El cardenal Zuppi pide a Meloni que se centre en los más débiles

cardenal Zuppi Benedicto XVI Cardenal Zuppi
|

Con escaso entusiasmo ha reaccionado la Conferencia Episcopal italiana a la victoria de Giorgia Meloni.

El presidente de los obispos italianos, el cardenal Zuppi ha declarado que “Italia necesita el compromiso, la responsabilidad y la participación de todos”.

En el llamamiento del Consejo Episcopal Permanente, que se difundió en vísperas de las elecciones, los prelados italianos subrayaron la importancia de involucrarse en el futuro del país. «Lamentablemente, debemos observar con preocupación el creciente abstencionismo que ha caracterizado esta vuelta electoral, alcanzando niveles nunca vistos en el pasado», dice Zuppi quien añade que «es el síntoma de un malestar que no se puede archivar superficialmente y que, por el contrario, debe ser escuchado».

Ante este escenario, la Conferencia Episcopal italiana renueva «con mayor convicción la invitación a “ser protagonistas del futuro”, conscientes de que es necesario reconstruir un tejido de relaciones humanas, del que ni siquiera la política puede prescindir».

El purpurado italiano pide a Meloni  que «cumplan su mandato con una «alta responsabilidad», al servicio de todos, empezando por los más débiles y más desfavorecidos». Además, Zuppi cita la que considera que es “la agenda de los problemas de nuestro país como la pobreza en constante y preocupante aumento, el invierno demográfico, la protección de los mayores, las brechas entre territorios, la transición ecológica y la crisis energética, la la defensa del empleo, especialmente para los jóvenes, la acogida, protección, promoción e integración de los migrantes, la superación de los trámites burocráticos, las reformas de la expresión democrática del Estado y de la ley electoral”. Estos son algunos de los desafíos que el país italiano está llamado a enfrentar de inmediato, según el presidente del episcopado de Italia.

«La Iglesia, como ya ha reiterado, «seguirá indicando, con severidad si es necesario, el bien común y no el interés personal, la defensa de los derechos inviolables de la persona y de la comunidad». Por su parte, en el respeto de la dinámica democrática y en la distinción de roles, no dejará de hacer su aporte a la promoción de una sociedad más justa e incluyente», concluye la declaración del cardenal.

La victoria de Meloni: del no al aborto a la defensa de la familia natural

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
9 comentarios en “El cardenal Zuppi pide a Meloni que se centre en los más débiles
  1. Se centrará en los más débiles… italianos, dado que será quien presida a Italia.

    Las naciones son entes soberanos, y se nutren de presupuestos que pagan sus nacionales. Un gobierno puede, e incluso debe si tiene cristianos en su seno, fomentar y facilitar la beneficiencia cristiana, pero no puede dilapidar su presupuesto en dar prestaciones a no italianos cuando los propios italianos padecen serias carencias. Es un principio de justicia elemental.

    Por lo demás, la noción de «debilidad», en nuestros tiempos, debe ser precisada, para no caer en manipulaciones infundadas: el bebé por nacer es un ser débil, la madre que ha quedado viuda, el italiano que ha quedado en paro, el trabajador que por accidente ha quedado impedido para su trabajo anterior… No vayamos a caer en propaganda facilona que pinta de «débiles» a hombres adultos y sanos que forman parte de una estrategia de agresión militar en forma de guerra híbrida.

    1. Será que Zuppi no considera como los más débiles, a los más pequeños e indefensos, asesinados en el vientre de sus madres.

      Esperemos que Zuppi no llegue a ser Papa.

  2. Menudo payaso el cardenal Zuppi. Se refiere a los inmigrantes, a la energía y no sé a cuántas cuestiones más en las que los católicos pueden legítimamente tener opiniones distintas y, en cambio, ni media palabra sobre el aborto o la ideología de género. Lo que deberían hacer él, el Papa y demás mentecatos que desgobiernan la Iglesia es montar un partido ecologista y dejarnos en paz a los católicos.

  3. Ohhh.. que dice este cardenal, le pide que se centre en los más débiles, es decir, le pide a quien se dice cristiana que practique el Evangelio… este cardenal debe estar loco para pedir eso, porque el supuesto cristianismo de esta señora se centra en no se que tradiciones moralistas (que ella misma incumple viviendo en pecado) y el Evangelio le suena a panfleto comunista del NOM…están locos estos cardenales que leen y además se creen lo que pone el Evangelio.

    1. Marcos, tu particular Evangelio es lo que suena a panfleto neomarxista, no el Evangelio de los cristianos.

      Es ese mismo «Evangelio» que aplica eutanasias a ancianos débiles y extermina a bebés en el seno de sus madres por un falso «derecho a decidir».

      La trampa radica en que tu consideras «d´ébil» a quien no lo es, y en cambio, justificas el exterminio de auténticos débiles al amparo de neoderechos de género.

    2. BOBARCOS
      Es una majadería que un anticatólico como tu pretenda darnos lecciones de Evangelio o de cristianismo.
      El problema es que además pretendes darnos lecciones de política.
      No se como decirtelo suavemente, no estamos para tonterías.
      ¿Por cierto quien eres tu para juzgar si la MELLONI vive en pecado? Eso ya es una chorrada sideral.
      Y por cierto antes de hablar del Evangelio convendría que te lo leyeses, asi mientras estas un tiempo entretenido no dices bobadas.

    3. «Ohhh.. que dice este cardenal, le pide que se centre en los más débiles, es decir, le pide a quien se dice cristiana que practique el Evangelio…»

      Si hace éso, sería contrario a lo realmente deseado por este cardenal (y por usted), pues los más débiles son los italianos invadidos, los trabajadores a los que se disminuye el salario porque hay africanos que lo hacen 10 veces más barato, las personas robadas o violadas por pandillas de menas, los propios inmigrantes que, por culpa de dicha inmigración ilegal mueren en el mar para que se forren de dinero oligarcas europeos y traficantes de seres humanos (sin mencionar que gran parte de esos inmigrantes están condenados a la indigencia o la delincuencia para sobrevivir aquí), etc., etc. No, este cardenal no debe estar loco: es un hipócrita, como usted, que no aloja a ningún inmigrante en su casa, ni seguramente les dé un céntimo de su bolsillo, mientras fomenta todos los crímenes mencionados.

  4. Si yo fuera Meloni, creo que contestaría a Zuppi:

    «Su Eminencia, no se preocupe, pues los gobiernos de nuestra ideología somos los más eficaces en ayudar a los más débiles, incluidos los no nacidos. Con nuestras políticas hay crecimiento económico y creación de puestos de trabajo que es lo que mejor acaba favoreciendo a los más pobres. Además Su Eminencia, es nuestra política que se cumpla la ley sin lo cual no hay progreso ni paz social y es por eso por lo que vamos a perseguir a la inmigración legal y favorecer a la legal».

    «Debería Su Eminencia hacer ver a quien corresponda que no se deje engañar por los líderes de la izquierda y del comunismo que de boquilla dicen defender a los más débiles pero que en la práctica consiguen lo contrario».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles