirar en cuestiones de caridad, pues están de más las bromitas, los motes y demás chabacanería que suelen emplear. En el caso de Hakuna, sin embargo, discrepo en todo. ¿Que utilizan las emociones para ganar seguidores jóvenes de Cristo? Sí. ¿Y qué? En el mundo de hoy, las emociones son el cauce por el que se llega a los jóvenes. Puede que no nos guste, pero así es. Y no es cierto que los miembros de Hakuna no tengan formación: conozco a muchos y mi propia hija va a sus actividades a menudo. A los jóvenes de hoy se les gana por el corazón y luego viene la formación: muchos que ni siquiera han oído hablar de Cristo, se unen a estos jóvenes y, con el tiempo, los que están formados contagian y enseñan a los que no lo están. Otros, van por la alegría que allí ven, pero no se abren a ser formados. Así ha sido siempre.

  8. Qué pena da ver «católicos» instalados en el odio y el desprecio a lo que otros católicos hacen. Qué soberbia disfrazada de rectitud. Y qué cerrilidad al pensar que la única forma de acercarse a la fe es la suya. Quizás deberían mirar más a Jesucristo y menos a sus álbumes de fotos.

    1. A lo mejor es que hemos sido conejillos de Indias desde bien pequeños de todos estos santones del clero y las órdenes, de sus experimentos sin gaseosa, de sus neuras y contraneuras, de sus caprichos beatos y un minuto después anti-beatos… Pero nunca de la fe y la lealtad a Dios que jamás han querido tener, sin querer dejar tampoco paso a quienes sí las tenían.

    2. Vaya, los partidarios del «entusiasmo» hakuniano también se muestran despreciativos con los defensores de la Tradición, y luego acusan. Yo seguiré intentando mejorar desde mi trinchera, no queda otra

  9. ME parece sucio comparar esa cosa de los jesuitas con Hakuna. No me gusta el nombre, pero las letras de las canciones de Hakuna son doctrina real sin teologuchos de pacotilla Cristeando el cosmos con tonterías. EL centro de Hakuna es el mismo que el de todos los católicos de verdad: Los sacramentos, con especial énfasis en la Eucaristía, como eje realista de la evangelización. No soy de Hakuna, mis hijos acuden a sus adoraciones sin ser de Hakuna… A lo de los jesuitas dudo muchísimo siquiera que se acerquen… y al musical ese de 33 tampoco. Saben diferenciar el sentimiento de la letra de las canciones y el centro de sus propias vidas: A partir de la Eucaristía comienza su todo.

    1. Pues los de la foto de arriba veían «Aplauso», «Tocata», «La juventud baila» y algunos seguro que «Gente Joven» y hasta el Festival de la OTI, así que si no querías naftalina…

    2. Lo que no huele a naftalina acaba tan apolillado, como los jesuitas. Por cierto, no es naftalina, es incienso, que es lo que mejor va contra los bichos con cuernos.

      1. No quiero saber que pensareis de las pinturas medievales del techo de la catedral de Valencia.

        Seguro que el pintor era un modernista pintado ángeles tocandoel laúd y la guitarra.

        1. Lo pagó Rodrigo Borja. Futuro Alejandro VI. Se tapó cuando se pudo y por eso no lo quemaron tus amigos republicanos. Por cierto, es renacimiento no medievo. La primera muestra del renacimiento de España. Son ángeles por lo que son pinturas de bien. Los jesuitas hacen rupnikadas con piedrecitas de colores antes de irse al catre con sus dirigidas espirituales abusando de ellas, decir que no es pecado, sin dejar de ser consultor vaticano. Alejandro VI pecaba sabiendo que era pecado… no como los jesuitas de ahora que dicen y hacen con…bueno. Todos sabemos lo que dicen, lo que hacen y con quien lo hacen.

  10. Enésima adaptación a los gustos de la década con el correspondiente efímero entusiasmo inicial y posterior abandono con saldo neto negativo del experimento y vuelta a empezar. Llevamos así 60 años pensando que la nueva novedad salvará a la Iglesia de la decadencia pero al final la acentúa.

    Quizá algún día, alguien con poder en la Iglesia se de cuenta que el cristianismo y las religiones en general tienen códigos propios que son los que atraen a los fieles mientras que los usos profanos en contextos sacros los repelen.

  11. Tengo curiosidad por saber cómo pretende justificar Diego Lanzas en el juicio universal el servicio a la Iglesia y a la caridad que supone llamar bajito al cardenal arzobispo de Madrid y denigrar a un grupo de laicos y sacerdotes que se juntan para cantar por el hecho de hacerlo en la parroquia… Todo bajo un seudónimo. De verdad que espero que tenga una respuesta adecuada cuando el fuego se acerque.

    1. ¿Diego Lanzas un seudónimo? Un seudónimo es «Perplejo89».

      Y no necesita esperar hasta el Juicio universal para saciar su curiosidad sobre la altura del cardenal arzobispo de Madrid: dese un garbeo por la catedral de la Almudena y compruébelo usted mismo. En cuanto a lo dicho sobre Hakuna y los jesuitas, ¿es mentira?

      1. La verdad sobre Hakuna es que nunca dicen lo central de ellos y es que es un engaño desde el principio, son financiados por el núcleo del Opus que es la Caixa y la sociedad opaca que financia la Villanueva, que es el nucleo del Opvs. Y compran a su expulsado un terreno con tres casoplones en Las Rozas.

        Miren en el canal de agora cómo trata el Opvs a sus exmiembros. Y dejen de creer cuentos.

        Pero eso Ariza nunca os lo contará.

        Y a la peña le cuentan que Manglano ha sido expulsado del Opus, que se ha ido pero resulta que le financia un casoplón.

  12. No soy de Hakuna pero he ido un par de veces a sus adoraciones por curiosidad y todo lo que he visto era correcto. He visto jóvenes de Hakuna después participar en misa entre semana, el via crucis en Cuaresma y otras actividades parroquiales.
    Pienso que el concierto sirve para atraer a la gente más alejada y me pareció fantástico que se cantara sobre la Resurrección, por ejemplo, en el centro de Madrid abarrotado con el despliegue de citas del Evangelio…etc, creando visibilidad sobre la fé. Después habrá naturalmente que formarse (el que no lo esté ya). Con que uno sólo de todos esos jovenes alejados de la feque asistieron al concierto se le generen inquietudes que le lleven a ponerse en un camino de conversión, ya valió la pena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles