El Vía Crucis romano se celebra sin la participación del Papa

Vía Crucis Coliseo
|

Un año más el Papa Francisco tuvo que cancelar una celebración crucial por motivos de salud. Como el año pasado, ayer decidió no participar en el viacrucis del Coliseo. Pero esta vez la cancelación llegó en el último momento.

Ya se había colocado el trono blanco iluminado en la colina frente al Coliseo cuando se tomó la decisión: el Papa, de 87 años, no iría al Coliseo a presidir el Vía Crucis en medio de la humedad, temperaturas frescas de primavera.

Como el año anterior, debido a su mala salud, tuvo que quedarse en su apartamento de Santa Marta y observar desde allí la impresionante procesión. Ante la elección de arriesgarse a asistir a las misas de Pascua o renunciar al Vía Crucis por precaución, eligió lo último.

La decisión fue aún más dolorosa porque era la primera vez en once años como Papa que él mismo escribía el texto del Viacrucis. Juan Pablo II escribió él mismo por última vez el texto del Vía Crucis en el Año Santo de 2000. Miles de participantes en la procesión que recordaba el sufrimiento y la muerte de Jesús en Jerusalén quedaron sorprendidos por su ausencia, al igual que los representantes de la iglesia y los medios de comunicación presentes.

En el sitio web del veterano vaticanista Marco Tosatti, Stilum Curiae, un colaborador se pregunta por esas “molestias y dolores que le golpean cuando se acercan las celebraciones del Novus Ordo, la rodilla de la lavandera que se agrava cuando tiene que hacer una genuflexión ante Nuestro Señor y se evapora cuando tiene que lavarle los pies a un preso transexual”.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
11 comentarios en “El Vía Crucis romano se celebra sin la participación del Papa
  1. Los que rechazan la Cruz no se salvan. La Cruz es indispensable para resucitar en Gloria. La Cruz va unida a la Resurrección, no se pueden separar. Por eso el diablo y sus títeres quieren destruir las cruces y eliminarlas de todos los lugares. El diablo sabe que fue vencido por el sacrificio de Jesucristo en la Cruz. Ber-go-glio, no quiere cargar con su cruz porque no quiere salvarse. La masonería en uno de sus estúpidos rituales pisa la cruz como acto de fidelidad al gran arquitecto, que es el diablo. En el Valle de los Caídos no persiguen los edificios para convertirlos en lugares de ocio-que también-, lo que persiguen es destruir la Cruz, la odian.
    El falso evangelio censura la cruz, pero el verdadero está escrito: coge tu cruz y sígueme. S. Mateo 16,24.
    Cargar con la cruz es levantarse cuando hemos caído en el pecado, confesar nuestros pecados y recibir su cuerpo y sangre para seguir caminando. Es amar a Dios por habernos salvado y amar es cumplir sus Mandamientos, Romanos 13,10.

    1. Es que por miedo a que papá Lucifer lo desfavorezca, él, como su dilectísimo hijo, lo sirve día y noche, especialmente, cuando se trata de Semana Santa.

  2. Hoy leo en Abc amplia entrevista del Papa revelando secretos de Cónclaves. O sea faltando al juramento solemne de secreto q hacen los cardenales.

    1. Para colaborar en la destrucción siempre está dispuesto. Este Vía Crucis era pot lo visto de hablar cosas católicas (no lo escuché ni pienso), nada de inclusividad, timo climático, madre tierra o gays y más gays, no le interesaba lo de hablar en católico y se escaqueó…

  3. Al Papa se le ve demasiado fatigado y envejecido. Si ya no se siente capaz de soportar el enorme peso y responsabilidad que conlleva ser Papa, debería plantearse la dimisión, por mucho menos dimitió Benedicto XVI.

      1. Puede que tengas razón, que los masones intenten eliminarlo si desobedece, pero para el tiempo que le queda, no sé si le merece la pena soportar tanto sufrimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles